Creer y crear para ver

El poder interno de la manifestación

Creamos la realidad en la que vivimos con tal intensidad que todos nuestros actos son el resultado de nuestros pensamientos, que duermen en nuestras memorias alojadas en cada uno de nuestros cuerpos y de los cuales muchas veces no somos conscientes.

Recordemos que existe una ley cósmica que dice que pensamientos idénticos generan efectos idénticos, por ende, a cualquier persona que se atreva a reclamar las riquezas del universo, les serán dadas. Tenemos derecho divino a ellas, como así también a la vida, a la paz mental y a la libertad. Nacimos para ser felices, aunque nos hayan vendido que el precio a pagar debía ser muy alto para justificarlo. Otra gran creencia manipulada para mantenernos siempre dominados tras deseos ajenos y alejados de nuestra esencia divina y nuestro poder cocreador lumínico.

Es ley que al hacernos cargo de desarrollar y manifestar nuestras aptitudes a través de nuestro cuerpo mente y espíritu, y compartirlas con los demás la vida nos las devolverá. Y la pregunta es ¿cómo? Modificando gradualmente nuestros pensamientos como parte de un entrenamiento diario, consciente y amoroso.

Explicaremos ahora unos conceptos básicos de gran importancia antes de brindar tips o afirmaciones para crear deliberada e intensamente la realidad que deseamos, siempre recordando que debe ser para el mayor bien de todos; esa realidad, que es necesario manifestar en estas épocas, donde todo parece ser un laberinto perverso y dominante. Nos hicieron creer que de ese laberinto sólo se sale buscando la salida a prueba de ensayo y error y no sobrevolando el mismo con la visión aguda y amplia de un águila.

Nuestras creencias tienen un gran poder, y si bien puede resultar costoso cambiarlas, siempre es posible. A medida que vayamos buscando y detectando esos pensamientos, los más adecuados y acordes a nuestros deseos, activaremos la tan famosa ley de atracción, la que responderá con el tiempo creando gradualmente una realidad diferente en todas nuestras vidas.

Te propongo creemos (del verbo creer y crear) nuevos patrones de pensamiento, gradualmente y con una inquebrantable fuerza de voluntad, redirigiendo nuestra atención hacia aquello que deseamos. Nuestros pensamientos emiten una vibración aquí y ahora y así atraen una realidad manifestada. Es por ello que nuestro poder de crear es siempre en el ahora porque es ” ahora” cuando estamos pensando.

Otra importante aclaración: imaginación no es visualización. Visualizar es recordar algo que con anterioridad hemos observado e imaginar es invocar con nuestra intención determinadas variables para crear un escenario deseado, esto es, enfoco mi atención en algo que deseo y le agrego una intensa emoción positiva. Por ende, cuando hablamos de imaginación estamos intencionando la creación deliberada de una realidad deseada.

Y por último te propongo prestar mucha atención a que nuestros pensamientos se enfoquen la mayor parte del tiempo hasta lograrlo tiempo completo, en lo que deseamos y no en lo que no deseamos. Dejar de hablar de lo que “es” y enfocarnos en lo que anhelamos.

¡Vayamos al grano! Te propongo algunas afirmaciones para realizar varias veces al día, las que nos ayudaran en estos tiempos en los que la sobre información es altamente toxica y negativa; y si tenés dudas, sentí que te generan y allí hallarás la respuesta. Reflexionemos sobre cómo nos sentimos después de prestar atención a las noticias y ello nos indicara el impacto en nuestras vidas.

Aquí comparto algunas afirmaciones que puedes repetirlas amorosa, consciente y lentamente varias veces al día. manos a la obra!

La inteligencia infinita divina que habita en mí, me guía y protege. La provisión es mía ahora y los recursos fluyen hacia mí en forma libre y abundante.

– Yo soy salud perfecta. La ley de la armonía funciona en mi mente, cuerpo y emoción. Soy belleza, paz, amor y abundancia. Los principios de acción correcta y orden divino gobiernan toda mi vida.

– Cualquier situación a resolver ya tiene su respuesta, y está superada en la máxima luz. veo a la divinidad en todo aquello que necesito saber y hacer, y todo lo que necesito me es revelado en tiempo divino.

– Soy para y por siempre consciente de mi verdadero valor y ofrezco abiertamente mis valores y talentos al mundo y se me compensa de manera maravillosamente lumínica.

– La inteligencia infinita divina que habita en mí y que me develó este deseo me guía y me revela el plan perfecto para su realización. Sé que mi sabiduría está respondiendo ahora, y lo que siento y afirmo interiormente es hecho realidad en mi exterior. Poseo balance, equilibrio y ecuanimidad.

– La ley de crecimiento es imparable y mi mente está en todo momento abierta a un sustancioso incremento. todas mis actividades se expanden y se desarrollan de forma satisfactoria, y mi potencial financiero se multiplica con creces. El infinito almacén que hay dentro de mi abastece de una manera generosa y abundante, tanto interna como externamente. Abro mi mente y mi corazón a la abundancia y a la riqueza del universo; y cada vez soy más abundante en mi interior y exterior.

Y siempre recordemos agradecerlo todo, a cada momento, sellando así nuestro mágico poder humano – divino de manifestación. Nos lo debemos, y así también colaboramos con la sanación de nuestro linaje. Que así sea y así es.

Silvina M. Scorzo
Terapeuta integral holística.

Face @AlmaCentroIntegraldeSanacioneInstruccion
Ig @Silvinamscorzo

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *