Qué comer cuando estás engripado

En esta época en que “todo el mundo” tiene las defensas bajas, te contamos qué alimentos tenés que comer para aumentar tus defensas naturales.

Frutas y Vegetales

Es necesario consumir tres raciones de fruta y una de verdura por día. De esta manera aportamos vitaminas y minerales que nos hacen más resistentes a las infecciones. La presencia de fitonutrientes desempeña un papel fundamental de protección para las enfermedades crónicas.

Minerales

El zinc, el magnesio y el cobre son los tres minerales que más ayudan a aumentar el sistema inmunológico. El zinc se encuentra en los cereales integrales, como la cebada, el arroz integral, mijo, harinas de trigo. El magnesio y el cobre en los frutos secos y las legumbres.

Vitaminas

Especialmente la A, B, C y E, mantienen el buen estado de las células que recubren el interior de las células respiratorias. La vitamina A se encuentra en tomate, calabaza, espinaca, zanahoria, pimiento rojo, sandía, manteca, leche descremada fortificada, crema de leche. La vitamina B se encuentra en sardinas, yema de huevo, salmón, hígado y frutos secos.

La vitamina C es se encuentra en los cítricos, naranja, limón, pomelo y tiene la capacidad de potenciar nuestro sistema inmune y prevenir los catarros.

La vitamina E se encuentra en las hortalizas de hojas verdes como el brócoli y la espinaca.

Los infaltables

Miel: Desde la antigüedad la miel ha sido utilizada para aliviar la tos y la irritación de la garganta por la cantidad de inhibidinas que tienen propiedades antisépticas y bactericidas.

Ajo: Es el escudo contra las infecciones. Es el antibiótico natural por excelencia. El único inconveniente es que según los expertos deberíamos consumir nueve dientes por día para fortificar el tratamiento con antibióticos.

Cebolla: Es el alimento ideal contra las faringitis, laringitis e infecciones pulmonares.

Yogur: El yogur contiene Lactobacillus bulgaricus y el Streptococus thermophylus y las leches fermentadas (bifidobacterias o Lactobacilus casei), todas con valor probiótico. Ayudan a potenciar las defensas siendo grandes aliados frente a la prevención de gripes y catarros.

Tips fundamentales

  • Mantenerse activo en la medida justa, ni estancarse ni moverse demasiado.
  • Comer lo justo. Evitar atracones y evitar pasar hambre.
  • Mantener un peso sano.
  • Lavarse las manos
  • Dormir suficientes horas
  • Manejar el estrés
  • Alimentarse de comida rica en nutrientes

Fuente: Precision Nutrition

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *