Cuadernos para escribir la vida en colores

En italiano maquillaje se dice “trucco” y en cierto modo, nada define mejor la “magia” que puede darse con pigmentos, brillos y pinceles. Luz Olivieri es por definición entonces, una verdadera maga en el arte del makeup, talentosa y creativa. 

Sus Lives de automaquillaje en Instagram tienen muchísimas seguidoras, pues verla a Luz transformarse en diferentes looks es mágico y cautivante: de rokstar a fem fatal  o a style naif… ella todo lo puede y lo hace fácil, aunque en cada trazo se adivinen años de estudio y un largo camino recorrido.

Cuando el amor toco la puerta de Luz, ella tenía ya más de veinte años de una exitosa carrera, reconocida por importantísimas marcas de peso internacional, amada por los diseñadores y con lucimiento propio en el moda y la publicidad. “Me mudé a México por amor, conocí a Juan por twitter y dejé toda una carrera, familia y amigos porque sabía que era el hombre correcto, casados ambos por terceras nupcias así que imagínate la apuesta de ambos”, cuenta a Boleo Magazine.

Así fue como Luz, dio “ vuelta de página” y siguió escribiendo su historia en tierras mexicanas, enamoradísima  y fiel a su vocación, continuando también allí con una exitosa carrera. En eso estaba cuando la pandemia, obligo al confinamiento  y los LIVES de Luz se volvieron el recreo perfecto de tantas seguidoras que encontraron en ellos  colores para esos días grises. 

A los “truccos” de sus pinceles, se sumo la calidez y la empatía de una mujer que sabe de luces y sombras, y de historias de amor. De este modo nació la idea de los cuadernos, 

fruto de lo que  quería compartir con sus seguidores y que pudiera ,además, estar en los dos países, “un recordatorio para que cuando escribamos una nueva historia en ese cuaderno nos recuerde que ya no somos los mismos, por eso mi lema -relata- #queelamorsepongademoda así cierro cada vivo además de invitar a que compartan lo que tiene cada uno, así como yo lo hago. Estos cuadernos son numerados del 1 al 100 y cuando se acaban, se acaban la idea es que sea un objeto especial para escribir la propia historia”.

La ilustradora de la tapa es Giselle Mazzeo. Ambas compartieron la realización de estos cuadernos tan divertidos y llenos de color.

Los cuadernos pueden adquirirse tanto en las cuentas de  @luzolivieri, como de Giselle @saycheesetoart 

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *