Home office: estrategias para usar esta modalidad a favor

Los consejos y métodos de expertas para una organización a medida y ciento por ciento beneficiosa. 

 

Trabajar en casa -en versión remoto, con jefes o el resto del equipo del otro lado de la pantalla, como emprendedoras o profesionales independientes- tiene su encanto.

Capitalizar a favor el tiempo de viaje, alejarnos del microclima de la oficina y sus conversaciones repetidísimas, espaciar el contacto con ciertos personajes, destinar mañanas o tardes a actividades que llenen el alma o a capacitaciones pendientes, y hasta sacarnos de la cabeza el tema de qué ponerse cada santo día, son algunos de ellos.

Además, cuando se trata de un proyecto propio, la adrenalina de desarrollar lo que soñamos y deseamos, ser dueñas absolutas de las decisiones que tomemos, postularnos como nuestras propias jefas o armar una estructura a medida son otros beneficios invaluables.

foto freepik

Aunque, cuando lo urgente nos sobrepasa, no hay un límite claro entre las obligaciones y las demás áreas de la vida, o la jornada laboral no tiene fin; puede suceder que los beneficios que parecían imbatibles se vean más que débiles.

Más allá de tratarse de una rutina ya instalada o de un ciclo que recién comienza, el concepto para repetir y repetir hasta convertirlo en un mantra es que es posible “buscarle la vuelta a esta modalidad e imprimirle una dinámica favorecedora. Tampoco hay que perder de vista que la puesta en práctica de determinado esquema puede ser circunstancial y posible de modificar. Hasta se puede pensar que en cierta etapa o ciclo será de esa manera y luego buscar otra forma”, sostiene la licenciada Mercedes Korin, creadora del enfoque Modo Delta, para el asesoramiento en desarrollo profesional.

El archivo personal -porque no es lo mismo alguien que “recién le encontró el encanto a cómo entra el sol en su ventana”, ejemplifica Korin, a quien desde hace tiempo tiene la compu instalada en el living-, la satisfacción que genera la actividad realizada, la estructura cercana y la etapa en tránsito -en pareja o no, mamá flamante o con hijos en edad escolar-, serán los puntos que configuren el mapa personal.

¿Sin horarios o con horarios propios?

Ese es el gran dilema del home office. Porque, por un lado, la idea no es seguir un esquema rígido e impuesto desde afuera -al menos que sea estrictamente necesario, como en un trabajo que implique la conexión online con colegas o clientes- ni tampoco que el día se escurra entre la resolución de temas domésticos, pools escolares y más demandas cotidianas; y que queden horas y pilas para el trabajo en sí (a quienes recién comienzan un camino por cuenta propia este tema puede sonarles familiar).

Para sortearlo, una estrategia eficaz puede ser “armar un calendario por año, meses, semanas y días, y que se encuentre articulado por objetivos, en lugar de horarios. Implica un cambio de chip que ayudará a repensar el  manejo del tiempo”, sugiere la licenciada Florencia Ducos, asesora de imagen, experta en marketing personal y mentora de emprendedoras. 

La realidad, otra guía infalible (o hasta impiadosa). ¿O, acaso, más allá de los gustos o situaciones ideales o idealizadas, los horarios de los hijos, de la pareja o de las actividades que conforman lo cotidiano no dan un guiño sobre el día laboral?

Por ejemplo, “para una mamá con hijos pequeños, lo natural será aprovechar el horario escolar”, puntualiza Korin. Y ¿si se trata de un bebé? “El trabajo desde casa puede ser la mejor solución. Aunque, no mágica. La maternidad tiene su lado desprolijo y habrá situaciones que no puedan pautarse”, completa Korin.

foto: freepik

Solita y sola

También hay que tener en cuenta que este formato laboral tiene una contracara: el aislamiento. Sí, trabajar en pijama y pantuflas puede ser reconfortante cuando sucede de vez en cuando o en un día de lluvia. Pero, si se vuelve una mochila, debería hacernos encender una señal de alarma.

“Estar demasiado con uno mismo puede llevarnos a pensar demasiado”, resume Korin.

Entonces, además de cronometrar las obligaciones, será conveniente pensar en actividades grupales, disponer de un rato por día para salir a caminar o estar al aire libre o, cada tanto, trasladar la oficina a un cafecito.

Los espacios de coworking también pueden ser un antídoto. “Son ámbitos que invitan a compartir y que no tienen el microclima menos atractivo de una oficina. Además, brindan la posibilidad de generar contactos y algunos espacios ofrecen talleres”, sintetiza Korin. Para no abultar los gastos fijos, una posibilidad puede ser ir una jornada o una mañana a la semana.

Búnker privado

El espacio de trabajo tampoco es un tema menor. “Destinar un ambiente como escritorio es lo ideal. Pero, adueñarse de un rincón del living, de la mesa del comedor o de un sector del dormitorio puede ser igualmente rendidor. El requisito será que en ciertas horas queden reservados como oficina”, recomienda Ducos.

Cualquiera sea la opción, “será nuestro lugar de inspiración y difícilmente esto ocurra si se encuentra colapsado de papeles, revistas o elementos que no tienen nada que ver con el trabajo. Mi filosofía es que “una casa ordenada es una mente ordenada” y el mismo lema se traslada al lugar de trabajo”, aconseja Marietta Vitale, interior planner y autora del libro “La terapia del orden”.

Los colores más favorecedores para concentrarse: el blanco o los más claros.

El límite que no conviene pasar: ¡llevar la notebook a la cama!, coinciden quienes siguen esta forma de trabajo. Después, será cuestión de elegir la propia aventura.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¡Ñoquis del 29!

Exquisita receta del Chef MARTIN BULOCOVICH. No podemos asegurar que multiplique los billetes como dice la tradición, pero sí sabemos que comer esta delicia nos hará más felices.

 

ÑOQUIS DE PAPA CON SALSA FILETO Y ALBAHACA – RECETA PARA 8 PERSONAS

 

INGREDIENTES:

  • 1 k papa 
  • 750 gr de harina 0000
  • 250 gr de queso parmesano 
  • 5 gr pimienta negra 
  • 7 gr nuez moscada 
  • 7 gr sal
  • 3 huevos
  • 1 yema 
  • 200 cc salsa fileto 
  • 30 cc oliva 
  • 20 gr albahaca 
  • 30 gr queso parmesano
 

PROCEDIMIENTO:

1. UNIR TODOS LOS INGREDIENTES HASTA LOGRAR UNA MASA HOMOGENEA Y PORCIONAR EN 280 GR. 

2. EN UNA OLLA CON AGUA HIRVIENDO Y SAL, SUMERGIR LOS ÑOQUIS POR 2 MINUTOS. 

3. CALENTAR SARTÉN CON ACEITE DE OLIVA EXTRA VIRGEN Y AGREGAR SALSA FILETO Y ALBAHACA. 

4. INCORPORAR LA SALSA A LOS ÑOQUIS. 

5. AGREGAR EL QUESO PARMESANO JUNTO A  LA ALBAHACA FRESCA Y COCINAR POR 1 MINUTOS MÁS HASTA QUE SE INTEGREN TODOS LOS INGREDIENTES. 

6. SERVIR Y DISFRUTAR!

 

Chef MARTÍN BULOCOVICH para il Quotidiano
Instagram: @il_quotidiano

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La carrera laboral a los cincuenta

Hace unos 10 años atrás, cuando una mujer llevaba al ámbito de una sesión de psicoterapia el tema de su carrera laboral, lo hacía con cierta resignación, con dignidad y también, con expectativas moderadas.

 

Yo hice lo que pude. En momentos que precisamos familiarmente, ahí estaba con mi trabajo y con mi sueldo. Pude elevar el nivel de ingresos en la vida familiar, mantener el colegio privado, pagarles extras a los chicos, sostener cosas de padres y suegros, algunas vacaciones puedo decir que fueron a partir de mi aporte, en fin, cuando tuve que parar la olla en momentos de flaqueza o baja de otros ingresos, ahí estaba yo…. y estoy orgullosa por ello.”

Y punto. El tema palabra más, palabra menos, quedaba allí.

Hoy en día, una década más adelante, estas cuestiones han variado y mucho. Producto de otras grandes transformaciones sociales, y cambios en la vida de las mujeres. 

En 2019 una mujer de 50 años está en la plenitud de su carrera laboral.

Los 50 de hoy no son una meta, son un incentivo para “volver a empezar” y no de cero, para eso cuenta con la sabiduría y la experiencia que dan los años y el camino recorrido.

Es una edad preciosa para desplegar funciones yoicas y animarse a más, replantearse objetivos y conectarse a pleno con el propio deseo, porque a las mujeres, en nuestras múltiples funciones, nos resulta fácil desconectarnos de nuestras necesidades y prioridades.

Una mujer que tiene 50, ya tiene hijos grandes, que ya se procuran una entrada económica propia, y eso, impregna a esta etapa de mayor libertad. 

Es el tiempo de los emprendimientos, de asociarse con amigas, de emplear a los propios hijos, de soltar miedos, es el tiempo de enviar el C.V. a esa empresa que hace tiempo quiere ingresar, es el momento de desplegar todas las posibilidades y sus contactos.

Es una etapa preciosa, de tal vez hasta aquí, “hizo lo que pudo”, y a partir de ahora, se conecta con su don y con su propósito en la vida. 

Es el momento de capacitarse, formarse e iniciar una carrera universitaria si es lo que estaba postergado. El momento de mostrar lo que ES, lo que VALE, y de lo que es CAPAZ. 

Esa expectativa de vida que hoy llega a los 90 años, cambia el mojón también de lo laboral, y cada vez hay más gente que piensa en jubilarse, pero continuar trabajando hasta los 70/75 años. Continuar trabajando de otra manera, con otros horarios, con otra frecuencia. 

De modo que los 50 años, es el comienzo de una etapa laboral que puede ser muy próspera, abundante, de autonomía, libertad financiera y económica y de reencontrarse con sueños postergados y de disponibilidad de dinero.

Bienvenidas a los 50! también por la fuerza laboral que conllevan!!!

 

María Eugenia Sánchez Grillo
Lic. en Relaciones Públicas Lic. en Psicología
www.mariaeugeniasanchezgrillo.com

Crédito Fotografías: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La eterna lucha contra las ojeras

Desde siempre las ojeras son nuestro talón de Aquiles. Si estamos cansadas, si no dormimos bien y a veces hasta porque sí, siempre nos obligan a andar con un maquillaje en la cartera. Hoy te contamos qué productos hay en el mercado para combatirlas y terminar para siempre con ellas.

 

La mirada cansada, los parpados caídos y las ojeras tienen diferentes causas asociados a diferentes factores: inflamación, anemias, retención de líquidos, temas circulatorios, cansancio y el irrefutable paso del tiempo.

Deberá ser siempre un profesional quien determine primero las causas y luego el mejor tratamiento. Pero lo bueno, es que son muchas las soluciones que encontramos desde la cosmética o bien en  el consultorio médico.

Ana Matzkin, experta de Estee Lauder-La Perfumerie, considera de fundamental importancia el asesoramiento con profesionales idóneos. Cada piel es distinta y cada producto tiene una particularidad diferente y es importante encontrar esa combinación perfecta.  “La mejor crema no es la más cara, si no la adecuada para cada persona”, dice Matzkin.

Entre las preferidas y recomendadas por la experta, se encuentran:

Day wear eye cooling anti oxidante, Estee Lauder. Hidratante. Contiene vitamina C, antioxidante y ácido hialurónico. No trabaja en firmeza pero es una crema hidratante para cualquier tipo de edad.

Sueros contorno de ojos con ácido hialurónico, Estee Lauder. Desinflama, blanquea la ojera, aclara la zona oscura y rellena líneas evitando que se conviertan en arrugas.

Hidratante de ojos, Clinique. Opción hipoalergénica ya que es una línea hecha por dermatólogos.

En el consultorio médico.

Cuándo hay que acudir a la Blefaroplastia?

En los últimos tiempos los profesionales dedicados a la salud de la piel reciben muchas consultas acerca de la Blefaroplastia u operación de los párpados. BOLEO consultó a la Dra. Lorena Martínez, quien dijo que muchas veces las pacientes consultan porque quieren operarse los párpados porque tienen un exceso de piel cuando en realidad lo que ocurre es otra cosa muy distinta: tienen las cejas caídas.

 “Para precisar qué es lo que ocurre en nuestros párpados primero hay que determinar cuál es la posición de las cejas. Si las cejas están caídas, estarán más próximas a las pestañas y esto generará una acumulación de piel entre las cejas y las pestañas sin que haya un exceso de piel del párpado superior necesariamente” señala la médica.

Las cejas deben ubicarse inmediatamente por encima de la cuenca orbitaria, por lo que si comprimimos verticalmente la ceja deberíamos notar el reborde de la órbita. Además de su posición también podemos fijarnos en cuál es la forma de las cejas teniendo en cuenta que si el borde lateral está más bajo que el borde medial esto denota una caída de sus cejas.

Por el contrario, si la posición de las cejas es la correcta pero existe un cúmulo de piel en el párpado superior estaríamos hablando de un caso donde se recomienda la blefaroplastia.

En caso de que las cejas estén caídas, detalla la Dra. Martínez, habrá que subirlas mediante lo que se conoce como lifting de cejas. Y hay dos formas de hacerlo, si la paciente necesita tratar tanto las cejas como los párpados, se pueden tratar ambos desde la Blefaroplastia. Si necesita sólo Lifting de cejas se hace mediante incisión supraciliar para conservar los pelos de la misma y se retira un poco de piel por encima de la ceja. El diseño se hace en función de lo que necesita cada paciente en particular.

En cambio si las cejas están en una buena posición la cirugía a realizar será la Blefaroplastia mediante la cual se elimina la piel en exceso del párpado superior.

Dra. Lorena Martínez
Cirujana General y Cirujana Plástica
M.N.N° 98396 – M.P.N° 448155

Ana Matzkin- Experta Estee Lauder-La Parfumerie

Fotografìas_ Cortesia Prensa y portada By Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

ORTOREXIA: LA NUEVA MODA DE COMER SANO Y EQUILIBRADO

La vida agitada, el caos de la organización diaria, nuevos estereotipos y exigencias de la sociedad impactan en la alimentación. Esta nueva forma de vida afecta la rutina alimenticia y surgen algunas modas pasajeras y otras que, con el tiempo, pueden devenir en la creación de un nuevo trastorno alimenticio.

 

Las redes sociales y la imagen de cuerpos idealizados, de comida saludable, de cuerpos fit y la obsesión por el ejercicio, entre otras prácticas, ha devenido en la formación de este nuevo trastorno, la ortorexia.

¿Qué es la ortorexia?

La ortorexia es conocida como la nueva moda de la alimentación. Es un trastorno alimenticio que está “bien visto” y consiste en la obsesión del comer 100% saludable. Esta patología es parecida a la anorexia pero con la diferencia de que en la ortorexia tienen terror a comer cualquier alimento que no sea preparado por ellos, porque quieren comer “limpio”, sin nada que para ellos sea “toxico”, sin nada que “enferme” según quienes lo padecen.

Esta moda y nueva obsesión de muchos adolescentes y también adultos ha traspasado las redes sociales y es muy tratada hoy en día en los consultorios médicos.

Para Agustina Murcho (M.N. 7888) Licenciada en Nutrición, “tener un cuerpo sano no implica dejar de comer carbohidratos. Los hidratos de carbono son súper necesarios. De hecho es la fuente de energía y además actúa en la producción de serotonina, que es el neurotransmisor que influye en el sueño, el hambre y la motivación. Por eso al hacer dieta sin hidratos nos sentimos desmotivados, de mal humor y sin ganas de nada”.  Murcho asegura que “deben predominar los hidratos de mejor calidad como el arroz, papa, batata, choclo, legumbres, quinoa, harinas integrales”.

Pensar en un cuerpo sano puede generar varias confusiones. Una persona tiene una vida sana y equilibrada cuando come sano, pudiendo disfrutar de lo que se come en las reuniones sociales a las que asiste, no teniéndole miedo a la comida, haciendo ejercicio por gusto, pero no por obligación. También, es súper importante que la persona pueda identificar por qué come. ¿Por placer, hambre, o por alguna emoción ocasionada?

Una persona con ortorexia no tiene conciencia de enfermedad, aunque se lo haga saber. Quien sufre esta enfermedad puede poner en riesgo su vida dado que empieza a aislarse y a pensar las 24 horas del día en qué comer, en qué cocinarse, dónde comprar la comida, en cómo poner excusas para no ir a eventos, etc. Esto afecta también a la salud física por tantas restricciones, generando carencias de nutrientes.

Signos para identificar la ortorexia

  • El ejercicio y la comida condicionan la vida de la persona
  • Evita ir a reuniones sociales por no poder comer lo que hay o por preferir hacer ejercicio
  • Es muy selectivo/a en los alimentos a consumir
  • Su único tema de conversación es la comida y el ejercicio
  • Lleva adelante conductas atípicas. Por ejemplo llevarse la comida para su vuelo en avión.
  • Habla de la comida como si “todo enferma”

Recomendaciones para tener un cuerpo sano

  • No realizar dietas para bajar de peso, sí cuando se sufre una patología
  • No privarse de ningún nutriente
  • Que predominen los alimentos mas nutritivos
  • Hacer ejercicio regular sin sobre exigirse
  • Disfrutar de los eventos sociales y comer lo que nos gusta
Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La Chocolaterie: una feria que llenará Buenos Aires de delicias chocolateras

El 24 y 25 de agosto serán dos días dedicados al mundo del chocolate: charlas, maridaje, varios puestos de los mejores chocolateros el país, degustación de pastelería, helados, museo del chocolate y una imponente obra de arte llamada El Bosque de Cacao serán algunas de las actividades que se podrán disfrutar en la feria.

 

El sábado 24 y el domingo 25 de agosto desde las 14 hasta las 21 h, el predio de La Rural se convertirá en el destino ideal para disfrutar de un fin de semana sin igual, y es que La Chocolaterie, primera feria del chocolate de Buenos Aires, trae consigo una variedad de exquisitas preparaciones donde el protagonista es el cacao.
 
Dos días son los escogidos para degustar el chocolate en todas sus formas, desde productos nacionales hasta exquisitos manjares importados. Además, una variedad de importantes personajes y artistas serán los invitados especiales de tan esperado evento.
 
Para quienes deseen conocer un poco más sobre el mágico mundo de este popular fruto latinoamericano, gran variedad de actividades y charlas se llevarán a cabo durante este par de días:
 
Sábado 24/08

14 h a 16 h: Encuentro con Thierry Lalet, chocolatero y propietario de la Maison Saunion de Bordeaux.
14:30 h: “La Magia Ancestral del cacao”, por Luigi Perfumo – Fundador de la ONG Viva Alimentación Consciente.
15:30 h: “Desayuno y meriendas saludables con chocolate”, por Karina Gao @monpetitglouton.
16:30 h: “Técnicas de escultura de chocolate”, por Eduardo Ruiz y Rubén Darré – Escuela de Pastelería.
17:30 h: “Demostración de chocolate francés”, por Thierry Lalet, chocolatero y propietario de la Maison Saunion de Bordeaux.
18:30 h: “Clase de macaron de chocolate”, por Mauricio Asta, creador de La Pâtisserie.
19:30 h: “Maridaje con chocolate, especias y vinos”, por la chocolatière Julieta Pascale, chocolatera creadora de Kakawa, y Osvaldo Sánchez Salgado, periodista especializado – Rutini Wines.

 Domingo 25/08

14 a 16 h: Encuentro con Thierry Lalet, chocolatero y propietario de la Maison Saunion de Bordeaux.
14:30 h: “Ecuador, país productor de origen”, por Elisabeth Barsallo – Agregada comercial del Ecuador.
15:00 h: “Chocolates y cacaos en armonía con bebidas y quesos”, por el Chocolatier Rodrigo Bauni fundador de Purocacao y el Sommelier Antoine Dumazer.
15:30 h: “La ruta del cacao: orígenes, proceso de fabricación”, por Daniel Uria, chocolatero creador de Compañia de Chocolates.
16:30 h: “Del grano al helado”, por Stefan Ditzend, propietario de Punto Hache.
17:30 h: Degustación Concurso de Chocolate
18:30 h: Demostración de bombones por Gustavo Nari, chef pastelero del hotel Hilton Buenos Aires.
19:30 h: Entrega de premios del Concurso de Chocolate, otorgado por un jurado de profesionales gastronómicos de renombre con el apoyo del Instituto Francés.

Entradas anticipadas (hasta el 15 de agosto): $200. Precio entradas en boletería: $250. Entradas para jubilados: $150. Entradas para discapacitados: $150. Entrada gratuita para menores de 10 años acompañados por un mayor.
 
La Chocolaterie es un evento auspiciado por DS Automobiles, Hotel Club Francés, el Instituto Francés, Samsung, Alyser, y cuenta con el apoyo institucional de BA Capital Gastronómica, un programa del gobierno que busca posicionar a la Ciudad de Buenos Aires como la capital gastronómica de América Latina.


La Chocolaterie
Lugar: La Rural, Pabellón Frers (entrada por Santa Fe).
Fecha: 24 y 25 de agosto 2019.
Horario: de 14 a 21 h.
Precio general: $250
IG: @ferialachocolaterie
www.la-chocolaterie.com

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Al 70 por ciento de las argentinas le cuesta conseguir talle

El panorama de las marcas locales y la necesidad de una ley nacional e inclusiva.

 

Para una gran parte de las argentinas, salir a comprar ropa implica enfrentar un gran desafío: ¡conseguir talle!

Porque desde hace un tiempo el panorama de las marcas nacionales oscila entre un abanico de alternativas poco realistas (o acaso cuántas tienen una contextura híper pequeña y un número en la balanza que coincide con los cánones más exigentes), probar suerte entre, a lo sumo, un “small”, “médium” o “large”, o disimular la expresión de asombro cuando una vendedora, después de anunciar que la prenda elegida está disponible en un único tamaño (¿cómo si todos los seres humanos tuviéramos el mismo envase?), dirá que la tela se amolda o no tiene por qué no quedarnos bien.

Quienes suelen pasar por estas situaciones, con el tiempo, restringen a rajatabla su circuito a aquellas marcas donde ya saben que conseguirán ropa a su medida y ni se asoman por aquellas de talles más restrictivos o hasta llegan a evitar lo más posible la instancia de compra.

“Mirarnos al espejo y chequear que la ropa nos quede bien puede ser una situación atemorizante; y no encontrar opciones a nuestra medida, debido a un mal sistema de talles, genera una distorsión de la imagen corporal y por supuesto, modifica el ánimo”, explica la asesora de imagen Florencia Ducos.

“A mí también me pasa”

Las cifras son claras. Según los resultados de la encuesta anual de talles que realiza en el país la ONG AnyBody Argentina –una asociación internacional creada en 2003 por un grupo liderado por la psicoanalista Susie Orbach y que busca tomar conciencia sobre la importancia de romper con los estereotipos de belleza-, el 70 por ciento de las mujeres encuestadas tiene dificultades para encontrar ropa para su contextura corporal. Esto es especialmente más marcado cuando se trata de jeans y otros modelos de pantalones.

“Lo llamativo es que una gran parte de este segmento usa talles regulares y no, plus size o los mal llamados especiales. Es difícil encontrar las prendas que lleva la mayoría de nosotras”, explica Sharon Haywood, fundadora de la sede local de AnyBody. El relevamiento, que se hace desde hace siete años, indica que hay faltantes a partir del talle 44.

La experiencia de Karina, una contadora de 43 años y que usa talle entre 44 y 46 –opciones que están en un intermedio de la curva general- lo confirma: “Es raro que pase por una vidriera y entre por algo que me gusta. Voy a comprar donde sé que hay variedad. Me acostumbré. Por lo menos, es lo que a mí me pasa. Creo que hay un tema de costos y entonces, fabrican o importan menos alternativas”.  

Además, el 80 por ciento de las encuestadas expresó que habitualmente encuentra únicamente talle único y la mitad reconoció que “no conseguir ropa los lleva a cuestionar su cuerpo”, dice el comunicado de la organización.

La vestimenta es algo esencial de nuestra vida y no pura frivolidad. Qué nos ponemos arma nuestra imagen y cómo queremos que nos vean. Por lo tanto, “el problema no es solo el hecho de negar el acceso a la moda a muchas mujeres. Hay un sentimiento de frustración por no encajar en el modelo generalizado. Cuando el problema no está en uno, si no en el mercado”, explica Valeria Groisman, especialista en comunicación y coautora, junto a la doctora Mónica Katz, del libro “Más que un cuerpo, cómo descubrir tu verdadera belleza”, publicado por editorial Aguilar.   

Talles registrados

Para revertir el problema, la solución planteada desde hace años por distintas organizaciones es la implementación de un sistema único normalizado de identificación de talles de indumentaria, tal es el nombre técnico de la ley nacional de talles.

La propuesta tiene desde marzo de 2019 media sanción en el senado y espera la aprobación en diputados. Sus puntos principales: la incorporación de etiquetas ciertas, claras y detalladas y, además, un estudio antropométrico –es decir, de las medidas- de la población, para establecer esos talles.

“Hay leyes locales vigentes. Esto genera mucha confusión. Por eso, es importante que tengamos algo coherente y aplicable en todo el país. Es imposible que una marca que vende en más de una provincia cumpla con normas distintas. Además, estas reglas no corresponden a los cuerpos argentinos. Por eso, insistimos en el estudio antropométrico”, explica Haywood.

De parte de las marcas, también es necesario un cambio de paradigma, más acorde con la búsqueda de inclusión y que refleje los cuerpos reales. “Hay algunas firmas que tienen un concepto aspiracional y que quieren estar asociadas a ideales de belleza”, resume Yamila Pica, asesora de imagen y con un proyecto recién estrenado de una línea de ropa con talles que lleven menos sorpresas. El disparador para Pica fue la experiencia de su hermana, que es súper alta y desde chica, empezó a vestirse con lo que podía y no lo que quería. “En otros países esto no pasa. Pero no todo el mundo tiene la posibilidad de viajar”, concluye

Luciana Fava

Crédito Foto: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Breves de Amores: Lola Mora

Cuando Lola Mora conoció a Luis Sabá Hernández, le llevaba casi veinte años. Pese a la oposición de las familias, la pareja siguió adelante. Saba Hernández era hijo de un ex gobernador de Entre Ríos y ella ya era una escultora consagrada. Para casarse falsearon los datos, Lola, de cuarenta y dos declaró treinta y dos, y Sabá Hernández de veintidós dijo que tenía veintisiete. La diferencia real de veinte años pasó a ser de apenas cinco. No sería tan difícil después, engañarse a sí mismos.  De todas maneras, y pese a las infidelidades de él, lo mal que terminó la pareja, la pobreza en la que terminó sus días, Lola terminó sus días llorando en su cama por sus “hijitas”, Las Nereidas. Pero sólo nombre pronunciaba antes de morir, “Luis”. Él la visitó, todavía inconsciente, le dijo algo al oído, y a la semana Lola murió.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¿Por qué no podemos dejar de ver Big Little Lies?

Empecé a ver Big Little Lies después de escuchar a Ricardo Darín decir que nunca había visto un trabajo semejante. Me costó encontrarla porque en ese entonces yo no tenía HBO así que me aboné un mes a prueba y me dediqué dos días a devorar esta historia de mujeres.

La verdad que pasé esos días encerrada viendo esos siete capítulos que no me daban aire ni para comer. Pero lo más insólito fue que el último capítulo me dejó tan sin aliento que volví a verlo seis veces. No podía creer ese final, tan abrupto, tan inesperado, tan desgarradoramente fuerte. ¿Qué fue lo que me conmovió?  ¿Me conmovió una historia de amigas? No, seguro que no. He visto muchísimas de series de amigas sororas, de hecho consumí “Sex & the city” con fervor. Pero esto es distinto.

En principio me llamó la atención la estética, las locaciones que son bellísimas, y no entré de lleno en la historia hasta pasados cuatro capítulos. A esa altura ya estaba maravillada con las interpretaciones de Nicole Kidman (Celeste) y Reese Whiterspoon (Madeleine). Jane (Shaleine Woodley) es una madre soltera que acaba de mudarse a Monterrey en busca de un destino mejor. Madeleine es una de las más temperamentales y más populares en el pueblo, está casada en segundas nupcias con Ed, y mantienen una relación complicada con Nathan, su ex marido y Abigail, su hija adolescente. Con Ed son padres de Chloe, que a la vez es una caja de Pandora. Whiterspoon, que siempre había interpretado papeles de rubia boba (Legalmente rubia) me estaba demostrando un talento que no le conocía.

Celeste (Kidman) es abogada pero no trabaja desde que se ha casado con Perry que tiene un muy buen pasar, viaja muchísimo por negocios y crían juntos a sus preciosos mellizos. Por fuera son una pareja feliz pero que guardan silencio sobre una realidad muy pesada.

El resto del quinteto lo conforman Laura Dern Y Zoe Kravitz (sí, la hija de Lenny). Todas son extremadamente distintas pero una situación las pone en situación de camaradería y silencio pues daban guardar un secreto bajo siete llaves.

En la segunda temporada, se une Meryl Streep, quien va a interpretar a la suegra de Nicole Kidman y se verán escenas inolvidables donde ambas actrices se lucirán como nunca. Cabe recordar que Meryll Streep y Nicole Kidman compartieron cartel en “Las Horas”, el film que recrea la vida de Virginia Woolf y por la que ha ganado el Oscar en 2002.

Hay escenas realmente inolvidables. Un dialogo entre Laura Dern y Meryll Streep para alquilar balcones pero ¿qué tiene esta serie que la vuelve tan irresistible?.

La situación de cinco conocidas que ante un hecho fuera de control terminan convirtiéndose en cómplices de un delito y eso las une y también las vuelven mejores personas. La situación en la que quedan expuestos los hombres que no están a la altura de estas mujeres valientes que no sólo deben callar sino que descubrieron en un ambiente casi de cristal que la violencia de género está ahí y las toca de cerca.

En la segunda temporada deja de ser la protagonista la historia porque el argumento deja de ser el centro de la historia para poner en primer lugar a las protagonistas, sus historias, sus problemas y empiezan a sentir el costo que significa llevar mantenerse calladas. Crecen en esta temporada los roles de Laura Dern y Zoe Kravitz que tienen que enfrentarse a situaciones que les van a cambiar la vida y necesitarán de mucha valentía para afrontarlas.

En fin, lo que atrae de BLL es la puesta de los ovarios sobre la mesa, la valentía, la contención, eso tan femenino que podemos reconocer a simple vista. Y fundamentalmente lo más importante, es que cuando una está en peligro, podemos hacer algo que nos cuesta mucho, proteger la verdad dar entre cinco un secreto que nos lleva la vida, y aún así afrontar lo que venga con dignidad.

S.M.V.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

En Vaca Muerta la moda sustentable dijo Eureka!

Desde hace 10 años estas tres hermanas han creado Basilotta, una marca de ropa que es un éxito. La madurez de la marca y su crecimiento personal, las llevó a buscar una empresa con propósito, comprometida con el medio ambiente

 

Son tres jóvenes emprendedoras de la industria del diseño con compromiso por lo que hacen. Sintieron que la moda debía tener un propósito y con el reciclado de residuos de Vaca Muerta lograron un producto de diseño de calidad premium que hoy producen en escala bajo las premisas del comercio justo.

Con solo 19 años, Ornella Basilotta comenzó a incursionar en la industria del diseño creando, junto a sus dos hermanas Mora y Carla, la firma que se lleva su nombre. Una marca de indumentaria de mujer con más de una década en el mercado, que distribuye a todo el país y que ha crecido de manera sostenida.

Todo iba muy bien en la empresa familiar, pero quizás pasar la barrera de los treinta, la maternidad y una mirada más comprometida con el mundo que nos rodea, hicieron que comenzaran juntas un camino hacia la moda sustentable. “Hoy tengo 38 años, soy madre y otras cosas te empiezan a hacer ruido en la cabeza” cuenta Ornella a BOLEO. “Entré en una crisis personal y también laboral. No podía obviar que la moda es  una industria muy contaminante, la segunda después de la petrolera. Si iba a seguir haciendo esto que hago, lo debía hacer de modo responsable”.

Ese proceso que compartió con sus hermanas,  las embarcó en repensar su marca con un concepto de moda sustentable y el deseo de mejorar la industria de la moda a través de la ética ambiental y social. Así fue que con una colección cápsula que llamaron Pachamama Detox, comenzaron a incorporando chaguar, fibras naturales, lino y algodón pimma.

En ese proceso Ornella viajó a Neuquén en búsqueda de fibras naturales, sin saber que ese peregrinar la pondría en un escenario ícono de la explotación petrolera como es Vaca Muerta. Casi por casualidad, en ese ir y venir por hilanderías de la provincia dio con una planta tratadora de residuos petroleros, donde reciben las miles de bolsas plásticas o Big Bag que contienen la arena.

La extracción de petróleo de los trescientos pozos de Vaca Muerta, se hacen por el método de “fracking”, literalmente fracturando el suelo y para ello se usan toneladas de arena que es recibida en enormes bolsones plásticos. Esos bolsones sucios que esperaban ser incinerados en la planta tratadora de residuos, fueron para ella el descubrimiento de su propio yacimiento, “sentí que eso era lo que había ido a buscar. Así nace Fracking Back Pack”.

Esas bolsas son residuos altamente contaminantes,  su incineración agranda la huella de carbono. En Vaca Muerta hay 300 pozos y un solo pozo requiere entre 30.000 y 40.000 toneladas de arena. Algo así como 10 millones de toneladas por año.

Ornella gritó “eureka” cuando a los pocos días de regresar a Buenos Aires, ya estaban recibiendo las primeras bolsas para reciclar. Donde otros vieron solo residuos; las hermanas Basilotta vieron una tela sumamente resistente, pues fueron pensadas para resistir 1.500 kilos de arena cada una y además, con unas líneas de colores que las hacen únicas.

Al poco tiempo, cuenta a BOLEO, “firmamos un convenio con la planta tratadora. Ellos reciben las  Big Bag, las lavan, las descontaminan y ya nos las envían limpios. En total son 250  bolsones que recibimos por semana y aquí en Buenos Aires lo terminamos de esterilizar por calor, lo aplanamos, clasificamos, cortamos  y preparamos para que pasen a las  máquinas. Luego se cortan y confeccionan en cooperativas textiles. Aceitar este proceso nos llevo más de un año y medio”. También tuvieron que calibrar máquinas, formar al personal e incluso, señalan las hermanas, “preparar también a sus clientas para revalorizar un producto de moda con propósito”.

Los diseños de esta nueva línea, están inspirados en la gran cantidad de gente que va y viene  continuamente al yacimiento. Hombres y mujeres de distintas nacionalidades,  franceses, suecos, americanos, de todo el mundo que trabaja allí. Es por eso, explican las hermanas Basilotta, que pensamos esta primera colección en productos como  bolsos de viaje, mochilas, porta notebook y hasta unas zapatillas comodísimas y livianas.

Con el reciclado de las Big Bags contenedoras de arena que estaban destinadas a ser un residuo tóxico, lograron obtener un producto de alta gama con Triple Impacto (ambiental, social y económico). Reciclar para reinsertar el producto en una economía circular, reduciendo la huella de carbono y dando trabajo genuino en las cooperativas textiles y marroquineras. “Lo convertimos en producto premium volcando nuestros 10 años de experiencia en la industria del diseño, en moda, tendencia y producción”. 

El compromiso por lo sustentable y esta transición en la empresa familiar se acompañó con formación, e hizo volver a las aulas a las hermanas Basilotta que hoy cursan el posgrado en “Desarrollo sustentable y medio ambiente” en la UCA.  El entusiasmo de las chicas se contagia “nos despertó el espíritu emprendedor de los veinte”, dicen y se les nota en las caras de felicidad con que cuentan este nuevo desafío.

Tenemos posibilidad de escalar en el proyecto, trabajamos un producto Premium en escala. Queremos erradicar el concepto de que reciclado es hippie, el reciclado también puede ser un producto de lujo”.

Esta no es una colección más, hay un compromiso en la moda con propósito, que fue de la mano de un crecimiento personal y  laboral. Fundamentaron su producción con datos contundentes sobre  la búsqueda de cómo mitigar  la huella de carbono, 50 kilos de este material plástico generan 60 mil metros cúbicos de dióxido de carbono a la atmósfera.

Pero no solo mitigar la huella de carbono ya que ese material en su mayoría se quema, sino que además están dando trabajo de calidad a las cooperativas que producen sus diseños.

En definitiva, no sabemos cuánto más celeste y claro estará el cielo de Neuquén, pero si sabemos que  las hermanas Basilotta  dejaran una huella amorosa y sustentable en el terreno de la moda argentina. Y eso contagia!

Fotos by Basilotta

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email