Breves de Amores: Lola Mora

Cuando Lola Mora conoció a Luis Sabá Hernández, le llevaba casi veinte años. Pese a la oposición de las familias, la pareja siguió adelante. Saba Hernández era hijo de un ex gobernador de Entre Ríos y ella ya era una escultora consagrada. Para casarse falsearon los datos, Lola, de cuarenta y dos declaró treinta y dos, y Sabá Hernández de veintidós dijo que tenía veintisiete. La diferencia real de veinte años pasó a ser de apenas cinco. No sería tan difícil después, engañarse a sí mismos.  De todas maneras, y pese a las infidelidades de él, lo mal que terminó la pareja, la pobreza en la que terminó sus días, Lola terminó sus días llorando en su cama por sus “hijitas”, Las Nereidas. Pero sólo nombre pronunciaba antes de morir, “Luis”. Él la visitó, todavía inconsciente, le dijo algo al oído, y a la semana Lola murió.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email