RECOMENDADO: Vive dos veces y ama una

Esta comedia dramática dirigida por María Ripoll cuenta desde un lugar conocido para nosotros (no olvidemos que tenemos a “El Hijo de la novia”) la historia de Emilio (Oscar Martínez) que padece Alzheimer. Vive solo y su hija (Inma Cuesta) quiere llevarlo a vivir con ella, pero él se niega porque quiere dedicarse a buscar a su primer amor de la adolescencia. A partir de aquí, entabla una nueva relación con Blanca, su nieta (Mafalda Carbonell) que es una niña bastante particular y comenzará la aventura de la familia.

Martínez brilla en la película, y la niña Carbonell es un descubrimiento, y si bien la película es bastante previsible y a veces cae en lugares comunes, cuenta una historia creíble y muy tierna.

El elenco lo completan Nacho López, Aina Clotet, Isabel Requena y Antonio Valero.

El film fue rodado en Valencia y podemos verlo por Netflix.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: Carlo y Malik

Carlo y Malik: Una serie policial de origen italiano con gusto a neorrealismo de post guerra

Carlo, un policía romano veterano tiene que compartir funciones con Malik, un colega de origen africano, joven, un poco engreído y agudo y en los interrogatorios, son los protagonistas de Carlo y Malik (“Nero a meta”, tal su nombre original).

Carlo tiene un pasado que lo tortura y una hija veinteañera que es el puntal de su vida. Carlo Guerrieri (Claudio Améndola) y Malik Soprani (Miguel Gobbo Díaz, actor de origen dominicano italiano) no sólo van a tener que convivir, sino que además van a tener que adaptarse a los prejuicios, ya que Carlo tiene sus reservas respecto al origen de Malik. “¿Los africanos son todos iguales” dice Guerrieri en el primer episodio, -perdón? ¿Escuché bien?

La serie expone la problemática de la inmigración y el racismo en Italia, de hecho, se muestran los barrios bajos de Roma donde viven inmigrantes en condiciones poco favorables.

A diferencia de las españolas que desarrollan una misma historia en 12 capítulos, cada episodio va desarrollando distintas historias, algunas impactantes como la primera en la que un cadáver congelado cae de una camioneta o el de la monja que es asesinada en un sex shop.

Fue rodada íntegramente en Roma, lo cual la vuelve entretenida y a lo largo de los 12 episodios se ven distintos lugares de la ciudad soñada.

Completan el elenco Rosa Rossi, Margherita Vicario, Alessandro Sperduti, Fortunato Cerlino y Antonia Liskova.

No es el Comisario Montalbano, pero la podés ver.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: Historia de un matrimonio (Marriage Story)

Cuando el menú de Netflix te ofrezca “Historia de un matrimonio” no tenés que seguir. Tenés que entrar y verla.

¿Por qué hay que verla? Porque irremediablemente te llega, porque narra una historia muy humana acerca de un matrimonio que se quedó en el camino, donde apareció el desamor, ya no se escuchan, de las posibilidades fortuitas de remarla y cómo llega un momento en el que se dice “basta” y hay que seguir. Y en ese momento es donde empieza a transitarse el camino del duelo y la amargura, a la vez que se inicia un juicio por la tenencia del menor.

La historia comienza con el testimonio de Nicole (Scarlet Johansson) y Charlie (Adam Driver) contando aquello que aman de su pareja y lo que les hace querer estar juntos, pero en la escena siguiente de la película de Noah Baumbach nos encontramos frente a la separación irreparable.

Alli comienzan a tallar fuerte los abogados, y te vas a encontrar a tres grandes actores interpretando tres grandes personajes, Alan Alda (que encarna a Bert Spitz), Laura Dern (que está fabulosa en el rol de Nora Fanshow, una abogada feminista que es durísima a la hora de atacar y a Ray Liotta (otro tiburón para el juicio, casi irreconocible).

Hay quienes dicen que ven en film cierta inspiración en la vida personal de Baumbach, quien estuvo casado cinco años con la actriz Jennifer Jason Leigh y de quien se divorció en medios de rumores de una infidelidad con una compañera de elenco con la que venía trabajando desde 2009 y hoy es su actual pareja, Greta Gerwig.

Pero lo más atrapante del film es el monólogo de Laura Dern acerca de qué es lo que debe decir una madre a la hora de enfrentar un juicio por custodia. Cuáles son las expectativas sociales y las presiones que se ejerce sobre las madres construídas socialmente como una especie de vírgenes inmaculadas.

Mientras el personaje de Nicole (Johansson) prepara su testimonio con su abogada Nora Fanshaw (Dern), su representante legal le llama la atención cuando ella pretende declarar en el estrado que suele tomarse alguna que otra copa de vino y que uno de sus «puntos débiles» puede ser insultar (con diminutivo cariñoso) a su hijo cuando este se pasa de la raya:

“Te voy a parar ahí. La gente no tolera que una madre beba vino y le llame a su hijo “sorete”. Te entiendo, yo también lo hago. Aceptamos un padre imperfecto. El concepto de buen padre sólo se inventó hace apenas unos 30 años. Antes de eso se esperaba que el padre fuera callado, ausente, poco confiable y egoísta. Y todos decimos que queremos que queremos que eso cambie. Pero, básicamente, lo aceptamos. Los amamos por sus imperfecciones, pero la gente no admite para nada eso mismo en una madre. No lo aceptamos ni estructural y espiritualmente. Porque la base de este blablá  judeocristiano es María, la madre de Jesús, y ella es perfecta. Es una virgen que da a luz, ni titubea en apoyar a su hijo y sostiene su cadáver cuando él muere. Y el papá no está. Ni siquiera vino a coger.  Dios está en el cielo. Dios es el padre y Dios no apareció. Así que tú tienes que ser perfecta, pero Charlie puede ser una mierda, pero no importa. A la mujer siempre te ponen la vara más alta, Y es una mierda, pero es lo que hay”.

A esta altura de la soiree y con dos revoluciones feministas a cuestas en las que se ha reivindicado el autoconocimiento del placer femenino como símbolo identitario, las madres siguen acarreando el síndrome de la Virgen María.  

Laura Dern resume en solo minuto y medio: que la “perfección” de una madre frente a un padre que “ni aparece”, ese listón más alto perpetuo, es una adictiva trama de la que parece que no nos podemos escapar.

“Historia de un matrimonio” puede dejarte el sabor de la tristeza, la amargura de un amor que no funcionó y una familia fracturada, pero lo que nos muestra es que aún en medio del dolor existen maneras de rearmar la vida de manera satisfactoria.

Creditos Fotos: Netflix

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: American Son

Es muy raro ver a Kerry Washington en la piel de una mujer que no es la mítica Olivia Pope de Scandal. En esta oportunidad, encarna a una madre que busca desesperadamente a su hijo de 18 años.

American Son” es la adaptación cinematográfica de la obra teatral del mismo nombre que se presentó en Broadway. Netflix la compró y la presenta como una producción propia pero en realidad la película se presentó en septiembre en el festival de Toronto.

Toda la trama transcurre durante una noche en la fría sala de espera de una comisaría donde Kendra (Kerry Washington) y todos los otros tres personajes desarrollarán la historia.

Por momentos es muy lenta, probablemente porque es una historia escrita para teatro y toda la acción transcurre en un mismo lugar. La película presenta una problemática que uno a simple vista creería que ya no existe, los prejuicios que aun sufren las personas de raza negra y el ensañamiento que hay de las fuerzas policiales hacia ellos, este drama es un sincero diálogo entre una madre afroamericana y un padre blanco, quienes buscan a su hijo.

Nunca para de llover, lo que vuelve más angustiante el momento y todo se tensa cuando ambos progenitores exponen los prejuicios de ambos, sus ambiciones y carencias a la hora de criar a su hijo y la aparición de los temores acerca de lo que ha podido sucederle, por su aspecto, sus amistades y sobre todo, por su color.

La película habla sobre el prejuicio todo el tiempo hasta que en un giro final el espectador queda abrumado cuando se resuelven todas las dudas.

Completan elenco Steven Pasquale como Scott, el padre del joven, Jeremy Jordan y Eugene Lee bajo la dirección de  Kenny León.

Crédito Fotos: Netflix

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: El método Kominsky

La esperada segunda temporada de una de las más inteligentes comedias de Netflix llegó finalmente y no decepcionó en nada a los que la estábamos esperando. Y además sus capítulos son tan cortos y tan bien contados que las ocho entregas finales te dejan con necesidad de más.

El método Komisnky es una comedia creada por Chuck Lorre, pero que no tuvo mucha prensa en su momento, como suelen tener series como “La casa de papel”, “Elite” o “Criminal” en todas sus versiones. No obstante, el año pasado, ganó el Globo de Oro a la mejor comedia y eso levantó el ánimo de la gente de Netflix que no le tenían mucha fe.

La serie tiene todo, humor, diálogos muy inteligentes, actuaciones maravillosas que demuestran que no sólo puede hacerse un buen producto con actores jóvenes y un guión sumamente humano y sensible que narra la historia de estos dos viejos tiburones de Hollywood que transitan como pueden este tramo de la vida.

Credito: Netflix

En esta segunda temporada, estos dos amigos Sandy Kominsky, interpretado maravillosamente por Michael Douglas, y Norman Newlander en la piel de Alan Arkin, siguen compartiendo sus historias con ese humor ácido acerca de la vejez, el amor después de la viudez, los problemas de una hija adicta y los diálogos son un duelo interpretativo de dos grandes que de ninguna manera hay que dejar de ver.

En esta temporada hay dos apariciones estelares muy significativas, la de la inglesa Bárbara Hershey, a quien hemos visto durante años encarnando a la Doctora Quiin y Kathleen Turner, quien protagonizó La joya del Nilo (1985) y La guerra de los Roses (1989) junto a Michael Douglas y que pese a los 30 años que han pasado, mantienen su química intacta. Cuesta reconocerlas a ambas pero hay cosas que se mantienen intactas, las miradas y los talentos.

Completan el elenco Nancy Travis (Tres hombres y un biberón), Sarah Baker y Lisa Edelstein. También hace una aparición memorable Danny DeVito encarnando a un urólogo muy particular.

Sencillamente, imperdible.

Photo by Jon Kopaloff/Getty Images
Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: The Politician

Una de las últimas series que estrenó Netflix es The Politician, una opción más o menos entretenida para estos días en que la política en la Argentina es un tema corriente. La historia gira alrededor de un millenial adinerado que decidió desde muy pequeño que será presidente de los Estados Unidos, pero para lograrlo tiene que comenzar ganando la presidencia en su propio instituto. Payton Hobbart (Ben Platt) es un niño rico con tristeza en una carrera alocada de traiciones, operaciones políticas, amigos y enemigos y mucho marketing político. Tiene un muy buen elenco, se destaca Ben Platt, quien viene del mundo de la comedia musical por lo que interpreta canciones con una destacada fluidez. Una de las particularidades que presenta su creador, Bryan Murphy es la incorporación de personajes que no están definidos por su identidad de género, tal es el caso de Theo Germaine, que interpreta a James, uno de los asesores de Payton (Ben Platt). También tiene una aparición lamentable la ex tenista Martina Navratilova, como la amante de Georgina Hobbart (Gwyneth Paltrow), madre de Payton.

Completan el elenco Jessica Lange, Laura Dreyfus, Zoey Deutch, Lucy Boynton, Benjamin Barret y la siempre exquisita Bettle Midler.

Por momentos recuerda a Glee y cae un poco el argumento pero el último de los ocho capítulos promete que la segunda temporada va a ser mucho más picante que la primera, sin duda otra de sus particularidades.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: Inconcebible (Unbelievable)

Inconcebible (Unbelievable), una de las últimas apuestas de Netflix es una serie para no perdérsela.

Esta serie que incorporó Netflix con sólo ocho capítulos muestra el desastre que puede producir en una víctima de violación la falta de contención y empatía en un sistema carente de una política de género. En la historia, Marie (Kaitlyn Dever) es una joven violada a la que el sistema no le cree porque duda, porque tiene traumas previos, porque es una chica en situación de riesgo. A medida que la historia avanza aparecerá la detective Karren Duvall (Merrit Wever) en otra ciudad que sigue a un supuesto violador serial. Ella trata a sus víctimas, con afecto, con misericordia, con empatía y casi por azar va a dar con su colega Grace Rasmussen (Tony Colette), una detective muy experimentada en estos casos y juntas irán en busca del criminal en un trabajo del género buddy cop, mientras sus personajes intentan forjar un vínculo.

La serie es super recomendable por el tema, porque siempre creemos que en otros países tienen otros protocolos para el seguimiento se estos casos, pero la verdad es que resulta increíble que sociedades avanzadas tengan ese grado de destrato con las víctimas. Inconcebible está basada en hechos reales, lo que la vuelve casi un documental. La mirada feminista se evidencia desde el primer minuto.

Los tres roles están muy bien interpretados pero es destacable la actuación de Merrit Weber, a quien ya has visto en The walking dead en el rol de la doctora de Alexandría.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: ELITE

Si todavía no te pusiste a tono con la nueva temporada de Elite, estás fuera de onda. Esta serie, que es la segunda producción de Netflix en España, está destinada al público millenial y se desarrolla en el ámbito de una escuela de chicos pijos de las afueras de Madrid. Rostros jóvenes y frescos, la primera temporada de ocho capítulos terminó con un asesinato que tendrá que ser resuelto en esta segunda temporada, ya que hay justos pagando por pecadores. Esta temporada se suman tres nuevos personajes, Rebeca, Cayetana y Valerio de quienes no daremos más detalles para no spoilear. El abanico de roles es de lo más variado, la típica niña linda, mala y millonaria, el pobre acusado injustamente, amores desencontrados entre ricos y pobres y cristianos y musulmanes, en fin, tiene de todo un poco y bastante suspenso.

Pero lo más atractivo con lo que arrancó la serie fue el romance de María Pedraza (Alison Parker) y Jaime Lorente (Denver) ambos protagonistas de Elite que conocimos en La casa de papel, que se pusieron de novios al finalizar la segunda temporada de Elite.

Jaime confiesa que “la ama con locura” y la verdad que los tortolitos son tan bellos e histriónicos que hace poco subieron a las redes un video en el que ambos se declaran su amor. Fueron protagonistas absolutos de la primera temporada de Elite y si bien en la segunda no se los ve tanto sus personajes, Marina y Nano están muy presentes.

El elenco se completa con Miguel Herran (Río en La casa de papel), Ester Expósito, Danna Paola, Miguel Bernardeau, Itzan Escamilla, Mina El Hammani, Arón Piper, Álvaro Rico, Omar Ayuso y Jorge López y en su segunda temporada podrán verse otros ocho capítulos. Puede continuar porque el final es abierto.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¿Por qué no podemos dejar de ver Big Little Lies?

Empecé a ver Big Little Lies después de escuchar a Ricardo Darín decir que nunca había visto un trabajo semejante. Me costó encontrarla porque en ese entonces yo no tenía HBO así que me aboné un mes a prueba y me dediqué dos días a devorar esta historia de mujeres.

La verdad que pasé esos días encerrada viendo esos siete capítulos que no me daban aire ni para comer. Pero lo más insólito fue que el último capítulo me dejó tan sin aliento que volví a verlo seis veces. No podía creer ese final, tan abrupto, tan inesperado, tan desgarradoramente fuerte. ¿Qué fue lo que me conmovió?  ¿Me conmovió una historia de amigas? No, seguro que no. He visto muchísimas de series de amigas sororas, de hecho consumí “Sex & the city” con fervor. Pero esto es distinto.

En principio me llamó la atención la estética, las locaciones que son bellísimas, y no entré de lleno en la historia hasta pasados cuatro capítulos. A esa altura ya estaba maravillada con las interpretaciones de Nicole Kidman (Celeste) y Reese Whiterspoon (Madeleine). Jane (Shaleine Woodley) es una madre soltera que acaba de mudarse a Monterrey en busca de un destino mejor. Madeleine es una de las más temperamentales y más populares en el pueblo, está casada en segundas nupcias con Ed, y mantienen una relación complicada con Nathan, su ex marido y Abigail, su hija adolescente. Con Ed son padres de Chloe, que a la vez es una caja de Pandora. Whiterspoon, que siempre había interpretado papeles de rubia boba (Legalmente rubia) me estaba demostrando un talento que no le conocía.

Celeste (Kidman) es abogada pero no trabaja desde que se ha casado con Perry que tiene un muy buen pasar, viaja muchísimo por negocios y crían juntos a sus preciosos mellizos. Por fuera son una pareja feliz pero que guardan silencio sobre una realidad muy pesada.

El resto del quinteto lo conforman Laura Dern Y Zoe Kravitz (sí, la hija de Lenny). Todas son extremadamente distintas pero una situación las pone en situación de camaradería y silencio pues daban guardar un secreto bajo siete llaves.

En la segunda temporada, se une Meryl Streep, quien va a interpretar a la suegra de Nicole Kidman y se verán escenas inolvidables donde ambas actrices se lucirán como nunca. Cabe recordar que Meryll Streep y Nicole Kidman compartieron cartel en “Las Horas”, el film que recrea la vida de Virginia Woolf y por la que ha ganado el Oscar en 2002.

Hay escenas realmente inolvidables. Un dialogo entre Laura Dern y Meryll Streep para alquilar balcones pero ¿qué tiene esta serie que la vuelve tan irresistible?.

La situación de cinco conocidas que ante un hecho fuera de control terminan convirtiéndose en cómplices de un delito y eso las une y también las vuelven mejores personas. La situación en la que quedan expuestos los hombres que no están a la altura de estas mujeres valientes que no sólo deben callar sino que descubrieron en un ambiente casi de cristal que la violencia de género está ahí y las toca de cerca.

En la segunda temporada deja de ser la protagonista la historia porque el argumento deja de ser el centro de la historia para poner en primer lugar a las protagonistas, sus historias, sus problemas y empiezan a sentir el costo que significa llevar mantenerse calladas. Crecen en esta temporada los roles de Laura Dern y Zoe Kravitz que tienen que enfrentarse a situaciones que les van a cambiar la vida y necesitarán de mucha valentía para afrontarlas.

En fin, lo que atrae de BLL es la puesta de los ovarios sobre la mesa, la valentía, la contención, eso tan femenino que podemos reconocer a simple vista. Y fundamentalmente lo más importante, es que cuando una está en peligro, podemos hacer algo que nos cuesta mucho, proteger la verdad dar entre cinco un secreto que nos lleva la vida, y aún así afrontar lo que venga con dignidad.

S.M.V.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendados Workin’ moms

Hoy te recomendamos una serie con la que seguramente te vas a sentir identificada. ¿Quién de nosotras no se ha tenido que escapar a sacar leche recién regresada al trabajo? ¿O ha fingido alguna descompostura en el momento previo en el que el querubín actuaba para el 25 de mayo?  Workin’ Moms (Madres que trabajan), es una comedia canadiense que trata sobre las peripecias que deben hacer cuatro jóvenes madres, todas ellas muy distintas entre sí, para acomodar su nueva vida maternal con la laboral. Es ácida, tiene buenos diálogos y situaciones en las que seguramente te vas a ver reflejada y sobre todo aporta una dosis importante de humor.

La historia transcurre en Toronto y está protagonizada por Catherine Reitman, Jessalyn Wanlim, Dani Kind y Juno Rinaldi. Para esas tardes en que no sabés qué nueva serie comenzar, son dos temporadas y la encontrás en Netflix. Es súper recomendable.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email