Dar un giro laboral y largarse a una segunda profesión

Las experiencias de mujeres con carreras consolidadas que redireccionaron sus siguientes pasos.

 

Del mundo corporativo a la marca a imagen y semejanza; de profesiones con cierta chapa a una especialización que recién empieza a asomar y que la voz interna alienta con el “sí” más rotundo; de lo seguro y estándar a salirse del molde y los mandatos; de puestos con jerarquía a cubrir la más absoluta cantidad de funciones y tareas -¡pero sin reportar a nadie! 

Algo de esto se da en quienes en cierto momento de su recorrido laboral deciden apostar por algo distinto a lo elegido en primera instancia -y que, a pesar del camino y los logros, ya no brinda demasiadas satisfacciones o que en las idas y vueltas de la vida implica un formato difícil de sostener. 

 

Seguir la intuición

Florencia Ducos, dedicada desde hace 20 años en la capacitación de asesoras de imagen, sintió a los 18 que tenía que cumplir con el mandato del título profesional. Entonces, eligió la licenciatura en Relaciones Públicas y después, hizo un posgrado en marketing estratégico.

Al mismo tiempo, comenzó a trabajar en una escuela de modelos y  a perfeccionar como autodidacta sus conocimientos de maquillaje e imagen. 

“Cuando me recibí dejé muy a mi pesar a la escuela y me esmeré en conseguir empleos que tuvieran que ver con la belleza y la moda. Fui jefa de producto en una marca de cosméticos, trabajé en una agencia de comunicaciones, diseñé publicidades. Los puestos eran buenos, pero me generaban un vacío enorme y no llegaba a cumplir las exigencias”. 

Florencia Ducos

Un día dijo “basta”, renunció y, al poco tiempo, se radicó unos meses en Estados Unidos, acompañando a su marido. 

“Cuando volvimos, evalué retomar la vida corporate o largarme con el asesoramiento de imagen. Opté por la segunda opción porque me pareció que tenía el contexto para darle lugar a mi pasión. Sentí fuertemente: es el momento, es por acá, y, al mismo tiempo, tenía mucho miedo”.

A partir de esa inflexión, “empecé a dar clases de maquillaje e imagen personal para otra emprendedora, luego creé junto a una socia la primera carrera de imagen personal en Argentina y desde 2013, doy mi propia certificación en imagen y marketing personal y mentorías totalmente online“. 

Un punto de coincidencia: en sus grupos de alumnas siempre hay un cupo de abogadas, contadoras y este año, una ingeniera agrónoma. “Creo que hay mucho de cumplir con una cuestión familiar o están quienes eligen una carrera que más o menos les puede funcionar y en cierta etapa, buscan otro camino”. 

La recomendación de Florencia para la transición es “que no larguen todo de golpe, que sostengan el trabajo fijo mientras arman su nueva actividad. Por la tranquilidad económica y, además, cuánto menos tiempo tenés, más hacés. Tal vez puede ser una buena opción negociar algún tipo de flexibilidad”. 

 

Un mundo por explorar

Viviana Bustos

Para Viviana Bustos cosmiatra, esteticista, maquilladora y a cargo de una escuela de estas especialidades– su acné post adolescencia la llevó a descubrir un universo con mucho potencial y que, además, la fascinó. 

“Me recibí muy joven de fonoaudiología y trabajé durante doce años en instituciones públicas, privadas, en una escuela de educación especial y en mi consultorio. Al mismo tiempo, en la búsqueda de una solución para mi piel, decidí estudiar cosmetología”, repasa a Boleo Magazine

Ese fue su click: “eran los años 80, sentí que la fonoaudiología ya estaba muy desarrollada y que en cosmiatría y estética había mucho por hacer”. 

En esos tiempos, en el Hospital de Clínicas e Israelita dos dermatólogos referentes comenzaban a aplicar ese tipo de tratamientos para distintas afecciones y eso la impulsó a seguir capacitándose.

Empezó a realizar sesiones faciales y corporales personalizadas, algunas por derivación de médicos especialistas, y se integró al Hospital Israelita.

Con los años, formó un instituto de capacitación que entregó cerca de 44.000 diplomas, tiene convenios con otras entidades y que desde hace más de quince años coordina su hija, Mariela Giacobone Bustos. Además, junto a su hermana, Norma Bustos, doctora en química, desarrolló una línea de productos que se distribuye en todo el país.

Entre sus banderas están que “la estética y la belleza ayuda a mujeres y hombres a sentirse mejor. Uno puede cambiar de adentro hacia afuera o viceversa. Un ejemplo, mejorar el acné a un chico que empieza a tener problemas de timidez por esto, es cambiarle la vida”. 

Esta misma filosofía traslada a las patologías o terapias que tienen expresión en la piel. “Muchas veces algo cosmiátrico da alivio y hace que la persona no abandone lo médico. Ocuparse de uno es siempre una buena acción”.

Su balance es más que positivo. “Hay que animarse a cambiar y hacer lo que a uno le gusta. La vida es larga. A la escuela personas  que estudiaron otras carreras o que estaban dedicadas a la casa. Para mí, es un orgullo ser parte de su crecimiento y felicidad”. 

 

¡Chau a las mega corporaciones! 

De los 20 a los 30, Ana Monges trabajó en comunicación, marketing y publicidad de grandes compañías. Entre los cargos que ocupó, fue gerenta de publicidad en la empresa de los shoppings líderes

Ana Monges

Esa experiencia y su perfil -con un título de licenciada de comercialización, una maestría en comunicación y marketing y un posgrado en conducción de Pymes- le auguraban más tela para cortar en ese segmento.

Hasta que llegó su necesidad de recalcular: “a los 24 me enamoré de mi marido y de su pasión por la floricultura -él tiene una productora de plantas que fundó su bisabuelo. A los 30, tuve una crisis y sentí que tenía que cambiar. Me sentía encerrada y con la sensación de no poder disponer de mi tiempo y mi creatividad”.

Creó hace cinco años una cadena de tiendas de plantas y flores en macetas, Anette Flowers, con variedades que van desde orquídeas hasta cactus y suculentas. Y, en estos meses de pandemia y reconversión, más allá de impulsar la venta online, lanzó un ciclo de workshops online.  

“No pienso en plantas y flores. Si no, en transmitir vida y alegría. Hoy más que nunca la gente busca conectarse con sus espacios y con la naturaleza”.

Su consejo: “animarse a dar un salto, abrazar la experiencia previa, que sirve un montón, y buscar lo que a uno lo haga feliz. Yo estoy agradecida de haber tomado la decisión”. 

Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Empresas para el futuro

L’Oréal y su compromiso para contribuir a salvar el planeta

El 1 de junio L’Oréal Argentina anunció el nombramiento para la posición de Director General. Con más de 34 años de trayectoria en la compañía, Jean-Noël Divet regresó a la Argentina luego de 20 años, para dirigir la empresa líder en el mercado de belleza. 

El grupo presentó las nuevas ambiciones de sustentabilidad 2030 bajo el programa “L’Oréal por el futuro”. En un contexto de desafíos ambientales y sociales crecientes, la compañía acelera su transformación y apuesta a un modelo que contempla la sustentabilidad e inclusión “Queremos tener más impacto en toda la cadena de valor: con nuestros proveedores, vendedores y consumidores. Queremos contribuir a salvar el planeta”, comentó el Director General de la filial. Además, se creará un fondo de inversión que donará 150 millones de euros en todo el mundo, contribuyendo a las causas sociales y ambientales más urgentes. “Los consumidores queremos ver marcas proactivas, que participen en los esfuerzos colectivos”, agregó el flamante CEO. Hoy, el desafío de las marcas es existir con una razón de ser y crear un impacto positivo en la sociedad y el ambiente.

La necesidad de confiar en marcas responsables es una tendencia que llegó para quedarse. Cada vez más, los consumidores tienen un perfil exigente y requieren que las propuestas sustentables tengan solidez en el mediano y largo plazo.

Divet considera además que “ser humilde facilita muchas cosas en el día a día, como establecer contactos y la capacidad de liderar equipos de trabajos. No hay fronteras. Somos una sola persona en nuestro trabajo y en la vida personal. No funciona no ser transparente”.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Cuadernos para escribir la vida en colores

En italiano maquillaje se dice “trucco” y en cierto modo, nada define mejor la “magia” que puede darse con pigmentos, brillos y pinceles. Luz Olivieri es por definición entonces, una verdadera maga en el arte del makeup, talentosa y creativa. 

Sus Lives de automaquillaje en Instagram tienen muchísimas seguidoras, pues verla a Luz transformarse en diferentes looks es mágico y cautivante: de rokstar a fem fatal  o a style naif… ella todo lo puede y lo hace fácil, aunque en cada trazo se adivinen años de estudio y un largo camino recorrido.

Cuando el amor toco la puerta de Luz, ella tenía ya más de veinte años de una exitosa carrera, reconocida por importantísimas marcas de peso internacional, amada por los diseñadores y con lucimiento propio en el moda y la publicidad. “Me mudé a México por amor, conocí a Juan por twitter y dejé toda una carrera, familia y amigos porque sabía que era el hombre correcto, casados ambos por terceras nupcias así que imagínate la apuesta de ambos”, cuenta a Boleo Magazine.

Así fue como Luz, dio “ vuelta de página” y siguió escribiendo su historia en tierras mexicanas, enamoradísima  y fiel a su vocación, continuando también allí con una exitosa carrera. En eso estaba cuando la pandemia, obligo al confinamiento  y los LIVES de Luz se volvieron el recreo perfecto de tantas seguidoras que encontraron en ellos  colores para esos días grises. 

A los “truccos” de sus pinceles, se sumo la calidez y la empatía de una mujer que sabe de luces y sombras, y de historias de amor. De este modo nació la idea de los cuadernos, 

fruto de lo que  quería compartir con sus seguidores y que pudiera ,además, estar en los dos países, “un recordatorio para que cuando escribamos una nueva historia en ese cuaderno nos recuerde que ya no somos los mismos, por eso mi lema -relata- #queelamorsepongademoda así cierro cada vivo además de invitar a que compartan lo que tiene cada uno, así como yo lo hago. Estos cuadernos son numerados del 1 al 100 y cuando se acaban, se acaban la idea es que sea un objeto especial para escribir la propia historia”.

La ilustradora de la tapa es Giselle Mazzeo. Ambas compartieron la realización de estos cuadernos tan divertidos y llenos de color.

Los cuadernos pueden adquirirse tanto en las cuentas de  @luzolivieri, como de Giselle @saycheesetoart 

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Brunch a medida

Del 02 al 16 de agosto, los amantes del brunch podrán disfrutar de menús exclusivos para dos personas en formato delivery, de diversos restaurantes y cafés de la Ciudad de Buenos Aires, con un 25% de descuento

En tiempos de distanciamiento social, del 02 al 16 de agosto, el Circuito Brunchear será en casa. El primer circuito gastronómico dedicado a rendir homenaje al brunch, celebra su segunda edición llenando a la capital porteña durante dos semanas con los sabores de más de 20 restaurantes seleccionados de la ciudad y sus alrededores.

Los restaurantes participantes del circuito realizaron un Menú Brunchear para dos personas, que estará disponible en formato delivery con un 25% de descuento. Por segundo año consecutivo, los clientes que tengan tarjetas de crédito Comafi UNICO obtendrán un 20% de descuento adicional para disfrutar del circuito en su casa.

Además, la Bodega Lola Montes se suma a esta segunda edición del circuito para otorgar un momento de encanto y disfrute a los exclusivos menús de los lugares participantes.

Entre los participantes se encuentran: Le Pain Quotidien (Posadas, Salguero, Recoleta Mall, Santa Fe, Armenia, Sucre, Nordelta, Olivos, Martinez), Pani (Palermo – Palermo Hollywood – Recoleta – Martinez), Broom (Banfield), Crisol, Ninina (Palermo – Zona Gorriti – Malabia), Moshu (Villa Urquiza), Modo Café (Villa Urquiza), BFresh (Palermo – Zona Salguero – Libertador), Gontran Cherrier (Palermo Zona – Plaza Armenia), Malvon (Villa Crespo) , Hotel Home (Palermo Hollywood), Birkin (Palermo Zoo – Palermo Hollywood), Casa Cavia (Palermo – Zona Salguero – Libertador), Buenos Aires Verde (Palermo Hollywood – Belgrano) en la capital, en Zona Norte estarán Alo’s (Boulogne), La Panadería de Pablo (Olivos), Eat Catering y Violeta Massey (Recoleta – Palermo – San Isidro), y en La Plata estarán Matilde Bakery, Masse y Moro Finca y Fonda.

A través de la página web www.brunchear.com.ar/circuito podrán conocerse todos los detalles del evento, mientras que por medio de la cuenta @brunchearmas en Facebook e Instagram se podrá acceder a todas las novedades del circuito.

Circuito Brunchear
Instagram: @brunchearmas

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Hot Sale: escenario de oportunidad para reactivar el turismo y encontrar ofertas flexibles

El ecommerce ha sido uno de los sectores que ha resultado inmune a la pandemia e incluso ha evidenciado cifras récords en este contexto. Y a pesar de que la industria del turismo se ha visto por el contrario particularmente afectada, el interés de los consumidores por retomar los viajes se mantiene vigente.

Un sondeo realizado por la empresa TIJE Travel durante el confinamiento, demostró que el argentino siguió buscando ofertas de viaje. “A pesar de los condicionamientos, el 65% de los argentinos buscan en el sitio destinos internacionales, mientras que el 35% restante se enfoca en destinos nacionales. El interés por viajar se mantiene intacto, dice el informe.

Hay una gran cantidad de gente que debido a la cuarentena no ha podido viajar al interior o a países limítrofes a visitar a sus familiares y que todavía espera una oportunidad para llegar a destino.

En este escenario de oportunidad, se presenta el Hot Sale con agenda confirmada para los días 27, 28 y 29 de Julio.   

Con miras a la reactivación de varios sectores, entre ellos el turismo, TIJE Travel preparó una serie de recomendaciones para aprovechar las propuestas flexibles que pueden encontrarse en el marco del Hot Sale:

1. Destinar tiempo a la búsqueda: hoy estando en casa es posible empezar a observar y planear con tiempo las próximas vacaciones y/o escapadas. Para el hot sale habrá promociones especiales que le brindan al viajero las condiciones necesarias para elegir destinos, vuelos y hoteles con flexibilidad. 

2. Suscribirse a apps y newsletters: con algunas ideas de destinos en mente, una buena estrategia es suscribirse a canales de información que puedan adelantarnos propuestas especiales y convenientes de acuerdo a nuestros gustos y preferencias. A través de nuestro newsletter no solo ofrecemos información de ofertas sino contenido valioso acerca de cada destino y sus particularidades y para quienes utilizan nuestra app, los vamos sorprendiendo anticipándoles las ofertas especiales. 

3. Optar por empresas reconocidas y que cuenten con atención al cliente: es importante al momento de evaluar alternativas, concentrarse en aquellas empresas que tienen trayectoria y experiencia en el sector. Asimismo, es importante que cuenten con canales de atención al cliente. Más allá de que en estos días y sobre todo en fechas especiales, las respuestas puedan demorar un poco más porque todo el caudal de consultas, dudas, cambios, compras, etc. se gestiona de manera online, verificar que existan distintas para contactarse es muy importante.

4. A la hora de comprar: si hay destino y oferta elegida, es fundamental verificar todas las condiciones de la misma, y comprobar los límites de la tarjeta –e incluso avisar antes a la misma, en esta época de confinamiento se extreman las medidas de comprobación- a fin de poder acceder a la promoción de forma segura. 

5. Mantenerse actualizados: es importante dar seguimiento a la compra, estar enterados de las novedades y nutrirse de buen material para palpitar el próximo viaje.

Poco a poco, la nueva normalidad está en marcha y el Hot Sale se plantea como un escenario de oportunidad para reactivar el turismo y encontrar ofertas flexibles para todos los viajeros.

Crédito fotos: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Macarons, esa pequeña debilidad.

Juliana Herrera Dappe, es la cheff y dueña de Mada Patisserie, un espacio que supo ganarse la fama de tener unos de los macarons más ricos de Buenos Aires.

Ante el primer bocado, Juliana nos cuenta…“los macarons son un clásico de la pastelería francesa, se elabora con clara de huevo, azúcar y harina de almendras. Existen mil opciones de sabor, a base de ganache, curd, etc. Los más clásicos son los de chocolate, pistacho, vainilla y frambuesa; también son muy ricos, para salir de lo común, los de maracuyá, lima y salted caramel.

Son una delicia, sobre todo por esa combinación de la tapa crujiente con el relleno suave, y resultan ideales para acompañar un café o un té”. 

TIPS: 

“Es importante batir bien las claras y, al momento de agregar la harina de almendras, incorporar bien pero no mezclar de más para no perder la estructura lograda con el merengue francés. Unos de los pasos más importantes es el llamado macaronage, que se logra dejándolos reposar antes de cocinarlos.”

RECETA:

*Para las tapas
(rinde 50 a 60 tapitas para armar 25 a 30 macarons)

Ingredientes:
200 gr de claras de huevo
170 gr de azúcar
350 gr de harina de almendras
350 gr de azúcar impalpable
5 a 7 gotas de colorante rosa y/o rojo
Una pizca de cremor tártaro

Procedimiento:
Procesar la harina de almendras con azúcar impalpable hasta obtener un polvo fino. Pasarlo dos o tres veces por un tamiz para que quede lo más fino posible. 
Batir las claras con una pizca de cremor tartaro hasta obtener buena espuma. Agregar de a poco el azúcar en forma de lluvia y batir hasta obtener un merengue bien firme. Durante el batido, agregar también las gotas de colorante hasta obtener el color deseado (no más de 7 gotas).
Añadir en dos partes los ingredientes secos al merengue, mientras se revuelve con espátula y con movimientos envolventes, hasta obtener una preparación brillosa y lisa. No batir de más para que el merengue mantenga su consistencia
Colocar la preparación en una manga descartable con boquilla lisa de 8 a 10 mm. 
Sobre una placa con papel siliconado o sobre papel manteca, hacer las tapitas de los macarons de 3 cm de diámetro, todos iguales para lograr cocción pareja. Dejar reposar 1 hora en la placa para que se forme una cáscara seca. Cocinar en un horno a 150° por 10 minutos y luego, dejar enfriar en la bandeja.  

MADA MACARONS CHOCO Y FRAMBUESAS

*Para los rellenos:

Chocolate y frambuesas
290 gr chocolate semiamargo
170 gr mermelada de frambuesas
270 gr crema

Preparación:
Picar el chocolate. Calentar la crema a fuego medio (sin dejar que hierva), volcar sobre el chocolate picado y dejar unos minutos. Luego, mezclar para que el calor de la crema funda el chocolate y posteriormente agregar la mermelada de frambuesas. Integrar bien todo, hasta obtener consistencia de una crema.

Chocolate blanco
Chocolate blanco 200 gr
Crema de leche 230 gr
Manteca 20 gr

Preparación:
Picar el chocolate. Calentar la crema a fuego medio (sin dejar que hierva), volcar sobre el chocolate picado y dejar unos minutos. Luego, mezclar para que el calor de la crema funda el chocolate. Integrar bien todo, hasta obtener consistencia de una crema. Por último, agregar manteca blanda e incorporar bien. Llevar a la heladera por mínimo 2 horas.

Chocolate y maracuya
290 gr chocolate semiamargo
100 gr pulpa de maracuya
170 gr de crema
60 gr de manteca

Preparación:
Calentar la crema a fuego medio (sin dejar que hierva), volcar sobre el chocolate picado y dejar unos minutos. Luego, mezclar para que el calor de la crema funda el chocolate y posteriormente agregar la pulpa de maracuyá. Integrar bien todo, hasta obtener consistencia de una crema. Por último, agregar manteca blanda e incorporar bien. Llevar a la heladera por mínimo 2 horas.

Armado:
Colocar el relleno elegido en una manga y rellenar una de las tapas de los macarons, colocar la otra tapa encima y cerrar.
Para decorar, se pueden comprar unos corazoncitos y pegarlos con dulce de leche sobre unas de las tapas.

Juliana Herrera Dappe
http://www.madapatisserie.com/mada/

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

EMPRENDER DESDE LA COCINA.

El mundo de la cocina parecería ser territorio indiscutido de las mujeres. Aquel escenario ligado íntimamente a lo femenino, desde donde en tiempos inmemoriales  se avivaron los fuegos del “calor de hogar” y ,donde aún, en la soledad de las cuatro paredes, entre guisados y porcelanas, las abuelas supieron crear universos.  Y fue quizás allí incluso, donde quedo tatuado en el ADN femenino los principios básicos del espíritu emprendedor, porque a costa de hacer rendir la economía aprendimos que donde “comen dos comen tres”, que hay que “pagar la olla”, que “las recetas” se comparten  y que siempre, pero siempre, hay que mantener el fuego encendido.

Sin embargo, la paradoja e ironía de todo esto, es que la industria gastronómica es un mundo dominado por los hombres. No porque falten mujeres sino porque no están visibilizadas, aunque están allí y son muchísimas. Están haciendo carrera en los mejores restaurantes o creando los suyos propios, generando proyectos increíbles, marcando tendencias, emprendiendo…En Boleo Magazine, nos propusimos ir por ellas, conocerlas, meternos en sus cocinas, su mundo.

Hoy la historia de Juliana Herrera Dappe, Cheff y dueña de MADA PATTISSERIE.

Su historia

 “Desde chica amaba cocinar, buscaba en los libros de recetas que guardaba mi madre o en los programas de tele  que cocinar, obvio siempre tortas o cosas dulces, desde ahí mi amor por lo dulce, de esos días surgió la frase que identifica a Mada Patisserie “AMAMOS LO DULCE”. En el año 2002 decidí venir a Buenos Aires a vivir para arrancar mis estudios de gastronomía en IAG y comenzar mi camino. Trabajé en distintos lugares desde hoteles, restaurantes, hasta que decidí dedicarme de manera independiente realizar caterings, cenas privadas, tortas y más; siempre soñé en tener una casa de té como decía cuando era chica.  

Después estudie la carrera de Administración de empresas en la universidad del CEMA porque tenía claro que pasos dar para luego armar mi negocio, para mi fue siempre importante no solo saber de gastronomía sino también de toda la parte del negocio, desde la parte contable, impuestos, etc.   Una vez que me recibí tomé la decisión de arrancar el proyecto, lo que es hoy Mada Patisserie. Sentí que era el momento y debía animarme porque el instante ideal para emprender no existe, eso nace de uno mismo y hay que estar seguro de lo que se quiere hacer y ponerle mucha pasión”.

¿Qué hace diferente tu proyecto a otros?

“La idea de Patisserie para take away surgió porque sentía a que casi no había este estilo de pastelerías en Buenos Aires, sino muchas con cafecito, pero no como las que se ven en París u otras partes del mundo, donde el cliente pueda ir a comprar desde un pequeño mini cake, unos macarons o hasta una torta para una cena o un cumpleaños, un pequeño presente o contratar una mesa dulce para un evento especial. Entrar a Mada Patisserie tiene que ser para el cliente una experiencia, eso es lo que me gusta transmitir.  Para mí es muy importante desde la materia prima, el producto y el packaging, es un todo.

Busque ofrecer dentro de la pastelería productos distintos o presentados de manera diferente, además de los clásicos que no pueden faltar. Contamos con alrededor de 25 variedades de tortas que vienen tanto formato grande como en su versión individual de mini cake, además contamos con productos estacionales. Con lo que nos diferenciamos como propuesta desde siempre los macarons, una degustación de mini cakes que tuvo mucha aceptación y ahora lo eligen mucho los clientes y también la opción de poder llevarte una mini cake sin tener que comprar una torta entera. 

¿Qué desafíos que tuviste que atravesar a la hora de emprender un proyecto gastronómico?

El inicio del proyecto lo fui construyendo con el tiempo. Primero analice la posibilidad de apertura de local, analice zonas posibles donde ubicarme, definí bien el negocio y los productos que iba ofrecer -esto fue lo más fácil lo tenía bastante claro ya que venía trabajando  a puertas cerradas-. Después  construir la marca con todo lo que eso implica, desde el nombre -que para mi era muy importante que significase algo-, además que tenia cumplir con todas las reglas del marketing. Después construir logo, imagen, packaging, etc. Pero, sin duda encontrar local fue lo que más tiempo me llevó y al conseguirlo empezó la maratón hasta el día de la apertura. Pasando por obra, diseño local y, aunque contaba con un equipo de arquitectos, yo me dedique 100% a esto también. En el local estaba poniendo todo lo que siempre soñe y necesitaba sentir que tenía mucho de mi.

Como mujer creo siempre el desafio es doble, aunque hoy en día hay una gran porcentaje de mujeres emprendedoras.

Lo más desafiante como emprendedora es  tener que estar todo el tiempo atenta a los cambios, a resolver problemas. Tenes que estar constantemente atenta a todo, mercado, tendencia, a los clientes que quieren que les gusta y constantemente pensando como seguir creciendo. Importante administrar bien, no perder el foco en esto, tener un buen equipo y saber delegar.

¿Cuáles son los  números y cifras de tu emprendimiento?. ¿ Cuál fue tu inversión inicial?

La inversión inicial realizada en el año 2015 para apertura del local fueron unos $ 600.000, la facturación anual aproximadamente de $ 8.000.000. Todos los años voy reinvirtiendo un porcentaje bajo en la compra de maquinarias, utensilios, moldes, siempre buscando estar con todo lo nuevo, además de ampliar la producción que fui necesitando debido al aumento constante en las ventas. 

Contamos con 3 empleados, más todo un equipo detrás de comunity manager, fotografa, contador, etc.

¿Cuál es el producto icónico, que tenga la identidad de tu marca?

Lo más vendido son los macarons. Son un producto que nos identifica mucho.

Podes disfrutar de la receta de los Macarons haciendo click en este link –> http://boleomagazine.com/?p=2926

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Burnout y Teletrabajo, cuando el agotamiento llega al extremo

Cómo aprender a detectar y ponerle un freno a este trastorno asociado al desgaste laboral, el estrés y la cuarentena

 

…Y un día -como un efecto acumulativo de ciento y pico de días de cuarentena, aislamiento o distancia social, y la incertidumbre por lo que vendrá- aparece otro estado emocional y físico a los tantos de estos tiempos: “sentir la cabeza quemada“, “apagada” y en una necesidad imperiosa de entrar en “modo offline” y no lograr accionar ese comando.

Estos cuadros son conocidos como síndrome de burnout o de desgaste laboral y los médicos especialistas ya los empiezan a notar o estiman su aumento.

¿De qué se tratan? “El estrés crónico tiene varias etapas hasta llegar a esta instancia donde la persona se siente totalmente agotada, desilusionada, malhumorada y hasta agresiva. Se percibe irritable -con la mecha corta– y progresivamente aparece la desmotivación, la falta de interés por el trabajo y la depresión”, detalla la doctora Laura Maffei, especialista en endocrinología clínica, directora de su propio centro médico, abocada al estudio del estrés y autora del libro “Alicia en el país del estrés”.

“También pueden aparecer cefaleas frecuentes, alteraciones gastrointestinales o respiratorias, hipertensión o contracturas”, continúa Maffei.

Diario de cuarentena

El teletrabajo sin cortes y con jornadas eternas, los malabares ante los escenarios convulsionados para las actividades free lance o como emprendedoras y los desajustes entre el esfuerzo invertido y el rendimiento económico actúan como disparadores. 

Las mujeres, además, “somos más vulnerables, ya que solemos tener una mayor carga de horas de trabajo no rentado, para el cuidado de niños o la asistencia a personas mayores y tareas del hogar”. 

También por las situaciones de cuarentena solas o con la responsabilidad exclusiva sobre los hijos.

Rutinas que no quemen

Para revertir el estrés y no llegar a este extremo, la actitud personal y los reajusten en el día a día harán una gran diferencia. Acá, algunas sugerencias.

Tomar conciencia. “Es la llave para realizar acciones que lleven a mejorar aspectos de lo que nos está pasando. Cuando esto no sucede, trasladamos la responsabilidad al afuera. La realidad es que la calidad de vida y el bienestar aumentan al cambiar la forma que tenemos de pensar la vida”, remarca Patricia Robiano, coach personal, psicóloga social y licenciada en nutrición. 

– Establecer metas diarias alcanzables. “Teniendo en cuenta que los meses que llevamos de aislamiento y la cuarentena por sí mismos nos hace tener menos energía”, sugiere la licenciada Mercedes Korin creadora del enfoque Modo Delta para el asesoramiento de personas en su desarrollo profesional y cambios laborales. 

Redireccionar nuestras acciones.”Cuando lo que hacemos tiene una intención, una energía forzada o se vive al extremo, el burnout puede aparecer. Pero si está enfocado en la armonía, el resultado será distinto”, diferencia Robiano.

– No abandonar el “Om” propio. “Tratar de no comprarnos la ansiedad de clientes, colegas o jefes y jefas, es más que beneficioso”, agrega Korin.

– El freno a tiempo. “También es importante tratar de evitar llegar a este tipo de agotamiento y tomar conductas para revertir el estrés crónico“, completa Maffei.

– Desactivar cada tanto el sistema. “El trabajo continuo es peligroso y las pausas son imprescindibles. Por otra parte, el cortisol -la hormona del estrés- tiene su antídoto: la oxitocina”, dice Maffei. Esta, más allá de los abrazos y el apego, aumenta con la meditación, la música agradable, el ejercicio o los baños de inmersión.

Empresas con empatía

Los empleadores -desde las compañías innovadoras y con más recursos hasta en los formatos a una mínima escala- pueden implementar pautas que favorezcan el bienestar.   

Por ejemplo, “incentivar que cada empleada o empleado maneje sus horarios en función de su contexto. También, reformular objetivos de acuerdo a las posibilidades de cada persona y dejar para más adelante proyectos que no sean imprescindibles”, agrega Korin.

Además, “a mi entender, es importante la visibilización del tema del agotamiento para que el Estado promueva criterios que contribuyan a preservar la salud mental de quienes trabajan desde sus casas”, concluye Korin.

Y, entre las reflexiones que llegan en esta situación tan extrema, “muchas personas se preguntarán si hay una única manera posible de trabajar”, concluye Korin.

Por Luciana Fava

Más info
Mercedes Korin: www.mercedeskorin.com
Patricia Robino: www.patriciarobiano.life
Laura Maffei: www.maffei.com.ar

Fotos: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Receta: Lehmeyún

Ingredientes 

Masa
1 kg de harina 000
1 cda de sal
50 g de levadura
600 cc de agua tibia
8 cdas de aceite de oliva

Relleno
1 kg de tomates frescos
½ kg de cebolla
½ kg de pimientos rojos
6 dientes de ajo
2 tazas de perejil picado
1 kg de carne de rosbif picada
sal, pimienta, pimentón y ají molido

Preparación

Disponer en un bol la harina mezclada con la sal; la levadura disuelta en 100 cc de agua tibia, las cucharadas de aceite y el resto del agua tibia. 

Mezclar hasta obtener una masa semi blanda. 

Dejar levar hasta que duplique su volumen. 

Formar bollitos chicos y dejar levar nuevamente.

Relleno

Picar finamente los tomates, las cebollas, los pimientos, los dientes de ajo y el perejil.

Mezclar con la carne, condimentar con sal, pimienta, pimentón y ají molido y reservar. 

Armado

Estirar con palo de amasar los bollitos en forma redonda y disponer el relleno hasta los bordes de la masa. presionando bien. Disponer en placa aceitada y cocinar 10’ en horno de temperatura elevada – 200ºC

Por Diana Boudurian

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Receta: Paklavá

Ingredientes
250 g de masa fila
125 g de manteca

Para el relleno
150 g de nueces picadas
1 cdita de canela molida
¼ de cdita de clavo de olor
2 cdas de azúcar

Para el almíbar
250 cc de agua
500 g de azúcar
2 rodajas de limón
1 ramita de canela
3 clavos de olor

Preparación

Disponer en asadera de 20 x 30, la mitad de las hojas de masa fila, pincelando cada una con manteca clarificada y tibia. Reservar. 

Mezclar las nueces con la canela, el clavo de olor y el azúcar y esparcir en forma pareja sobre la hoja de masa fila reservadas. 

Colocar sobre el relleno, el resto de la masa fila, repitiendo la operación anterior. 

Cortar en rombos y cocinar 10′ a temperatura elevada – 200º C -, luego 25′ finales a 180º C, hasta que la superficie esté dorada.  

Retirar, dejar reposar 5’ y rociar con almíbar frío.

Almíbar 

Colocar en una olla el agua, el azúcar, la rodaja de limón, la canela y el clavo de olor y hervir durante 25′, hasta obtener punto miel.

Por Diana Boudurian

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email