¿Cómo reacciona nuestro cuerpo ante la meta no cumplida?

El comienzo de la cuarentena para muchas fue una oportunidad. Si bien trabajar desde casa puede volverse más complejo según la realidad de cada familia, el tiempo que muchos “ganaron” al no tener que trasladarse hacia sus trabajos o por estar menos cansado físicamente fueron motores para el planteo de nuevos objetivos a cumplir.

Mejorar hábitos saludables como tomar 2 litros de agua por día, cocinar y reducir el delivery o la comida chatarra, hacer ejercicio 3 veces por semana, fueron algunos de los más comunes. Muchas lo lograron, y ojalá sea una conducta que puedan mantener. Pero, ¿qué ocurre con el autoboicot o la frustración por no haber podido?

Natalia Barrera, Directora de Escuela Nefer y creadora de Alquimia Femenina, explica: “El miedo, la preocupación y el estrés constante debilitan nuestro sistema inmunológico. Tenemos más de 60.000 pensamiento diarios: si predomina la tendencia a pensar negativamente esos pensamientos se van acumulando convirtiéndose prácticamente en veneno para nuestras células. Quiere decir que cada instante de nuestra vida estamos eligiendo, consciente o inconscientemente, pensamientos saludables o poco saludables que, sin duda, terminan afectando nuestro organismo”.

Cuando nos sentimos impotentes, temerosos y frustrados de manera reiterada, el cerebro comienza a liberar hormonas como el cortisol, noradrenalina y adrenalina que terminan alterando nuestra biología y la capacidad de razonamiento. 

Cuando esta química de estrés prevalece durante mucho tiempo el mismo cuerpo intenta “enfermarse” para relajarse. Al enfocarnos en el miedo atraemos más de eso.  El problema es que nuestra mente tiene más a pensar en negativo que en positivo, es una función de supervivencia básica.

Según la creadora de Alquimia Femenina, todas las emociones se pueden contagiar. Es por eso que muchas veces cuando escuchamos a una persona quejarse o con una actitud pesimista ante una situación, nos sentimos sin energía y cabizbajo, en cambio podemos sentirnos completamente diferentes cuando estamos con personas con un estado más positivo ante la vida, ya que nos trasmiten energía y optimismo.

Algunas recomendaciones para evitar emociones negativas:

  • Rodéate de gente positiva: las emociones negativas se contagian, ¡y las positivas también! asegúrate de mantener a tu círculo íntimo con buena energía para vibrar todos en la misma sintonía. 
  • Cuerpo sano, mente sana: tu cuerpo también habla de vos. Implementá hábitos saludables, hacé ejercicio, ríete y disfruta de la vida.
  • ¡No te quejes tanto!: los pensamientos negativos se activan con la queja reiterada y la preocupación, y esto impacta en nuestras emociones y pensamientos. ¡Cambiá tu chip!
  • Actitud positiva 100%: dejando de lado la queja, nuestra mente será clave para lograr nuestra automotivación y tener una mente positiva.

Debemos elegir qué ver, qué escuchar y con quienes relacionarse si queremos tener una vida saludable y positiva. 

Instagram: @NataliaBarrera.EscuelaNefer
Youtube: Natalia Barrera

Acerca de Natalia Barrera

Fundadora y directora de la Escuela Nefer. Comenzó su carrera como decodificadora de síntomas, estudió e investigó varias disciplinas como neurociencias, epigenetica, hipnosis, neurobiología, física cuántica, programación neurolingüística y psicogenealogía entre muchas otras, con el objetivo de comprender cómo funciona nuestra mente, porque nos enfermamos  y porque no logramos nuestros objetivos. 

En el año 2014 creó el método Alquimia Femenina, el cual está dirigido a mujeres que quieren un cambio profundo en sus vidas, liberarse del pasado, para así desactivar cualquier síntoma, limitación o conflicto y renacer como una persona completamente nueva.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *