¿Cómo colaborar con el ecosistema y realizar compras sustentables?

En nuestra rutina diaria, semanal, mensual, nos encontramos comprando y consumiendo mucho más de lo necesario. Cuantas veces nos preguntamos al comprar ¿Quién hizo esta prenda? ¿quién cosechó estas verduras? ¿en qué medio de transporte llegó hasta este mercado el proveedor?

Las nuevas tendencias sobre ser sustentable, consumir responsablemente se hacen más visibles y encontramos pocos comercios que cuentan con esta visión. Lo bueno es que hay acciones que pueden ayudarnos a ser consumidoras conscientes, a incidir en los productores de generar nuevas alternativas que cuiden el ambiente y apoyen el comercio justo. Pequeñas y grandes acciones que nos invitan a descubrir nuestro superpoder para que, en nuestras acciones diarias, contribuyamos a salvar el planeta. Con nuestra decisión individual, estamos aportando a un cambio global.

Crédito: Freepik

¿Queres sumarte y descubrir qué hacer? Es muy sencillo.

  • Toma aire, sé consciente del aire que entra y sale por tu nariz. Conéctate a tu interior (porque todo cambio viene de ahí).
  • Observa y pregúntate: ¿de dónde proviene lo que consumo? ¿Qué elijo? ¿Cuánto sé de la protección a los derechos humanos de los y las trabajadoras de ese producto que voy a consumir?
  •  ¿Ya tenés tu bolsa reutilizable? Llévala siempre con vos en tu cartera. Si quieres ser creativa, en la web podés encontrar videostutoriales para hacer tu propia bolsa ecofriendly.
Crédito: Freepik
  • Elegí donde ir a comprar. Emprendedores locales siempre es una buena opción. La huella de carbono de los productos que se generan localmente es siempre menor a otros productos, sobre todo si son importados, ya que su traslado genera menor impacto en el ambiente.
  • Evitá en lo posible los productos envueltos en plástico. De por sí las frutas y verduras en su mayoría tienen su cáscara que las protege y el plástico no es necesario. Éste empaquetado se convierte en un desecho innecesario. Recordá siempre, menos envase mejor.
  •  Trata de consumir productos con certificaciones sostenibles. Si ves etiquetas en los productos, te pueden ayudar a elegir entre uno o el otro. Por ejemplo, podés encontrar siglas como FSC, PEFC, ISO 14000, MSC o podés encontrar ecoetiquetas como 100% Bamboo Organic, Vegan, Organic, Fair Trade, entre otras.
  • Regla de oro: PIENSO, LUEGO CONSUMO. No compres más de lo que necesites. Planifícate. Reduce, Reutiliza y Recicla.

Por Constanza Caminos

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *