Idalia Candelas, la ilustradora de la soltería feliz

Sus dibujos de mujeres independientes, en situaciones cotidianas y actitud placentera conquistaron las redes sociales. La mirada y el recorrido de esta artista mexicana que sabe mostrar estos nuevos tiempos.

 

Idalia Candelas llenó hace tres años su feed de Instagram con dibujos de trazos realistas y en blanco y negro de mujeres desparramadas en el sillón de su living, tomando un café en bombacha y corpiño o desperezándose en las dos plazas de su cama, entre otras escenas similares.

En ese momento, Idalia recién estrenaba los 40, había decidido ponerle fin a su carrera de diseñadora gráfica y buscaba lanzarse como ilustradora. “Dije hasta acá hice lo que otros querían para mí. Ahora, voy a hacer lo que yo deseo. Entonces, armé una cuenta con dibujos de situaciones que reflejaran mi cotidianeidad”, cuenta a Boleo en una charla entre México y Buenos Aires.

Por la dinámica propia de las redes sociales -algo que a veces sucede- su perfil empezó a ganar seguidores -hoy tiene casi 40.000-, sus posts se viralizaron y las mujeres coincidieron con sus mensajes.

Creo que la autenticidad de los dibujos ayudó a esta identificación”, evalúa.

El siguiente paso fueron las ponderaciones en sitios web de gran alcance y el análisis detallado sobre sus dibujos. Uno de los elogios que ella tiene presente es el de la nota en el medio británico The Huffington Post. “Dijeron que eran mujeres empoderadas, que estaban haciendo lo que querían”.

Llegó después el libro “A Solas”, publicado por Editorial Planeta y con ventas más que exitosas en España, México, Colombia, Ecuador y Alemania y una segunda parte en preparación.

Otro de sus orgullos es su participación en un diccionario ilustrado feminista, que está próximo a salir, y sus proyectos como autora de cómics. 

¿El secreto de la repercusión? Para Idalia, el motivo fue mostrar que hay una soledad posmoderna, en parte elegida y sin el peso que antes implicaba. “Cada vez más personas dejan de seguir la manera tradicional de relacionarse y hacen lo que sienten. No está mal y se puede ser feliz así”, completa.

Su experiencia, aclara, avala por completo esta postura.  “Estuve años en pareja y ahora, sola. ¡No me tienen que venir a decir de qué hablo!”.

Además, “vivir solo” no es “estar solo”.

Totalmente. Yo he tenido vínculos en estos años. Pero cada cual en su casa. También veo a mujeres que idealizan a la persona con quien les gustaría estar y cómo no la encuentran, prefieren no conformarse.

Sus momentos irrenunciables, enumera, son “disfrutar de mi música preferida en el living de mi casa, dejar algo en determinado sitio y encontrarlo a los días allí mismo o tomar un café en la cocina en ropa interior. Es una realidad y no está nada mal”.

Quedan prejuicios o estigmatizaciones sobre las mujeres solteras. ¿Te han hecho comentarios que muestren esto?

En México, todavía se piensa que las mujeres nos tenemos que casar. Aunque convivas. De lo contrario, la idea es que no hay compromiso. Me ha pasado de contar que vivo sola y no tengo hijos y que del otro lado se les transforme la cara. He escuchado desde que tendría que buscarme un hombre para que se haga cargo de mí -¡Cómo si yo no pudiera hacerlo!- hasta que tenga un hijo para que me acompañe -¡Pobre niño!, ¿por qué le voy a hacer eso! Mis ilustraciones son una respuesta a estos comentarios y mi sorpresa fue la cantidad de mujeres que empatizaron conmigo.

 La elección de la no maternidad es otro de los signos de estos tiempos. ¿Cómo lo ves vos?

No me siento no realizada como mujer por no tener hijos. Nunca tuve ese sentimiento. No estoy desdichada por eso.

Además, sobre la marcha, Idalia se dio cuenta de que su postura está en sintonía con la actual reivindicación feminista. “Empezó a ser una pregunta recurrente en las entrevistas y, al mismo tiempo, comenzaron a convocarme colectivos de mujeres. Entonces, pensé que lo menos que podía hacer era averiguar un poco sobre el tema. Advertí que lo que muestro es lo que la mujer quiere y por eso, mi discurso es feminista”, completa.

A partir de “A solas” también incursionaste como autora de cómics, ¿sentís que es un rubro con poca inclusión femenina?

Es cierto. El 80 por ciento de los autores son hombres. Quiero creer que es porque la mujer no sabe que lo puede hacer. Los cómics no son solo de superhéroes. ¡Tantas cosas dan para contar de esta manera! También pasa en los foros que a los hombres les preguntan sobre su trabajo y a las mujeres nos llaman para que hablemos sobre lo difícil que es para nosotras abrirnos camino. Yo aprovecho estos espacios para remarcar que podemos hacer lo que queramos, que tenemos el poder sobre nosotras mismas. 

¿Cuál fue la mayor satisfacción que te generaron tus ilustraciones?

-Que me lleguen mensajes de agradecimiento por retratar cómo es su día a día o por animarlas a probar este formato. Me gusta que más mujeres se sientan seguras con lo que eligen.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Breves de amores

En abril de 1913, en plena luna de miel por Roma junto a Luis Bernardo de Estrada, Mónaco, su esposo desde hacía cinco meses, Victoria Ocampo conoce a su primo político Julián Martínez, quien por ese entonces era agregado cultural en la Embajada argentina en Roma. “El hombre más buen mozo de su época”, diría Manuel Mujica Láinez. Victoria perdió la cabeza y el matrimonio. Tuvo una relación que mantuvo por casi 16 años. Luego alquilarían un departamento sobre la Avda. Garay y Victoria aprendería a manejar para independizarse de su chofer y correr libremente a los brazos de su amante. Julián fue la libertad en todos los aspectos, la libertad de amar y fundamentalmente la liberación de la conservadora mirada paterna. La pasión se desvaneció justamente cuando la relación dejo de ser clandestina, ya divorciada y con su padre muerto.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Tiempo de series y galanes

Si hay algo que realmente ha pegado en la grilla de programación de Netflix son las series españolas. Desde el comienzo Netflix sólo ha reproducido contenidos comprados a Antena 3. La primera serie que vimos fue “El tiempo entre costuras” el best seller de María Dueñas, desde allí, el gigante del streaming no ha parado de reproducir contenidos españoles de muy buena factura y excelente llegada al público argentino. En los últimos años, gracias a series como “Velvet”, “Gran Hotel”, “Bajo sospecha”, “Vis a Vis” y “Merli” hemos conocido una nueva camada de jóvenes y talentosos actores. En 2017 Netflix comenzó a producir series en España y allí llegaron “Las chicas del cable”, “Fariña”, “Elite”, “Vivir sin permiso” hasta la tan esperada última temporada de “La casa de papel”, que comenzó como una producción de Antena 3 pero fue tal el éxito que obtuvo cuando la compró Netflix que decidieron producir la siguiente temporada.

Así fue que conocimos a actores como Yon Gonzalez, Miguel Ángel Silvestre, Mario Casas, Alex García Fernández, Pedro Alonso, Frances Orella, Carlos Cuevas, Albert Baró y otros que más adelante iremos descubriendo.

Yon Gonzalez, el actor de origen vasco, es a quien más hemos visto en la pantalla. La primera serie que protagonizó fue “El internado”, donde puso la piel para el rol de Ivan Noiret durante las siete temporadas que duró la serie.

Es la estrella de Antena 3 que en 2011 protagonizó Gran Hotel junto a Amaia Salamanca. Allí encarnó a Julio Olmedo, quien en busca del paradero de su hermano se enamora de Alicia Alarcón y viven un amor imposible que nos mantiene en vilo hasta el final de la tercera temporada.

En 2015 salta al género policial en Bajo sospecha e interpreta al policía Víctor Reyes durante dos temporadas, pero es tanto lo que genera en el público que en 2017 es convocado para protagonizar la primera serie original de Netflix producida en España junto a Blanca Suárez “Las chicas del cable”.

Tiene un hermano mayor, Aitor Luna, a quien también hemos visto en la ultima temporada de Velvet interpretando al actor de moda Humberto Santamaría.

¿Y a vos cuál es el galán español que más te gusta?

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

LOS AÑOS DE RAPSODIA BOHEMIA

LLEGA A BUENOS AIRES LA MUESTRA OFICIAL DE QUEEN

LOS AÑOS DE RAPSODIA BOHEMIA 

POR MICK ROCK

Del 4 de Julio al 11 de Agosto en el Centro Cultural Borges

Mick Rock – conocido como “el hombre que retrató los 70s”  – fotografió a Queen por primera vez el 18 de noviembre de 1973, en su concierto en el Imperial College de Londres. Mick ya se habìa ganado una reputación como el inimitable fotógrafo del glam-rock por su icónico trabajo de aquellos años con David Bowie, Iggy Pop y Lou Reed, entre otros. Queen todavía era, en ese momento, una banda desconocida, que emergía como una explosión de creatividad y magnetismo tan potente que cambiaría para siempre la historia del rock.

La impronta de Queen por Mick Rock

Freddie Mercury fue uno de los músicos más importantes del siglo XX. Junto a Brian May, John Deacon y Roger Taylor formaron QUEEN: una banda que llevo la música más alla de los estilos preconcebidos, que trasgredió las etiquetas y todos los límites ensamblando géneros tan lejanos entre sí como el rock y la ópera, mientras se erigía como un grupo emblemático, único y diferente a toda banda de rock que lo haya precedido.

“Queen, The Bohemian Rhapsody years by Mick Rock” es el retrato, el registro fotográfico y la selección de imágenes rescatadas del archivo mas íntimo de esta banda, tomadas por el inigualable lente de Mick Rock, que da cuenta de los inicios de su historia como grupo musical y de su constante búsqueda creativa.
En el momento en el que Queen emergía y explotaba como un big-bang de majestuosa creatividad Mick Rock era parte de este acontecimiento como testigo clave y partícipe directo, creando la imagen y la estética, dándole identidad y capturando la intimidad de la banda desde su concepción.
“Queen, The Bohemian Rhapsody years by Mick Rock” es la revisión de un material inédito que a partir de una cuidadosa selección de imágenes nunca antes vistas, se presenta como un todo que revela la obra de Mick Rock y la profundidad artística integral de esta trascendental banda.

Curador de la Muestra: Sebastiaìn Alderete Access-Creative Agency NYC 

“Desde un principio, aquella tarde soleada de otoño en 1973 cuando nos conocimos, Freddie me dijo que estaban destinados al éxito.
Aún eran completamente desconocidos y yo no tenía idea de cómo sonaban, entonces me hicieron escuchar el disco “Queen II” y reconocí de una vez de donde venía su confianza.
Esto era algo especial, fue una seducción rápida y muy potente. Yo ya estaba preparado para una serie explosión de rock and roll”- Mick Rock.-

La colaboracioìn de Mick con Freddie, Brian, Roger y John duro hasta el final de 1975. Durante este tiempo creo las icónicas tapas de albumes como “Queen II” y “Sheer Heart Attack” (“Ataque directo al corazoìn”); realizó numerosas sesiones grupales en estudio, condujo sesiones individuales con Freddie y Roger ambos en su casa y en el estudio, así como también fotografió entre bambalinas, en fiestas, actuaciones en vivo y estudios de grabación.

Esta exhibición y su catálogo traen una selección de las fotografías que Mick Rock tomo a Queen en el comienzo de su historia.

Centro Cultural Borges: Viamonte 525 (esq. San Martín) – Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Horarios: De lunes a sábado de 10 a 21hs y domingos y feriados de 12 a 21hs.

Web: QueenbyMickRock.com

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Mamá cerca de los 40: alternativas que hacen posible el deseo

La opinión de los especialistas en reproducción asistida sobre esta realidad ya instalada y el abanico de opciones que ofrece la medicina.  

 

Parejas conformadas después de los treinta y pico, relaciones con pocas perspectivas a largo plazo, carreras que demandan más y más años de estudio, proyectos laborales que llenan de satisfacción, una estabilidad económica que se hace rogar o metas personales irrenunciables.

Combinadas, por si solas y con las variantes singulares de cada experiencia, estas son algunas de las cuestiones que llevan cada vez a más mujeres a definir el “sí” a la maternidad cuando las posibilidades de embarazo empiezan a declinar.

Sobre esto, el doctor Sergio Pasqualini, uno de los pioneros en Argentina en fertilización asistida y director de Halitus Instituto Médico, es muy claro: “la función ovárica está relacionada en forma directa con la edad. A los 25, una mujer sana tiene aproximadamente un 85% de probabilidades de embarazarse de manera natural. Esta cifra disminuye lentamente hasta los 30. A los 35 se acentúa la curva descendente y mucho más, después de los 40”.

Además, agrega el especialista, está comprobado que “la capacidad reproductiva cesa un tiempo antes de la menopausia”.

La medicina sigue estas ecuaciones y las técnicas de fertilización asistida buscan ubicarse a la altura de las circunstancias.

Los investigadores en reproducción humana comprendemos que somos herramientas para concretar un deseo personal muy profundo. El escenario general no es el mismo que en siglo XX. Las mujeres cumplen con obligaciones en los mismos ámbitos que los hombres y, a la vez, las relaciones personales adquirieron modos diversos. Esto produjo diferentes demandas”, resume el doctor Fernando Neuspiller, máster en reproducción humana y director médico del centro IVI Buenos Aires.

Siguiendo estas nuevas posibilidades, ¿el reloj biológico femenino es todavía una barrera? La doctora Bárbara Lotti, especialista en medicina reproductiva de IVI Buenos Aires, comparte su visión: “en nuestro centro realizamos tratamientos a mujeres menores de 50 años. Más allá de este límite, es importante tener presente que el embarazo después de los 40 siempre es de mayor riesgo”.

Las alternativas para elegir: dependerán de cada situación. Acá, las variantes.

Proyecto diferido

Cuando el deseo está y el “cuándo” y “cómo” no parecen tan claros, la recomendación de los médicos es optar por la vitrificación o congelamiento de óvulos.

Esta opción también se ajusta a casos de ciertas enfermedades –sobre todo oncológicas- y para aquellas mujeres que no tienen tan definido su proyecto de vida y quieren “dejar abierta esa puerta”.

Consiste en estimular los ovarios con hormonas para que se produzcan varios óvulos. Luego, se aspiran los folículos que contienen los óvulos y se congelan, explica Pasqualini.

Las probabilidades de conseguir un embarazo con estos gametos dependerán de la aplicación correcta de la técnica y de la calidad y calidad de los óvulos conservados, algo relacionado con la edad de la mujer. “Cuanto antes se realice la extraccción, mejor será. Por eso, lo ideal es que toda mujer esté informada y a los 30 años pueda considerarlo”, sugiere Pasqualini.

Un dato clave: “en las mujeres que preservaron alrededor de 24 óvulos antes de los 35 años la tasa de probabilidad de embarazo es del 94%; en aquellas que lo hicieron después de esa edad y obtuvieron una cantidad similar de ovocitos, el porcentaje llega al 50%”, diferencia Neuspiller.

Si el embarazo no llega

Por otro lado, a partir de los 35 años, después de seis meses de búsqueda de un embarazo en forma natural, la consulta con un especialista en reproducción asistida será fundamental. ¡El tiempo es oro en esta etapa!

Si se indica una técnica de baja complejidad -como la estimulación de la ovulación o la inseminación-  y aún no hay resultados, se pasará a un tratamiento de alta complejidad, una fecundación in vitro, enumera Lotti.

La técnica ICSI es la más sofisticada y con tasa de éxitos más alta. Se basa en la inyección de un espermatozoide dentro de cada óvulo por medio de un delgado capilar, detalla Pasqualini.

Otras células

Las alternativas no quedan ahí. “Cuando la reserva ovárica de la paciente se encuentra severamente comprometida -por la edad u otra situación puntual- los tratamientos de alta complejidad con donación de ovocitos ofrecen una excelente chance”, remarca Lotti. El motivo: la calidad de los óvulos aplicados.

Los resultados exitosos de la fertilización in vitro con óvulos propios es del 35% y con óvulos donados, del 55%”, diferencia Pasqualini.

La donación de semen, en cambio, es la modalidad para las mujeres que plantean la maternidad sin pareja o junto a otra mujer y para los casos de infertilidad masculina –abarcan un 30 por ciento de las consultas.

En otra panza

La subrogación de útero es otra opción. En este caso, una mujer lleva adelante un embarazo para otra persona o pareja. “Se indica para mujeres que no tienen posibilidad o presentan riesgo para la gestación u hombres”, enumera Pasqualini.

Si bien en Argentina no hay una ley reglamentaria, tampoco existe una prohibitiva. Por lo tanto, se realiza tomando los recaudos necesarios desde distintas disciplinas, para minimizar eventuales conflictos”, dice Pasqualini.

Además, existen numerosas sentencias favorables en cuanto a reconocer como padre y madre a quien o quienes tuvieron la voluntad de procrear.

La maternidad actual tiene particularidades propias de estos tiempos, y la ciencia aumenta las posibilidades de concretar este sueño.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Breves de amores

El trueno entre las hojas, fue la primera película de Isabel Sarli… Allí no sólo haría su primer desnudo total, también haría el papel protagónico de una historia de amor bien argentina: clandestina y pública, hipócrita como pasional, criticada como envidiada…  Una historia de amor de 25 años y veintisiete películas. Hilda Isabel Tito (Coca) nunca permitió que él se separara de su esposa, Esther Machinandiarena, porque no quería que los hijos de Armando sufrieran como ella el abandono del padre. En octubre de 1981, cuando Armando Bo tenía sus horas contadas, hizo llamar a la Coca a su casa de Belgrano, y delante de su esposa y sus tres hijos, le pidió que lo abrazara. “No doy más”, le dijo. “Me quiero dormir para siempre. Me voy primero, Coca”, y murió en sus brazos.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: “The affair”

Uno de los beneficios del invierno es que nos permite realizar actividades adentro de casa, leer un buen libro, cocinar, tejer y en algunos casos sentarnos con clavos delante del televisor y no desclavarnos hasta ver el último capítulo de esa serie que tanto nos gusta.

Al final del invierno, cuando haces la cuenta de las horas que llevas pegada -y sobre todo quieta- frente a la tele, te querés morir, porque generalmente las buenas series van acompañadas de una rica torta, un buen sándwich, una copa de vino… en fin y ahí te viene el apuro por correr al gimnasio, pero no podes porque comienza el siguiente capítulo.

Es fin de semana y BOLEO se siente con la obligación de ayudarte en este camino y es por eso que te sugerimos si no la viste todavía, que comiences cuanto antes “The affair” un drama con historias cruzadas pero duras, con gente con contradicciones, culpas, forcejeos, resistencias y todo lo que puede tener un amor de esos que te llevan puesto. Además de un condimento de suspenso permanente por un asesinato en paralelo a la trama principal.

Lo novedoso es que cada capitulo esta dividido en dos partes donde la misma situación es narrada por uno y otro protagonista.

Son cuatro historias en las primeras temporadas con un elenco muy interesante integrado por Dominic West, Ruth Wilson, Maura Tierney (ER Emergencias) y Joshua Jackson. Hace muy poco, Netflix estrenó la cuarta temporada.  

En 2015 ganó el Globo de Oro como mejor serie dramática y Ruth Wilson el premio a la mejor actriz. Si tenés tiempo y te querés pegar un atracón es la serie ideal. Deja los pochoclos a mano.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Quiero que los limones den la vuelta al mundo

Ella es la única mujer de una familia de cuatro hermanos e integra la cuarta generación de una empresa familiar donde las mujeres han sido fundamentales a la hora de marcar el rumbo de los negocios.

Luz Santos Bollea, CEO de Terri Citrus, mantiene ese compromiso a pie juntillas y por eso disfruta hoy de su posición en la empresa.

Fue su madre, Carmen Bollea, quien heredó hace casi 40 años, 97 hectáreas de campos de limón y que con un liderazgo emprendedor y dinámico, los convirtió en un sembrado de 1000 hectáreas. Luz es licenciada en administración de empresas y contadora pública, trabajó en un estudio contable de Tucumán y más tarde en Buenos Aires, como auditora para la empresa Deloitte. En 2015 vivió un tiempo en Estados Unidos donde profundizó sus estudios, y a su regreso comenzó a trabajar en una de las empresas del grupo económico que fundó su padre.

Tras un duro diagnóstico de  enfermedad de mi mamá, decidimos mudarnos a Buenos Aires  donde permanecimos un año -cuenta Luz a BOLEO. Fueron muchos días de internación en los que tuvimos muchas charlas en las que hablábamos de vida, eran largas conversaciones. En una de ellas, le pregunté que le quedaba por hacer a nivel profesional. Mi madre aquí en Tucumán era muy reconocida, porque fue la única mujer citricultora que logró multiplicar 10 veces sus hectáreas.

La respuesta de su madre fue contundente: “quiero que mis limones den la vuelta al mundo”. Y de algún modo, ese deseo marcó el destino, no sólo de la empresa, sino también el de Luz. “Ese día, en un contexto que parecía imposible por las circunstancias que estábamos viviendo, decidimos comenzar a exportar”.

¿Cómo fueron los primeros pasos de ese proceso?

Tomé un curso de comercio exterior intensivo y mis hermanos comenzaron a preparar los campos, reservamos un lugar en la feria FruitLogística de Berlín (es la feria de frutas y vegetales más importante del mundo y el espacio elegido por las principales empresas para buscar nuevas oportunidades de negocios), diseñamos nuestra marca “Carmencita” y a los pocos meses, y con mucho esfuerzo, los limones ya viajaban rumbo a Inglaterra y Holanda.

Tristemente mi mamá falleció a las dos semanas que exportamos los primeros contenedores, pero logró ver su sueño cumplido y sobre todo mis hermanos y yo heredamos un legado, su sueño que ahora es nuestro.

Seguramente, fue un hecho importante el poder participar en una feria como la de Berlín. ¿Cómo fue esa primera experiencia?

Cuando estábamos en medio de la preparación para exportar automáticamente se nos vino a la cabeza viajar a Berlín. Llamamos al Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán para reservar un puesto de trabajo y fuimos con uno de mis hermanos.

Pero no todo fue color de rosa, ya que ese primer día de feria había paro de aviones en Europa y la costumbre de la gente europea es viajar a la mañana para asistir a la feria todo el día y retornar a la noche a su país. Ese primer día no pasaba nadie. 

Veíamos a las otras empresas que exportan hace mucho ya con reuniones armadas con clientes, ¡pero por nuestro stand nada!

Así fue que con mi hermano tomamos los folletos, computadora, tarjeta y nos fuimos a buscar clientes, donde veíamos un limón, entrábamos y nos presentábamos. Las típicas preguntas eran sobre nuestra “experiencia” y nosotros no la teníamos, nos pedían fotos de las cajas … les mostramos las virtuales porque reales aún no teníamos nada”.

Pero de lo que sí podían hablar era de esa familia, de la empresa basada en valores y del sueño de la mamá que iban a cumplir. “Así fue en esos 20 minutos que podían durar las reuniones con cada empresa logramos conseguir varios clientes que nos financiaron toda la exportación con adelantos, sin haberles cosechado ni un limón, confiaron en nosotros”, recuerda Luz.

¿A cuántos países están exportando actualmente y cuáles son las perspectivas a futuro?

El primer año exportamos 25 contenedores a España, Holanda e Inglaterra hoy ya exportamos a más de 15 países: Ucrania, Kosovo, Italia, Rusia, Canadá, Usa, Bosnia, Polonia, Alemania, Grecia, Francia, Georgia, Hong Kong y muy pronto Brasil.

Este año, cómo grupo empresario tenemos pensado desarrollar la exportación de especias y granos sobre todo al MERCOSUR, países que algunos con el limón están aún sin protocolo, pero con un gran potencial.

Luz piensa que su historia puede inspirar a mujeres que a veces ven la exportación como algo muy difícil y le gustaría que sirva de ejemplo para aquellas que se proponen cosas y ponen toda su pasión para lograrlas.

La exportación ayudó mucho a la empresa a crecer, a internacionalizarse y aprender, día a día, sobre algo que hace 3 años era nuevo y hoy nos apasiona”, asegura la hija de Carmencita.

La exportación, en tu caso, parece estar también ligada íntimamente a un proceso muy emotivo, ¿a un legado de tu mamá?

Sí, definitivamente estaba ligada en un principio a lo emotivo, pero como siempre digo que nada es casualidad, hoy en día es mi pasión y por primera vez me siento feliz con lo que hago y amo ir a trabajar todos los días, comunicarme con personas de todo el mundo en otro idioma y por supuesto hacer que los Limones Carmencita sean una marca reconocida y den la vuelta al mundo. 

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Con la confrontación no ganaremos más equidad

La ex CEO de Aerolíneas y General Motors compartió con Boleo Magazine su radiografía de estos tiempos. 

Hay dos cintas. En una corre un hombre a 80 kilómetros por hora. Desde hace muchos años lleva ese ritmo. En la otra, una mujer lo hace a 120 kilómetros por hora. Las tuercas de la cinta están fallando. Ella está transpirada, parece desesperada. En un momento, el hombre frena, mira a su compañera y se pregunta hacia dónde va”.

En la charla con Boleo Magazine, Isela Costantini elige esa descripción para resumir esta época de feminismo, búsqueda de igualdad de género, revisión de conceptos arraigados y verdades establecidas. También, de ánimos exasperados y poca tolerancia hacia las opiniones contrarias.  

Lo peor que puede pasarnos es que el hombre pare y que la mujer siga corriendo sola. Somos un conjunto. Necesitamos que ellos recorran el camino con nosotras. Muchas veces es un hombre el que dice: ella es la que debería sentarse en mi lugar y yo la voy a preparar para eso. Cuando en una empresa se está por definir un reemplazo, ojalá la persona que esté a cargo decida que la candidata tiene más potencial. No estamos hablando de que la mujer tiene que ser más fuerte. Estamos hablando de equidad. Con la confrontación no vamos a llegar”, redondea la idea con su hablar pausado, su tono cálido y con un mínimo dejo de tonada brasileña, el país donde pasó una parte de su vida.  

Estamos viviendo como en un tubo de ensayo en ebullición. En algún momento, este contenido sedimentará”, completa.

Su experiencia le da peso específico a este punto de vista. Comunicadora social graduada en Brasil y con un MBA cursado en Chicago; a los veintisiete empezó a trabajar en General Motors, pasó por distintas áreas y cargos y llegó a ocupar el puesto de directora ejecutiva; en 2016, fue CEO de Aerolíneas Argentinas; y ahora se desempeña como gerente general del Grupo de Servicios y Transacciones (GTC). Además, su libro “Un líder en vos”, publicado en 2018 por Editorial Sudamericana, tuvo gran repercusión.

En tu recorrido profesional viviste las dinámicas que suelen darse en las empresas. ¿Sólo a las mujeres en una posición destacada les preguntan cómo compatibilizan su vida laboral y personal?

Todavía no es tan grande la cantidad de mujeres en lugares de liderazgo y persisten los preconceptos acerca de si llegó ahí es por qué no está casada, o está en pareja y no tiene hijos. Genera muchas dudas saber cómo manejan los tiempos. Por parte de los hombres, porque muchos siguen acostumbrados a que la mujer se haga cargo de la casa y de los hijos. La mujer, en cambio, busca una receta, un secreto. Su idea es: si ella lo está logrando, yo podría. Estamos en el momento de construcción de la participación de la mujer, buscando que el género no marque mandatos.

 ¡Si hace años que la mujer ingresó en el mercado de trabajo!

Es verdad. Pero el avance de los últimos tiempos es increíble. Un caso es el número de inscriptas en la facultad de ingeniería hace una década y las que hoy se anotan. Uno de los motivos es que la mujer se familiarizó con distintos productos o servicios. A medida que empezó a interesarse más por ellos, empezó a pensar ‘yo puedo trabajar en este segmento’. Lo vi mucho en el mundo automotriz.

Isela Constantini

¿Sigue dándose que si la mujer cambia su puesto de trabajo o va a tener más dedicación, lo negocia con su pareja y si ocurre al revés, no?

Si la mujer lo dice es porque siente que lleva la responsabilidad de la casa. Pero los más jóvenes o las segundas parejas, que ya vivieron las dificultades de las negociaciones en sus anteriores experiencias, buscan otro esquema. Siempre digo que uno tiene que mirar la realización de la familia. Una pareja es una familia. Más de allá de si tienen o tendrán hijos. Es fundamental acordar para que la felicidad del otro conviva con la propia. Escucho cada vez más hombres que deciden no viajar tanto y estar más en sus casas.

Otro hito importante en la carrera de Isela fue el anunció de su segundo embarazo –tiene dos hijos, de 15 y 13, con su primer marido, Samuel Russel, a quien conoció en General Motors y ahora, está en pareja con el empresario de seguros Fernando Cinalli.

Cuando se reunió con su jefe para contarle su noticia, él casi al mismo tiempo le dijo que la ascenderían a directora. Una vez superada la sorpresa de ambos, él le pidió que esperara unos meses para anunciar “su panza”.

Te esperaron para ese puesto, ¿creés que pasa los mismos en posiciones más bajas?

Ahí depende del jefe, más que de la empresa. A veces, el líder tiene más fuerza que la propia compañía. Porque ve el valor que aporta esa persona. Mucha gente deja su trabajo por problemas con su líder.

¿La maternidad es un motivo de discriminación para la mujer?

Creo que es el mayor desafío que tenemos las mujeres. Porque nosotras no sabemos qué esperar en esa maternidad. Es una incógnita. No es que voy a hacer una torta y la hago desde diez años y es la misma torta. En mi primer embarazo, mi jefe creía que iba a dejar la empresa. Era lo que había hecho su mujer. Yo pensaba que no iba a ser así porque mi balance es otro. Pero tampoco sabía si iba a poder cumplirlo. El hombre dice: voy a tener un hijo, necesito un aumento, tendré que trabajar más. La mujer piensa: no voy a poder buscar un ascenso.

¿Cuál sería la solución?

Tiene que haber políticas en las empresas que le brinden tranquilidad a la mujer. Desde licencias hasta reemplazos.

¿También más flexibilidad?

Eso es interesante. Lo vengo analizando desde hace mucho tiempo. Cuando los millenials se incorporaron al mundo del trabajo y empezaron a pedir horarios blandos, otro tipo de remuneración o de estilo de trabajo, quedó claro que eso era lo que las mujeres queríamos y algunas no se animaban a decirlo. El hombre, por otra parte, pensó: a mí también me gustaría. Por eso, creo que este segmento joven llegó para hacer disrupciones favorables para todos.

Hablás en tu libro de la imagen, ¿las mujeres tenemos que mostrarnos serias en nuestros trabajos?

Es subjetivo, depende del ambiente y de lo que uno quiera transmitir. Tu cuerpo habla, presenta tu posicionamiento. Mostrar cómo quiero que me vean los demás tiene que ser algo consciente.

Además, tuviste muchas críticas por el comentario “Si te pusiste un escote, hacete cargo de lo que va a generar”.

Desafortunadamente lo llevaron para otro lado. Son formas de verlo. Cuando empecé a trabajar en General Motors, el ambiente era muy masculino y yo quería que en las reuniones me evaluaran por lo que decía, no por mis curvas. Si, por ejemplo, para un casamiento formal vas de bermudas y ojotas, también te van a mirar mal.

Por Luciana Fava

Agradecimiento Fotografia: Prensa GST

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Día del Amigo: significado y rituales típicos de una celebración creada en Argentina

Los datos más curiosos y significativos sobre el 20 de julio.

El día del amigo es tomado como la excusa perfecta para encontrarse o reencontrarse con afectos más cercanos o el grupo más amplio, una noche destinada a una charla memorable, para sumarse a una fiesta bizarra, hacer presentaciones entre conocidos de distintos ámbitos, un día de mensajes, abrazos, saludos virtuales o brindis.

Lo cierto es que en cualquiera de sus modalidades no hay quien quiera pasar por alto y disfrutar de la celebración del 20 de julio. Para saber un poco más sobre esta fecha que se convirtió en un clásico, en Boleo Magazine compartimos datos curiosos y significativos.

Su origen y creador

El impulsor de esta celebración fue el músico, odontólogo y profesor de psicología argentino Enrique Ernesto Febbraro, inspirado en el día en el que un hombre pisó la luna por primera vez, el 20 de julio de 1969.

Cuando la nave Apolo 11 aún estaba en órbita, Febbraro tuvo una idea repentina. Decidió enviar 1.000 cartas a diferentes personas de diversos países. “Viví el alunizaje del módulo como un gesto de amistad de la humanidad hacia el universo y al mismo tiempo me dije que un pueblo de amigos sería una nación imbatible. ¡Ya está, el 20 de julio es el día elegido!”, les explicó a sus destinatarios.

Tenía razón: el hecho fue tomado como una hazaña de la humanidad, quedó en la conciencia colectiva de esa época y captó la atención en todo el mundo. Además, las respuestas a sus cartas no tardaron en llegar. Alrededor de 700 individuos le respondieron y de esa forma, quedó instalada la fecha que ya es una tradición.

¿En qué países se celebra el 20 de julio?

En Argentina –el país más proactivo con el festejo-, Brasil, España y Uruguay la fecha quedó instaurada como el día del amigo.

Los festejos más típicos

El ritual central son las reuniones en casas, bares, restaurantes o boliches. La idea es brindar por la amistad y compartir un rato agradable. Incluso, compañeros de trabajo encuentran en esta fecha una ocasión para conocerse más y generar dinámicas y juegos alusivos.

¿Qué se regala?

Los obsequios son la forma de expresar el cariño hacia los compañeros inseparables. ¿Algunas ideas?

  • Un buen ramo o arreglo floral. La especialista en diseños florales Patricia Castro explica que “las flores a través del tiempo han sido reconocidas como una forma de expresar felicidad y afinidad, y también contribuyen a la unidad. Por eso, son ideales para transmitir la amistad”.

Sobre cómo elegirlas, Castro detalla que “el color amarillo se relaciona con los sentimientos de compañerismo y solidaridad, con lo cual puede ser muy acertado para esta fecha”.

Además,“los crisantemos simbolizan la confianza y la amistad; la astromelia representa los caminos compartidos, los momentos buenos y malos- a través de la morfología y las vueltas que dan sus hojas-; y las rosas sirven para cualquier ocasión y siempre se relacionan con la felicidad”.

  • Una experiencia gratificante. Es una de las nuevas tendencias. La idea es generar un recuerdo perdurable.

Además, cuando se trata de un programa en grupo o con un amigo querido el valor es doble, ya que estaremos construyendo una anécdota e historia en común.

Según datos de un estudio reciente de StubHub –el marketplace de entradas de eBay- el 84,84% de los encuestados regaló o le gustaría regalar para fechas especiales (como el día del amigo, de la madre o cumpleaños) la posibilidad de disfrutar de un momento especial. Las opciones pueden ir desde un desayuno o brunch o recibir una carta manuscrita hasta la oportunidad de ver juntos a un artista favorito.

Los eventos en vivo no solo son ideales para ir con amigos. El 80,53% de los encuestados considera que también son una gran oportunidad para conocer gente nueva.

Sin dudas, ¡la amistad lo mejora todo! ¡A pensar en los festejos del próximo 20 de julio!

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email