¿Por qué los probióticos son tan importantes para nuestra salud?

Con una expectativa de vida cada vez mayor, mejorar nuestra calidad de vida, nutrirse bien y estar activas; es también, prepararse para la longevidad. Cada vez más buscamos enfocarnos en hábitos saludables y nutrirnos mejor. Estamos ávidas de respuestas  que contemplen al cuerpo en su conjunto, no solo con el foco puesto en curar, si no en maneras de prevenir enfermedades y vivir mejor. 

Lograr el equilibrio, parecería ser el objetivo que subyace cuando se refiere a salud. Y es en ese contexto, es que los probióticos se están convirtiendo en los grandes aliados para lograr ese estilo de vida saludable tan buscado y son un tema recurrente, en foros médicos y de profesionales de la nutrición.  

Hay muchos estudios al respecto y se sabe, que existe una relación directa entre el microbiota intestinal y las enfermedades. En nuestro organismo conviven billones de bacterias beneficiosas para nuestra salud, que participan de dos grandes funciones: la nutrición y la defensa. No solo contribuyen a tener una buena digestión y en nutrir nuestro organismo; si no que nos defienden de organismos patógenos y potencian el sistema inmunológico. 

Todas las investigaciones conducen a señalar a los probióticos poseen un alto potencial benéfico para la salud. Pero ¿qué son los probióticos? ¿Cuáles son los beneficios de incorporarlos en la nutrición? ¿Por qué muchos profesionales coinciden en la importancia de no solo incorporarlos a través de los alimentos que los contengan, si no de sumarlos en suplementos que complementen la alimentación?

Para conocer más sobre los beneficios de los probióticos en nuestro organismo, Boleo Magazine conversó con la Dra. Mariana Cannellotto, Directora Científica de Biohelper (MN 108482).

¿Qué son los probióticos y para qué sirven?

“Es muy importante que toda nuestra salud intestinal este estable y mantenga un buen equilibrio, tanto para el desarrollo de nuestro sistema inmunológico como así también para la producción de sustancias que de estas depende. Todo este ecosistema intestinal participa de manera activa en la regulación del equilibrio de nuestro microbiota. De las interacciones de esas bacterias entre sí, dependerá la digestión de los alimentos, la pared de nuestras células, nuestro epitelio, nuestra mucosa del intestino y el sistema inmune en su conjunto. 

En este aspecto, los probióticos son por definición microorganismos vivos no patógenos que aportados en cantidades adecuadas generan un efecto beneficioso para nuestra salud”. 

¿Qué son los probióticos?

Son microorganismos vivos (básicamente bacterias o levaduras que además de encontrarse en suplementos, también son hallados de forma natural en diversos alimentos). Cuando son ingeridos en las cantidades adecuadas, aportan beneficios importantes para la salud intestinal, pues contribuye al equilibrio del microbiota. 
Los encontramos en: Yogures, algunos quesos ricos en bacterias, alimentos fermentados como el chucrut, en los pepinos encurtidos, en el kéfir, la cambucha, entre otros.

¿Cuáles son los beneficios de la incorporación de probióticos?

“Cuanto más conocemos sobre el microbiota intestinal, más comprendemos la importancia de la incorporación de probióticos a nuestra dieta. Así como sabemos que comer saludable hace que podamos mantener un equilibrio biológico y celular óptimo, los probióticos forman parte de ese equilibrio nutricional importante para restablecer ese ecosistema intestinal y hacer que las funciones que dependan de nuestro intestino estén equilibradas y tengan un mejor desarrollo. 

Es importante consumirlos siempre, porque colaboran en el sostén de ese equilibrio, pero a su vez también en muchas patologías”.

Delicioso yogur natural en su recipiente Foto gratis
Foto: Freepik

¿Para qué sirven los probióticos?

Dependiendo de cada cepa y especie de probiótico, servirán para:
*Ayudar a fortalecer el sistema inmunológico.
*Ayudar a prevenir infecciones.
*Contribuyen a regular la función intestinal y la inflamación.
*Previene la hinchazón abdominal, estreñimiento y diarreas.
*Fortalecer las defensas.
*Favorecer el aporte de nutrientes que necesita el cuerpo para sentirse mejor.
*Ayuda a controlar y disminuir el colesterol (LDL) y los triglicéridos, por lo que previene enfermedades cardiovasculares.
*Ayuda a mantener el peso estable, en tanto estimula los jugos gástricos y las enzimas que favorecen la digestión.
*Ayudan a mantener una piel libre de toxinas y de inflamación. Puesto que ayuda a aumentar las citoquinas, unas sustancias antinflamatorias que contribuyen a combatir los procesos de dermatitis atópicas, rosáceas y acné.

¿Alcanza con incorporarlos como alimentos (yogurt, kéfir, el chucrut, etc.)  o hay casos en que se aconseja adquirirlos en suplementos?. Y en todo caso, ¿cuándo es un buen momento para hacerlo?

“Depende de que qué probiótico hablemos podemos decir cuál es el mejor para cada persona. Uno puede empezar a consumirlos ante una enfermedad o bien en forma preventiva para regular funciones.

Si padecemos alguna enfermedad aguda (colon irritable, enfermedades infecciosas en general, etc.), será en ese el momento. Pero si hablamos de hacer todo un cambio integral en nuestra salud y empezar a incorporar una nutrición más saludable, también es importante saber que incorporar un probiótico en nuestra dieta va a favorecer a tener un mejor sistema inmunológico, una mejor respuesta inflamatoria para las defensas de nuestro organismo, vamos a tener también una mejor regulación del sistema de serotonina, e incluso, cuando se ha tomado algún antibiótico por mucho tiempo suplantarlo es muy beneficioso. 

Para mejorar las defensas durante el invierno, en la lactancia, durante el embarazo, cuando hay alergias, cuando hay mucho estrés e insomnio”.

Ilustración de concepto isométrico de probióticos vector gratuito

¿Durante cuánto tiempo es el indicado incorporarlos como suplemento?

“En general lo indicado son tomarlos tres meses como mínimo para poder ver una mejoría y todo un restablecimiento de las funciones. Aunque se pueden y se recomienda tomarlos de por vida, sobre todo para sostener esta regulación del ecosistema intestinal del que hablamos. 

Los suplementos de probióticos son elaborados con cepas específicamente seleccionadas para lograr resultados más eficaces. Son probióticos clínicamente testeados, cien por ciento naturales, seguros y sin efectos secundarios”. 

¡Atención! Si estas considerando tomar suplementos, consulta antes a tu médico de cabecera para asegurarte de que sea el indicado para vos.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *