Correr en el agua: te contamos todas las ventajas que ofrece la actividad aeróbica en el agua

Entrenar en el agua es una las actividades más placenteras y efectivas porque te ayuda a cuidar tu cuerpo y tu salud sin agotarte y con excelentes resultados que se ven a corto plazo.

Es una práctica que no requiere ninguna habilidad de natación y que combina el ejercicio aeróbico, con los resultados que da el entrenamiento con pesas y la flexibilidad que aporta el yoga.

Especialistas de la Universidad de Texas aconsejan este entrenamiento y lo llevan a cabo con deportistas de alto rendimiento profesional para evitar lesiones que podrían ocasionar grandes perjuicios económicos en lo clubes y traumatismos en los jugadores.

Caminar sobre el suelo es altamente beneficioso pero, si además lo haces sobre el agua, estarás trabajando más tus músculos y articulaciones puesto que la resistencia del agua varía entre 4 y 42 veces más que el aire, todo depende de la velocidad del movimiento que realices. Cuanto más rápido camines dentro del agua, más resistencia encontrarás a la misma. 

El pool running es una actividad muy de moda en los Estados Unidos y el mundo anglosajón y consiste justamente en correr en el agua. Este deporte exige una gran fortaleza para mantener el equilibrio, un esfuerzo que ayuda a adelgazar, a tonificar los músculos y a liberar tensiones.

Cuáles son os beneficios de caminar o correr en el agua:

  • Tonifica tu cuerpo. Una de las grandes ventajas de correr en el agua es el modo armonioso en que esculpe las zonas de tu cuerpo que se ponen en movimiento. Vencer continuamente la resistencia del agua es un trabajo de fuerza específico que fortalecerá tus músculos y al mismo tiempo aumentará las pulsaciones. Es una de las mejores formas de combinar cardio y fuerza en un mismo entrenamiento.
  • Ayuda a adelgazar. En definitiva, este es un ejercicio cardiovascular, el corazón comenzará a latir más rápido y bombeará más sangre para que los músculos puedan afrontar el reto y esto, te ayudará a quemar calorías, a perder grasa y a mantenerte en forma. Es un excelente ejercicio para combatir la celulitis.
  • Mejora el equilibrio. Como el agua es un elemento inestable, habrás de estabilizar el cuerpo y mantener el equilibrio mientras caminas dentro de este medio. Pero lo bueno en este caso es que, si caes, lo harás en blando, sin dolor alguno o peligro de lesión
  • Mejora la circulación. Al ser una actividad aeróbica, reduces considerablemente el riesgo de enfermedades cardíacas y mejorarás la tensión arterial. Que sea de bajo impacto no significa que sea de baja intensidad, sino que tiene bajo impacto articular, pero intensidad suficiente para elevar la frecuencia cardíaca.
  • Reduce el riesgo de lesiones. El riesgo de lesionarse es casi nulo. El hecho de correr en el agua hace que los músculos y las articulaciones no sufran el impacto con el suelo, como cuando corremos en tierra.
  • El agua relaja. Esta actividad es perfecta para combatir la ansiedad y la tensión acumulada a lo largo del día, por lo que mejora el estado de ánimo. El agua proporciona un efecto masaje sobre el cuerpo por lo que, automáticamente proporciona una sensación de relax. 

Crédito fotos: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *