KEPPE DE VERDURAS

El keppe o kibbeh es un exquisito plato tradicional de la cocina de Medio Oriente. Entre especias aromáticas, es una de esas recetas ancestrales que permiten viajar con el primer bocado. 

De la mano, de nuestra amiga la Chef Diana Boudourian, te proponemos una version de keppe con verduras imperdible.

Para 8 porciones vas a necesitar:

Ingredientes
Para la cobertura
350 g de carne de bola de lomo picada
300 g de trigo burgol extra fino
1 taza de agua
6 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharaditas de sal, ½ de ají molido, ½ de pimentón y ½ de pimienta de Jamaica
Para el relleno
1 cebolla
1 atado de acelga
150 g de queso tipo regianitto
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
½ cucharadita de pimienta

Preparación

Para la cobertura
Procesar la carne picada, agregar el trigo previamente lavado y ½ taza de agua fría.
Condimentar con sal, ají molido, pimentón y pimienta de Jamaica.
Unir todos los ingredientes, amasar hasta obtener una mezcla homogénea y reservar.

Para el relleno
Picar finamente la cebolla y rehogar con aceite de oliva.
Cocinar 5 minutos y antes de retirar incorporar la acelga cocida al vapor, escurrida y picada.
Mezclar, retirar y disponer en un bol.
Adicionar el queso rallado y condimentar con sal y pimienta.

Para el armado
Dividir en dos partes, la preparación reservada.
Disponer una de ellas en una placa de 30 x 25 cm. previamente rociada con aceite y distribuir en forma homogénea con las manos humedecidas.
Esparcir el relleno en forma pareja y cubrir con el resto de la preparación.
Cortar en rombos, rociar con aceite de oliva y cocinar 30 minutos a temperatura moderada – 180º C, hasta dorar.

Chef Diana Boudourian
www.facebook.com/diana.boudourian
www.instagram.com/dianaboudourian
www.clippings.me/dianaboudourian

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La autora estupenda

Nos referimos a Elena Ferrante, seudónimo de una escritora italiana (¿o escritor?, ¿o escritores?) de éxito internacional.

Tal vez la palabra “estupenda” le quede chica. Tal vez los traductores del mundo, unidos, no han podido encontrar la palabra justa para la amiga geniale de la que nos habla Elena Ferrante en su tetralogía sublime Dos Amigas. Ni para ella misma.

La intrigante Ferrante (porque nunca nadie la ha visto) nos lleva a un mundo lejano, pero como de acá nomás. Nos narra -nos muestra- una Nápoles de postguerra, devenida en el universo fantástico de mujeres que se van quedando solas -y se vuelven un poco locas- y se agarran de los pelos en los patios de las casas, se arrastran por las escaleras y velan a sus maridos en las camas matrimoniales.

Nos lleva, con su impecable hilo narrativo, al corazón de dos niñas que se van haciendo mujeres en ese mundo tan hostil. Pero que, a pesar de eso, se abren caminos a los codazos, trasmutan para confundirse entre la gente, se arremangan en los trabajos, se acodan en los pupitres, se bañan en las aguas claras del Mediterráneo y esperan pacientes que la lava interna de su espíritu vesubiano, aflore, y las libere -o las condene.

Y en este trayecto literario, la autora también escarba profundamente en las almas oscuras del mundo de los hombres y traza masculinidades obscenas, violentas, excesivamente napolitanas, pendencieras, extraviadas, lastimosas y crueles. Hombres de todos los tipos que van quedando desdibujados en el relato de la vida de Lenu y Lila, las dos amigas que dan vida a esta historia.

Lila es flaca, morena, desgarbada, atrevida, parece enojada, no se conforma con nada, es la mejor de la clase, desafía a los niños y subyuga a las niñas. Lila es a lo largo de su historia, amada, golpeada, abandonada, idolatrada, envidiada, temida, destruida, porque Lila es demasiado genial y eso, a veces, es imperdonable.

Lenu quiere ser su amiga, la admira, la elige porque Lila tiene un poder innegable sobre ella, sobre todos y, sobre todo, aun a pesar de ella misma. Y en esta amistad, se van dejando llevar, sus soledades no ofrecen resistencia y así van atravesando la niñez, la adolescencia, el amor, el desamor, la pobreza, la vida intramuros que empieza y quiere despertar y ver el mar.

La amiga estupenda es el primer libro de la saga. Le siguen “Un mal nombre”, “Las deudas del cuerpo” y “La niña perdida” (en la traducción al español)  y van construyendo un retrato de niñas y mujeres de otra época, mujeres valientes que fueron cambiando el curso de sus vidas y torciendo el destino que les estaba fijado.

Y para esto Ferrante recurre al escenario perfecto de la Nápoles de sus recuerdos, y nos la cuenta con maestría y amor, aun cuando nos cuente dolor. En esos fragmentos se escapa a su yo más profundo y abre su corazón napolitano, rebosante de dialecto y de esa violencia ancestral que se les metió en la piel -a ella y sus criaturas- para que no nos queden dudas de que en nuestros orígenes y en nuestra historia está la respuesta de nuestro presente y la posibilidad de un futuro.

Daniela Mandriotti
Periodista

Crédito foto portada: pexels

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

RECOMENDADO BOLEO: The Morning Show – Apple TV

The Morning Show es un drama laboral y muy contemporáneo sobre un grupo de mujeres en una industria que suele ser hostil. Una historia sobre cómo la brújula moral establecida por el movimiento del #MeToo lo ha desestabilizado todo, incluso ese programa matutino de televisión que el público ha dejado de ver.

Sus protagonistas Jennifer Aniston (Alex) y Reese Whiterspoon (Bradley) brillan. ¿Por qué? Porque en The Morning Show las mujeres llevan los pantalones (a tal punto que el vestuario de Jennifer Aniston se basa solo en pantalones). También son numerosas, diversas y tienen personalidades diferenciadas. “¿Qué es una mujer típica?”, pregunta el personaje de Reese Witherspoon después de que la califiquen precisamente de atípica. A Bradley Jackson la describen como “una reina de la belleza conservadora que es más bien libertaria”. También es alguien que dice lo que piensa y que acabará compartiendo la pantalla con Alex.

Los diálogos parecen tan reales como las mentiras, negociaciones y puñaladas en la espalda: el pan de cada día de cualquier negocio mediático que lucha por sobrevivir en un mundo realmente competitivo. En uno de los diez capítulos, Steve Carell (Mitch) justificará sus permanentes acosos a sus colegas diciendo “todo el movimiento del #MeToo es probablemente una sobrecorrección causada por siglos de mal comportamiento en los que hombres más ilustrados como yo y como tú no hemos tenido nada que ver”.

The Morning Show con Jennifer Aniston, la serie de Apple TV+ que debes ver  | Vogue México y Latinoamérica

La serie empieza cuando al copresentador de The Morning Show -que no es capaz de hacer funcionar una máquina de café- lo despiden por mala conducta por temas sexuales. “¿Incidentes documentados de qué? ¿De qué he tenido aventuras amorosas?”, se queja Mitch, insistiendo que solo tuvo relaciones sexuales con un par de asistentes de producción. “Cambió todo y nadie me envió el informe sobre ello”. 

Por suerte para ella, y para nosotros, Aniston, parece haberse despedido de la entrañable Rachel. Ya no existen los mohínes típicos de tantos años de comedia. Su personaje es creíble y ambas están impecables.

El reparto de este título está formado también por Gugu Mbatha-Raw y Desean Terry, con apariciones de Mindy Kaling, Marcia Gay Harden y Martin Short. Todos ellos están dirigidos por  su creador, Jay Carson , pero Aniston y Witherspoon son el centro de esta historia. Dos actrices y productoras ejecutivas fuertes que se toman su carrera muy en serio y que aquí interpretan a dos periodistas centradas en demostrar su valor y controlar la narrativa que las rodea.

La acción y el interés se mantienen hasta el ultimo capitulo en que llegará el punto máximo de tensión. Sin duda, cuando la termines, necesitarás un café y respirar. Pero vale la pena.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

SUSHIWOMAN, desandando siglos

Aunque su sueño de ser cineasta quedó en el tintero, ella escribió su historia de película. Desafiando una creencia muy arraigada dentro de la cultura japonesa en la que solo los hombres son quienes lideran siempre las mesas de sushi. Fundado en estereotipos ancestrales, las mujeres quedaban relegadas a actividades de servicio o  “invisibles” tras las cocinas. Pero sin embargo, Alejandra Kano es una reconocida sushiwoman, pionera y referente en Buenos Aires.

Romper arquetipos, mitos y tradiciones tan arraigadas llevan mucho tiempo. Alejandra lo sabe, es la primera generación nacida en Argentina de una familia de inmigrantes japoneses que abrió hace más de cincuenta años uno de los primeros restaurantes japoneses.

Con voz pausada y desandando siglos, cuenta la historia: “…Mi familia siempre estuvo vinculada a la gastronomía. Mi tatarabuela ya había tenido una repostería muy conocida en Japón, mi abuela también había tenido un restaurante chiquito de udón (son fideos de trigo muy populares en la cocina japonesa)”. 

Quizás por eso, a poco de llegar al puerto de Buenos Aires, el camino estaba trazado y sus abuelos maternos abren el primer restaurante de comida japonesa en la calle Olavarría de La Boca. Aquel mismo barrio, que les había dado cobijo en una piecita de conventillo años atrás.

Su padre llegaría después, con solo 23 años de puro aventurero y apasionado por el compás del tango. Con solo algunas palabras de español aprendidas en la universidad emprende rumbo a Argentina, sin saber que aquí también se enamoraría. Comenzó a trabajar como fotógrafo de un diario japones. “Mi madre – continúa  Alejandra- además de trabajar desde muy chiquita con mis abuelos en el restaurante jugaba muy bien al ping pong. Fue entonces, que a mi papá lo mandaron del diario a fotografiar a la campeona de este deporte de la colectividad y así se conocieron”. Con el tiempo, su padre también se incorporaría al negocio familiar.

Mujeres que se hacen visibles.

“En la cultura japonesa la mujer no suele estar delante de la cocina, está detrás: como ayudante o en el servicio, pero no delante- dice Alejandra. Las cosas han cambiado, pero cuando yo comencé, no había mujeres en Japón dedicadas al sushi y en Argentina había muy poquitas pero trabajaban a escondidas”. 

Las cosas cambiaron, pero no tanto, aún hoy esos mitos machistas y arquetipos ancestrales cada tanto reaparecen en la cocina colándose entre vapores. Hace apenas un año atrás, escandalizaba leer en The Wall Street Journal, una entrevista a un reconocidísimo chef japonés Yoshikazu Ono, hijo de Jiro Ono ganador además de tres estrellas Michelin.  Fundado en la “termodinámica del sushi” declaraba que en  la cocina de su padre no trabajaban mujeres por que sus manos debido a la volubilidad de las hormonas cambiaban de temperatura de sus manos. Pero más aún, no había mujeres porque  “hace falta un paladar muy equilibrado y la regla provoca desequilibrios en la percepción del gusto”. 

Seguramente para Alejandra no fue fácil, romper con estereotipos machistas  nunca lo es. “Lo interesante de nuestro restaurant es que yo soy la tercera generación de mujeres. Primero fue mi abuela, luego mi mamá y ahora soy yo. Es un restaurant que siempre fue liderado por mujeres, me gusta pensarlo así”.

Alejandra había decidido que el restaurante seria transitorio en su vida, mientras trabajaba de ayudante en la cocina o atendiendo en el salón, estudiaba la carrera para cineasta. La tradición nipona dice, que debería ser el hijo varón mayor quien se hiciera cargo del negocio familiar y todos en la familia asumían que así sería. Pero cuando solo le faltaba un año para terminar sus estudios, su hermano mayor decide irse a vivir a España.

 “Mis padres no podían seguir con el restaurante, se estaban poniendo grandes no podían seguir solos. Finalmente me terminó ganando la gastronomía, no termine la carrera y comencé a dedicarme ciento por ciento al negocio. Pero tampoco fue fácil lidear con mis padres que siempre habían pensado que su hijo varón iba a seguir y en cambio su hija mujer y encima, la menor de todos estaba haciéndose cargo”.

Alejandra aprendió de su hermano las primeras técnicas para hacer el sushi, pero hubía lecciones para las que no podía prepararla. El machismo sería muy duro.  

Se define autodidacta.  Dice haber aprendido “a prueba y error”. De a poquito fue poniendo su impronta, su marca y su sello; dice que “entre colegas pueden adivinar quien hizo o preparo una bandeja, de que restaurante salió ese sushi”. Tan importante es la firma del chef que esta detrás de cada plato.

Así Alejandra, fue marcando huella en un camino, que si bien ya había sido trazado por mujeres de generaciones pasadas, hoy se hacían visibles con su paso seguro.

 “Cuando empecé, hace 18 años atrás, no había mujeres que se dedicaran al sushi, no había ninguna, no estaban visibles, estaban escondidas, no se las veía en la barra. Los clientes venían y se asombraban de verme haciendo sushi. Los  japoneses, por ejemplo, no querían pedir sashimi sushi y pedían primero un plato muy chiquitito para compartir entre un montón, para ver si realmente estaba al nivel que debería estar. Llevo más o menos, diez años que los clientes japoneses realmente confiaran en mí”.

Ahora, en el restaurante atienden mozas mujeres, pero por entonces tenía un mozo varón. Cuenta que para los antiguos clientes japoneses, ella era invisible y que incluso, cuando satisfechos felicitaban por la comida lo hacían dirigiéndose al mozo diciéndole chef a él. A ella la ignoraban, ni la saludaban. 

“Fue incómodo, muy difícil. Pero yo también me crie en esta cultura y entendía, sabía que no era un tema personal”. Ahora  Alejandra se ríe y dice, “me la banque bastante bien!”.

Con el tiempo, fue el “boca en boca”. El reconocimiento a la Chef Alejandra Kano, con orgulloso nombre de mujer, se empezó a expandir incluso entre los más difíciles clientes japoneses que la recomendaban.

El año pasado, fue la primera edición del Gastro Japo Food Week, donde cuarenta restaurantes de cocina japonesa se reunieron para difundir la riqueza de la gastronomía nipona. Alejandra, entendió entonces que era una oportunidad que debía aprovechar para hacerse visible…  “para que otras mujeres sepan que el sushi no tiene que ver con el genero, sino con la persona, con la práctica y con la dedicación que cada una pone para prepararlo”.

Mamá de día y sushiwoman de noche, entendiendo que la igualdad de oportunidades está por encima de todo mito o tradición. Esta chica “de película” dirige la cocina del restaurante ICHISOU que hace más de cinco décadas abrió su familia y hoy ella escribe una historia que merece ser contada.

Por Griselda Lopez Viegas.

 

Del 25 de septiembre al 1 de octubre, tras la exitosa primera edición llega una nueva GASTRO JAPO FOOD WEEK -ED. ESPECIAL EN CASA- (clubgastrojapo.com.ar) Más de 40 restaurantes y deliveries se unirán para difundir las tradiciones e ingredientes del Japón, combinado con lo mejor de la materia prima local. Una excelente oportunidad de disfrutar la maravillosa gastronomía nipona.

IG:@ClubGastroJapo
IG: @ClubGastroJapo
YT: Club Gastro Japo
GastroJapo2020 #GastroJapoEnCasa
Web: clubgastrojapo.com.ar

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La vera pizza napoletana tiene su Scuola y un curso virtual

La Scuolla Pizzaioli ítalo-argentina junto a la  Accademia Nazionale Pizza  de Italia en septiembre continúa su programa de formación sobre pizza napoletana clásica y contemporánea, de la mano de prestigiosos pizzaiolos.

Scuola Pizzaioli en el mes de septiembre continúa con una agenda repleta de actividades formativas sobre el arte de la pizza napotelana y sus variantes. Tras el éxito alcanzado en las anteriores jornadas la institución ítalo-argentina, junto al equipo de la Accademia Nazionale Pizza DOC de Italia, sigue compartiendo vía Zoom las técnicas y secretos del plato insignia de Nápoles en nuevas jornadas dirigidas a profesionales.

Los próximos encuentros estarán a cargo de los instructores napolitanos de la Accademia Nazionale Pizza DOC. Se harán jornadas de dos días y cada alumno obtendrá una certificación reconocida a nivel internacional bajo la norma UNI ISO.  El Curso de pizzaiolo será dictado por Nello Di Sevo y Antonio Fiorillo. En estas clases se mostrarán todos los pasos del amasado hasta la cocción de la pizza.

Y para profesionales del área, el jueves 24/9 se llevará a cabo la Masterclass de amasados alternativos, donde el maestro pizzaioli Vicenzo Fotia enseñará sobre amasados innovadores con diversos tipos de harina. 

Información:
web www.scuolapizzaioli.com.ar y www.accademianazionalepizzadoc.it
Instagram: https://www.instagram.com/pizzaioliscuola
Correo: info@scuolapizzaioli.com.ar
Teléfono: +54 911 56446708

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado BOLEO: This is us

Seguramente hayas escuchado hablar de “This is us”. Algunos piensan que es la mejor serie del streaming, BOLEO te cuenta por qué deberías verla

Creada por Dan Fogelman, This is us se puede ver en Amazon Prime y está protagonizada por Milo Ventimiglia, Mandy Moore, Sterling K. Brown, Chrissy Metz, Justin Hartley, Susan Kelechi Watson, Chris Sullivan, y Ron Cephas Jones.

This is us' ('Así somos'): cómo se fraguó el dramón familiar más ...

La serie sigue las vidas de los hermanos Kevin (Justin Hartley), Kate (Chrissy Metz)  y Randall (Sterling K. Brown), y sus padres, Jack (Milo Ventimiglia) y Rebecca Pearson (Mandy Moore). Transcurre principalmente en el presente y utiliza flashbacks para mostrar el pasado de la familia. Kevin y Kate son los dos miembros sobrevivientes de un embarazo triple, nacidos prematuramente en el cumpleaños número 36 de Jack en 1980; el tercer hermano ha nacido muerto. Creyendo que estaban destinados a tener tres hijos, Jack y Rebecca, que son blancos, deciden adoptar a Randall, un niño afroamericano nacido el mismo día y llevado al mismo hospital después de que su padre biológico lo abandonó en una estación de bomberos.

Hasta ahí te contamos. Pero This is us cuenta la historia de los Pearson en pasado y presente con tanta humanidad que es muy fácil encariñarse con todos los personajes.

Temas tan sensibles como la adopción, el peso y las adicciones y la familia, tratados con tanta profundidad y respeto harán que no puedas dejar de ver los 18 episodios de cada una de las tres temporadas que hoy se pueden ver en Amazon. La cuarta ya está terminada y estamos esperándola con muchísima ansiedad.  

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

LA CAMISA BLANCA

Con cada cambio de temporada aparecen nuevas tendencias de moda. Pero las prendas básicas son un comodín que nunca fallan. 

La camisa blanca es versátil para poder combinarla con cualquier prenda. Nunca pasa de moda, es elegante y se adapta a distintas ocasiones. Esta primavera, se va apoderar de tus mejores looks. 

El blanco va ser uno de los colores protagonistas de la próxima temporada y llevarlo en una camisa será un éxito. Es por eso que les propongo ideas de cómo combinarla para conseguir un look chic.

¿La combinación que nunca falla? Una camisa blanca y unos jeans azules. Para lograr un look relajado súmale mules o zapatillas y para verte más arreglada, puedes apostar por unos zapatos de tacón y por una mini bag chic.

Llevarás tu camisa blanca con una falda y le darás un toque sofisticado. Opta por unos tacos para verte más estilizada y sino por unas chatas.

Podrás llevarla con pantalones anchos estilo slouchy. Se van a usar muchísimo esta temporada y no podríamos estar más contentas, porque son cómodos. 

Si tienes una maxi camisa blanca anímate a llevarla como vestido. Podrás usarla en la ciudad pero es también una buena opción como vestido de playa. 

El trench de gabardina es otro de sus mejores aliados para la primavera tanto con pantalones oscuros o claros. Como siempre les digo el trench no es solo un abrigo para los días de lluvia, lo podemos sumar siempre.

El blazer y la camisa blanca son una gran dupla. Esta primavera podrás usarlo en conjunto sastre o con jeans.

Total White. Camisa blanca y jeans blancos. Como les conté el blanco va a invadir los looks de la próxima temporada. Si tienes una camisa con un estilo más romántico es ideal para esta combinación. 

Para las más arriesgadas las invito a llevar la camisa blanca junto a un top. El layering o superposición de prendas sigue vigente. Así como en invierno llevamos la polera y encima la camisa. La próxima temporada llevaremos la camisa y encima el top, preferentemente tejido. Puede ser un chaleco de hilo también. 

Combínala con una bermuda. Esta prenda que se asomó en otoño va pisar fuerte en la próxima temporada. Podrás llevarla a cuadros, de gabardina, de jean o de cuero. 

Las prendas de simil piel o cuero seguirán presentes y la camisa blanca se lleva muy bien con ellas. Desde un pantalón hasta una simple chaqueta. Todo luce con estilo.

Si todavía no tienes una camisa blanca en tu armario, no sé qué esperas. ¡Las opciones de combinarla son interminables! #connietips

connie casas

Connie Casas
Fashion Stylist

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado Boleo: Crímenes de familia

Netflix acaba de estrenar su última producción argentina, “Crímenes de familia”, del director Sebastian Schindel (“El patrón”, “El hijo”) basada en hechos reales y protagonizada por Cecilia Roth, Miguel Angel Solá y Benjamín Amadeo y Yanina Ávila.

La historia trata de una familia acomodada de Recoleta que tiene que afrontar un juicio en el que el hijo, Daniel (Benjamín Amadeo) es acusado de violación e intento de asesinato de su ex pareja, Marcela (Sofía Gala Castiglione).

Hay dos historias paralelas, la de Daniel y otra con su empleada doméstica, Gladys (Yanina Ávila) que vive con ellos y su pequeño hijo de tres años, Santi.

Nada es contado de antemano, la narración se va abriendo lentamente y los personajes van evolucionando a través de los hechos.

Todo el peso de la trama recae en Alicia (Cecilia Roth) que es una madre negadora, que siempre ha consentido las acciones de Daniel, pero hay un punto de quiebre en el que la culpa se vuelve el tema central de la película y Alicia va a tener que tomar decisiones que definirán la vida de los protagonistas.

Es un relato tenso, y en los diálogos no hay sola línea de más. Se juegan varios temas, la corrupción judicial, los prejuicios, la pobreza y fundamentalmente la ética. Es sumamente recomendable.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Borcegos. Llegaron para quedarse

Son un calzado sumamente cómodo, que se adaptan a todos los estilos y que tendrán protagonismo también en verano. Un buen par de borcegos de buena calidad y materiales nobles, es siempre una compra inteligente que trasciende temporadas.

Son el “todoterreno” de la moda, que siempre se reversionan pero, desde hace algunos años, se volvieron un básico. Julieta Erdocia, shoemaker, dice – “su auge se vio impulsado por la oleada Comfy, en la que estar cómodo es estar a la moda. Los zapatos anchos, de puntas cuadradas junto con los borcegos, son los elegidos indiscutidos para looks versátiles sin resignar comodidad”. Además, son sumamente durables, otro punto a favor. Por lo general, con suelas anchas y de goma, que los hace muy  resistentes.

La impronta del borcego es casual, pero combinado con una falda midi  o sumando una mini bag al estilismo hacen un match muy trendy.

Depende del estilo de quién los lleve– dice Julieta-se les puede dar distinto carácter: desde looks hiper rockers con pantalón negro y campera de cuero, hasta generando contrastes con vestidos de línea más romántica.

El contraste con vestidos floreados o blancos voluminosos es la combinación perfecta entre feminidad y rudeza. Si es lo que queremos expresar, claro. Con faldas asimétricas y remeras de corte clásico son un combo ideal para llevar a diario”

Con jeans quedan geniales, con los clásicos chupines podes ponerlos por encima; pero los slouchy cortones al tobillo y asomando por debajo. O por qué no, con unos pantalones cargo.

¿Es un zapato apto para todas?. ¿Nos favorece?

¡Totalmente ! …con cierre, hebillas, cordones, bordados, de hormas más delgadas o más exagerados, con más o menos taco, sin dudas es un zapato que se adapta a muchos estilos. 

Siendo tan cómodos, versátiles, durables y atemporales, sin dudas, lo vamos a terminar incorporando como un básico, si es que todavía no lo hicimos. 

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Tres series maravillosas que además te impactarán con su vestuario de los sesenta

Si a la hora de sentarte a disfrutar de una serie te deslumbras con el vestuario, te sugerimos tres series que además de ser excelentes por los libros y las interpretaciones tienen un vestuario impactante que te va a dejar con la boca abierta.

The marvelous Mrs. Maisel (Amazon Prime)

Por qué ver 'The Marvelous Mrs. Maisel' | by Sally | Pretextos y ...
Crédito medium

Ambientada a fines de los cincuenta y principios de los sesenta, esta producción de creada por Amy Sherman (Gillmore Girls) y además cuenta con tres Globos de Oro y 16 premios Emmy. Narra las hazañas de una ama de casa del Upper East Side neoyorquino (Rachel Bronahan) que a partir de su separación se convierte en comediante.

La ropa de la serie tiene colores brillantes y un estilo envidiable, pero los trajes representan mucho más que la moda de la década de 1950. También reflejan meticulosamente el estado de ánimo de cada personaje y su desarrollo. La diseñadora de vestuario es Donna Zakowska, quien asegura que “el color señala cosas a la gente” y el vestuario ayuda a darle forma a la narración con sus diseños.

Image for post
Crédito medium

Joyas, sujetadores, enaguas, guantes, tocados, gafas de sol… el opulento armario del que presume Miriam Maisel, va mucho más allá de los exuberantes abrigos y vestidos que hipnotizan a primera vista. El guardarropa de cada temporada está formado por miles de piezas ideadas cuidadosamente por Zakowska.

El color es un personaje. “Se sigue desarrollando en la nueva temporada como un elemento fundamental a la hora de contar la historia. La paleta marca las emociones de una escena y está influenciada más por el contenido que por la estética”, afirmó la vestuarista.

Masters of Sex (Amazon Prime)

Crédito Atlas cultural

Masters of Sex es la serie protagonizada por Michael Sheen y Lizzy Caplan en el papel de los pioneros del estudio científico de las conductas sexuales humanas, el doctor William H. Masters y su asistente Virginia Johnson. 

El diseño de vestuario es de Ane Crabtree. Su reto fue reflejar la moda de los años 50, y lo ha conseguido con creces. La silueta de los años 50 se caracterizó por afinar la cintura y aumentar el vuelo de la falda y añadir peplums en ocasiones. En la serie, la esposa de William, Libby Masters (Caitlin Fitzgerald) es el mejor ejemplo con vestidos y conjuntos realmente especiales. 

Por el otro lado estaban las faldas ajustadas por debajo de la rodilla, compensadas con jerseys de punto y collares de perlas, como luce Virginia. Conjuntos sutilmente sexies, pero lo suficientemente recatados para una madre soltera deseosa de obtener una educación y una profesión respetable. Los accesorios son otro punto importante. Joyería en color cobre, broches, perlas de cristal blanco, los guantes, los tocados, y por supuesto, la lencería, que no podía faltar en una serie con un argumento como este. Fue en esta década cuando se introdujo el nylon, abaratando las medias (hasta entonces de seda) y popularizándolas. Apareció también el estampado de leopardo y el de cebra. 

Masters Of Sex' Get Unmasterful Treatment On Showtime ...
crédito connecticut public radio

En cuanto al protagonista masculino, para evidenciar el carácter rígido de Bill Masters, sus trajes de chaqueta están hechos exactamente a medida, ajustados de manera que dificultan el movimiento. Líneas rectas, siluetas geométricas, y muy pero muy conservador. Las pajaritas, (que le confeccionaba la madre de Masters en la realidad) y los tiradores son su sello de identidad.

Mad men

Adiós Mad Men
crédito hipertextual

Si hay una serie norteamericana que cumple con todas las expectativas de un documental es “Mad Men”. La serie se desarrolla a lo largo de la década de los 60 en una agencia de publicidad, una década muy movida con gran cantidad de hechos sociales y políticos que cambiarán profundamente la sociedad americana: las lucha por los derechos sociales, las tensiones internacionales, el asesinato del presidente Kennedy y la guerra de Vietnam, entre otros.

A lo largo de sus siete temporadas se pueden observar los cambios en la moda en todos sus personajes. Ninguno queda librado al azar.

Mad Men: el secreto de la felicidad - Revista Mundo Diners
crédito mundo diners

Jannie Bryant es la ganadora de un Emmy y responsable del vestuario de Don Drapper y sus mujeres. Bryant comentó que para realizar el vestuario se inspiró en revistas como Life y Time, pero sólo para ver como era la ropa de época, no buscó revistas de moda porque consideró a los personajes como reales, no como modelos.

En el caso de Betty, su musa inspiradora fue Grace Kelly, en el de Joan se aprovecharon sus curvas al estilo Marilyn o Sofía Loren, para Peggy fue Audrey Hepburn y para Don Draper fue un estilo más parecido al de Cary Grant o Gregory Peck.

Don Draper es el que más vestuario tuvo, aunque todos sus trajes son grises, pero nunca repitió ninguno. “Don es un personaje oscuro, con secretos… Los trajes son su armadura y el gris recuerda al metal” aseguró Bryant.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email