Como animarme a nadar desnuda y no patinar en el intento

Bañarse desnuda debe proporcionar, sin duda, una de las sensaciones más cercanas a la libertad. Sentir cómo el cuerpo sin peso se desliza en el agua, cómo nuestras piernas pueden flotar y hacer que nos traslademos debe ser seguramente una experiencia sumamente agradable. El cuerpo flota, la espalda se relaja, una brazada, inhalar y exhalar, otra brazada, los pies que se mueven al unísono, en fin, quien pudiera!

Digo “quien pudiera” porque yo no puedo. Vivo en un país en el que las mujeres nadan completamente desnudas, pero yo no puedo.  Seguramente me preguntarás – ¿y por qué no lo hacés? Y yo te responderé “porque soy argentina”.

En Finlandia, tanto las mujeres como los hombres nadan desnudos, sólo que en diferentes días. Las piletas (que son varias) funcionan en toda la ciudad y son municipales, por lo que se paga una entrada mínima de 7 euros que te da acceso a una cabina donde cómodamente podés cambiarte y dejar tus cosas guardadas.

Pero existe una en particular, la Yrjonkadun Swimming Hall, que funciona desde 1928, donde mujeres y hombres pueden nadar totalmente desnudos, desprendidos de sus incómodos trajes de baño y a nadie le llama la atención. El lugar es precioso con un toque art noveau y totalmente equipado para pasar una jornada placentera, de sauna y pileta. En el primer piso cuenta con un café muy bonito. Las mujeres pueden usar las instalaciones los lunes, miércoles y viernes y los hombres martes, jueves y sábados. Pero lo más curioso es que los días femeninos el personal que atiende es masculino y viceversa. 

Ahora bien, la costumbre del sauna es una tradición ancestral en Finlandia. En la actualidad cualquier persona que quiera aproximarse y entender la cultura finlandesa deberá experimentar el placer de sudar intencionadamente.

Durante siglos meterse en el calor seco ha sido una forma de higiene, tanto física como espiritual y hoy en día no se entiende una vivienda sin sauna. Es una manera de vivir.

Pero además de esta rutina existe la costumbre de pasar las oscuras tardes de invierno nadando en la piscina, porque hay que destacar que al revés de otros países, en verano las piscinas cierran, sólo queda abierta una para que la conozcan los turistas.

La costumbre de nadar desnudas viene de la antigüedad cuando la única forma de acceder al baño era a través del sauna, por lo que luego de ese horno hiper caliente se tiraban al agua helada sumamente limpios.

Sinceramente cada vez que voy, dos o tres veces a la semana, hago el intento de quitar mi disimulado traje de baño rojo, (como para que nadie me vea) pero no puedo. ¿Por qué? Porque me da cierto pudor que Alonso, el joven ecuatoriano que trabaja allí vea que mis tetas no están en su lugar y que las marcas de mis embarazos y los kilos que aportó mi menopausia queden allí a la vista de todo el mundo. ¿A quién le importa? A nadie, sólo a mí, y cuando salgo de la cabina con mi mallita roja no hago más que comunicarles a todas las amigas finlandesas en bolas que “tengo un problema”.

Me intriga mucho saber cuáles son los requisitos que Alonso debió reunir para conquistar ese puesto. Alonso está sentado en una cabina en lo alto desde donde se puede ver toda la pileta pero mira como si no viera.

La primera vez que lo vi fue cuando se acercó a decirme en inglés que debía recogerme el pelo y me entregó una coleta. Allí me di cuenta de que me había visto y luego caí en la cuenta de que era imposible no verme si estaba de rojo.

No dejo de preguntarme qué pasaría si tuviéramos un lugar así en la Argentina. ¿Sería posible andar desnudas sin que alguna nos haga rayos x en los muslos o en las caderas?. Admitamos que nos gusta mirar, que solemos mirarnos con crueldad entre mujeres, a veces para criticarnos, a veces para elogiarnos y otras para compadecernos. 

Bueno, aquí eso no pasa. Flacas escuálidas, madres con hijas, tetonas, culonas, casadas, caderonas, lomazos, dúos de amigas, solteras, viudas y hasta trans se reúnen en dulce montón en el agua y se siguen entre ellas caminando en fila india durante horas. Y a nadie le importa el culito o el culazo de la que esté adelante. 

Hago un trabajo para no hacerlo pero admito que la primera vez que fui no podía parar de mirar. Ahora, con el tiempo ya estoy más adaptada y creo que cada vez estoy más cerca de revolear mi bañador cuando Alonso esté mirando para otro lado.

Sandra Votta

Créditos Fotos: myhelsinki.fi

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: American Son

Es muy raro ver a Kerry Washington en la piel de una mujer que no es la mítica Olivia Pope de Scandal. En esta oportunidad, encarna a una madre que busca desesperadamente a su hijo de 18 años.

American Son” es la adaptación cinematográfica de la obra teatral del mismo nombre que se presentó en Broadway. Netflix la compró y la presenta como una producción propia pero en realidad la película se presentó en septiembre en el festival de Toronto.

Toda la trama transcurre durante una noche en la fría sala de espera de una comisaría donde Kendra (Kerry Washington) y todos los otros tres personajes desarrollarán la historia.

Por momentos es muy lenta, probablemente porque es una historia escrita para teatro y toda la acción transcurre en un mismo lugar. La película presenta una problemática que uno a simple vista creería que ya no existe, los prejuicios que aun sufren las personas de raza negra y el ensañamiento que hay de las fuerzas policiales hacia ellos, este drama es un sincero diálogo entre una madre afroamericana y un padre blanco, quienes buscan a su hijo.

Nunca para de llover, lo que vuelve más angustiante el momento y todo se tensa cuando ambos progenitores exponen los prejuicios de ambos, sus ambiciones y carencias a la hora de criar a su hijo y la aparición de los temores acerca de lo que ha podido sucederle, por su aspecto, sus amistades y sobre todo, por su color.

La película habla sobre el prejuicio todo el tiempo hasta que en un giro final el espectador queda abrumado cuando se resuelven todas las dudas.

Completan elenco Steven Pasquale como Scott, el padre del joven, Jeremy Jordan y Eugene Lee bajo la dirección de  Kenny León.

Crédito Fotos: Netflix

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

MUJERES BOLEO: SILVIA PONDAL RIOS

Ellas son mujeres BOLEO. Aman, piensan, disfrutan, sueñan, trabajan y viajan. Conocelas.

Un viaje: Venecia
Un Restaurante: Taillevent – Paris
Un fantasma: la soledad
Una virtud: la bondad
Una sueño pendiente: seguir viajando
Una línea aérea: Copa Airlines (tengo varias, pero en ésta mi
hijo es capitán)
Una marca de auto: Audi (no me interesan)
Un destino por conocer: Sicilia entre tantos otros
Una película: “Dolor y Gloria” de Almodóvar entre muchas
otras, es la última que vi que me gustó. “2001 Odisea del
espacio”, una de las primeras que vi y me gustó
Una canción: cualquiera de The Beatles
Un libro: “Casa Verde” (MarioVargas Llosa)
Un barrio: Notting Hill
Un perfume: Chanel entre otros
Un defecto: soy complicada
Un deseo: la alegría
Un día feliz: son muchos para elegir uno, elegir uno sería
traicionarme
Una debilidad: no haber sabido decir no durante muchos años.
La ropa y el make-up
Tu mejor amiga de la infancia: Tere
Perro o gato: ambos
Una ciudad dónde te gustaría vivir: London
Vino o champagne: vino

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Cómo evitar la locura de fin de año

¿Qué locura fin de año, no?. Volvemos a caer en el agotamiento y en un estado alterado un año más.

¿Por qué entramos una y otra vez en esta carrera?

Termina el año y el cansancio se siente, las presiones y exigencias parecerían ser miles, empieza el calor, las reuniones, los cierres, las entregas, los finales, las despedidas, los actos de fin de año y para terminar, navidad y año nuevo llevándonos luego a las esperadas vacaciones donde queremos vernos y sentirnos bien.

El cuerpo se manifiesta cuando no lo cuidamos como necesita.

Los primeros síntomas de estrés serán físicos como cansancio, alergias, dolores de cabeza, estreñimiento, alteraciones del sueño, dolores musculares, contracturas, problemas de piel, uñas y cabello. Además, se suma la irritabilidad, poca tolerancia, ansiedad, agobio y estados de ánimo cambiantes. Un combo peligroso.

Ante estos síntomas es clave reconocer que necesitamos ir más despacio y ocuparnos más de nuestra salud.

¿Qué hacer para no entrar en ese ritmo alocado que nos pone en un estado vulnerable y de extremo agotamiento como a quien le faltan los últimos cien metros para terminar un maratón?

Algunos tips pueden ayudarte a transitar estos últimos días del año mucho mejor que el año pasado.

  • Decir que NO a tiempo, muchas veces es sanador. Dejemos de sentir culpa por no hacer lo que nos piden. A veces priorizamos las necesidades de los demás sobre las nuestras. No sos mala, ni egoísta ni mala persona por priorizarte. No es necesario sacrificarse más de la cuenta o complicarse la vida por no decir que NO
  • Sé simple con los regalos, no es mejor lo que más cuesta, es mejor lo que más vale y a veces lo más simple es lo que más se necesita
  • Dale prioridad a tus compromisos, hace una lista. No te presiones por querer cumplir con todo. Reconoce aquello que escapa de tu control y por lo tanto no depende de vos solucionarlo. Debemos distinguir entre lo urgente y lo importante
  • Trata de hacer actividad física, sobre todo aquella que te distienda, relaje y distraiga. Hacer actividad física facilita el descanso como así también la segregación de endorfinas, las hormonas del bienestar, ayuda a bajar tu nivel de estrés, te oxigena, activa tu circulación y moviliza grupos musculares que se encuentren tensos y contracturados.
  • Mantenete hidratada y alimentate de manera saludable eso ayudara a reducir la fatiga y colabora a tu concentración y energía. Los alimentos que son aliados a la hora de reducir los niveles de estrés son:

Los frutos secos, aportan vitaminas y minerales ideales para reducir la fatiga y ácidos grasos que ayudan a reducir el colesterol.

La palta, contiene fibras, proteínas y minerales que colaboran a reducir los niveles de cortisol, la hormona que más influye en los síntomas del estrés.

Espinacas, una porción de espinacas aportan casi la mitad del magnesio que tu cuerpo necesita, evita que te sientas fatigado y previene dolores de cabeza.

Cítricos, tienen alto contenido en vitamina C, esto ayuda a potenciar tu sistema inmunológico y a su vez reducir los niveles de cortisol, también regulan tu presión arterial.

Chocolate negro (70% cacao o más), reduce los niveles de cortisol, estimula la liberación de endorfinas.

Infusiones, las propiedades relajantes de la manzanilla, la melisa, el tilo y la valeriana influyen en el control de la ansiedad y el insomnio. Es bueno tenerlas en cuenta y reemplazar el café por estas infusiones. Todo lo que contenga cafeína puede mantenerte en estado de alerta e irritable.

  • Organiza todo con tiempo, eso ayudará a sentirte más seguro y sin sorpresas ni imprevistos. Planifica.
  • Salí a caminar, hace ejercicios de respiración, meditación o yoga. Escucha música suave. Los baños de inmersión también ayudan a relajarte.
  • Hace actividades al aire libre, conéctate con la naturaleza. Disfrutar al aire libre genera buenas ideas, te despeja, te oxigena, cambia tu energía y te pone de mejor humor y si esto es acompañado por tu familia mucho mejor
  • Aprendé a delegar, no pretendas hacer todo de todo. Pedí ayuda, compartí tareas. Tendemos a la sobre implicación, nos hacemos responsables por el bien común de tareas que no tienen por qué ser responsabilidad nuestra.
  • Intenta cancelar momentáneamente aquellas actividades que puedas retomar luego. A fin de año siempre se agregan nuevos compromisos, entonces podemos postergar para más adelante aquellos que se puedan retomar, por ejemplo clases de idioma, pintura, etc
  • Y otro punto importante, NO discutas, nada bueno surge cuando los ánimos están efervescentes. Observa y detecta aquellas situaciones problemáticas y evitalas.
  • Se pueden cambiar pequeñas cosas que darán grandes resultados, solo necesitamos la decisión de poner en práctica ciertas acciones en pos de nuestro bienestar y el de nuestra familia.
    En esta recta final podemos ir sin prisa. El poder parar a tiempo y tener control sobre nuestras emociones es parte de la serenidad que necesitamos para ese ansiado bienestar.

Verónica Segreto
Coach en Salud y Bienestar

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Claves para terminar el año de manera exitosa y comenzar uno nuevo feliz

❤ Esperar menos 👉 de todo
❤ Se agradecido, siempre
❤ No juzgar, aceptar más
❤ Pensar menos y sentir más
❤ Hablar menos y ser más observador, escuchar más
❤ Vencer los miedos, animarse más
❤ Ayudar, nada hace sentirse mejor que poder ayudar
❤ Discutir sin pelear. 
❤ Todos los días aprender algo nuevo. 
❤ Amar, ser cariñoso, abrazar fuerte y mirar más a los ojos. 

¿Qué se necesita para tener éxito?

👉 Una meta clara, saber adónde querés ir, porque sólo así vas a llegar ahí. Siempre ver la meta frente a vos, siempre.

👉Conocer y estar bien informado sobre tu lugar, tu entorno tu territorio, tu realidad, lo que te rodea. 

👉 Pensar en grande porque de esa manera vas a ser grande. No se logran cosas grandes por accidente, “apunta a la luna🌙 si fallas por lo menos estarás entre las estrellas” Les Brown.

👉Si crees que vas a lograr tus objetivos, tus sueños, tus proyectos sin trabajar, estás cometiendo un grave error. Si no estás dispuesto a trabajar duro, olvídate. “no pagás el precio para el éxito, pagarás el precio para el fracaso” Zig Ziglar.

👉Trabaja duro, invertí el tiempo necesario y seguramente serás exitoso.

👉Hace lo mejor que puedas, con lo que puedas, mientras puedas. Y el éxito será inevitable.

👉Pregúntate varias veces al año ¿qué puedo mejorar? ¿Qué necesito cambiar? Porque si no haces nada o haces la misma cosa una y otra vez, seguramente te mantendrás igual. Y te aseguro que mantenerte igual es sinónimo de ir hacia atrás porque los demás están trabajando duro para mejorar.

Entonces ahora, pensá en tu salud, nada tarda tanto como algo que nunca empezaste.

¿Cuántas veces al año decís “no tengo tiempo”?

Cuando decimos nunca es cuestión de tiempo, siempre es cuestión de prioridad, ¿podrías cambiar el “no tengo tiempo” por “no es mi prioridad”?  y ¿qué se siente decirlo así?

Que tu salud no sea prioridad no está nada bueno, porque de ahí parte todo. Cuando querés cambiar generalmente te enfocás en la meta final y se ve lejos…eso nos desmotiva y muchas veces hace que estemos tentados en tomar otros caminos que prometen ser más cortos. Enfocate en cada paso, aunque sea pequeño, disfruta de ese logro y avanza uno más. Acordate que para llegar a la primavera hay que atravesar el resto de las estaciones con invierno incluído. Vos lo podés todo, podés, siempre que quieras, podés! Encendé tus motores que no te para nadie. 

Verónica Segreto
Coach en salud y bienestar

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Celebrar la Navidad

De las tradiciones religiosas del norte de Europa a la magia de la Casa Dior en París. 

Los calendarios de adviento, tienen su origen en Alemania, hacia mediados del Siglo XIX. Pensados como una línea de tiempo o cuenta regresiva de los 24 días previos a la Navidad, los primeros tuvieron mensajes y pequeños juguetes, luego se les incluyeron chocolates, y finalmente derivaron en pequeños objetos, muchos de ellos de lujo que conforman una forma pausada y divertida de ir contando los días.

Entre 1902 y 1908 la librería de Hamburgo Christian Bookshop, publicó la primera versión impresa a la que llamó Christmas clock, aunque fue otro alemán, el imprentero Gerhard Lang quien hacia ideó la versión con ventanitas y regalos.

Christian Dior, tomó esta popular idea y convirtió el Advent Calendar en una caja mágica, la de este año tiene una serie de tesoritos en miniatura, perfumes como Rose Kabuki, Ambré Nuit, Oud Ispahan o Jasmin de Anges, entre otros, pero también cremas, velas, jabón y un corazón de cerámica blanco para guardar de recuerdo…

Fue diseñado por el artista plástico, decorador e ilustrador Vincent Darré y representa la mítica tienda en el 30, rue Matignon, París.

Está disponible para ser enviado por correo, aunque la edición es limitada. Si no sabían que pedir para el arbolito…

Liliana Pagnotta
Perfumista

Foto: Dior

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email