Un viaje de sabores …comienza el “Festival Hansik”.

foto: Romina Curtoni para Thet Studio

Sandra Lee, nació en Corea del Sur y a los ocho años emigró a Bolivia junto a su familia. A los doce, vino en tren a Buenos Aires con su abuela a visitar a una tía que vivía aquí. Cuando salió de la estación de Retiro, miró a su abuela y le dijo: “Yo no me vuelvo”…Hoy, esa niña es una mujer emprendedora gastronómica y entusiasta propulsora de grandes eventos culturales que unen sus orígenes con la de ciudad que supo enamorarla a primera vista.

Con tan solo doce años, Sandra se había encandilado de Buenos Aires y eligió dónde vivir. Su familia trabajaba en el rubro textil y allí se desarrolló por mucho tiempo: “yo nací y me crie entre telas”, asevera. Se casó y tuvo a sus hijas siendo muy jovencita…”la vida del inmigrante es muy difícil, quise dar a mis hijas lo mejor que pude, por eso trabaje, trabaje y trabaje…”. Pero a poco de cumplir los cuarenta, sintió que debía tomar el timón que la conectara con sus deseos personales: “quería hacer algo que me guste a mí”. Y sintiéndose más plena que nunca, ya que por fin se animó, decidió volcarse profesionalmente a su pasión: la gastronomía. 

Siguiendo el deseo de su abuela y el suyo propio, se anotó en la facultad y estudió. Se formó en la licenciatura de profesional gastronómico, “el título para la familia de inmigrantes es muy importante, es un orgullo”- señala Sandra. En eso estaba cuando un día, surgió la posibilidad alquilar un pequeño local en el Barrio de Palermo que fue el inicio y punta de lanza para su ADN como emprendedora. 

Hoy ya tiene dos locales: Take Coffe and Bakery, un bakery shop con platos orientales y Take Asian Market, un espacio para la venta de comestibles orientales y take away en Palermo. Además, dicta webinars de cocina coreana por Zoom que son un éxito rotundo, donde participaron Juliana Lopez May, Víctor de @elgordococina , Cristian de @cocinarencasa , entre muchos otros colegas cocineros y es coorganizadora de grandes eventos gastronómicos coreanos.

Es ella, quien nos cuenta con voz entusiasta, sobre la 6ta Edición del Festival Hansik” de Gastronomía Coreana organizado por el Centro Cultural Coreano de la Embajada de Corea. Un evento que posibilita acercarse a una cultura gastronómica llena de matices y sabores, aún poco conocida por estas latitudes.

Foto: Ornella Capone

Comienza la 6ta edición del “Festival Hansik” de gastronomía coreana.

Desde el lunes 26 de octubre hasta el domingo 1 de noviembre se realizará la 6ta edición del “Festival Hansik”. En esta oportunidad, con una propuesta totalmente renovada con mucho contenido on line, charlas y clases magistrales de cocina y una importante presencia en redes a fin de seguir difundiendo la riqueza de esta gastronomía. 

Además, el K-Food Master, un concurso de cocina que buscará a la nueva promesa de la cocina coreana, seleccionados por un jurado de lujo: el Chef Roberto Petersen, la actriz e ícono de la colectividad, La Señorita Lee y Lis Ra, la Chef del programa “Cocina Asiática” del canal Gourmet. 

Foto: Fabian Malavolta

La propuesta es ideal también, para quienes amamos experimentar nuevos sabores, ya que se puede acceder a menúes especiales a precios destacados, a través de una red de más de treinta restaurantes de la Ciudad de Buenos Aires, que podrán pedirse por delivery o take away, como así también habrá locales habilitados con mesas en sus patios y veredas. 

Foto: Ornella Capone

Imperdible oportunidad, para disfrutar de mucho Kimchi, el famoso alimento fermentado patrimonio cultural de la UNESCO. Pero también descubrir platos como Bulgogi, Bimbimbap, el street food coreano o propuestas más vanguardistas de chef participantes, cuyo listado se puede ver en la web del Centro Cultural Coreano  cccoreano.org

 

Unite a nuestra conversación: 
CENTRO CULTURAL EN REDES
Twitter: @CC_coreano
Facebook: CC.Coreano
Instagram: @centroculturalcoreano
Youtube@CentroCulturalCoreano
#FestivalHansik2020 #FestivalDeGastronomiaCoreana #CentroCulturalCoreano

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comprar a emprendedoras. Apasionadas

  Semana de las Emprendedoras Boleo Magazine.

Cuando compras a una emprendedora, estás apoyando un sueño.  Por eso, en un mundo tan ávido de soñadoras, quisimos decretar la Semana de las Emprendedoras en Boleo Magazine. Contarte la historia de veinte emprendimientos liderados por mujeres, transmitirle la pasión que late en cada una de ellas, que conozcas las caras que hay detrás de estas marcas e incentivarte a que, a la hora de comprar, lo hagas conociendo la gran variedad de productos que ellas realizan.

A pesar de todo y pandemia mediante, el planeta sigue girando. Estas mujeres, remadoras en tiempos de tormenta, creativas, generadoras de trabajo y gladiadoras de mil batallas, nos demuestran que el mundo es más bello cuando sus sueños siguen latiendo…Podemos hacerlos latir más fuerte con tu compra responsable. 

¡Te las presentamos!

MAISON DOMECQ

Para Mayte Osornio, su emprendimiento surge por la necesidad propia de expresión y de dejar huella, de perseguir los sueños y perpetuarse. “Creo que emprender -señala con voz cálida y pausada- es un modo de vida:  con grandes satisfacciones y con tropiezos a veces también”. 

Comprando el combo tendrán un 15% off 
Tienda on.line: www.maisondomecq.com

LA CASUNI

Valeria Cis, es ilustradora, pintora  y hacedora de objetos de decoración ilustrados.
Para ella, emprender es “convertir en un ingreso una actividad que harías por placer. Es crear la manera  que la gente se enamore de tu producto o servicio. Emprender es que te paguen por hacer lo que más te guste”.

www.lacasuni.com
Instagram.com/lacasuni
facebook.com/lacasuni

AMELINA DESIGNS.

Es un emprendimiento que produce velas decorativas, sales aromáticas y difusores textiles, bajo los principios de sustentabilidad.

Annie, es su entusiasta creadora, quien describe “emprender es un viaje de emociones que nunca sabes cómo será al día siguiente. Es un aprendizaje constante, es luchar por tus sueños y no rendirte nunca. El objetivo de Amelina Designs, fue llegar a todos los hogares con la experiencia de aromas únicos y relajantes. Todos los productos son elaborados a mano, con mucho amor y dedicación, sin dejar de lado ningún detalle”.

Vela con aroma a chocolate 1500 pesos.-

Tienda On-line: www.amelinadesigns.com

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comprar a emprendedoras. El latido de las que se reinventaron

Semana de las Emprendedoras Boleo Magazine.

Cuando compras a una emprendedora, estas apoyando un sueño.  Por eso, en un mundo tan ávido de soñadoras, quisimos decretar la Semana de las Emprendedoras en Boleo Magazine. Contarte la historia de veinte emprendimientos liderados por mujeres, transmitirte la pasión que late en cada una de ellas, que conozcas las caras que hay detrás de estas marcas e incentivarte a que, a la hora de comprar, lo hagas conociendo la gran variedad de productos que ellas realizan.

A pesar de todo y pandemia mediante, el planeta sigue girando. Estas mujeres, remadoras en tiempos de tormenta, creativas, generadoras de trabajo y gladiadoras de mil batallas, nos demuestran que el mundo es más bello cuando sus sueños siguen latiendo…Podemos hacerlos latir más fuerte con tu compra responsable. 

¡Te las presentamos!

PATRICIA CASTRO-Diseño Floral

Patricia Castro

Contadora pública y con años de experiencia en la administración corporativa, un día decidió dejar su trabajo de oficina. Empezó a hacer miles de cursos de lo que era por entonces su hobby, los arreglos florales.  Así, poco a poco, comenzó a crear su emprendimiento, armó un circuito de abonos fijos semanales para encargarse de los arreglos florales de oficinas y empresas, la decoración de fiestas y regalos para sorprender. Patricia, lo resume en una frase: “emprendo porque es una manera de alcanzar mis sueños y es para mí un enorme desafío”.

Tienda on-line: www.patriciacastro.com.ar

BENDITA OCASIÓN

Ellas son Naty y Vale, se conocieron en la puerta del colegio de sus hijos. Naty venia de trabajar hacia tiempo en un emprendimiento de catering; pero juntas, después de ir y venir a miles de fiestitas de cumpleaños de los chicos del colegio y escuchar a las madres desbordadas con mil tareas, vieron que había un nicho de negocio interesante para darle “una vuelta de tuerca”. 

Crearon así su emprendimiento, Box Temáticas para celebraciones donde no solo ofrecen el catering, si no también la vajilla, el cotillón, los gifts para los invitados y hasta la papelería. Todo solucionado para en un click puedas resolver una celebración.

Con una inversión inicial mínima, hoy son éxito de ventas.

BRUNCH BOX. Especial para el Dia de la Madre. 18 porciones $1800
IG @bendita_ocasion

ANDREA CAPRISTO CHEF

Andrea es de La Plata, provincia de Buenos Aires. Hace unos años, decidió dejar su trabajo en los restaurantes y emprender el sueño de su proyecto personal, dando cursos de cocina on line para niños y adultos. “Emprender -dice Andrea- se trata de arriesgarse, de salir de tu zona de confort, ser tu propio jefe dónde sacrificas cosas de tu vida, pero que al final vale la pena”. 

Sus clases son dinámicas, divertidas y, estos días de aislamiento, una opción ideal para aprender más sobre nutrición saludable.

Para el regalo del Dia de la Madre, podes agendar el Workshop de cocina saludable que dictará junto a la nutricionista Maria Paula Erroz. U optar por un  Kit Matero, que contiene además de un montón de cosas ricas, un ramo de flores y un hermoso mate artesanal pintado también por otra emprendedora. $1600 

Instagram: @lacapristo.recetas
Facebook: Andrea Capristo chef

SIXTA 

Rosario Pan Santi, estudió turismo. Su espíritu andariego y libre, la llevo a vivir durante un año en la Isla de Chipre. Fue allí, donde inspirada en ese viaje y otra travesías retomó su pasión por los accesorios de moda. “Emprender para mí -dice Rosario- es desafiarme, salir de mi zona de confort para ir detrás de mis sueños. SIXTA se convirtió justamente en eso, un sueño hecho realidad, donde combino mi pasión por los viajes y la moda, llevándolo a los accesorios”

Aros Argollas Amor  $695

IG: @sixta.style

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comprar a emprendedoras. Apoyar sueños sustentables

 Semana de las Emprendedoras Boleo Magazine.

Cuando compras a una emprendedora, estas apoyando un sueño. Por eso, en un mundo tan ávido de soñadoras, quisimos decretar la Semana de Emprendedoras en Boleo Magazine. Contarte la historia de veinte emprendimientos liderados por mujeres, transmitirte la pasión que late en cada una de ellas, que conozcas las caras que hay detrás de estas marcas e incentivarte a que, a la hora de comprar, lo hagas conociendo la gran variedad de productos que ellas realizan.

A pesar de todo y pandemia mediante, el planeta sigue girando. Estas mujeres, remadoras en tiempos de tormenta, creativas, generadoras de trabajo y gladiadoras de mil batallas, nos demuestran que el mundo es más bello cuando sus sueños siguen latiendo…Podemos hacerlos latir más fuerte con tu compra responsable.

¡Te las presentamos!

FRACKING DESING

Es un emprendimiento de Diseño de Triple Impacto liderado por tres hermanas Carla, Mora y Oenella Basilotta. Ellas fabrican accesorios premium con residuos de las big bags que descartan las petroleras en Vaca Muerta. Se han comprometido con un propósito de sustentabilidad que transmiten y contagian más allá de la marca, son verdaderas agentes de cambio y lo demuestran todos los días desde su cuenta de Ig: @laschicasdelplaneta

Monochrome Bikes

Luciana Panczuch lidera Monochrome Bikes, un emprendimiento de bicicletas urbanas con un alto contenido en diseño reconocido más allá de la Argentina. La vida no siempre giro sobre ruedas para Luciana, ella es una resiliente que supo reinventarse y hoy inspira a otras mujeres. “Emprender -define- es para mí un aprendizaje constante. Mucho esfuerzo, pero muchas satisfacciones también. Se emprende las 24 horas, es mi forma de vida”.

@monochromebikes

BABY COU

Natalia Facciolo

Para Natalia Facciolo, la inspiración llegó junto con la maternidad. En el cuidado de los primeros meses de sus hijas, se anido también un negocio con propósito. “Baby Cou tiene un corazón de triple impacto -cuenta Natalia- buscamos que muchas mujeres que están fuera del mercado laboral, puedan reinsertarse en una red de tejedoras. Estamos generando también, una nueva red de mujeres de comunidades originarias de Argentina, colaborando con sus cooperativas de trabajo. Nuestros productos son sustentables y de larga vida favoreciendo el cuidado de nuestro ecosistema”.

BABY COU propone, el regalo ideal para las mamás embarazadas
Tienda on-line: www.babycou.com.ar
IGhttps://instagram.com/babycou.ar

VIVEKA

Vanesa Ivanoff

Para su creadora, Vanesa Ivanoff, VIVEKA es el espacio para compartir la sabiduría del té y esa es su mejor forma de expresión. “Con cada taza que ofrecemos -cuenta Vanesa- construimos una red armónica que propone el disfrute del tiempo como valor privilegiado. Es en ese ida y vuelta en donde encuentro la esencia del ritual que nos transforma, nos detiene y renueva. Porque una mente contemplativa es más creativa y naturalmente atraviesa cualquier situación de forma más amable. Emprender es la oportunidad de ser puente entre el ritual del té, la fuerza de la naturaleza y el corazón de los invitados”.

Podes adquirir el ritual haciendo click en la foto
Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comprar a emprendedoras. Apoyar los sueños.

Semana de Emprendedoras en Boleo Magazine: A la moda.

Cuando compras a una emprendedora, estás apoyando un sueño.  Por eso, próximos a celebrar el Día de la Madre y en un mundo tan ávido de soñadoras, quisimos decretar la Semana de Emprendedoras en Boleo Magazine. Contarte la historia de veinte emprendimientos liderados por mujeres, transmitirle la pasión que late en cada una de ellas, que conozcas las caras que hay detrás de estas marcas e incentivarte a que, a la hora de comprar, lo hagas conociendo la gran variedad de productos que ellas realizan.

A pesar de todo y pandemia mediante, el planeta sigue girando. Estas mujeres, remadoras en tiempos de tormenta, creativas, generadoras de trabajo y gladiadoras de mil batallas, nos demuestran que el mundo es más bello cuando sus sueños siguen latiendo…Podemos hacerlos latir más fuerte con tu compra responsable. 

¡Te las presentamos!

Lecol

Liliana y Romina, son madre e hija, ellas lideran una marca de indumentaria que desde siempre trabajó en pos de la inclusión y la diversidad. En sus probadores todas las mujeres encuentran su talle, todas se sienten incluidas y hermosas. 

Con el backgraund de años de experiencia y un exhaustivo trabajo de campo basado en la minuciosidad de las medidas crearon una “Tabla de 14 Talles Reales” que es un verdadero orgullo de la industria textil argentina. 

Lili, Romina y la pequeña Irina. Tres generaciones.
Conjunto Tropic Azul:  En fibrana 100% algodón. Pantalón y Spolverino – Click en la foto para comprar

CLAUDIA ARIAS

Claudia Arias

Dedicada al diseño hace más de 30 años, empresaria y docente universitaria, Claudia Arias lleva el ADN emprendedor en sus venas. Desde la provincia de Córdoba, centro de la Argentina, cuida cada detalle en la manufactura y exclusividad que distingue su marca. Atrás de cada prenda, hay un apasionado y comprometido equipo de trabajo. 

E-commerce: www.claudiaarias.com.ar

PILON

Melina Pilón

“Vengo de una familia de emprendedores -dice Melina Pilon- crecí rodeada de personas que iban detrás de sus sueños y creaban su futuro propio. En eso estoy yo hoy, y es algo que me completa como MUJER. Ser mamá y emprendedora me llena de vida. Dar algo más en este nuevo mundo, también es un objetivo. Emprendo porque ser independiente, hacer y dar, me hace muy feliz”.

Blusa Flora. Atemporales PILÓN.

Tienda on-line: https://pilonbypilon.com.ar/

VESTIDOR DE REINAS

Sabrina

Sabrina ama emprender. Creó la marca hace doce años siendo muy jovencita; ella se mueve con la misma soltura en los talleres marroquineros, vendiendo en su showroom de Caballito, haciendo Reels para su cuenta comerial en instagram o en un stand de  una de las ferias más reconocidas de Milán donde expuso sus carteras.

“Emprender no es fácil -dice espontánea- es un camino a veces frustrante y agotador; pero cuando los resultados son positivos es tan satisfactorio”. 

Cartera Anna bag 

IG @vestidor.dereinas

RAINTOP

Pilar Atterbury

“Ser emprendedora es a veces una misión imposible, dice Pilar Atterbury. Las cosas a veces pasan, sin que uno quiera, pero aprendedes a sortearlas y sacar ventaja de ello. Ese es el ADN del emprendedor y así  somos en RAINTOP.”

Su colección esta basada en protectores de pvc para bolsos y carteras, a modo de evitar la lluvia. Sus cobertores se venden al mundo.

 Cobertor/ Protector impermeable para cartera

Tienda on-line: www.raintop.com.ar
IG: @raintop.ar
FB: /RainTop.ar

Crédito foto portada: Pexels

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Viviana Rivero: la autora de “El alma de las flores”, la historia de amor más buscada en pandemia

Empezó a escribir por casualidad y se transformó enseguida en best seller. Tiene doce libros publicados y el último encabeza las ventas de los últimos meses. 

 

Viviana Rivero -la autora del best seller “El Alma de las Flores”– sintió en cierta etapa que “era dueña de unas horas al día” y que eso le abría la posibilidad para “hacer algo que quisiera”.

“Mis hijos habían empezado a estar más sueltos, a hacer solos los deberes, a practicar deportes. Entonces, pensé: es una oportunidad para mí. Yo ejercía como abogada, pasaba mucho tiempo en el estudio. Tenía la opción de dedicarme más al trabajo”, cuenta a Boleo Magazine

Pero advirtió que por ahí no fluía su deseo y que sus ganas, en cambio, estaban en escribir un libro. 

Hasta ese momento nunca había fantaseado con construir y plasmar historias de ficción.  

“Mi papá fue un buen escritor. Destinaba a ello los fines de semana, las noches; y solo publicaba cuando ganaba un premio. Entonces, mi mamá nos decía: en esta casa nadie más se va a dedicar a la literatura. Supongo que como esposa no había sido fácil sostener la entrega de él y, además, ninguna madre quiere que eso para sus hijos”.

Desde sus primeros contratos

Siguió, sin embargo, su impulso y se largó a escribir su primera novela, “Secretos bien guardados”, que trata sobre una historia de atracción irrefrenable.

“Aprovechaba esos ratos libres. Cuando la terminé, decidí editarla, por hobby. Medio en broma, contaba que era para que en un futuro mis nietos vieran la obra de su abuela”. 

Intentó acercarse a las editoriales más conocidas y como no tuvo una respuesta favorable, llegó a un acuerdo con un sello independiente de Córdoba, su ciudad. 

“La primera edición se agotó en 15 días y ahí me contactaron las grandes. Me quedé con Planeta. Reeditamos ese libro. Se vendió muchísimo. Escribí el segundo y gané el primer premio de novela histórica. Ahí pensé: creo que puedo vivir de esto”. 

Su siguiente instancia fue dar un giro a su rutina: “Pasé mis juicios a una amiga abogada. Me levantaba muy temprano, igual que antes. Mandaba a los chicos a la escuela y en vez de ponerme los tacos e ir a Tribunales me quedaba en zapatillas y me encerraba a escribir”. 

Nació así “Y ellos se fueron” -sobre inmigrantes, la bonanza económica argentina, mujeres pioneras y amores cruzados-, que fue igualmente exitoso. 

Ya lleva doce títulos en el rubro novela histórica, publicados en Argentina, México, Colombia, Chile, Uruguay, España, Italia y otros países. Uno de ellos, adaptado como miniserie. Y planea ir por más. 

Si existe el destino, ¡el tuyo era escribir!

Se ve que sí. Porque me gusta mucho esta actividad. Es una pasión tan grande que compite con irme de vacaciones. Disfruto del proceso de escritura y la investigación. En esa selección de datos, aparece un poco mi faceta de abogada. Puedo pasar días y horas hasta estar completamente segura de lo que quiero contar. 

El “El alma de las flores”, explica, “está situado en la época de la guerra civil española y como mi idea era mandarlo a un concurso de ese país, quería conocer bien cómo habían vivido ellos el proceso. Estuve un año buscando material de un lado y otro. Me encanta también esa parte”. 

¿Cómo surgen en vos las historias? 

Mis libros tienen un alma. Un tema que va más allá de lo que cuento, que no está explícito. En “Sí”, por ejemplo, hablo sobre qué es la felicidad y su escritura coincidió con un tiempo en que estaba preguntándome a mí misma si era una mujer feliz. 

En esas deliberaciones internas, identificó que “los grandes momentos felices son pocos: el nacimiento de un hijo, un viaje esperado, un premio, la compra de la primera casa”.

Pero, al ir un poco más allá, percibió que al levantarse llegaba a su ventana su gato, su perro. Reflexionó que “los seres humanos somos más felices de lo que pensamos” y pensó en escribirlo. 

Llegó así a la esencia de esta novela que puede ser justa para   2020. “Está basada en dos personas que no se dan cuenta de que sí son felices. Están todo el tiempo persiguiendo quimeras hasta que algo zamarrea sus vidas”. 

Otro de los puntos en común de las obras de Viviana Rivero es el mensaje esperanzador. “Trato de poner a todos los personajes en ese punto. A todos nos pasan cosas buenas y cosas malas. Pero hay momentos en que uno tiene que tomar decisiones, mirar la puerta que se abre y dejar de enfocar en la que se cerró”. 

Crédito: Ale López para Planeta

¿Siempre centrás tus libros en el amor?  

Creo que el amor, en todas sus dimensiones, es el motor del mundo. El amor romántico hacia un hombre o una mujer. El amor a los hijos, porque una vez que tenemos hijos no volvemos a ser los mismos. El amor a las vocaciones que llevan a trabajar hasta las cuatro de la mañana, sin saber cuánto nos van a pagar. El amor a la tierra, porque uno puede estar en otro país y es capaz de llorar al sentir un aroma. Además, mis personajes son imperfectos, porque la vida es así. 

Recomendás a las mujeres soñar y después accionar. ¿Por qué te parece importante este consejo?

Estoy convencida de eso y trato de transmitírselo a mis hijos también. Si no soñamos, es imposible que algo cambie. Si ni siquiera sabemos qué queremos, por más que pase frente nuestro algo muy bueno, no lo vamos a atrapar. 

¿Lo enfocás más hacia las mujeres?

Creo que la mujer es dadora. Dadora de su tiempo, de su amor. Nosotras nos repartimos en muchos pedacitos y no nos dejamos las horas que necesitan nuestros sueños. El hombre, en cambio, naturalmente sabe guardar sus espacios.

Tenés un contacto muy fluido con tus lectoras. ¿Hay alguna anécdota que te haya quedado grabada?  

¡Muchísimas! Una de ellas: en una charla en Mar del Plata se acercó una señora y me contó que su hija había muerto muy joven de un ataque de asma y venía porque yo era su escritora favorita y le hubiera encantado conocerme. Sentí que estábamos unidas por algo diferente. También me escribieron mujeres que pudieron empezar a procesar la pérdida de un hijo a partir de lo que ocurre en “La magia de la vida”

“¡Por algo tenía que escribir!”, concluye muy convencida. 

Por Luciana Fava
@favaluciana

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Zapateras Argentinas. Hecho por ellas

Son un grupo de cuarenta y cinco mujeres que emprenden un oficio tradicionalmente ligado a los hombres. Apasionadas por lo que hacen, crearon una red que las impulsa a crecer y a revalorizar el diseño,  la nobleza de los materiales  y la producción local. 

Ya Federico García Lorca, había encontrado épica, rebeldía y poesía en la profesión con su Zapatera Prodigiosa. Lejos de la novia sufrida de Bodas de Sangre y mucho menos la amargura de Yerma; en la Zapatera Prodigiosa, muestra a una mujer que, si bien se sitúa en la sociedad pacata y violenta de la España de principios del siglo XX, es un personaje que no tiene un rol sombrío como las otras mujeres lorquianas. Casada con un zapatero mayor, que al ser abandonada logra con rebeldía oponerse al machismo. Pertenece a esa galería de personajes teatrales donde la mujer tiene un rol protagónico, casi épico y que deja huella en el colectivo del imaginario social.

Seguramente inspiradas por un mercado volátil, un confinamiento que todo lo detuvo  y un rubro bastante esquivo, mucho más que por Federico, el grupo de las chicas de Zapateras Argentinas no deja de tener la mística de un grupo de mujeres que supo unirse para, como señalan- “crear una red de contención y colaboración, una caja de herramientas y una suerte de semillero de ideas y proyectos”.

Todo comenzó con un grupo de WhatsApp de menos de diez mujeres del rubro y pandemia mediante, empezó a crecer exponencialmente, siendo hoy cuarenta y cinco mujeres zapateras distribuidas en todo el país.

El perfil de su Instagram pregona casi como un mantra y a voz unísona: “zapateras aliadas para impulsarnos mutuamente”, todo un sello que integra calidad, diseño de autor y producción local.

¿Qué las movilizó a agruparse, qué valores las inspiraron? 

La industria del calzado es compleja y muchas veces difícil. Hacer un par de zapatos implica infinidad de procesos, así como el uso de diferentes y muy variados insumos. Siempre se necesitan datos actualizados, y todas vimos esa dificultad para conseguir esa información. Es un rubro muy mezquino en lo que a compartir información se refiere. Quisimos cambiar eso, dar vuelta totalmente y lo estamos logrando. Son los valores de la sororidad, el compartir y entender que estamos todas en la misma. Esto, sin dudas, genera un espacio muy rico y también de mucho alivio: finalmente estamos con otras mujeres que disfrutan y sufren este oficio tanto como una y que, si bien lo vivimos de maneras diversas y desde distintos enfoques, entendemos más que nadie como es este camino”.

La industria del calzado señalan, “es un sector históricamente dominado por los hombres. Pocos procesos de la confección de un zapato fueron tradicionalmente realizados por mujeres: el empaque (la terminación final que incluye la limpieza y las terminaciones) y a veces, el aparado o costura. Pero, de a poco los fabricantes se van acostumbrando a la idea de que cada vez somos más las mujeres interesadas en el oficio y que llevamos adelante emprendimientos y empresas en este rubro”.

En búsqueda de estadística sobre la presencia de mujeres en la industria, Boleo Magazine, consultó también a Laura Barabás, gerente de la Cámara Argentina del Calzado, quien nos refirió que “casi todos los socios que la integran son PYMES familiares, donde la mujer ocupa muchas veces cargos directivos, aunque no se cuenta con estadística desagregada por género”. 

Definitivamente, ¡ellas están! Se encuentran en los talleres, en la complejidad de la línea de producción, emprendiendo nuevos proyectos y generando nuevos puestos de trabajo. Creando su lugar en el mundo entre hormas, lustres y cueros.

¿En qué proyectos se están enfocando Zapateras Argentinas?

“Estamos proyectando diferentes acciones, abarcando distintas aristas”-comentan.  Desde unirse en un pool de compras para la adquisición de insumos, fomentando una red colaborativa o incluso propiciando capacitaciones, aprovechando la expertisse en las diferentes áreas que maneja cada una.

Cuentan además con un proyecto ya en marcha, con dos comunidades Wichis, en la que varias de las integrantes de Zapateras Argentinas están confeccionando calzado exclusivos hechos con los textiles que estos pueblos originarios desarrollan. El dinero recaudado de la venta de estos modelos será donado directamente a las comunidades para contribuir a solucionar las dificultades de acceso al agua potable.

En este contexto, ya el solo hecho de hacer visible la labor de estas mujeres que trabajan en el sector es un logro en sí mismo.

Zapateras Argentinas es un sello que visibiliza a todas ellas. Algunas heredaron el oficio desde la cuna en los talleres de sus familias; otras, en cambio, se enamoraron del romanticismo del “artesanato” en las aulas de la facultad o sintieron tempranamente que el “amor llamaba a su vocación” con las primeras guillerminas de charol de su infancia. Unas diseñan con líneas eclécticas, casi lúdicas; mientras otras, se inspiran en materiales autóctonos del monte santiagueño dando por resultado piezas oníricas. 

Vienen de espacios diferentes y sus diseños son tan diversos como únicos  los motivos que las unen: todas ellas priorizan la calidad y el valor por lo artesanal, lo sustentable, la nobleza de los materiales y aprendieron a fuerza de “gastar suelas” que unidas son más fuertes.

Por Griselda Lopez Viegas

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Valeria Schapira: “A los 50, quien no sume, dos besitos y que circule”

Reflexiones de la periodista, speaker y escritora especializada en vínculos sobre el cambio de década y el valor de rediseñar la vida.

 

Valeria Schapira recibió sus 50 años, este febrero, en la Antártida, un día con 20 grados y un cielo azul intenso. 

Ese fue todo un signo para ella que en los tiempos anteriores a esa fecha “empecé a darle más bola a mi intuición” -cuenta en la charla con Boleo Magazine– y que esa sea su brújula.

“Viajé mucho últimamente como parte de mi publicación  @viajosolaoficial. En noviembre de 2019, me invitaron a Toronto. Me ofrecieron que fuera cuando hiciera más calor y yo dije: no sé qué va a pasar el año que viene, voy ahora, a pesar de los 15 grados bajo cero que encontraría. Mirá si seré bruja”. 

En el vuelo de vuelta, quedó atrapada con la película “¿Dónde estás Bernadette?” -la historia de una mujer que decide irse sola a la Antártida para reconectar con su pasión. 

Fantaseó desde ese instante con pasar ahí su cambio de década y después buscó el camino para que se hiciera realidad. El puntapié inicial fue un tweet que se volvió medio viral y siguió con varios mails enfocados en su propuesta y background. “De esta forma me suceden cosas geniales”.  

– ¿Esto es parte de un proceso tuyo?

–  No me va el pregón de ‘la espiritual’. Pero hace seis o siete años tuve una crisis fuerte por un desengaño sentimental. Un desengaño mío. Porque era una historia que evidentemente no podía ser. En realidad, vivo de crisis en crisis. ¡Y las celebro! Porque siempre salgo en versión mejorada (se ríe). A partir de ese momento empecé a intentar a ir un poco más allá en mis sensaciones. Me llegó una necesidad de decirme: flaca, hasta acá no te escuchaste, empezá a trabajar internamente.

Así fue que se acercó a la meditación, el reiki, las sesiones de constelaciones familiares, la biodecodificación y hasta viajó a Letonia a reconstruir su árbol familiar. “De las llamadas terapias alternativas, hice las que se te ocurran. Me voy quedando con lo que me nutre”. 

La percepción del ritmo acelerado del paso del tiempo fue otra de sus alarmas. “A los 34, me vine de Rosario a Buenos Aires. Me sentía vieja a esa edad. Y los 34 a los 50 pasaron como una ráfaga. Pensé: cuando me quiera acordar voy a tener 60 y pico y entonces, quiero a esta naranja -la vida- exprimirla hasta la última gota”. 

Parte de esa búsqueda y de su aprendizaje condimentan sus “Tertulias del Buen Amor” -los encuentros que empezaron en salas de teatro y los sábados a la noche de cuarentena realiza online- “hago un popurrí de todo esto”. 

También sobrevuelan en su nuevo libro “Hola 50″, una guía para tu nueva vida”, de Editorial Urano. 

– ¿La experiencia lleva también a la postura ‘en esta ya no me agarran’? 

– Mi filosofía es: si me sale mal, me sale mal. Pero con lo años, me he vuelto menos kamikaze. Me arriesgo, pero con cierta red. Ya no me inmolo y aprendí a no pagar precios altos por buenos momentos. Mi talón de Aquiles son los tipos y sigo pisando el palito. Hoy sé que hay que permitirse lo que uno quiere, sin tirarse tan de cabeza. Ante un desengaño, estoy mal un tiempo y después que pase el que sigue. A esta edad, el que quiera subirse a mi barca que me acompañe y el que no: dos besitos y que circule. La frase la tomé de dos amigos muy queridos y la aplicó para distintas circunstancias. 

También advierte que dejó de “cargar al otro”. “Al evolucionar un poquito, uno empieza a poner límites. Ya no es más el felpudo de todo el mundo. Hay cosas que aceptamos porque creemos que somos buenos y es para agradar a los demás. Eso se siente en el cuerpo”. 

Otra de las banderas que levanta y comparte en la charla es que ya no está tan pendiente de la mirada ajena. “Hace unos años llegué a una sesión de terapia llorando porque habían vendido el vestido que tenía elegido para la presentación de uno de mis libros. Hoy ante una situación similar voy en calzas y al que no le guste, que no me mire. Es muy bueno poner un límite a la opinión ajena y distinguir a quien escuchar y a quien no. Fue todo un aprendizaje para mí”. 

–  Ahora se habla mucho de la autogestión laboral, vos lo implementás desde hace tiempo, ¿cuáles son tus claves? 

– Me suele pasar que invento los proyectos y cuando están aceitados llega alguien que quiere acoplarse. Muchas veces me han dicho “no” y, salvo algún que otro productor, es muy raro que me vengan a buscar. Mi primer libro lo financié yo.

– ¿Los “no” fueron un aprendizaje para vos?

– El “no” es mi combustible para el “sí”. Me lleva a buscar más. Me da más ganas. Cuando decidí venir a Buenos Aires, tenía un buen trabajo en la televisión de Rosario. Me alertaban: ¿a vos te parece?”, ¿de qué vas a vivir? Eso me dio fuerzas para decir “mirá cómo me voy”. También aprendí que en general la gente proyecta sus propios miedos. Cuando lo sentí, quemé las naves.

– ¿Cuál sería tu consejo para las mujeres que el cambio de década o este contexto no las encuentra tan plantadas? 

– Cada una encuentra su escuela, su respuesta. Todo está en la cabeza, en la actitud, en cómo decidas encarar el presente. Tarde es cuando uno piensa que es tarde. Siempre es momento para repensar y cambiar. Si estás abierto, la vida te lleva por situaciones que de verdad no esperabas.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

5 principios para un liderazgo eficaz de la creadora de una empresa internacional de cosmética

Las ideas que aplicó Mary Kay y que siguen vigentes en la marca.  

 

“Al fundar mi empresa, uno de mis objetivos fue crear un ambiente de negocios en el cual ‘pensar como mujer’ no fuera un riesgo ni desventaja. En mi compañía fomentaría, no reprimiría, esas sensibilidades y talentos”. 

La frase es de Mary Kay Ash, una emprendedora que después de trabajar 25 años en empresas de venta directa, en 1963 creó su propia marca. Con parámetros personales que siguen vigentes y son aplicables para más emprendedoras.   

1. Tratar a los demás como querés que te traten 

Esta fue su regla de oro. “Es un mensaje para todos, pero también es la regla de conducta perfecta en los equipos. Lamentablemente, hoy muchos creen que es una frase gastada, pero sigue siendo una clave fundamental. Al comenzar mi propio negocio, estaba decidida a implementar un estilo de liderazgo que generara entusiasmo. Juré que mi empresa no repetiría lo que había presenciado en las compañías en las cuales había trabajado”, contó en el libro “Mary Kay y cómo tratar a su gente”, reeditado recientemente. 

Su lema: “Si yo fuera esa persona, ¿cómo me gustaría que me trataran”. Según contó, las experiencias desagradables en su carrera anterior le enseñaron las reglas a tratar a la gente.

2. Elogiar en dirección del éxito

“El halago es la mejor manera de motivar a la gente. Tanto creemos en este principio que en él basamos todo nuestro plan de marketing. Aprovechamos cada oportunidad para hacerlo. 

Muchas mujeres la última vez que recibieron un aplauso fue al graduarse en el colegio o la universidad. Algunas pueden trabajar día y noche para su familia y quizás la única vez que escuchen un comentario sea ¡cuando deje de hacerlo!”, dijo.

Según su visión, el aplauso es una forma poderosa de enaltecer. “Como líder, debes saber que todo el mundo los necesita. Pero es indispensable hacerlo con sinceridad. Encontrarás numerosas ocasiones para hacerlo”. 

3. ¡El entusiasmo mueve montañas! 

“La pasión que podemos generar es una medida de nuestro poder de persuasión”, explica el libro. El lenguaje corporal, las expresiones faciales, un gesto no verbal, un destello en la mirada, una sonrisa de oreja a oreja o el tono de voz son buenas formas de expresarlo. 

Por el contrario, “la falta de entusiasmo puede producir resultados devastadores. Los titubeos y la falta de confianza también son contagiosos”. 

4. Trabajar y disfrutarlo 

Otro principio primordial de Mary Kay, quien murió en 2001, fue: “Mientras más disfruta la gente de sus tareas o su ocupación, con más energía las hace. Por lo tanto, cada líder debería esforzarse por crear un ambiente de trabajo placentero. También, en buscar los puestos más apropiados para el talento de cada persona. Muchas veces, al cambiar a una persona a un puesto más afín, su rendimiento mejora muchísimo”. 

5. Incentivar a que tu gente se supere

En “Mary Kay y cómo tratar a su gente” explicó que las oportunidades de crecimiento individual generan un ambiente saludable que fomenta que los empleados piensen en término de carrera a largo plazo en la organización y las hace sentir cómodas y seguras.

“Todos necesitan sentirse importantes”, concluyó. 

Por Luciana Fava

Crédito fotos: Pinterest

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dar un giro laboral y largarse a una segunda profesión

Las experiencias de mujeres con carreras consolidadas que redireccionaron sus siguientes pasos.

 

Del mundo corporativo a la marca a imagen y semejanza; de profesiones con cierta chapa a una especialización que recién empieza a asomar y que la voz interna alienta con el “sí” más rotundo; de lo seguro y estándar a salirse del molde y los mandatos; de puestos con jerarquía a cubrir la más absoluta cantidad de funciones y tareas -¡pero sin reportar a nadie! 

Algo de esto se da en quienes en cierto momento de su recorrido laboral deciden apostar por algo distinto a lo elegido en primera instancia -y que, a pesar del camino y los logros, ya no brinda demasiadas satisfacciones o que en las idas y vueltas de la vida implica un formato difícil de sostener. 

 

Seguir la intuición

Florencia Ducos, dedicada desde hace 20 años en la capacitación de asesoras de imagen, sintió a los 18 que tenía que cumplir con el mandato del título profesional. Entonces, eligió la licenciatura en Relaciones Públicas y después, hizo un posgrado en marketing estratégico.

Al mismo tiempo, comenzó a trabajar en una escuela de modelos y  a perfeccionar como autodidacta sus conocimientos de maquillaje e imagen. 

“Cuando me recibí dejé muy a mi pesar a la escuela y me esmeré en conseguir empleos que tuvieran que ver con la belleza y la moda. Fui jefa de producto en una marca de cosméticos, trabajé en una agencia de comunicaciones, diseñé publicidades. Los puestos eran buenos, pero me generaban un vacío enorme y no llegaba a cumplir las exigencias”. 

Florencia Ducos

Un día dijo “basta”, renunció y, al poco tiempo, se radicó unos meses en Estados Unidos, acompañando a su marido. 

“Cuando volvimos, evalué retomar la vida corporate o largarme con el asesoramiento de imagen. Opté por la segunda opción porque me pareció que tenía el contexto para darle lugar a mi pasión. Sentí fuertemente: es el momento, es por acá, y, al mismo tiempo, tenía mucho miedo”.

A partir de esa inflexión, “empecé a dar clases de maquillaje e imagen personal para otra emprendedora, luego creé junto a una socia la primera carrera de imagen personal en Argentina y desde 2013, doy mi propia certificación en imagen y marketing personal y mentorías totalmente online“. 

Un punto de coincidencia: en sus grupos de alumnas siempre hay un cupo de abogadas, contadoras y este año, una ingeniera agrónoma. “Creo que hay mucho de cumplir con una cuestión familiar o están quienes eligen una carrera que más o menos les puede funcionar y en cierta etapa, buscan otro camino”. 

La recomendación de Florencia para la transición es “que no larguen todo de golpe, que sostengan el trabajo fijo mientras arman su nueva actividad. Por la tranquilidad económica y, además, cuánto menos tiempo tenés, más hacés. Tal vez puede ser una buena opción negociar algún tipo de flexibilidad”. 

 

Un mundo por explorar

Viviana Bustos

Para Viviana Bustos cosmiatra, esteticista, maquilladora y a cargo de una escuela de estas especialidades– su acné post adolescencia la llevó a descubrir un universo con mucho potencial y que, además, la fascinó. 

“Me recibí muy joven de fonoaudiología y trabajé durante doce años en instituciones públicas, privadas, en una escuela de educación especial y en mi consultorio. Al mismo tiempo, en la búsqueda de una solución para mi piel, decidí estudiar cosmetología”, repasa a Boleo Magazine

Ese fue su click: “eran los años 80, sentí que la fonoaudiología ya estaba muy desarrollada y que en cosmiatría y estética había mucho por hacer”. 

En esos tiempos, en el Hospital de Clínicas e Israelita dos dermatólogos referentes comenzaban a aplicar ese tipo de tratamientos para distintas afecciones y eso la impulsó a seguir capacitándose.

Empezó a realizar sesiones faciales y corporales personalizadas, algunas por derivación de médicos especialistas, y se integró al Hospital Israelita.

Con los años, formó un instituto de capacitación que entregó cerca de 44.000 diplomas, tiene convenios con otras entidades y que desde hace más de quince años coordina su hija, Mariela Giacobone Bustos. Además, junto a su hermana, Norma Bustos, doctora en química, desarrolló una línea de productos que se distribuye en todo el país.

Entre sus banderas están que “la estética y la belleza ayuda a mujeres y hombres a sentirse mejor. Uno puede cambiar de adentro hacia afuera o viceversa. Un ejemplo, mejorar el acné a un chico que empieza a tener problemas de timidez por esto, es cambiarle la vida”. 

Esta misma filosofía traslada a las patologías o terapias que tienen expresión en la piel. “Muchas veces algo cosmiátrico da alivio y hace que la persona no abandone lo médico. Ocuparse de uno es siempre una buena acción”.

Su balance es más que positivo. “Hay que animarse a cambiar y hacer lo que a uno le gusta. La vida es larga. A la escuela personas  que estudiaron otras carreras o que estaban dedicadas a la casa. Para mí, es un orgullo ser parte de su crecimiento y felicidad”. 

 

¡Chau a las mega corporaciones! 

De los 20 a los 30, Ana Monges trabajó en comunicación, marketing y publicidad de grandes compañías. Entre los cargos que ocupó, fue gerenta de publicidad en la empresa de los shoppings líderes

Ana Monges

Esa experiencia y su perfil -con un título de licenciada de comercialización, una maestría en comunicación y marketing y un posgrado en conducción de Pymes- le auguraban más tela para cortar en ese segmento.

Hasta que llegó su necesidad de recalcular: “a los 24 me enamoré de mi marido y de su pasión por la floricultura -él tiene una productora de plantas que fundó su bisabuelo. A los 30, tuve una crisis y sentí que tenía que cambiar. Me sentía encerrada y con la sensación de no poder disponer de mi tiempo y mi creatividad”.

Creó hace cinco años una cadena de tiendas de plantas y flores en macetas, Anette Flowers, con variedades que van desde orquídeas hasta cactus y suculentas. Y, en estos meses de pandemia y reconversión, más allá de impulsar la venta online, lanzó un ciclo de workshops online.  

“No pienso en plantas y flores. Si no, en transmitir vida y alegría. Hoy más que nunca la gente busca conectarse con sus espacios y con la naturaleza”.

Su consejo: “animarse a dar un salto, abrazar la experiencia previa, que sirve un montón, y buscar lo que a uno lo haga feliz. Yo estoy agradecida de haber tomado la decisión”. 

Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email