Insomnio en cuarentena, métodos para un sueño rápido y profundo

Hábitos, rutinas y alimentación para un descanso reparador en esta etapa de incertidumbre y adaptación

El insomnio se anota como un signo de esta cuarentena y aislamiento. Con actividades entre paréntesis o maximizadas en el espacio de la casa, las rutinas dadas vuelta y el tiempo a un ritmo inusual -lentísimo o escurriéndose entre las manos-; no es casual que las horas y la calidad del sueño no sean idénticas a las de tan solo unas semanas atrás.

Para algunos, la imposibilidad para dormirse rápido, la tendencia a despertarse a cada ratito o a estar despabilados mucho antes de la dictadura del reloj, son viejas cuestiones conocidas y siempre latentes. En otros, una novedad a transitar y superar.

“Al cambiar obligadamente las rutinas, muchas personas que tenían controlado su insomnio crónico volvieron a la situación anterior o quienes habitualmente pueden conciliar el sueño empiezan a tener dificultades”, explica la doctora Stella Maris Valiensi, neuróloga del Hospital Italiano de Buenos Aires y autora del libro “La ruta del sueño”, publicado por “Del Hospital Ediciones”, la editorial del Instituto Universitario del Hospital Italiano.

Revertir esta tendencia es posible y puede lograrse al ajustar y poner en la mira algunos hábitos, llamados de higiene del sueño, y armar un cronograma de cuarentena. Acá, las claves de los especialistas.

Horarios en modo “on”
“La frase ‘Total puedo dormir’ no debería estar en el vocabulario de quienes tienen problemas de insomnio. Levantarse e irse a acostar en una franja horaria similar y en forma continua ayuda mucho”, explica Valiensi.

Credito Freepik

Hidratación en equilibrio
“Somos fundamentalmente agua y esta regula los principales sistemas del cuerpo. Al estar todo el día en casa, puede ser que prefiramos bebidas no tan hidratantes o que no bebamos suficientes líquidos”, especifica la licenciada en nutrición y holistic health coach Patricia Robiano.
Un truco que puede ser efectivo: que cada integrante de la casa tenga su botella personal, para tener su medida de consumo.

Alimentos y bebidas con luz roja o verde
La lista es clásica. Pero no por ello debemos olvidarla.
Los “no”: “el café, té, mate o bebidas cola después de las 5 de la tarde”.
Los “sí”: “los alimentos ricos en triptófano -como los lácteos, la avena, la banana y el kiwi- y las infusiones de hierbas, como la valeriana”, ejemplifica la doctora Laura Folini, médica psiquiatra y analista profesional de auditoría de Swiss Medical.
Las cenas ligeras y con abundancia de vegetales crudos también están en el último grupo.

Fuera el pijama
Estar todo el día sin cambiarse y en la cama, puede ser una tentación o un plan muy esporádico. Pero, cuando se instala como norma, mejor encender las alarmas internas. “Por más que no se tenga algo concreto para hacer, es beneficioso levantarse, vestirse y buscar una actividad dentro de la casa”, dice Valiensi.

El living, un gimnasio
A esta altura, hasta se hace sentir la falta del ir y venir pre- COVID-19 y el cuerpo está en un estado de máximo sedentarismo. La vuelta de tuerca son las clases online de distintas disciplinas que proliferan en estos días.
Un acierto: “seguirlas a primera hora de mañana”, Valiensi.

Sin automedicación
La administración por cuenta propia de un fármaco nunca es una opción. “Los medicamentos deben utilizarse bajo prescripción médica”, advierte Folini.
Además, en este caso, hay que remarcar que “los ansiolíticos tienen empeoran situaciones puntuales relacionadas con el insomnio”, completa Valiensi.

Alcohol restringido
¿Unas copitas en la cena? “Sabemos que el tiempo ocioso -en este caso, forzado- aumenta el consumo de alcohol. Por lo cual, el consejo es restringirlo, aún en cuarentena, al fin de semana u ocasiones especiales”, dice Folini.
Más allá de las consecuencias asociadas a su consumo excesivo o a la dependencia, “no es un inductor del sueño. Produce una relajación en las primeras horas, posteriormente genera un sueño fraccionado y puede empeorar la calidad de sueño. Especialmente en persona con apneas”, detalla Valiensi.

La hora de las noticias
Lo ideal: seguir una única fuente de información, ponerse al tanto de las novedades una vez al día y apagar las pantallas dos horas antes de irse a dormir.
La sobreinformación lleva a un estado de alerta permanente nada tranquilizador. “Las series o películas muy violentas tampoco son recomendadas para las últimas horas del día”, agrega Valiensi.

Mantener la motivación
Según los ciclos y la disponibilidad de cada uno, “este tiempo puede ser utilizado para crear, compartir, explorar dones y talentos que en el corre-corre olvidamos”, remarca Robiano.

Una ducha antes de irse a dormir
“El agua limpia el cambio energético por fuera y nos serena”, recomienda Robiano.

El médico, a través de la pantalla
“Si a pesar de un cambio de hábitos o con la medicación recetada antes de esta situación, no se puede lograr el descanso reparador será aconsejable una consulta online con un especialista”, finaliza Folini.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

TIPS IDEALES PARA CREAR TU ARMARIO CÁPSULA DE INVIERNO EN TIEMPOS DE CUARENTENA

Es momento de quedarnos en casa y el orden de tu armario es una gran tarea para llevar a cabo.

Lo ideal es hacerlo basándonos en la famosa frase del arquitecto Mies van der Rohe, “menos es más” y en el “método del armario cápsula” inventado por Susie Faux, dueña de una boutique londinense llamada “Wardrobe” en la década del 70.

Según Faux, un armario “cápsula” o “minimalista” es una colección de algunas prendas esenciales que no pasan de moda que luego podemos potenciar combinándolas con piezas de temporada o de acuerdo a la tendencia. Esta idea se popularizó más tarde por la diseñadora Donna Karan, quien lanzó en 1985 una influyente colección cápsula de siete prendas intercambiables para el trabajo.

Es a partir de estos conceptos, sumados a la filosofía impulsada por la japonesa Marie Kondo respecto la búsqueda del orden (exterior e interior), que las invito a disponer de un armario con menos cantidad y más calidad de prendas atemporales, que nos van a dar como resultado looks versátiles para el día a día acompañados de nuestro estilo. ¿Te animás?

¿Cómo crear un armario cápsula?

Existen 3 claves para realizar este armario cápsula:

· Hay que “descartar toda la ropa que no usas, no te gusta y no te reporta felicidad”, recomienda Marie Kondo.

· “El tamaño ideal de la cápsula dependerá de la persona. Aquí no hay reglas rígidas”, explica Susie Faux.

· Y por último, concientizar a la persona para que compre con prudencia en función de la combinación con las prendas existentes de su armario. Si entra algo nuevo, sale algo viejo. Si no hacemos esto, volvemos a acumular. Dice Susie Faux que en la práctica resulta liberador.

Ya que disponemos de tiempo para planificar nuestro armario minimalista, les propongo 11 prendas que no debería faltar en la cápsula de invierno.

Abrigo de Paño

Un clásico en la época de bajas temperaturas. Este año lo llevarás en color habano o a cuadros y será el comodín perfecto para combinar con otras prendas básicas y tonos neutros. Con zapatillas o botinetas, siempre nos suma a nuestro look aires elegantes.

Trench (o piloto) aunque no llueva

¿Quién no tiene un piloto en su armario? También conocido como trench, se transformó en un básico del invierno: este año reemplaza al tapado los días en que no hace tanto frío. El trench de gabardina en su color beige es una pieza versátil que va con jeans, pantalones de vestir y también con vestido o pollera.

No te puede faltar en el día a día.

Pantalón negro

Otro básico infalible en cualquiera de sus morfologías (ancho, pitillo, sastreto o babucha). Llevalo junto a los ítems de moda de la temporada (trench, zapatillas, borcegos, chaleco) y vas a tener un look súper actual.

Falda símil piel

Esta prenda llegó a nuestros armarios en los ´80 y desde entonces la recuperamos constantemente y va ser un hit este invierno. Con un jersey negro cuello alto más tacones y para días más relajados con algún jersey oversize y zapatillas. Nadie duda que la falda símil cuero es una prenda clave.

Jean skinny de tiro alto

El jean es el mejor punto de partida para un armario cápsula de invierno. No hay combinación posible que se le resista: desde camisas y sweaters estampados a la sudadera más básica.

Jersey color tierra

Los colores tierra se asomaron en la primavera y se instalaron. Esta temporada los aplicamos a un jersey de punto grueso.

Jersey cuello alto

El jersey de cuello alto negro es la prenda de invierno versátil por excelencia. Del día a la noche, no sólo encuadra, sino que es perfecto para cualquier tipo de evento. Y no exige pensar demasiado con qué combinarlo, va con absolutamente todo.

@joanavaz_

Camisa pussy bow

Irrumpieron las pasarelas de otoño-invierno y han dado el salto a las calles. Las camisas con lazo son una de las tendencias de la temporada. Estampadas, en organza o la clásica en seda color crudo, nos las pondríamos infinitas veces con un pantalón tiro alto para crear un look retro con raíces setenteras.

Pantalón Bermuda

La vuelta del pantalón a la altura de la rodilla, ni más ni menos. Lucilo con botas altas o borcegos. También nos animamos al conjunto de saco y bermuda.

Falda plisada

Viene invadiendo nuestros armarios en las últimas temporadas. La falda midi plisada tiene el largo perfecto para llevar con botas, tacos o chatas.

Vestido midi estampado

Con flores o con estampa animal print, el vestido midi que comenzamos a usar en la primavera pasada, seguirá presente durante el otoño y el invierno. Así que no lo archives.

Espero que les hayan servido estos #connietips y los puedan poner en práctica!

Connie Casas
Fashion Stylist


Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¿Cómo colaborar con el ecosistema y realizar compras sustentables?

En nuestra rutina diaria, semanal, mensual, nos encontramos comprando y consumiendo mucho más de lo necesario. Cuantas veces nos preguntamos al comprar ¿Quién hizo esta prenda? ¿quién cosechó estas verduras? ¿en qué medio de transporte llegó hasta este mercado el proveedor?

Las nuevas tendencias sobre ser sustentable, consumir responsablemente se hacen más visibles y encontramos pocos comercios que cuentan con esta visión. Lo bueno es que hay acciones que pueden ayudarnos a ser consumidoras conscientes, a incidir en los productores de generar nuevas alternativas que cuiden el ambiente y apoyen el comercio justo. Pequeñas y grandes acciones que nos invitan a descubrir nuestro superpoder para que, en nuestras acciones diarias, contribuyamos a salvar el planeta. Con nuestra decisión individual, estamos aportando a un cambio global.

Crédito: Freepik

¿Queres sumarte y descubrir qué hacer? Es muy sencillo.

  • Toma aire, sé consciente del aire que entra y sale por tu nariz. Conéctate a tu interior (porque todo cambio viene de ahí).
  • Observa y pregúntate: ¿de dónde proviene lo que consumo? ¿Qué elijo? ¿Cuánto sé de la protección a los derechos humanos de los y las trabajadoras de ese producto que voy a consumir?
  •  ¿Ya tenés tu bolsa reutilizable? Llévala siempre con vos en tu cartera. Si quieres ser creativa, en la web podés encontrar videostutoriales para hacer tu propia bolsa ecofriendly.
Crédito: Freepik
  • Elegí donde ir a comprar. Emprendedores locales siempre es una buena opción. La huella de carbono de los productos que se generan localmente es siempre menor a otros productos, sobre todo si son importados, ya que su traslado genera menor impacto en el ambiente.
  • Evitá en lo posible los productos envueltos en plástico. De por sí las frutas y verduras en su mayoría tienen su cáscara que las protege y el plástico no es necesario. Éste empaquetado se convierte en un desecho innecesario. Recordá siempre, menos envase mejor.
  •  Trata de consumir productos con certificaciones sostenibles. Si ves etiquetas en los productos, te pueden ayudar a elegir entre uno o el otro. Por ejemplo, podés encontrar siglas como FSC, PEFC, ISO 14000, MSC o podés encontrar ecoetiquetas como 100% Bamboo Organic, Vegan, Organic, Fair Trade, entre otras.
  • Regla de oro: PIENSO, LUEGO CONSUMO. No compres más de lo que necesites. Planifícate. Reduce, Reutiliza y Recicla.

Por Constanza Caminos

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recetas dulces para la cuarentena: opciones fáciles y tradicionales para sobrellevar el aislamiento por el coronavirus

Un flan tradicional y un budín de yogur, fáciles de hacer y con ingredientes simples.

Buscarle la vuelta a la cuarentena se volvió una necesidad global, y la cocina está entre las actividades para adoptar, redescubrir o innovar.
Más aún cuando se trata de recetas simples que remiten a los sabores conocidos y con ingredientes al alcance.

¿Listas?, ¡Manos a la obra!

Flan tradicional

Para 10 porciones

Ingredientes para el caramelo
400 g de azúcar
200 cm3 de agua
50 g de glucosa

Ingredientes para el flan
1 l de leche entera
1 cucharadita de té de esencia de vainilla
8 huevos grandes
8 yemas
280 g de azúcar

Preparación para el caramelo

Llevar a fuego medio en una olla, el azúcar junto con el agua y la glucosa y cocinar hasta lograr un caramelo dorado. Al llegar al color esperado, pincelar el molde del flan por completo en su interior y dejar enfriar.

Procedimiento para el flan

Poner la leche a ebullición junto con la esencia de vainilla. Aparte, en un bol, mezclar los huevos, las yemas y el azúcar hasta integrarlos. Incorporar la leche de a poco, mezclando suavemente para evitar que se genere espuma en la superficie. Tamizar esta preparación, antes de volcarla en la flanera caramelizada.

Cocinar el flan en el horno a baño de María, para lo cual disponer una placa con agua caliente como apoyo de la flanera, a una temperatura de 120°C durante 30 a 45 minutos, hasta que coagule y al mover el flan quede firme.

Retirar del horno y dejar que enfríe a temperatura ambiente. Luego, llevar a frío durante 3 horas antes de desmoldarlo.

El flan se mantiene en la heladera hasta cinco días. 

Si se quiere lograr un flan liso (sin agujeritos), cocinarlo en el horno, sin que supere los 100°C.

Del libro “Pastelería Urbana”, de Gustavo Nari (Editorial El Ateneo).

Budín de yogur

Para 8 porciones

Ingredientes
3 huevos
2 medidas de azúcar (la medida es el pote de yogur)
1 medida de aceite
1 pote de yogur de frutilla
Ralladura de 1 limón
3 medidas de harina leudante

Preparación

Batir los huevos junto con el azúcar, agregar el aceite, el yogur y la ralladura de limón, continuar batiendo hasta integrar bien los ingredientes. Agregar la harina tamizada e integrar con movimientos envolventes. Colocar la preparación en un molde de budín enmantecado y enharinado, y cocinar en horno precalentado a temperatura media (180 °C) por 40 a 50 minutos.

Por Milkaut.


Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Cuarentena por coronavirus: el “Yo Me Quedo en Casa” para solteras

Las estrategias y rutinas para que durante el aislamiento ganen el bienestar y la calma

El imaginario que ronda en estos días -tal vez alentado por algunas notas, posteos en las redes o mensajes en los grupos de Whatsapp- remite a una única situación de la mujer en cuarentena por el coronavirus: con los hijos chiquitos saltándole arriba de la cabeza, haciendo malabares entre sus tareas escolares a distancia y el home-office, con los adolescentes hipnotizados frente a una pantalla (pero, por fin, en jurisdicción familiar) o en una actividad compartida -marido incluido, porque se piensa mayoritariamente en una pareja heterosexual- armoniosa y placentera. 

Pero, claro está, este no es el único panorama. Se calcula que el 35 por ciento de hogares en la ciudad de Buenos Aires son unipersonales y muchos de ellos están habitados por mujeres.

No estoy acostumbrada a estar en mi casa”, “Ni un domingo me banco guardada”, “Necesito armarme una rutina, si no voy a estar 20 horas por día trabajando”, “Empezaré algún curso online”, “En mi heladera suele haber solo un tomate, jamás hago una compra para varios días”, “Programemos videollamadas, ¿hasta cuántos nos podemos unir?”, “El gimnasio es mi cable a tierra…”, son algunas de las frases escuchadas y compartidas en estos primeros días de un 24 por 7 en las mismas e idénticas paredes y, en muchísimos casos, en superficies justas para una sola persona. 

Ahora, con el tiempo como bien abundante -algo inédito para el mundo pre COVID-19, el de un cercano período pasado- el desafío es resignificar los días, horas, minutos y segundos. Sin distinción, aunque la mirada de esta nota esté puesta en las solteras, singles o auto- emparejadas, como a algunas les gusta denominarse. 

“No se sabe muy bien de dónde viene la palabra cuarentena. Se dice que tiene que ver con que Jesús oró 40 días en el desierto. Pero lo cierto es que es un concepto relacionado con lo espiritual y con el encuentro con uno mismo. Creo que podemos darle este sentido y que esta época nos ayude a entender qué es lo esencial y a situarnos en el aquí y ahora”, contextualiza la doctora y psicoterapeuta Gabriela Paz, especializada en medicina natural, aromaterapia y ayurveda.

Los estímulos externos -que para algunas pueden ser centrales- están en stand-by y eso es innegable. Entonces, hay que barajar de nuevo las rutinas y buscar un enfoque positivo.    

Aceptar los sentimientos

“Son momentos muy difíciles. Puede surgir angustia, enojo, incertidumbre, soledad y, sobre todo, mucho cansancio. No hay que contrariar eso. Es mejor aceptarlo, advertir qué nos pasa y con qué vamos a fluir”, anticipa la coach personal Silvina Cecchi, con certificación del Instituto Privado de Psicología Médica de la Universidad de Flores y miembro avanzado de la Asociación Latinoamericana de Ciencias del Comportamiento.

Programar cada día

El esquema de actividades extra laborales -con gimnasia, posgrados, talleres y cenas fijas por semana- y que evita el “de casa al trabajo y del trabajo a casa” está cancelado. Entonces, “en este nuevo marco, también es importante destinar cada día a una acción, una actividad, un pequeño propósito. La idea es hacer lo que no hacemos porque nunca tenemos tiempo. Ahora el tiempo está”, dice Paz. 

Las charlas o videollamadas -con un cafecito o una copa al lado-, un curso online, una lectura pendiente, un rato para una máscara de belleza o para arreglarnos las uñas cambiarán el foco de esa jornada. 

“Es dedicar el tiempo a una misma. Son los momentos que llamo Yo con yo, que sirven para nutrirnos y que muchas veces protestamos porque no los tenemos”, completa Cecchi.

Actuar como te querés sentir 

“Sacarse el pijama, salir de la cama o del sillón y empezar a actuar como te querés sentir. Ponerse algo cómodo, pero que, cuando te mires al espejo te sientas linda, es una buena opción”, recomienda Cecchi. 

Sentirte útil

Los ofrecimientos para hacer las compras a personas mayores o en riesgo son la iniciativa justa. También estar atentas –con un llamado, un mensajito, la gestión de un trámite online o un préstamo de dinero- a quienes están en una situación más delicada que la propia. Mirar en perspectiva siempre ayuda.  

Pedir lo que necesites

“Saber que tenés el derecho y el permiso absoluto de pedirle a tus personas más cercanas aquello que te haría bien. Porque una palabra de consuelo, una risa compartida, ahora en forma virtual, pueden ser un alivio. No es tiempo de jugar a ser Wonder Woman”, concluye Cecchi.

Por Luciana Fava

Créditos Foto: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¿Y ahora, qué hacemos? Juegos, libros y actividades para disfrutar estos días en familia

“Juan Gaviota descubrió que el aburrimiento y el miedo y la ira, son las razones por las que la vida de una gaviota es tan corta, y al desaparecer aquéllas de su pensamiento, tuvo por cierto una vida larga y buena”
Juan Salvador Gaviota
Richard Bach

Vivíamos en un mundo sin tiempo, y uso el verbo en pasado porque este giro en nuestras vidas nos obliga a replantearnos muchas cosas. Éramos esclavos de nuestras decisiones: ¿trabajar o divertirnos en familia? ¿Terminar proyectos o reunirnos con amigos? 

Ahora tenemos la oportunidad de aprovechar cada momento para leer, jugar, aprender y divertirnos. Les dejamos algunos consejos y páginas donde encontrarán actividades, lecturas y juegos para compartir con los más chicos:

Quedémonos en casa

Julieta Pinasco es lectora, escritora, asesora pedagógica y docente. Ella nos propone “cuidémonos entre todos para que los chicos aprendan, ellos también, a ser solidarios”, bajo esta consigna crea este sitio de descarga gratuita para que todos aquellos que deban compartir espacio y tiempo con los más chicos puedan “entrar y llevarse lo que quieran”. Allí encontrarán actividades para chicos y no tan chicos, para hacer solos y en familia. También propuestas de escritura, actividades de comprensión lectora, poesías, canciones y hasta la magnífica idea de escribir un Diario de la cuarentena.
El muro ya cuenta con más de 4000 pedidos de amistad y está por transformarse en página.

Las palabras de Dedé

Si María Laura Dedé visita la escuela de tus hijos, ellos jamás podrán olvidarla. Luminosa y musical, sus cuentos y poemas quedarán en sus corazones y memoria para siempre. Hoy quiero recomendarles tres volúmenes de audiocuentos para diferentes edades disponibles en Youtube  y Spotify. 

En el Volumen 1 (1 a 5 años) encontrarán cuentos tan divertidos como “Sapo de otro pozo”, “Una, dos, tres” o “Cinco hermanos” para disfrutar con los pollitos de la casa, en el Volumen 2 (5 a 9 años) historias muy ricas visualmente como “Animales de colores”, “Cola de zorro” o “Estaciones” para los más revoltosos. También, para que nadie se quede sin disfrutar, nos trae el Volumen 3 para los más grandes con historias como “El coso” o “Trabapato”.

Amigos del Océano

Sabrina L. Venturini (Lady Planeta) encuentra cada día la manera de enseñarnos cómo mejorar el planeta, con consejos desde reciclado, limpieza de playas o ahorro de agua y energía. En su primer libro “Amigos del océano” (Editorial A-Marte. Colección Juntos aprendemos) nos cuenta la historia de Anita y sus amigos y una muy particular forma de narrar su paseo por las playas y el interés, tan inspirador, que tienen los niños de transmitirnos sus ganas de descubrir y ayudar. Para aprender a reciclar y a cuidar el medioambiente, el libro cuenta con divertidas ilustraciones de Agustina Barriola. Solo tenés que registrarte con tu mail y lo recibirás en tu correo.

Ahora tenemos tiempo de ser niños de la mano de nuestros hijos. Disfrutémoslo.

1- Julieta Pinasco es Lectora en Ramdon House Children´s Book, Escritora en Loqueleo Santillana, Asesora Pedagógica en Macmillan y escritora en SM Editores.

2- María Laura Díaz Domínguez (Dedé) nació en Buenos Aires, Argentina, en 1970. Se recibió de diseñadora gráfica en la Universidad de Buenos Aires. Trabajó como docente en la UBA y como diseñadora en Argentina, España y Alemania, hasta que volvió a radicarse en Buenos Aires para dedicarse a la literatura para chicos. Tomó y dicta talleres literarios y de narración en el ámbito público y privado. Publicó más de 60 libros y ganó varios premios por sus obras. Actualmente sigue escribiendo e ilustrando. Narra y dicta talleres por escuelas y eventos culturales de todo el país.

3- Créditos de “Las palabras de Dedé”
Canciones: Iris Romero y Duende Cardozo, voces: Gabi Bonomo, Sonorización: Gerardo Morel, Producción: Acqua Records

4- Sabrina L. Venturini: Es escritora, correctora y traductora literaria. Una de sus actividades preferidas es leer, por eso hoy trabaja como correctora de libros en una editorial. En su tiempo libre, se divierte escribiendo poesías y relatos y ganó algunos premios en Uruguay, España y Argentina.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

“La vida en tiempos del coronavirus” Resulta que ayer éramos felices y no lo sabíamos

Resulta que, ayer nomás, estábamos en un oasis.

Resulta que hoy lo estamos porque, aún en estas circunstancias, lo estamos y a veces nos cuesta encontrarle la vuelta.

Somos privilegiados. Estamos en una situación límite, pero aun así nos tenemos. Y tenemos. Y podemos aún con estas cartas hacer buenas jugadas. 

Lo único que se nos pide es estar en casa con Netflix, HBO, Amazon, televisión, lectura, juegos, proveídos de alimentos y mercadería (no es necesario tanta), teléfono, internet, con las aplicaciones del Facebook, Instagram y Whatsapp y con la posibilidad de escuchar música, cantar, bailar, hacer crucigramas, sudoku, pintar, dibujar, escribir un diario íntimo, tomar un baño de inmersión, practicar yoga o meditar. Podemos cocinar, dedicarnos a las plantas, ordenar placares o estanterías. Podemos mucho.

Podemos cuidarnos y protegernos. Sabemos de qué se trata. Estamos informados en tiempo real. 

Nuestros antepasados que vivieron en la guerra, que pasaron cosas muy duras, desplegaron sus recursos. Acá no hay olor a pólvora. 

Es una soledad acompañada.  Es un aislamiento globalizado.

Recuerdo aquella paciente que me contó, que en el cumpleaños número 85 le preguntó a su padre, veterano de guerra, cuál había sido la etapa de su vida que más le gustaba. Ella pensaba que su padre sabio le iba a decir algún viaje que había hecho por el mundo junto a su madre, tal vez algún verano concurrido en la casa disfrutada de Gesell o las escapadas a Villa General Belgrano. Pero no. Él, un hombre resiliente, le dijo que la época mejor de su vida había sido “la guerra”.

Ella no podía entender y su respuesta le resonó varias veces.

Un día la trae a su terapia, y en este espacio, analizamos juntas esa respuesta, y supimos que ese, había sido un período muy próspero en aprendizajes,

Una vez pasada la urgencia, y al salir sano y salvo, las experiencias de la guerra a esa edad joven le permitieron reflexionar y sacar conclusiones importantes en su vida, que luego desplegó y sin dudas fueron fundantes y de la persona que fue, gracias también a esos recursos que le dejó ese difícil momento.

Porque no son las circunstancias que vivimos las que nos enseñan, son las conclusiones que sacamos de eso que vivimos. 

Y para eso es necesario reflexionar.

Yo deseo y espero que nos ubiquemos, nos flexibilicemos, y podamos ver las cosas como son, tomar conciencia y aceptar, para también poder disfrutar.

Y deseo por supuesto, que esto pase. Y deseo que, de esto, ya que nos tocó, busquemos el punto de aprendizaje. 

Yo te invito a que, en estos días, saques un lápiz y un papel y escribas lo que aprendiste y aprendés de estas circunstancias.

Que no la termines de una vez, que dejes esa lista abierta, para seguir agregando y sumando aprendizajes, a medida que pasan los días.

Te comparto mi lista, capaz te anima a hacer la tuya.

Yo, con esta situación repasé de nuevo la humildad y recordar que “no somos nada”.

Llegó la incertidumbre, otra vez, como parte de la vida y, me hice un poco más amiga de ella.

Volví a corroborar que… a “Seguro” se lo llevaron preso, que “Nadie” tiene la vaca atada, y que, “Nada” es para “Siempre”.

Que reafirma una vez más que, lo importante es la salud. Lo único más importante. Y una bella oportunidad para compartir con los hijos y recordarles la importancia de cuidarla y que, evitar una muerte prematura, siempre vale la pena.

La solidaridad. Yo me cuido y te cuido. Te llamo, te compro, te presto, te regalo, estoy para vos, y que sola, no me salvo.

Reforcé que hay que ser disciplinada en muchos casos, a ser precavida, y también a confiar.

Y a valorar los afectos, la conversación presencial. Los paseos, mi bendito barrio, mis vecinos, mis caminatas, el valor de la libertad.

Poder ir al gimnasio, a comer afuera, a tomar un café en una terraza, la lista se me hace interminable, reuniones con los amigos, la familia, viajar, recorrer, ir al cine, al teatro, los cumpleaños, las celebraciones sociales.

Y pienso en todo lo que haré cuando esto pase.

Y claro, soy consciente que hay situaciones particulares que tienen lo suyo y es más difícil encontrarle el encanto. Situaciones que tienen su vericueto.

Y allí me emociona la solidaridad que se está dando en varios niveles. Sé de la ansiedad que despierta por distintas y las mismas circunstancias en muchos, en niños, en grupos de riesgo, en sus familiares. Ayuda el vivir cada momento con su encanto y en el momento presente, sin pasarnos películas de terror, y sin sobre informarnos. 

Pero por favor, ¡seamos felices hoy! aún con estas circunstancias. Como dice Víctor Frankl: “Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás elegir la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”. 

Lic. María Eugenia Sánchez Grillo
www.mariaeugeniasanchezgrillo.com
Lic. en Psicología

Crèdito fotos: Pexels

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Cinco películas de Netflix que no podés dejar de ver en cuarentena

1.- Historia de un matrimonio (2019)

Drama sobre un matrimonio que se divorcia y todo lo que ello implica. Sensible y muy humana. Con Scarlett Johansson, Adam Driver y Laura Dern.

2.- Un plus une (2015)

Un músico mujeriego llega a la India para componer la música de una película y se enamora de la esposa del embajador de Francia. Los paisajes de la India y una mística historia de amor son el ingrediente que la vuelven imperdible. Dirigida por Claude Lelouch y protagonizada por Jean Dujardin (El artista), Elisa Zilverstein y Christopher Lambert.

3.- Profesor Marston y la Mujer Maravilla (2017)

Es la historia de William Marston, psicólogo americano que fue el creador del comic de la Mujer Maravilla y el detector de mentiras que se usa actualmente. Es una historia de pasión donde el poliamor tan de moda en estos tiempos es un protagonista central. Se destacan las actuaciones de Luke Evans, Rebecca Hall y Bella Heathcote.

4.- Tallulah (2016)

Cuenta la historia de Lu, una joven sin techo que rescata a una beba de una relación con una madre tóxica. Protagonizada por la canadiense Ellen Page, quien ya nos mostró de qué es capaz en Juno. La acompañan Allison Janney y Tammy Blanchard.

5.- Dónde está mi cuerpo? (2019)

Es una película francesa de animación para adultos en la que una mano cortada busca el resto de su cuerpo en París en un onírico canto a los recuerdos la niñez y de la juventud. Un poema hecho película.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Breves de Amores: Grace Kelly y Rainiero

Cuando la actriz más bella de Hollywood conoció al príncipe del rincón más glamoroso del mundo, estaba en pleno rodaje de “Hay que atrapar al ladrón”.

Una tarde, en un tren camino a Cannes, Olivia de Havilland viajaba con su marido cuando encontraron a Grace Kelly en un vagón vecino y decidieron presentarle al joven príncipe. Grace aceptó inmediatamente. Rainiero la invito al palacio un viernes a las 16 y ella no podía porque debía asistir al Festival a las 17.30. Finalmente acordaron a las 15. Pero todo venía mal. Grace descubriría la mañana del viernes que por una huelga no había electricidad, lo que significa que no había manera de secar su rubia melena, no se podía pintar a la perfección y su ropa no podía ser planchada.

Así, a medio hacer, bajó corriendo las escaleras del Carlton y sorteó a los muchos fotógrafos que harían que llegara tarde. Pero Rainiero Rainiero todavía no llegaba al Palacio. Cuando por fin lo hizo e invitó a Grace a conocer el Palacio, ella le dijo que lo había hecho ya sin él, por lo que el creativo Príncipe decidió enseñarle su zoológico. Ella estaba convirtiéndose en princesa.

Créditos fotos: Pinterest

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Diez series de Netflix para ver en Cuarentena

Aquí te recomendamos diez series que podés disfrutar en el período de Cuarentena.

1.- After life. Más allá de mi mujer (2019) 1 temporada, 6 episodios

Emotivo relato de un hombre que tras el fallecimiento de su esposa tiene que continuar con su vida, pero todo cambia. Con el inigualable Ricky Gervais.

2.- The Politician (2019) 1 temporada, 8 episodios

Un estudiante adinerado de Santa Barbara dice desde los 7 años que algún día será presidente y ahora comienza a incursionar en el mundo de la política desde el Instituto. Con Ben PlattGwyneth PaltrowJessica Lange.

3.- Mesías (2020) 1 temporada, 10 capítulos

Una agente de la CIA, Eva Geller, investiga a un carismático personaje cuyos seguidores, cada vez más numerosos, creen que puede obrar milagros. ¿Se trata de un ente divino o solo de un peligroso farsante? Con Michelle Monaghan y Mehdi Dehbi.

4.- Ozark (2017) 2 temporadas, 10 episodios

El 27 de marzo se estrena la tercera temporada. Marty es un exitoso asesor financiero con una familia perfecta. Pero puertas adentro la vida de Marty esconde un gran secreto: es el responsable de blanquear el dinero de uno de los más grandes carteles de droga más importantes de México. Lo mejor de la serie es la química perfecta entre Marty y su esposa Wendy. Con Jason Bateman y Laura Linney.

5.- Shtisel (2013/2015) 2 temporadas, 24 episodios

Shulem Schtisel es el padre de una gran familia. Le preocupa que su hijo más joven no se case a la vez que ayuda a resolver los problemas de sus otros hijos. Una serie muy tierna que tenés que ver. Con Doval’e GlickmanMichael Aloni y Neta Riskin.

6.- The Affair (2014/2019) 4 temporadas, 42 episodios

Durante un verano de vacaciones en Montauk, Noah, un prestigioso escritor conoce a Allison una mujer que intenta recomponer su vida tras haber sufrido una tragedia. Al instante se siente atraído por ella, y ambos comienzan una aventura extramatrimonial. Muestra dos versiones de la misma trama por separado, una desde el punto de vista masculino y otra desde el femenino. Con Dominic WestRuth WilsonMaura Tierney.

7.- The Crown (2016/2019) 3 temporadas, 30 episodios

Narra la vida de la Reina Isabel II desde su boda en 1947 hasta el presente. Claire Foy interpreta a la Reina en la parte más temprana de su reinado, en las dos primeras temporadas y en la tercera Olivia Colman deslumbra en el rol de Isabel II. ​

8.- Las chicas del cable (2017/2020) 5 temporadas, 37 episodios

En el año 1928 una moderna empresa de telecomunicaciones empieza a funcionar en Madrid. La serie narra el giro que da la vida de cuatro jóvenes mujeres, cuando empiezan a trabajar en esta empresa. Las cuatro se sienten atadas de diferentes formas a su familia, a su pareja o a sus recuerdos. Con  Blanca SuárezMaggie CivantosAna Fernández, , Ana PolvorosaYon González.

9.- Elite (2018/2020) 3 temporadas, 24 episodios

En el colegio más exclusivo del país, en el que la élite envía a sus hijos a estudiar, un día aceptan a tres jóvenes de inferior condición social. Un mundo privilegiado con fiestas de alta sociedad, niños ricos, sexo y drogas. El choque entre los que lo tienen todo y los que no tienen nada que perder crea una tormenta perfecta que acaba en un asesinato. ¿Quién ha cometido el crimen? Con Omar AyusoMiguel BernardeauMina El HammaniItzan EscamillaJaime LorenteDanna Paola.

10.- Muertos para mí (2019) 1 temporada, 10 episodios

Jen es una sarcástica viuda que está decidida a resolver el misterio del asesinato de su marido. Judy es una mujer optimista de espíritu libre que también ha sufrido una pérdida. Cuando las dos mujeres se conocen en un grupo de apoyo, surge una amistad inesperada a pesar de sus personalidades opuestas. A medida que estrechan su relación compartiendo botellas de vino y galletas, Judy tratará de proteger a Jen de un secreto impactante que podría destruir su vida. Con (Christina Applegate y Linda Cardellini

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email