Todo en un Carry on: la valija para viajes de trabajo

Las sugerencias de la asesora de imagen Florencia Ducos que te ayudarán a crear equipos con pocas prendas y adaptarlas a distintos eventos.

Los viajes de trabajo -por presentaciones, congresos, visitas a clientes o cualquier otro motivo- suelen implicar una seguidilla de reuniones, encuentros y comidas en un tiempo híper ajustado; y llevan a agudizar el ingenio para armar una valija eficiente, con la menor cantidad de prendas posibles y que conformen equipos que estén a la altura de las circunstancias.

El desafío puede ser no despachar el equipaje o, al menos, evitar cargar peso sin sentido (con ropa que regresará sin uso y arrugada). 

Entonces, el primer consejo es chequear el cronograma de eventos y los códigos de vestimenta esperados.

Con esa información, el siguiente paso será pensar los outfits de abajo hacia arriba.

Los zapatos serán el ítem que mande y para eso, deberán adaptarse a diferentes ocasiones. Una advertencia: esto no implica que la única opción es un calzado negro. Hay otros tonos neutros -como el gris o el suela- que pueden ser más versátiles.

Luego, será el turno de las faldas y pantalones. A partir de ahí, quedará incorporar blusas, camisas, remeras, blazers y suéters, que se adapten tanto para el día como para la noche, para un evento más formal o más informal, y también para imprevistos.

La clave: que estas prendas aporten color, estampados y diseño, para que se conviertan en el foco de atención. También pueden ser la oportunidad para incorporar las tendencias y presentarnos actualizadas.

Otros aliados serán los accesorios. Terminarán de definir un look y no ocuparán mucho lugar.

Para una ocasión más importante –como suele ser el cierre de una convención-, una monoprenda o vestido con buena textura y caída y de estilo neutro son apuestas seguras. Si no tenés una opción que siga este criterio, puede ser una inversión para tener en mente.

Así, con poquitas cosas, tendrás una valija maximizada y que no delate que estás repitiendo prendas.

Florencia Ducos es asesora de imagen, experta en marketing personal. Da cursos de capacitación y mentorías.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El permiso de las canas: romper con el mandato de la tintura

Las sensaciones al dejar atrás la rutina de la coloración y los preconceptos que todavía existen con respecto a la feminidad.

¡Libertad! Esa es la sensación de las mujeres de entre 40 y 50 y pico al dejar atrás la rutina, constancia, hábito o esclavitud de las tinturas para cubrir las canas (porque para cada una esto implica un nivel de intensidad diferente); y redescubrir y vanagloriarse de la belleza natural y sin preconceptos del pelo gris, veteado, plateado o directamente blanco Ala impecable.

La tendencia tiene cada vez más fuerza y no solo está relacionada con un ciclo cumplido en la peluquería o haciendo malabares con el pomo del producto listo para usar y los guantes de nylon.

Para muchas, implica un guiño hacia un estilo natural; deshacerse de exigencias que son tomadas como naturales; reforzar una imagen más personal; y hasta una postura ideológica o política, en el sentido más amplio de la palabra, y acorde a los activismos propios de esta década.

Meryl Streep

Las mega estrellas son muchas veces las precursoras de este tipo tendencias y eso sucede en este caso. La maravillosa Meryl Streep, en 2006, deslumbró con una cabellera entre blanca y gris en la interpretación de una temible editora de una revista de moda de la película “El diablo se viste a la moda”. Y desde hace un tiempo, coquetea con mucho éxito con sus canas.

Otro ejemplo: la artista plástica Alexandra Grant, quien sorprendió en la gala Lacma Art + Film junto a Keanu Reeves. Está en la mitad de los 40 y luce con orgullo su pelo gris precoz.    

Las redes sociales también marcan un termómetro. Hay varios hashtags en Instagram que agrupan ejemplos de este fenómeno. #Grannyhair, con 349.000 publicaciones, y #greyhairmovement, con más de 23.000 y posts que alientan a seguir este estilo.

En Facebook, el grupo “Yo me atrevo a lucir mis canas” tiene cerca de 3.800 seguidoras y se convirtió en un espacio para buscar consejos en la transición anti tinturas -una etapa que, ellas cuentas, que genera más movilización de lo imaginado. “Bellas con pelo plateado”, sigue esta misma línea. Tiene más de 3.000 seguidoras e incentiva a las mujeres latinoamericanas a mostrar sus looks.

“Lo que quiero hacer”

“Me costó mucho lograr cada cana y las muestro. Son producto de la experiencia”, dice con satisfacción Teresa Garbesi, ex modelo, periodista y ahora, directora de un Parque Industrial en General Rodríguez.

Teresa Garbesi por Marite de Jesús

“Me teñía desde los 30 y a los 58 -nota: hace muy poco festejó los 59- dije basta. Todos los sábados de mi vida me hacía yo misma un retoque en la parte de arriba de la cabeza que me llevaba una hora y media, y una vez por mes iba a la peluquería. Soy muy estética y no me gustaba que se notara el crecimiento”, cuenta a Boleo Magazine y agrega que “llegar a la decisión no fue tan fácil”.

Su súper reconocido tono morocho -parte de su sello personal- varió hacia un platinado intenso para luego ir destiñéndolo y llegar a su pelo original, “que me da algo único, diferente”.

“Los ocho meses de transición me resultaron espantosos. Me bajoneé bastante. Hasta que vi el resultado, que es como un nacimiento, y dije: soy libre”, enumera, en un relato casi calcado al del resto de las mujeres consultadas.

Su ciclo interno, reforzado en su terapia, tuvo mucho que ver. La idea de “si no me libero ahora, ¿cuándo?”, en relación a seguir su propia voz y no una exterior- y con hijos grandes “que me enseñan muchísimo” tuvieron su peso específico.

Además, “yo quiero parecer de mi edad, no más joven. Tampoco tengo hechos retoques o cirugías en la cara ni me los haría. Nunca tomé sol, tengo buena piel y hago ejercicio”, cuenta.

“Pensamos que algunas cosas deben ser de determinada manera y si no nos convencen, está bien soltarlas”, concluye.

Con ideología estética

Sharon Haywood es la fundadora de la ONG AnyBody Argentina -parte de una asociación internacional que defiende la diversidad corporal y que a nivel local impulsó el proyecto de la Ley Nacional de Talles– e investigadora de temas de la apariencia en la Universidad del Oeste de Inglaterra.

Sharon Haywood

“Hace casi 10 años, tenía alrededor de 41, pensé en dejar de teñirme. No pude lograrlo en ese momento. Lo intenté varias veces y volvía. Ahora hace siete que no cubro mis canas”, detalla a BOLEO Magazine. La evaluación propia (que es la que cuenta): mucho más que satisfactoria.

En plena adolescencia y como herencia de una abuela irlandesa que a los 25 ya tenía el pelo blanco, empezaron a aparecer sus primeros mechones canosos y entonces, probó en Canadá, su país de origen, gran variedad de coloraciones fantasía y después, tintes vegetales.

A los 19, cuando notó pelos rebeldes de distintos tonos distribuidos en su cabellera, pensó que no tendría escapatoria a “teñirse de por vida”.

El tiempo y la reflexión sobre los mandatos de belleza la llevaron a advertir que eso de “para siempre” no encaja en una decisión estética.

Hoy: “Recibo muchos cumplidos no esperados sobre mi pelo. Muchos piensan que lo teñí de gris. Me da mucha gracia y respondo que estoy liberándome de estándares de belleza de mujeres grandes”.

“No teñirme es un acto político”, redondea.

Por un alisado mal hecho

“¿Y ahora?” Tal vez esa fue la primera frase que le vino a la cabeza en 2017 a Gabriela Delgado -técnica dental, de 47 años y una de las moderadoras del grupo “Yo me atrevo a lucir mis canas”- cuando, por un error, salió de la peluquería con su melena larguísima hecha una escoba.

“Tenía el pelo hasta la mitad de la espalda, morocho, divino. Me encantaba tenerlo impecable, cuidarlo. Soy muy detallista”, rememora.

Todos los días se lavaba la cabeza y al peinarlo, le daba la terminación final con la planchita.

Para recuperarlo de ese incidente con el alisado, se lo cortó ella misma, primero tipo Bob o Carré y después bien corto, siguiendo un video de YouTube, y decidió suspender los tratamientos químicos. “Siempre tenía un stock de 4 ó 5 tinturas. Me desesperaba la idea de no poder teñirme”.

Cuando se dio cuenta de que su cabellera tenía un 50 por ciento de canas y algunos de los tintes rojizos de su niñez, se entusiasmó. Además, advirtió que el pelo natural era más sedoso.

Las preguntas, opiniones -sin ser pedidas- y reacciones ajenas no tardaron en llegar. “¿Estás enferma?”, “parecés más vieja”, “qué dejada” o “¿por qué lo decidiste”, las más frecuentes. También, miradas sin disimulo.

Una situación que la divierte: quienes entran a su laboratorio de prótesis dentales miran sus herramientas y después, su pelo. 

“Dejarte las canas te lleva a cambiar el chip mental. Es una evolución. Es empezar a pensar que no necesitás tantos químicos para verte linda ni que estás abandonada. Me siento más segura de mí misma. El hombre con canas es seductor y la mujer es una bruja”, afirma. También la impulsó a usar ropa más colorida.

Un cambio extra: “Me importan mucho menos los comentarios de otros. Es mi cabeza y a mí me gusta. No hay una única forma de ser femenina”, completa.

Toda una transformación y a gracias a un producto mal aplicado. “Si no, no se me hubiera ocurrido”, concluye.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Todo lo que tenés que saber antes de ir a San Petersburgo, la perla del Báltico

El ruso es un pueblo único. Lo podés amar o no, pero nunca te va a resultar indiferente. Viajar a Rusia es una experiencia que ningún viajero debe desestimar. Si bien todos los viajes abren la cabeza, viajar a San Petersburgo te va a sumergir en el mundo de los zares, de la riqueza imperial, porque en San Petersburgo, todo pero todo es un palacio.

Fundada en 1703 por Pedro el Grande, San Petersburgo se encuentra tan cerca del Círculo Polar que en verano (entre mayo y junio) casi nunca oscurece, sus cielos ofrecen colores maravillosos que cuando mirás al horizonte a través del río Neva, tenés que pellizcarte porque no lo podés creer.

Desafiando el rigor de la naturaleza, el emperador concibió crear en tierra de pantanos, de una atmosfera bordada de niebla, el “Versailles” ruso. La edificación de la nueva capital exigió de una labor equiparable a la de las pirámides egipcias, una concentración de esfuerzos titánicos. Millares de vidas humanas fueron inmoladas para tapar ese pantano inmenso en el que el atrevido Pedro levantó la ciudad.

Todo en ella te lleva al pasado, a la Rusia de los zares y sin querer mientras caminas por sus calles te encontrás con personajes que emulan a los emperadores Pedro I y Catalina la Grande y te lo creés! porque toda la ciudad está llena de historia.

Sus iglesias, sus palacios, su amplia avenida principal, sus restaurantes y cafés son el mayor indicio de una ciudad que vive plenamente el minuto a minuto todos los días del año, aunque siempre tengas que llevar un paraguas en la cartera porque en algún momento del día la lluvia te puede sorprender.

Si hay algo que seguramente te va a impactar es su idioma en cirílico, porque es imposible reconocer una letra pero ya al segundo día estarás tan impactada de todo lo que la ciudad te ofrece que no te va a importar nada, sólo caminarla, recorrerla y fundirte en ese paisaje de ensueño.

Si hay algo que aconsejamos es no instalarse lejos del centro porque la ciudad de noche es un espectáculo en sí mismo.

Nuestro consejo: estar lo más cerca posible de la avenida Nevsky, que junto con el río Neva son las dos arterias más importantes en la ciudad.

Recorrer el río Neva

Hay muchas cosas que no se pueden no hacer en San Petersburgo, una de ellas es el recorrido en barco por el Neva. Dura aproximadamente una hora y recorre el río y sus numerosos canales con vistas de los más antiguos palacios de la ciudad. Hay muchas empresas y los precios pueden oscilar entre los 10 y 15 euros. La mejor hora para este paseo es el atardecer porque obtendrás las mejores vistas, ver caer el sol sobre el río será una imagen que nunca olvidarás.

Qué ver en Nevsky

La avenida Nevsky es la más importante de la ciudad y es el eje central desde donde se parte para ver casi todo. Tiene cuatro kilómetros y medio de largo y une el Almirantazgo con la Estación Central de trenes.

En su cambiante faz se reflejan todas las épocas de tres siglos de San Petersburgo, diversos estilos arquitectónicos y la constante circulación de vehículos y vistosas vidrieras.

Caminando por Nevsky podrás ver casi todo lo que ofrece la ciudad, la Iglesia de San Isaac, la catedral de la Virgen de Kazán, a unos metros la iglesia de San Salvador y la Sangre Derramada.

Frente a la imponente catedral de la Virgen de Kazán se encuentra el mítico Café Singer, donde también funciona la Casa del libro, construido para la empresa fabricante de máquinas de coser, es un edificio que jamás pasa inadvertido y en su café del primer piso podés tomar preciosas fotos de la vista de la catedral de Kazán.

Qué iglesias visitar

Todo depende del tiempo del que dispongas pero las iglesias no sólo en San Petersburgo sino en toda Rusia son monumentos artísticos invaluables.

Casi todas las podés visitar el mismo día que te dediques a recorrer la avenida Nevsky porque están todas muy cerca.

La catedral de la Virgen de Kazán: es de una simplicidad imponente. Es un museo por la calidad de sus obras. Allí se encuentra el ícono de la Virgen de Kazán, que es de las más veneradas entre los rusos ortodoxos. Las misas en las iglesias ortodoxas duran tres horas y son de pie, no hay sillas ni bancos donde sentarse y las mujeres deben cubrir su cabeza durante la ceremonia. La entrada es gratuita.

Catedral de la Virgen de Kazán

La iglesia de la Resurrección de Cristo o el Salvador sobre la sangre derramada: Es la más parecida al templo de San Basilio en Moscú. Esta iglesia se construyó en el mismo lugar en que fue asesinado el zar Alejandro II. Dentro de ella hay un lugar donde señala el lugar de la tragedia. Está íntegramente decorada con mosaicos y cerámicas. La entrada cuesta 350 rublos y puede comprarse en la taquilla o por Internet. El horario es de 10 a 18 aunque en verano se amplía hasta las 22.30. Los miércoles está cerrada.

Catedral de San Issac: Es la más suntuosa y grandiosa de las iglesias de la ciudad. Se puede subir hasta lo alto de la cúpula, desde donde se puede contemplar una espectacular vista de San Petersburgo. En verano abre hasta las 22:30 horas. Además, en la época de las noches blancas (desde el 1 de junio hasta el 20 de agosto), se puede subir de noche hasta lo alto de la cúpula (de 22:30 a 4:30).

Vista de Iglesia de San Isaac

Palacios

Si en Moscú el sitio más céntrico de la ciudad es la Plaza Roja, en San Petersburgo es la Plaza del Palacio. Vale la pena dar una vuelta por los alrededores para familiarizarse con el centro de la ciudad.

Hermitage: es uno de los museos más famosos del mundo y contiene una de las mayores pinacotecas y museo de antigüedades del mundo. Además, los interiores y salas de este museo son ciertamente preciosas.

Como el museo es gigante y te llevaría días recorrerlo entero, lo ideal es fijar prioridades de lo que te gustaría ver. El tiempo dentro del museo dependerá de lo que te guste el arte pero es una visita que lleva unas tres horas aproximadamente.

Si disponés de todo el día para realizar la visita te recomendamos realizarla el miércoles o el viernes puesto que estos días el museo tiene un horario más amplio (de 10:30 a 21:00 horas). El resto de días (martes, jueves, sábado y domingo) el horario es más reducido (de 10:30 a 18:00 horas). El museo cierra los lunes (y también el 1 de enero y el 9 de mayo). Es gratis el primer jueves de cada mes pero las colas pueden ser muy largas.

Imperdible: la sala de los impresionistas que está ubicada enfrente, dentro del Museo del Ejército.

Vista del Hermitage de noche

Peterhof: Se encuentra sobre el golfo de Finlandia y está formado por un conjunto de palacios y jardines que hasta la revolución en 1917 fue residencia de los zares. Tiene una extensión de 1.000 héctareas y cuenta con más de 100 fuentes.

Si no tienes intención de visitar el Palacio Grande (los jardines y fuentes son mucho más interesantes de visitar que el Palacio Grande), entonces el lunes es un buen día para visitar Peterhof puesto que al estar el palacio cerrado pero los jardines y la mayoría de edificaciones abiertas, los grupos turísticos suelen evitar estos días. Encontrarás menos aglomeraciones.

Las fuentes de los jardines empiezan a funcionar desde el lanzamiento oficial en mayo, hasta su clausura que tiene lugar a mediados de septiembre con el festival de las fuentes. Por ello, el verano es la mejor época para realizar la visita.

A las 11 de la mañana se abren las puertas del predio y se puede apreciar el espectáculo de las fuentes con un antiguo himno ruso. Si la suerte te acompaña y te toca un día de sol, verás inolvidables arco iris que se funden con las imponentes fuentes.

Puedes ir por tu cuenta y hacer horas de cola o contratar una guía que te lleve (queda lejos de la ciudad) en auto y evitas la molesta cola.

Puedes acceder también por barco.

El palacio, si bien es impactante, y digno de ver, no es menos interesante la “casita de Pedro” que linda sobre el Báltico, donde Pedro el Grande pasaba sus veranos, a metros también podrás visitar las instalaciones en los que los zares y los cortesanos disponían de los típicos baños y cocinas.

Palacio de Catalina: Otra visita obligada si viajas a San Petersburgo es este espectacular palacio que fue residencia de verano de los zares. Se encuentra en la ciudad de Pushkin, a unos 25 kilómetros al sureste de San Petersburgo, por eso te recomendamos ir en taxi o Uber, ya que el acceso es en metro y colectivos y se complica bastante, la llegada (hemos probado los dos). Las colas son larguísimas por lo que te sugerimos ir con una guía. Lo más impactante del palacio es el Salón Ambar, todo revestido en ámbar que es realmente formidable. Todos estos palacios fueron bombardeados durante la Segunda Guerra Mundial así que también podrás apreciar el fabuloso trabajo de restauración de estos palacios.

Palacio de Catalina

San Petersburgo es una ciudad que podés recorrer por tu cuenta y tal vez te pierdas de algunas cosas. Es una ciudad enorme que necesita mínimo cuatro noches. Como no es un lugar al que tal vez uno no vuelva, aunque la pena porque siempre hay algo nuevo por descubrir, te sugerimos que lo hagas con guías. Hay mucha información que de otra manera se pierde. Nosotros probamos todo. Sin guía, con guías a la gorra, por nuestra cuenta y te aseguramos que es muy importante ir con una guía profesional, si no, tirás la plata.

Las guías además suelen ir a buscarte en vehículos cómodos, limpios y seguros, y además te brindan toda la información necesaria. Es una inversión que dada la distancia y la calidad de la ciudad vale la pena.

Nos permitimos recomendarte dos servicios de guías rusas con los que tuvimos la mejor de las experiencias. Un servicio VIP que dirige Nadia Zayaeva (nzayaeva@gmail.com) y que es de una calidad excelente. Y otra guía excelente, Ekaterina Peña Sánchez acreditada en SPB, (caterina24@yandex.ru).

En la próxima te contamos otras experiencias para descubrir San Petersburgo, coming soon.

Créditos Fotos: Salvo Herrera

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Trucos de belleza, la alquimia de las alacenas

Nuestras abuelas conocían muy bien las propiedades de belleza de esos productos que están al alcance de la mano. De generación en generación se fueron pasando la maravillosa alquimia de las alacenas: un puñado de avena, unas gotas de agua de rosas, una cucharada de miel y el todopoderoso jugo de limón.

Sin embargo, marketing mediante y góndolas tentadoras, hicieron que aquellas costumbres ancestrales y las recetas de la abuela quedaran sepultadas en el olvido. Pero un nuevo concepto de consumo que revaloriza lo natural, busca incorporar a la rutina diaria la magia de las alacenas abandonadas.

Hoy en BOLEO te compartimos, algunos tips de belleza naturales que además son muy económicos:

AGUA DE ARROZ

Las mujeres japonesas conocen muy bien las propiedades de limpieza del agua de arroz. Dejar en remojo por una hora un puñado de arroz, bastará para formar un agua lechosa que sirve para limpiar de impurezas y restos de maquillaje la piel.

ACEITE DE OLIVA

Antes de que llegara a estas latitudes el aceite de coco y que nacieran las instagramer, el producto estrella de nuestras abuelas era el aceite de oliva.

Sólo unas gotitas bastarán para ablandar cutículas, humectar rodillas, codos y talones. Además, resulta maravilloso para reparar puntas de cabello florecidas y un masaje en el cuero cabelludo, antes del lavado, promete eliminar el frizz y dar brillo.

MASCARILLA DE YOGURT Y RALLADURA DE PEPINO

Beautiful girl sitting on the couch in the room. Lady in a green towel and with cucumber on her face

Si lo que buscás es hidratar y refrescar la piel bronceada, esta mascarilla es ideal para vos. Solo hay que mezclar un par de cucharadas de yogurt natural con la ralladura de medio pepino, extender en el rostro, evitando la zona de los ojos. Dejar actuar veinte minutos y retirar con abundante agua tibia.

CAFÉ, SAL Y AZÚCAR

Coffee beans and coffee powder with tamper on dark background. Coffee concept. Coffee background. Flat Lay.

Cualquiera de estos productos resultan excelentes exfoliantes con solo mezclarlos con tu humectante habitual o infusionados con aceite de oliva. Dependiendo de la zona a exfoliar, será más conveniente uno u otro; el café o el azúcar resulta más abrasivo para zonas como talones, mientras que la sal con el aceite hace maravillas suavizando las manos.

VINAGRE DE MANZANA

Cuando descubras las virtudes del vinagre de manzana y el brillo que deja en tu cabello, no tenemos dudas, que pasará de la cocina a tu baño sin escalas. Después de lavar con tu habitual champú, utilizá para el último enjuague un chorrito generoso de vinagre. El resultado, un brillo increíble y además, favorece el desenredado.

TONICOS FACIALES CON PETALOS DE ROSAS Y MANZANILLA

Amamos las aguas termales y descubrimos las maravillas que hacen las brumas descongestivas en nuestra piel; pero te traemos una receta añeja que bien vale probar.

Infusioná los pétalos de una rosa en una cacerolita con agua durante unos minutos (si es de tu jardín mejor, para asegurarte que no tenga ningún tipo de pesticida), podes hacer lo mismo con un puñado de manzanilla. Colalo muy bien y reservalo en la heladera hasta el momento de usarlo; colocalo con una mota de algodón o si preferís aplicalo con un rociador sobre el rostro.

Crédito fotos: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: El método Kominsky

La esperada segunda temporada de una de las más inteligentes comedias de Netflix llegó finalmente y no decepcionó en nada a los que la estábamos esperando. Y además sus capítulos son tan cortos y tan bien contados que las ocho entregas finales te dejan con necesidad de más.

El método Komisnky es una comedia creada por Chuck Lorre, pero que no tuvo mucha prensa en su momento, como suelen tener series como “La casa de papel”, “Elite” o “Criminal” en todas sus versiones. No obstante, el año pasado, ganó el Globo de Oro a la mejor comedia y eso levantó el ánimo de la gente de Netflix que no le tenían mucha fe.

La serie tiene todo, humor, diálogos muy inteligentes, actuaciones maravillosas que demuestran que no sólo puede hacerse un buen producto con actores jóvenes y un guión sumamente humano y sensible que narra la historia de estos dos viejos tiburones de Hollywood que transitan como pueden este tramo de la vida.

Credito: Netflix

En esta segunda temporada, estos dos amigos Sandy Kominsky, interpretado maravillosamente por Michael Douglas, y Norman Newlander en la piel de Alan Arkin, siguen compartiendo sus historias con ese humor ácido acerca de la vejez, el amor después de la viudez, los problemas de una hija adicta y los diálogos son un duelo interpretativo de dos grandes que de ninguna manera hay que dejar de ver.

En esta temporada hay dos apariciones estelares muy significativas, la de la inglesa Bárbara Hershey, a quien hemos visto durante años encarnando a la Doctora Quiin y Kathleen Turner, quien protagonizó La joya del Nilo (1985) y La guerra de los Roses (1989) junto a Michael Douglas y que pese a los 30 años que han pasado, mantienen su química intacta. Cuesta reconocerlas a ambas pero hay cosas que se mantienen intactas, las miradas y los talentos.

Completan el elenco Nancy Travis (Tres hombres y un biberón), Sarah Baker y Lisa Edelstein. También hace una aparición memorable Danny DeVito encarnando a un urólogo muy particular.

Sencillamente, imperdible.

Photo by Jon Kopaloff/Getty Images
Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Qué es el liderazgo circular y cómo puede ayudarte a empoderar a tu equipo

El liderazgo circular es una técnica de abordaje frente a los proyectos que implica salirse de los organigramas tradicionales en los que todo pasa por un líder, para poner en el centro al proyecto en sí mismo y que todos los agentes participantes giren en torno a él.

Paula Mandraccio, fundadora y Directora General Creativa de BRA Agency, que se especializa en organizar el trabajo de servicios creativos de manera diferente, empoderando a las mujeres y a las marcas femeninas, explica a BOLEO cómo podemos implementar el liderazgo circular en nuestros equipos.

Lo circular es todo lo que está bien. Emprender un proyecto de negocios siempre tiene que incluir a los otros en tu “business plan“. ¿De qué se trata el liderazgo circular? Apunta a emprender con un propósito, poner al proyecto por encima de cualquier visión personal y ser súper responsable con los objetivos que se definen. Ese proyecto que va al medio tiene que, de alguna manera, resonar en todos. No se pierden los bordes de la individualidad pero toman otra dimensión: se integran en pos de algo más grande.

Algunos consejos para implementar el liderazgo circular en tu día a día:

*Ponete metas más grandes que “ganar dinero”

Lo que sea que hagas, por más sencillo que sea, el producto tiene que poder transformar la realidad de alguien, aunque sea por un ratito. Fijarte metas grandes, épicas, de esas que impactan más allá del negocio, te va a dar la puerta necesaria para seguir en los momentos en que estés cansada y tengas que remar “en medio del río”.

*Si se parece a la sensación de estar enamorada, ¡vas por buen camino!

Para que el liderazgo circular tenga lugar y su efecto sea positivo, tenés que poder contagiar a tu equipo. Las ganas, y la mística son contagiosas y parten del deseo, de querer mucho algo. Escucharse es clave. Observá qué le pasa a tu cuerpo cuando se lo contás a alguien.

*La sinergia es clave

El famoso “team building”. Nadie hace nada solo. El momento en el que ponés ese “plan propio” ahí, en el medio de un equipo, es muy importante. Preguntate: ¿qué tan disponible estoy para escuchar a otros? ¿Y si piensan diferente a mi? Si podés sortear esas inseguridades que todos tenemos, vas a ver que lo que se armará será muchísimo más grande y sólido.

*¡Viajá liviana!

La vida del emprendedor tiene enormes satisfacciones y también momentos de mucha responsabilidad y toma de decisiones. Por eso, aprender a vivir con poco es lo más parecido a ser libre. No crezcas de golpe, guardá recursos para cualquier imprevisto y da pasos seguros.

Y, por último, parar, hacer espacio, crear momentos de vacío y desconexión de lo techie y sostener historias de carne y hueso es fundamental para seguir motivándote, cuestionándote y comunicando el proyecto. Cuando tengas dudas, volvé al valor de lo humano que ahí todo se acomoda.

Para terminar, te dejo un ejemplo del buen uso del liderazgo circular:

Bandainvitada.com es una plataforma que nació como herramienta colaborativa para músicos. Un espacio gratuito para que puedan conectarse entre sí, encontrar lugares para tocar, publicar sus fechas, etc. La iniciativa surgió de Macoco Moreira, músico argentino, quien conociendo las necesidades sobre todo de los músicos del under o indie que no cuentan con estructura o apoyo, quiere impulsar a la cultura y la comunidad musical sobre la base de la colaboración con este proyecto.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Feriados 2020 en Argentina

Para ir agendando tu próxima escapada, ¿Cuáles son los  días no laborables de 2020, aquellos feriados inamovibles y por qué no se trabaja esos días?. Los feriados puente y por qué son feriados para el 2020. ¿Cuándo es fin de semana largo en 2020?.

Calendario completo aquí en Boleo Magazine.

Feriados Inamovibles

Feriado Puente

Feriado trasladable

ENERO

1 Año Nuevo

FEBRERO

24 Carnaval

25 Carnaval

MARZO

23 Feriado Puente Turístico.

24 Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia

ABRI

2 Día del Veterano y los Caídos en la Guerra de Malvinas

10 Viernes Santo

MAYO

1 Día del Trabajador

25 Día de la Revolución de Mayo

JUNIO

15 Paso a la Inmortalidad del Gral Güemes

20 Paso a la Inmortalidad del Gral Belgrano

JULIO

9 Día de la Independencia

10 Feriado Puente turistico

AGOSTO

17 Paso a la Inmortalidad del Gral San Martín

SEPTIEMBRE

OCTUBRE

12 Día del Respeto a la Diversidad Cultural

14 Feriado Puente Turistico

NOVIEMBRE

23 Día de la Soberanía Nacional

DICIEMBRE

7 Feriado Puente Turístico.

8 Inmaculada Concepción de María

25 Navidad

Foto: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Delicia armenia de sémola, Shamalí

La Chef Diana Boudourian nos tienta con la receta de este maravilloso dulce de la cocina armenia. Hoy en BOLEO, te proponemos entrar en la cocina y que luego nos cuentes como te salió.

La sémola, principal ingrediente en la preparación del delicioso “Shamalí” contiene vitaminas B9, B3 y B4, bajo contenido de colesterol y una cantidad importante de hidratos de carbono, esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Ingredientes:

100 g de manteca
1 ½ taza de sémola fina
1 taza de azúcar
2 huevos
1 cda de ralladura de naranja
½ cdita de esencia de azahar
1 taza de yogur natural
½ taza de harina leudante
3 cditas de polvo para hornear
50 g de almendras repeladas y tostadas

Para el almíbar

500 g de azúcar
250 cc de agua
2 rodajas de limón
2 clavos de olor
1 ramita de canela

Preparación

Derretir la manteca y mezclar con la sémola, agregar el azúcar y los huevos batidos, la ralladura de naranja, la esencia de azahar, el yogur natural y finalmente la harina mezclada con el polvo para hornear.

Mezclar hasta obtener una masa blanda.

Disponer en placa enmantecada de 25 x 35.

Cocinar 40´en horno de temperatura moderada -180ºC-

Promediando la cocción retirar, cortar en rombos y colocar sobre cada uno de ellos una almendra pelada.

Llevar nuevamente al horno y completar la cocción, hasta obtener un tono dorado. Retirar y rociar con almíbar frío.

Para el almíbar

Colocar en un recipiente el agua, el azúcar, la rodaja de limón, la canela, los clavos de olor y hervir durante 20′, hasta obtener punto miel.

Chef Diana Boudourian
www.facebook.com/dianaboudourian
www.facebook.com/losgorrosblancosargentinostv
www.dianaboudourian.com.ar

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Solteras 3.0: “Sin mandatos, deseos pendientes ni prejuicios”

La forma de armar los vínculos y encarar los proyectos personales de las mujeres hoy.

Emma Watson, en una nota para Vogue, se definió a sí misma como “autoemparejada” o “saliendo consigo misma. “Me llevó tiempo y ahora estoy más que feliz así”, dijo la actriz de Harry Potter en relación a su soltería y también habló de lapresión que existe para las mujeres con respecto a la maternidad, la carrera o los vínculos.

El concepto –self-partnered, en inglés- generó comentarios de distinta intensidad, a favor y en contra. Una de las críticas: por qué es necesario buscar nuevas palabras, cada vez más específicas, para los estados que conocemos desde siempre. Los elogios, en cambio, se refirieron a una instancia elegida y que genera bienestar y satisfacción.

La soltería es una decisión. Como en muchas otras situaciones, tiene que ver con el afuera –por no encontrar la persona justa o por la preferencia hacia proyectos personales-, y también puede darse en una etapa. Lo saludable sería decir: opto por esta forma en este momento y por este momento, y si llegara a darse otra realidad, cambiaré. Ninguna opción es para siempre”, explica la médica psiquiatra Graciela Moreschi, autora del libro “Con el reloj en el cuerpo”, de Editorial Urano, que trata sobre la manera en que el tiempo marca la vida de las mujeres y cómo aprovechar cada ciclo.

La postura es distinta a la espera o frustración y son cada vez más las mujeres que están en esta sintonía positiva. Para ellas, la vida social variada y activa, los intereses personales- laborales, artísticos, académicos, deportivos o de cualquier otro tipo- tienen un gran peso en el día a día.

Además, “no tener una pareja armada y estructurada no implica no salir, no tener relaciones. Puede ser que esa mujer tenga vínculos más libres, con menos compromisos. No es como antaño”, agrega Moreschi.

Una verdad irrefutable es que estar sin pareja no es estar sola. “Muchas mujeres solteras están bastante acompañadas”, dice Moreschi.

Recorrido unipersonal

La escritora, periodista y speaker Valeria Schapira sabe bien de prioridades en una cotidianeidad para una y anticipa que socialmente avanzamos varios cuerpos contra los preconceptos y prejuicios.

“Me casé a los 30 porque era muy vieja para ser soltera y me separé a los 34 años porque era muy joven para estar casada”, resume con ironía. “Estoy por cumplir 50. A mis treinta y pico, iba a cenar sola y me miraban raro. Ya cambiaron muchas cosas y no se piensa tanto en el mandato”, dice a Boleo Magazine la autora del “Monólogo de una mina sola”, “Caminos del alma”, otros tantos títulos y con uno nuevo en marcha sobre el mundo femenino.

Aunque, a pesar de los avances, reconoce que la interpelación “¿conociste a alguien?”, que puede ser tan invasiva, no quedó erradicada de la faz de la tierra. “La pareja no es un hueco a llenar. La mujer puede decidir no estar con otra persona o no tener ganas de conocer a alguien”. 

Y ante el pensamiento arcaico sobre “algo debe tener” al referirse a una mujer sola, refuta con claridad: “no sos menos jodida por estar en pareja. En una época, este pensamiento también se aplicaba al hombre. Nunca vas a conformar a los demás y no hay que vivir con ese fin. Siempre me importo nada la mirada de los demás y gasto poca energía en prestar atención a las opiniones ajenas. Llevo una hermosa vida y eso es lo que importa. También reconozco que hay ciertos temas que todavía me pesaban a los 40 y pico, hoy ya no”.

Valeria ama viajar, prefiere hacerlo sin compañía, y tiene una cuenta de Instagram, Viajo Sola Oficial, donde cuenta sus recorridos y experiencias. “Tengo un montón de amigos que quiero, con quienes podríamos ir juntos. Seguramente eso se dará a su tiempo”.     

Su conclusión y consejo: “hay que amigarse con nuestros propios deseos, descubrir qué queremos y no andar por ahí ofreciendo tanta vergüenza. Algo tan sencillo como eso”.

“Soy mi compañera ideal”

Eleonora tiene 44 años, es profesora de inglés, está en el tramo final de una licenciatura en esa lengua y proyecta, ni bien pueda presentar su tesis, lanzarse con una maestría. Siempre se dedicó a la enseñanza con alumnos particulares, en jardines y colegios primarios, y para no estancarse, necesitaba validar su título.

“A los 35, volví a estudiar y a los 43 di el último final. Fue mucho tiempo y esfuerzo invertido en mí. Lo precisaba para mi trabajo, pero también fue una evolución personal, un logro. Estoy muy orgullosa de haberlo alcanzado”, dice sin vueltas y con mucha seguridad.

Si la dedicación durante tantas horas -con cursadas full time los sábados, faltazos a cumpleaños y otras reuniones-, le resultó más sencilla o viable al no tener un vínculo formal ni hijos, es una pregunta abierta y con respuesta poco precisa. “Si hubiese armado una pareja en estos años, tendría que haber sido con alguien que me acompañe mucho en este proyecto, que era mi meta anhelada. Vi un montón de compañeras que no sintieron apoyo y tuvieron que dejar de estudiar”.

Las vacaciones son otro hito que muestra su forma de plantarse e ir por el mundo. Fanática acérrima de la playa, trata de escaparse cuando puede -mejor si es varias veces al año. Sus amigas saben que le gusta ir sola y muchas ni le preguntan si prefiere organizar en conjunto. “Si me voy con alguien, nos ponemos de acuerdo para que cada una sienta libertad en hacer lo que quiere o seguir sus horarios. En mi ritmo cotidiano, tengo mis tiempos constantemente y me siento bárbara conmigo misma. Por eso, siempre digo que soy mi compañía ideal”.

Hace muy poco se casó uno de sus amigos entrañables en otra provincia y ella organizó el viaje sin pensar si algún conocido iría. “Finalmente coincidimos con una compañera de colegio a quien hacía años que no veía. De todas maneras, no me lo iba a perder por tener que ir sola”.    

“Hay que elegir lo que una quiere y la haga más feliz. Yo me siento muy acompañada por mi familia y mis amigos y eso es invalorable”, concluye.    

Por Luciana Fava

Crédito foto portada: Sol Santarsiero para Ediciones B

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El secreto de una alimentación saludable

Tener una vida saludable, comer sano y rico, es también cuestión de organizarse. Planificar compras, llenar la heladera de frutas y verdura, armar las viandas de los chicos evitando la tentación de los kioscos y preparar un tupper para la oficina para no sucumbir ante el primer alfajor, genera un entorno saludable.

En este videíto Vero Segreto, nos comparte sus consejitos y tips para organizar mejor la alimentación de todos los días.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email