Breves de Amores: Grace Kelly y Rainiero

Cuando la actriz más bella de Hollywood conoció al príncipe del rincón más glamoroso del mundo, estaba en pleno rodaje de “Hay que atrapar al ladrón”.

Una tarde, en un tren camino a Cannes, Olivia de Havilland viajaba con su marido cuando encontraron a Grace Kelly en un vagón vecino y decidieron presentarle al joven príncipe. Grace aceptó inmediatamente. Rainiero la invito al palacio un viernes a las 16 y ella no podía porque debía asistir al Festival a las 17.30. Finalmente acordaron a las 15. Pero todo venía mal. Grace descubriría la mañana del viernes que por una huelga no había electricidad, lo que significa que no había manera de secar su rubia melena, no se podía pintar a la perfección y su ropa no podía ser planchada.

Así, a medio hacer, bajó corriendo las escaleras del Carlton y sorteó a los muchos fotógrafos que harían que llegara tarde. Pero Rainiero Rainiero todavía no llegaba al Palacio. Cuando por fin lo hizo e invitó a Grace a conocer el Palacio, ella le dijo que lo había hecho ya sin él, por lo que el creativo Príncipe decidió enseñarle su zoológico. Ella estaba convirtiéndose en princesa.

Créditos fotos: Pinterest

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *