TODOS PODEMOS TENER LA MEJOR SONRISA

En el mundo actual donde prima “lo que se ve” el paciente acude a la consulta buscando estética en su sonrisa. Una sonrisa amplia, con dientes perfectamente alineados y blancos es lo que la gente quiere.

La sonrisa es la carta de presentación de una persona, y las mujeres lo sabemos.

¿Puedo mejorar mi sonrisa?

Una sonrisa siempre puede mejorarse.

Los odontólogos tenemos los medios para hacerlo ya sea reponiendo dientes en caso de que faltara alguno, modificando la anatomía de las piezas dentarias cuando existiera alguna alteración de forma o tamaño, corrigiendo malposiciones dentarias mediante la ortodoncia, modificando la cantidad de encía que se expone al sonreír, blanqueando las arcadas dentarias completas o piezas individuales… Estas son solamente algunas de las acciones que podemos realizar para mejorar una sonrisa.

Siempre, antes de llevar a cabo cualquiera de estos tratamientos, debemos tener al paciente en salud; esto quiere decir sin caries, sin ningún foco séptico y en buenas condiciones de higiene oral.

Modificar la anatomía de las piezas 

Ningún diente es igual a otro y eso es lo que hace que cada pieza sea única y cada sonrisa sea única también. Pero en ocasiones existen alteraciones de tamaño y forma que le quitan armonía a la sonrisa.

A veces hay piezas más pequeñas de lo normal y con forma alterada, conocidos como dientes conoides. Eso puede solucionarse de forma relativamente rápida, en una sesión con resinas del mismo color que el diente.

Dientes conoides

Puede suceder que existan espacios entre las piezas dentarias, conocidos como diastemas; hay mujeres que aceptan su sonrisa con diastemas porque otorgan personalidad, y otras que prefieren tener una sonrisa continua. Estos diastemas pueden “cerrarse” con ortodoncia o a veces simplemente, en una sesión, se agrega material a la pieza dentaria y se cierra así ese espacio.

Reposición de piezas dentales

Diastemas

Otra solución para los diastemas y dientes con alteración de forma o de color son las carillas que son finas láminas de distintos materiales: puede ser porcelana, circonio o resina, que se adhieren a la superficie dentaría y que son hechas a la medida de cada diente. Esto requiere más de una sesión e implica el desgaste de la pieza dentaria sobre la cual se va a cementar esa carilla. Pero de todas maneras es una solución rápida.

Carillas

Maria Elena Guerrero
Odontóloga
MN 19780

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *