Trucos de belleza, la alquimia de las alacenas

Nuestras abuelas conocían muy bien las propiedades de belleza de esos productos que están al alcance de la mano. De generación en generación se fueron pasando la maravillosa alquimia de las alacenas: un puñado de avena, unas gotas de agua de rosas, una cucharada de miel y el todopoderoso jugo de limón.

Sin embargo, marketing mediante y góndolas tentadoras, hicieron que aquellas costumbres ancestrales y las recetas de la abuela quedaran sepultadas en el olvido. Pero un nuevo concepto de consumo que revaloriza lo natural, busca incorporar a la rutina diaria la magia de las alacenas abandonadas.

Hoy en BOLEO te compartimos, algunos tips de belleza naturales que además son muy económicos:

AGUA DE ARROZ

Las mujeres japonesas conocen muy bien las propiedades de limpieza del agua de arroz. Dejar en remojo por una hora un puñado de arroz, bastará para formar un agua lechosa que sirve para limpiar de impurezas y restos de maquillaje la piel.

ACEITE DE OLIVA

Antes de que llegara a estas latitudes el aceite de coco y que nacieran las instagramer, el producto estrella de nuestras abuelas era el aceite de oliva.

Sólo unas gotitas bastarán para ablandar cutículas, humectar rodillas, codos y talones. Además, resulta maravilloso para reparar puntas de cabello florecidas y un masaje en el cuero cabelludo, antes del lavado, promete eliminar el frizz y dar brillo.

MASCARILLA DE YOGURT Y RALLADURA DE PEPINO

Beautiful girl sitting on the couch in the room. Lady in a green towel and with cucumber on her face

Si lo que buscás es hidratar y refrescar la piel bronceada, esta mascarilla es ideal para vos. Solo hay que mezclar un par de cucharadas de yogurt natural con la ralladura de medio pepino, extender en el rostro, evitando la zona de los ojos. Dejar actuar veinte minutos y retirar con abundante agua tibia.

CAFÉ, SAL Y AZÚCAR

Coffee beans and coffee powder with tamper on dark background. Coffee concept. Coffee background. Flat Lay.

Cualquiera de estos productos resultan excelentes exfoliantes con solo mezclarlos con tu humectante habitual o infusionados con aceite de oliva. Dependiendo de la zona a exfoliar, será más conveniente uno u otro; el café o el azúcar resulta más abrasivo para zonas como talones, mientras que la sal con el aceite hace maravillas suavizando las manos.

VINAGRE DE MANZANA

Cuando descubras las virtudes del vinagre de manzana y el brillo que deja en tu cabello, no tenemos dudas, que pasará de la cocina a tu baño sin escalas. Después de lavar con tu habitual champú, utilizá para el último enjuague un chorrito generoso de vinagre. El resultado, un brillo increíble y además, favorece el desenredado.

TONICOS FACIALES CON PETALOS DE ROSAS Y MANZANILLA

Amamos las aguas termales y descubrimos las maravillas que hacen las brumas descongestivas en nuestra piel; pero te traemos una receta añeja que bien vale probar.

Infusioná los pétalos de una rosa en una cacerolita con agua durante unos minutos (si es de tu jardín mejor, para asegurarte que no tenga ningún tipo de pesticida), podes hacer lo mismo con un puñado de manzanilla. Colalo muy bien y reservalo en la heladera hasta el momento de usarlo; colocalo con una mota de algodón o si preferís aplicalo con un rociador sobre el rostro.

Crédito fotos: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *