Idalia Candelas, la ilustradora de la soltería feliz

Sus dibujos de mujeres independientes, en situaciones cotidianas y actitud placentera conquistaron las redes sociales. La mirada y el recorrido de esta artista mexicana que sabe mostrar estos nuevos tiempos.

 

Idalia Candelas llenó hace tres años su feed de Instagram con dibujos de trazos realistas y en blanco y negro de mujeres desparramadas en el sillón de su living, tomando un café en bombacha y corpiño o desperezándose en las dos plazas de su cama, entre otras escenas similares.

En ese momento, Idalia recién estrenaba los 40, había decidido ponerle fin a su carrera de diseñadora gráfica y buscaba lanzarse como ilustradora. “Dije hasta acá hice lo que otros querían para mí. Ahora, voy a hacer lo que yo deseo. Entonces, armé una cuenta con dibujos de situaciones que reflejaran mi cotidianeidad”, cuenta a Boleo en una charla entre México y Buenos Aires.

Por la dinámica propia de las redes sociales -algo que a veces sucede- su perfil empezó a ganar seguidores -hoy tiene casi 40.000-, sus posts se viralizaron y las mujeres coincidieron con sus mensajes.

Creo que la autenticidad de los dibujos ayudó a esta identificación”, evalúa.

El siguiente paso fueron las ponderaciones en sitios web de gran alcance y el análisis detallado sobre sus dibujos. Uno de los elogios que ella tiene presente es el de la nota en el medio británico The Huffington Post. “Dijeron que eran mujeres empoderadas, que estaban haciendo lo que querían”.

Llegó después el libro “A Solas”, publicado por Editorial Planeta y con ventas más que exitosas en España, México, Colombia, Ecuador y Alemania y una segunda parte en preparación.

Otro de sus orgullos es su participación en un diccionario ilustrado feminista, que está próximo a salir, y sus proyectos como autora de cómics. 

¿El secreto de la repercusión? Para Idalia, el motivo fue mostrar que hay una soledad posmoderna, en parte elegida y sin el peso que antes implicaba. “Cada vez más personas dejan de seguir la manera tradicional de relacionarse y hacen lo que sienten. No está mal y se puede ser feliz así”, completa.

Su experiencia, aclara, avala por completo esta postura.  “Estuve años en pareja y ahora, sola. ¡No me tienen que venir a decir de qué hablo!”.

Además, “vivir solo” no es “estar solo”.

Totalmente. Yo he tenido vínculos en estos años. Pero cada cual en su casa. También veo a mujeres que idealizan a la persona con quien les gustaría estar y cómo no la encuentran, prefieren no conformarse.

Sus momentos irrenunciables, enumera, son “disfrutar de mi música preferida en el living de mi casa, dejar algo en determinado sitio y encontrarlo a los días allí mismo o tomar un café en la cocina en ropa interior. Es una realidad y no está nada mal”.

Quedan prejuicios o estigmatizaciones sobre las mujeres solteras. ¿Te han hecho comentarios que muestren esto?

En México, todavía se piensa que las mujeres nos tenemos que casar. Aunque convivas. De lo contrario, la idea es que no hay compromiso. Me ha pasado de contar que vivo sola y no tengo hijos y que del otro lado se les transforme la cara. He escuchado desde que tendría que buscarme un hombre para que se haga cargo de mí -¡Cómo si yo no pudiera hacerlo!- hasta que tenga un hijo para que me acompañe -¡Pobre niño!, ¿por qué le voy a hacer eso! Mis ilustraciones son una respuesta a estos comentarios y mi sorpresa fue la cantidad de mujeres que empatizaron conmigo.

 La elección de la no maternidad es otro de los signos de estos tiempos. ¿Cómo lo ves vos?

No me siento no realizada como mujer por no tener hijos. Nunca tuve ese sentimiento. No estoy desdichada por eso.

Además, sobre la marcha, Idalia se dio cuenta de que su postura está en sintonía con la actual reivindicación feminista. “Empezó a ser una pregunta recurrente en las entrevistas y, al mismo tiempo, comenzaron a convocarme colectivos de mujeres. Entonces, pensé que lo menos que podía hacer era averiguar un poco sobre el tema. Advertí que lo que muestro es lo que la mujer quiere y por eso, mi discurso es feminista”, completa.

A partir de “A solas” también incursionaste como autora de cómics, ¿sentís que es un rubro con poca inclusión femenina?

Es cierto. El 80 por ciento de los autores son hombres. Quiero creer que es porque la mujer no sabe que lo puede hacer. Los cómics no son solo de superhéroes. ¡Tantas cosas dan para contar de esta manera! También pasa en los foros que a los hombres les preguntan sobre su trabajo y a las mujeres nos llaman para que hablemos sobre lo difícil que es para nosotras abrirnos camino. Yo aprovecho estos espacios para remarcar que podemos hacer lo que queramos, que tenemos el poder sobre nosotras mismas. 

¿Cuál fue la mayor satisfacción que te generaron tus ilustraciones?

-Que me lleguen mensajes de agradecimiento por retratar cómo es su día a día o por animarlas a probar este formato. Me gusta que más mujeres se sientan seguras con lo que eligen.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *