ALMACENES BONAERENSES QUE INVITAN A DESCUBRIR HISTORIAS Y SABORES

Los almacenes de ramos generales son un viaje en el tiempo y proponen a sus visitantes un encuentro con personajes, objetos y relatos sobre la identidad de los pintorescos pueblos de la provincia de Buenos Aires.

Recorrer Baradero, Coronel Suárez y General Belgrano es un viaje a través de las historias de estos sitios que, durante el siglo XIX y principios del XX, fueron el centro de la vida social de parajes y pueblos rurales.

Crédito: Municipio de Baradero

El ícono de Baradero

Hacia 1880 el almacén de Don Esteban Peralta era el lugar de encuentro de los trabajadores rurales, quienes debían recorrer varios kilómetros para llegar allí y abastecerse con diferentes productos.

Pasaron los años y el establecimiento se unió al club atlético “El torito”, escenario de incontables bailes de navidad y Año Nuevo, y de calurosas jineteadas. Además, ofrecía canchas de fútbol y allí funcionaba el único teatro de la zona.

En el edificio con forma de capilla, ladrillos de barro y adobe, y pisos de pinotea, se pueden saborear picadas y tragos en sus extensos mostradores. También se pueden adquirir productos regionales, dulces y quesos caseros, ropa de campo, objetos de talabartería, aperos gauchescos y alpargatas.

El lugar funciona como una fuente inagotable de historias y anécdotas. Personajes como Camila O´Gorman, el padre Ladislao y hasta el mismísimo general San Martín pasó por allí con sus granaderos poco antes del Combate de San Lorenzo.

La construcción fue declarada sitio de interés Patrimonial, Social y Cultural por el municipio local y, en 2006, el Correo Argentino emitió la primera edición del sello postal de Baradero con la imagen del paraje “El torito”.

Crédito: Municipio de General Belgrano

Aroma fundacional

En el pueblo turístico de Santa María, partido de Coronel Suárez se encuentra” La casa del fundador”. Se trata de la primera construcción que los alemanes procedentes del Volga levantaron en estas tierras en 1887.

Cruzar la puerta de acceso es un viaje al siglo XIX: carruajes, herramientas, una bomba de agua manual en el patio y la decoración añeja del ambiente. Sus propietarios se visten con la indumentaria tradicional, bailan danzas típicas, cantan en alemán y cocinan en horno de barro.

En “La casa del fundador” se pueden probar platos alemanes y cerveza artesanal de elaboración propia. Actualmente, trabajan solo con reserva previa.

 

La historia en una casona

En Villa Iriarte, uno de los barrios más antiguos del partido de General Belgrano, se levanta “El almacén”, una casona que, entre sus paredes, atesora momentos de la historia local.

En 1907 funcionó en esa esquina el café y bar “Buen gusto” en el que funcionó el primer cine que atrajo el interés de los habitantes de este incipiente pueblo.

La decoración del lugar se caracteriza por bellos vitreaux, utensilios de tiendas de ramos generales y antiguos carteles que, junto con los muebles de madera, otorgan un clima de calidez y transportan a los turistas a otra época.

Tres propuestas tentadoras para escaparse un fin de semana, sumergirse en historias desconocidas de los parajes de la provincia y emocionarse con una comida o una canción.

Más información en buenosaires.tur.ar

Crédito: Municipio de Coronel Suárez
publi-abajo-notas
Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email