EDITORIAL

BOLEO remite a la única figura en la coreografía del tango donde se luce exclusivamente la mujer. Al igual que el tango, BOLEO tiene una identidad argentina, pero con una estética y una cadencia que le da brillo internacional.

Una vez le preguntaron a Galileo, cuantos años tenía y él respondió; “los que me queden por vivir, porque los otros ya no los tengo”

Cuando pensamos en crear BOLEO, al igual que Galileo, pusimos la mirada en las puertas que quedan por abrir y en los caminos que quedan por andar. Porque los portazos ya supimos darlos y tenemos el background de aquellas mujeres que transitan la vida con pasión, que aman y son amadas, que conocen de fracasos y de éxitos, que saben de arrabales y desayunos en Tiffany, que lloraron a mares y ríen a carcajadas. Somos el resultado de los mandatos familiares que aún cargamos a cuestas, de los “raros peinados nuevos” de los 80, del tango y también del rock and roll. Somos amantes, somos las ex, somos “minas fieles de buen corazón”, nos tira el barrio y también Vogue. Corremos en zapatillas pero podemos ser gatas cuando nos montamos en stilettos italianos. Somos neuronas y hormonas siempre en ebullición.

Somos nosotras, somos Boleo.

Sandra Votta y Griselda Lopez Viegas

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

6 Comments

  1. Felicitaciones Sandra y Griselda!! Me encanta Boleo!!! Gran sitio para inspirarnos, potenciarnos y juntar fuerzas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *