Divorcios, sin dudas: las respuestas de la abogada Mariana Gallego

La información más completa para dar vuelta de página y disolver legalmente un matrimonio.

Despejar de una forma clarísima y simple las dudas frecuentes sobre divorcios parece algo natural para la abogada Mariana Gallego, una de las profesionales más consultadas.   

Para alcanzar esta especialización, lleva adelante una cantidad innumerable de casos y unió varias aristas de su profesión.

“Me formé en derecho penal, porque me atraían los juicios orales, y llegué luego a los temas de familia. Nada que ver y todo que ver entre las dos especialidades. Porque ambas requieren de una justicia rápida. Una mujer no puede estar seis años sin cobrar alimentos y ni hablar de una situación de violencia; y un padre, sin poder ver o comunicarse con sus hijos. Así como tampoco alguien debería estar preso injustamente ese tiempo. Además, estos son los fueros con más presencia del abogado”, diferencia en la charla con Boleo Magazine

Por eso, como pauta general, para Gallego, “el juicio de familia tiene que ser expeditivo”. 

Si la cuarentena dejó en suspenso la decisión personal o entre la pareja de definir un divorcio, -más allá de situaciones que necesitan una urgente resolución- su experiencia marca lo contrario. “Me han llamado mujeres desde el auto para preguntarme cómo iniciar el trámite; y tanto mujeres como hombres, por cuestiones relacionadas con la cuota de alimentos o el cuidado de los hijos. A muchos la cuarentena los ayudó a decidir”, enumera. 

Su consejo: “es un momento para hablar entre abogados, bajar el nivel de conflicto y llegar a un acuerdo equilibrado”. 

¿Cuáles suelen ser los motivos de consulta de hombres y mujeres?

Yo recibo consultas por igual de ambos géneros. Los padres suelen acercarse por impedimentos para comunicarse y ver a sus hijos; y las mujeres, por violencia, cuota de alimentos o división de bienes.

¿El nuevo código civil -que está en vigencia desde 2015-trajo cambios positivos con respecto al divorcio?

Considero fundamental la mayor celeridad de los trámites y que se hayan eliminado la culpa y las causales que se invocaban en los divorcios, lo cual baja la intensidad de los conflictos. Ya nadie se puede oponer ni es necesario exponer las razones. Además, incorpora la figura del abogado del niño, pasa a considerarlos sujetos de derecho y debe ser escuchado por un juez. También le da más protección a las mujeres, a través de las medidas cautelares. Este es un buen camino. Aunque, al mismo tiempo, considero que se debe revisar la posibilidad de que el hombre sea peritado de modo rápido y ágil, para preservar a la mujer y para detectar casos en que la denuncia se utiliza para manipular cuestiones patrimoniales o impedimentos de contacto con los hijos.

¿La convivencia genera los mismos derechos que el matrimonio?

Todavía hay confusión con esto. El nuevo código incorpora la figura de la compensación económica que protege a la o el conviviente. Para ejercer este derecho, la presentación debe realizarse dentro de los seis meses de la separación. Pero una convivencia no da derecho a dividir bienes o a la herencia.

¿Un cónyuge puede pedir cuota de alimentos?

Cuando desaparece la culpa, desaparece la obligación de la cuota de alimentos (nota de la redacción: el pedido frecuente era de las mujeres). Con el código anterior -hasta 2015-, en caso de adulterio del hombre, él debía pasar una cuota hasta que la mujer volviera a casarse. De todas maneras, por ejemplo, en un matrimonio uno de los dos integrantes se dedicó a su actividad y el otro a dedicó a cuidar a los hijos, si no hay división de bienes, habrá que evaluar si le corresponde una compensación económica.

Si se acuerda que los hijos pasen el mismo tiempo con cada progenitor, ¿no hay cuota de alimentos?

La responsabilidad compartida no significa que ambos  puedan aportar por igual a sus hijos. Hay quienes intentan pedir el cuidado personal para no pasar alimentos. Pero si uno acredita que no tiene ingresos o que durante el matrimonio la otra parte fue la única alimentante, puede solicitar que aporte más o en algunos casos, la totalidad de los gastos.

– ¿Se puede hacer un acuerdo prematrimonial?

– Sí. Este puede contener la designación y la tasación de los bienes, la enumeración de las deudas, las donaciones entre los cónyuges. También, la opción de un matrimonio ganancial -como es habitual- o con separación de bienes.

¿Cuánto cuesta el divorcio?

Los honorarios los resuelve cada abogado con su cliente. Algunas veces tienen que ver con el patrimonio y en otros, es privativo de cada abogado con su cliente. Siempre, respetando las pautas establecidas en la ley de honorarios.

¿Cuánto tarda la resolución?

Antes de la pandemia, en la Ciudad de Buenos Aires y algunas otras jurisdicciones un divorcio por presentación conjunta podía tardar un mes. En presentaciones unilaterales, un poco más. Porque el pedido hay que notificárselo a otro y haya o no acuerdo se dicta sentencia. Pero hay distritos donde es más lento. Durante esta feria judicial, se resuelven cuestiones urgentes, como alimentos o atribuciones, que se supone que no deben tardar más de tres a cinco días.

Un matrimonio con hijos que tiene una vivienda única, ¿debería hacer división de bienes?

Yo siempre digo que, antes de pelear por los bienes, hay que pensar en lo mejor para sus hijos, sin egoísmos. Tal vez lo conveniente sea fijar la vivienda de los menores y la parte que deba pagar un alquiler, tener una menor cuota alimentaria. 

La web de Mariana Gallego es marianagallego.com.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *