EN ARGENTINA, LAS MUJERES TENENOS MENOS DE LA MITAD DE LOS BIENES QUE LOS HOMBRES.

Herencias condicionadas por mandatos patriarcales, una brecha marcada en los ingresos entre hombres y mujeres., poner el inmueble a nombre del hombre a la hora de la firma de las escrituras, son solo algunas de las causas que la Presidente de Mujeres Empresarias  FECOBA y contadora Elisabet Piacentini señala a la hora de dar los fundamentos de estos datos que abruman.  

En Argentina, un estudio reciente revela que el Impuesto a los Bienes Personales, los alcanzados son: 66 % varones y 34% mujeres.  Y si valorizamos los bienes, ese valor baja a solo 28%.

Hábil lectora de estas cifras, Piacentini, advierte que estos datos que a simple vista son solo impositivos, dejan ver una realidad donde la desigualdad de oportunidades  que queda al descubierto.

¿A qué se debe?  

“La ley de impuesto a los bienes personales, en su origen, decía que “los bienes gananciales correspondía atribuirlos al marido… excepto que…” y allí mencionaba un par de excepciones. Cuando se comenzó a redactar el nuevo Código Civil y Comercial, llego el reconocimiento del matrimonio igualitario y allí AFIP se modernizó y lo cambio a través de una circular en el 2011.

Pero la realidad es fuerte-remarca Piacentini, el estudio referido del Centro de Economía Política Argentina, muestra actualmente una distribución de bienes muy asimétrica entre géneros  tomando como base  las declaraciones del impuesto a los bienes personales del año 2018 presentadas en AFIP”. 

Elisabet Piacentini

Varios temas se confabulan y son importantes tener en cuenta a la hora de leer los números con perspectiva de género. Estereotipos que también inciden a la hora de testamentar bienes, desigualdades, brechas de ingreso que ponen en inferioridad de condiciones al momento de poder adquirirlos, las dificultades para acceder a los créditos bancarios para la compra. En resumidas cuentas, datos que son también eco de la ausencia de inclusión financiera.

Sumado a todo esto y señalando casos puntuales, concluye Elisabet -…“cuanto más aún problemático es esto en poblaciones vulnerables. Cuando el terreno o la vivienda se inscribe totalmente a nombre del hombre, genera un gran inconveniente pues la mujer es expulsada del hogar, aun con hijos, y quedando sin derechos y sin vivienda. Es un tema para pensar “. 

 *El estudio citado, sobre “Perspectiva de género en la brecha salarial a la patrimobial”, del Centro CEPA puede leerse en el siguiente enlace 

https://centrocepa.com.ar/informes/273-economia-con-perspectiva-de-genero-de-la-brecha-salarial-a-la-patrimonial-un-abordaje-en-base-a-la-informacion-de-bienes-personales-y-seguridad-social.html

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *