Cómo crear una Tiendanube desde cero y tenerla lista para Hot Sale

La cuarentena y las restricciones a los comercios, aceleró la decisión de muchas emprendedoras de ponerse al día con la venta on line de sus productos y servicios. Crear un e commerce es, sin dudas, una buena oportunidad para crear un importante canal de venta, contactar con nuevos clientes y otros mercados. Pero, lo es más aún, cuando un próximo Hot Sale está en agenda.

Boleo Magazine, consultó a Sofia Stavrou, ella pertenece  al equipo de Online Awareness de Tiendanube quien nos comparte 5 pasos básicos e importantes para crear un ecommerce que funcione bien, lo antes posible.

  1. Registro: para comenzar es necesario ingresar en tiendanube.com el nombre de la marca, un mail y una contraseña para crear la tienda.
  2. Elegir un diseño: el segundo paso es elegir dentro de la gran variedad de diseños disponibles. Es posible personalizar las plantillas y modificarlas de acuerdo al rubro y características de la marca.
  3. Publicar productos: ahora es momento de cargar el primer producto, verlo publicado y dejar todo listo para comenzar a vender. 
  4. Configurar medios de pago: en Tiendanube hay distintas alternativas de pasarelas de pago y la posibilidad de configurar medios de pago personalizados.
  5. Medios de envío: por último, hay distintas integraciones con medios de envío locales para integrar a la tienda. 

Ahora bien con tienda creada y el Hot Sale en agenda (6,7 y 8 de Julio), Tiendanube preparó varias iniciativas, entre ellas, una Guía para Hot Sale 2020  con 7 recomendaciones y aspectos claves a tener en cuenta en este contexto. Aquí algunos de los principales tips:

1) Planificar: es esencial en cualquier contexto.  La base de la planificación radica en definir objetivos de manera estratégica. ¿Apuntamos a aumentar el ticket promedio de ventas? ¿Sumar más ventas, más clientes o fidelizar?.

2) Definir acciones: de acuerdo a los objetivos planteados, se delinean las acciones previstas para el plan. Proponer descuentos exclusivos para la fecha, Promociones 2×1 y 3×2, cupones para limitar el descuento a un mínimo de compra, promociones por cantidad, envíos gratis, entre otros.

3) Difundir las acciones: una vez definidas las acciones, el siguiente paso es darlas a conocer. Campañas de email marketing y redes sociales, (las  historias de Instagram son fundamentales), estrategias con influencers, campañas pagas en Facebook, Instagram y/o Google Ads, son algunas de las formas de dar difusión.

4) Ampliar los canales de venta por internet: una manera de potenciar las ventas es complementar la tienda online con otros canales.  Instagram Shopping, tienda en Facebook, WhatsApp Business, son algunas de las opciones que se pueden implementar y se explican en detalle en la Guía de Hot Sale.

5) Revisar y actualizar stock: este es un punto de especial atención en esta edición, dadas las condiciones del momento la actualización del stock disponible es fundamental. Si hubiera productos faltantes hay que considerar los  tiempos y posibilidades de producción y también tener en cuenta aquella mercadería que tenemos disponible y no se encuentra publicada, de modo de poder ofrecerla en esta fecha especial. 

6) Considerar las opciones de logística: es posible que en esta edición y  en este contexto, se reciban más pedidos de los habituales, por ello la logística es otro de los ítems prioritarios a tener en cuenta. Desde Tiendanube se ofrecen variadas alternativas de logística para la realización de envíos, es necesario analizar las opciones que puede ofrecer cada marca y de ser necesario ampliarlas y contar con ayuda extra para la fecha.

7)  Organizar la atención al cliente: antes, durante, después y siempre. Si las personas no obtienen respuesta eligen otra marca. Por eso es clave organizar esta área con tiempo y especialmente en fechas especiales. Definir los canales, horarios y recursos necesarios para atender al cliente son aspectos cruciales para destacarse y brindar una atención de excelencia.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Buscar trabajo en cuarentena y no bajar los brazos

Las modalidades freelance y de autoempleo, los rubros con oportunidades, las negociaciones posibles y más datos de dos referentes en recursos humanos que permitirán ponerse a tono con el panorama 2020. 

 

Buscar trabajo en cuarentena o de cara a los cambios que terminó de moldear la pandemia  por el coronavirus es estar doblemente alerta -o triple, cuádruple y más-; pensar en la propia experiencia y en la capacidad para ser flexibles, innovar y reconvertire; conectarse con otros; y sobre todo, perseverar

Como impulso para delinear este camino, en Boleo Magazine consultamos a dos expertas en recursos humanos sobre los puntos que orientarán el mercado empleador en este convulsionado 2020.

Puestos a cubrir

Sabemos que la economía está en emergencia y muchas industrias, en una profunda transformación. De todas maneras, “hay búsquedas de empleos. Corresponden en un 40 por ciento a áreas de tecnología. El resto, para ejecutivos de ventas, asesores financieros, ingenieros de calidad, project managers o en atención al cliente”, enumera Lisette Rencoret, licenciada en psicología, especialista en procesos de reclutamiento, selección y capacitación de Recursos Humanos, a cargo del área Latam y Caribe de la consultora CCTrainning.

La posibilidad del autoempleo

“Brindar servicios freelance es una de las alternativas válidas y recomendadas. Hace ya varios años que las empresas y el estado optaron por contratar servicios de esta manera. El cambiante mundo del trabajo se dirige efectivamente hacia esa dirección, especialmente en América Latina. Lo cual no significa que desaparecerá el trabajo bajo relación de dependencia”, aclara Rencoret.

Una buena negociación: entre el contexto y las aspiraciones personales

“Las empresas que de alguna manera no estén en este momento del lado de  sus colaboradores lo sentirán y las personas tampoco deberían bajar sus pretensiones para cubrir un puesto. Aquel que lo hace, en menos de un año estará en búsqueda nuevamente y las compañías lo saben”, opina la licenciada Silvia Muñoz, psicóloga y coach, especializada en gestión de personas y búsqueda de talentos, directora de la consultora Axión RH,

¿Ofrecer una solución o pedir trabajo?

“Creo que presentar las habilidades o nuestro expertise nos posiciona en el reconocimiento de nuestro valor como persona y profesional. Para eso, tiene que estar muy bien desarrollado el autoconocimiento. Las charlas con un cliente de confianza, colegas o un coach ayudarán a que destaquemos nuestras fortalezas”, aconseja Muñoz.

Reinventarnos

“Es un buen momento para mirarnos y ver qué otras posibilidades tenemos. No es fácil, pero es real la necesidad de reconvertirse. En lugar de dejarnos avasallar por la situación, podemos comenzar a jugar con nuevas posibilidades y releer hacia donde va el mundo de los negocios”, comparte Muñoz.

Update personal 

“Más que una oportunidad, estar actualizadas es un requisito indispensable para las búsquedas. Por ejemplo, en un mundo más globalizado que nunca, toda posición media o alta requiere de una habilidad bilingüe. Otro tema es el dominio de herramientas digitales. Hay en la red una enorme oferta de cursos sin costo, para familiarizarse con ellas”, puntualiza Rencoret.

Sacarle el jugo al impasee

Una de las preguntas que se están instalando en el mercado empleador es cómo se utilizó el tiempo el cual no hubo una ocupación formal. “Lo conveniente será demostrar que fue aprovechado de manera productiva, aprendiendo y trabajando con o sin retribución económica”, subraya Rencoret.

Mantener las redes

“Las cuestiones emocionales y vinculares son muy importantes. En este contexto, creo que se pueden establecer relaciones y contactos desde otro lugar, como desde lo colaborativo o del acompañamiento. Es muy importante mantener el contacto y buscar la manera de encontrarnos con otros”,  recomienda Muñoz.

Nuestra vidriera online

A esta altura ya es más que evidente que las redes sociales e Internet en general permiten darnos a conocer, difundir qué hacemos y más. En base a esto, nuestro Lindekin, Instagram, Twitter, Facebook o hasta en un blog o una página web propia deberán ser nuestra carta de presentación real y actual. 

Sembrar

“Estamos acostumbrados a la inmediatez y hay procesos que llevan tiempo, son de a poco y no por eso hay que bajar los brazos”, concluye Muñoz.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Emprender un negocio a los 50: “El valor de ser protagonistas”

Mujeres que decidieron concretar sus sueños, poner al día sus proyectos y darle el giro que buscaban a sus vidas.

 

Un emprendimiento a medida y con ritmo propio, que siga las pasiones que supieron ser un hobby, sea un puente para concretar proyectos relegados, pueda convertirse en un medio de vida o darle un giro a un trabajo que ya pedía un refresh. 

Estas son las variables que conjugaron con fórmulas únicas y personales, las mujeres que compartieron con Boleo Magazine su experiencia de armar y lanzar su propio negocio a los 50 años

“Ir de a poco” 

Varias vueltas de página llevaron a Patricia Castro a delinear su rumbo como diseñadora floral y armar su negocio.

Contadora pública y con muchos años de experiencia en la administración de varias compañías, un día decidió dejar su trabajo de oficina. 

“Estaba muy mal en ese lugar. Tenía a mi tercera hija muy chica y a los dos más grandes en edad de colegio. Mi marido me dijo: disfrutá y después ves qué querés hacer. Un tiempo después nos instalamos en Chile por una oferta de trabajo para él”.

Recién llegada a Santiago, empezó a hacer los cursos sobre arreglos florales que iba encontrando y fue dándose cuenta de a poco que eso era lo suyo. “Un año hubo una muestra de trabajos. La profesora me insistió para que me presentara y gané tres premios. Eso me entusiasmó un montón”.  

De vuelta en Buenos Aires -seis años después y con el cepo cambiario de 2012- pensó en abrir un local de flores y chocolate y terminó por descartar la idea. “Antes tenía que conocer el mercado porteño y por otro lado, mis hijos me convencieron que era mejor ofrecer mis productos online”. Al mismo tiempo, siguió buscando todas las capacitaciones que pudieran sumar a su expertise.

Hasta que, de a poco y “con algunos miedos” -admite sincera y muy cálida-, decidió largar su proyecto.  Ya con el orgullo de sus primeros ramos entregados, un trabajo personal en terapia y el apoyo de su familia, sus fantasmas fueron minimizándose.

En pocos años, armó un circuito de abonos fijos semanales para encargarse de los arreglos florales de oficinas y empresas y sumó interesados en ramos para novias, fechas especiales o para la decoración de eventos. Hasta que llegó la cuarentena y comenzaron a aumentar los pedidos de regalos para sorprender

Sus valores agregados: la presentación híper cuidada, los detalles y los insumos de primera calidad -hasta con algunos materiales que trae de viajes.

Sus tips

  • “Di mil vueltas antes de empezar. Me ayudó mucho hacer terapia, plantearme pasos cortos e ir sumando cada año un poco más”.
  • “Una de las claves para emprender es animarse y delegar lo que uno no sabe hacer”.
  •  “Me costó en un principio darme mi espacio. Pude decirle a mi familia: ‘es mi turno’, y tuve una respuesta muy positiva de ellos”.

De hobby a negocio

A Florencia Menéndez, la creadora de Cassis Patisserie, varios clicks la impulsaron a transformar hace dos años su pasión por la repostería en su emprendimiento soñado. 

Uno de esos disparadores fue el cumpleaños de 80 de su mamá. “Armé un té con familia y amigas. Después de probar lo que había preparado, mis primas me insistieron para que empezara a vender. Ese fue un gran empuje”. 

Por otro lado, su separación, poco tiempo antes, “fue un quiebre muy grande para mí y acrecentó mis ganas de tener algo propio. Ahí apareció una Flor que estaba debajo de la alfombra”, dice con una energía contagiosa.

Florencia es licenciada en psicopedagogía y trabajó un tiempo en consultorios para prepagas. “Formé mi familia y en una circunstancia en que no estaba muy contenta con mi trabajo, dejé la especialidad. Me dediqué a ser mamá por muchos años y en el medio trabajé en distintas cosas. Hasta que fui desligándome del trabajo fuera de su casa. Era el sostén familiar, el back, iba apuntalando a todos desde lo oculto”. 

Las tortas eran un hobby y, cada tanto y en sus ratos libres, amigos o conocidos le encargaban. Ya en rol de emprendedora, armó su Instagram y amplió su convocatoria. 

Su lema es “ayudar a disfrutar de esos momentos inolvidables” y para ello, su lista de opciones incluye macarrones, tortas de iniciales y números o la “flower cake” -un bizcochuelo con dulce de leche que es su identidad. 

Antes de la pandemia, su foco estaba en los eventos y reuniones, proveía a una heladería y había empezado a trabajar en conjunto con un servicio de catering de asados. “Ahora me llegan pedidos para agasajar a alguien querido o disfrutar en familia”.

Con este despegue de Cassis, la cocina de su casa quedó totalmente tomada y transformó el lavadero en su lugar anexo de producción. “Me compré un horno pastelero y lo instalé ahí. De a poco me voy equipando”. Además, sus amigas de fierro se convirtieron en colaboradoras “sin fines de lucro”, dice. 

Sus tips

  • “Emprender es ser protagonista”.
  • “Uno emprende sobre lo que le apasiona y eso es algo que se disfruta”. 
  • “Administrar los tiempos propios es muy bueno. Pero la contracara es la exigiencia”.
  • “Antes de decirme, me formé en coaching e hice un trabajo interior profundo. Me faltaba el impulso para salir a la cancha del trabajo”. 

Abrir el mapa

Los 50 llegaron para la operadora de viajes Andrea Marchesani con nuevas reglas en su rubro. “Sentí la necesidad imperiosa de hacer algo más porque las punto.com nos estaban devorando.  A esto se sumó una crisis personal por el traspaso de década y la búsqueda de un cambio”, cuenta a Boleo Magazine

Con mucha experiencia en el rubro -desde fines de los 90 trabaja en el área y fue responsable mayorista de destinos internacionales exóticos y más convencionales-,  “pensé en un diferencial”. 

El resultado de su búsqueda es el servicio de itinerarios de viajes con experiencias, Experiencias Travel, que sumó hace dos años como una unidad de negocios a la agencia donde trabaja desde hace trece. 

“Consiste en armar programas e incluir servicios de acuerdo al gusto de los compradores. Estos detalles pueden ser un curador a disposición, una clase de platos típicos, un trato preferencial en una tienda. Por ejemplo, para Israel, ofrecemos un mediodía destinado a ir de compras al mercado de especias y luego, los interesados cocinan y comen junto al chef”, explica.

“Tuve la suerte de viajar bastante y eso hizo que vaya atesorando experiencias que luego me dieron las herramientas necesarias para llevar adelante este proyecto”. 

Sus tips

– “Esta iniciativa me permitió subir mi propia vara y sumar adrenalina. También aggiornarme al mundo digital, porque soy de la generación del lápiz y el papel”.

– “Siento que estoy demostrándoles a mis hijos adolescentes que nunca hay que bajar los brazos y que hay que luchar por los sueños, más allá de los límites y los obstáculos”.

Tres experiencias de mujeres Boleo para leer, tomar como inspiración y contagiarse de su energía.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Una NUEVA APP para COCINERAS/OS profesionales y AMATEURS. ITERS

Sin dudas el sector gastronómico es uno de los  más afectados en estos días.

Estimándose que de 45 mil empresas que integran el sector, solo 20 mil sobrevivirán al término de la emergencia sanitaria, corriendo peligro alrededor de 200 mil puestos de trabajo. Te compartimos info sobre el lanzamiento de una nueva APP que puede ser una excelente alternativa para generar ingresos a tantas #emprendedoras con habilidades para la cocina. 

La app ya tiene más de 6.000 usuarios registrados y más de 500 chefs que brindan sus servicios a través de la plataforma. Como requisito, cada chef debe realizar un Curso de Manipulación Higiénica de los Alimentos que dicta el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y que puede cursarse on line.

Todo el procedimiento de registro es muy simple y una posibilidad de empezar a vender los menús a través de la plataforma. 
La App está disponible para Android y iOS en la app stores la encontras como ITERS y en redes itersapp

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Emprendedoras: mujeres que rearmaron sus negocios a la altura de la nueva normalidad

Cuatro experiencias inspiradoras y que destacan la creatividad y flexibilidad para adaptarse a los cambios. 

… Y un día atravesados por el coronavirus, la cuarentena, esa idea todavía un poco difusa que llamamos nueva normalidad y demásdarle una vuelta, reconvertir, repensar o recalcular pasaron a ser conceptos imprescindibles para emprendedores.  

Con la mirada puesta en “seguir en ruedo” o en el después de esta crisis, hay quienes -según las particularidades y posibilidades de sus rubros- desde las primeras semanas de restricciones pusieron en marcha cambios momentáneos o que vislumbran más duraderos.

Para inspirarnos y reflejarnos, en Boleo Magazine compartimos la experiencia de mujeres que llevan adelante sus negocios, empresas o proyectos y que a partir del 20 de marzo buscan que la rueda siga girando (aunque la velocidad no sea la misma).

Con la energía emprendedora intacta 

Angie Ferrazzini es periodista -con muchas horas en redacciones destacadas- y tuvo una agencia de prensa, hasta que dio con su propósito: “Sabe la Tierra”, un formato de mercado y una ONG que es insignia de la producción sustentable y local. 

“Abrí el primer mercado en 2010, con 30 productores, y después de 10 años habíamos logrado 11 mercados, una red de 350 pequeños productores que implicaban 1.200 puestos de trabajo mensuales. Además de una tienda-restaurante y el comedor del colegio de mis hijos en Necochea, donde vivo desde hace un tiempo”, resume. 

Sus sueños en los primeros días de 2020 -cuando el COVID-19 era una extrañeza lejana-, cuenta a Boleo, eran ir por más mercados y acrecentar su gran proyecto de alimentar y difundir hábitos de alimentación saludable a 400 chicos. 

“Algo que apenas duró 15 días”. Porque la cuarentena dejó sus planes y el engranaje de “Sabe la Tierra” detenido.

Eso, sin embargo, fue por poco tiempo. A la semana le propuso a Paulinho, su compañero: “…¿y si volvemos a empezar?, ¿y si volvemos a los bolsones que armábamos hace once años en el living de casa?. Hubo un mínimo silencio y enseguida a él se le iluminó la mirada y me contestó: Dale, ¡qué feliz me pone! Y así, con el espíritu intacto y la experiencia ganada, tengo la certeza de haber elegido en 2009 el camino en el que quiero estar este 2020”, concluye convincente. 

Ahora entrega bolsones en Necochea y armó una venta online de productos orgánicos para la Ciudad de Buenos Aires y otros puntos cercanos. 

Angie Ferrazzini, emprendedora, creadora de “Sabe la Tierra”

El futuro es hoy 

Desde hace un tiempo, Gabriela González Mercuri -al frente de su agencia dedicada a la comunicación, prensa y marketing de hoteles, destinos turísticos y gastronomía- venía pensando qué servicios podría sumar.

“Veía el cambio en la comunicación. Pero la pandemia nos puso de frente a un parate muy extremo y nos empujó a tomar decisiones”, dice a Boleo Magazine

“En casa y con los hoteles y restaurantes cerrados, la realidad es que se produjo una pérdida importante de clientes en la agencia. Esto hizo que terminara de definir ideas que venía macerando”.

La creatividad y la flexibilidad, sus focos claros. “Si antes generábamos encuentros en hoteles, ahora hacemos capacitaciones online. O las invitaciones a restaurantes cambiaron por enviar esa comida a la casa. Además, comencé con un servicio de consultorías de estrategias comerciales y comunicación post crisis y firmé un acuerdo para implementar una certificación covid free, con parámetros internacionales”.   

“Siento que empiezo un nuevo capítulo en mi vida, donde podré aportar mi know how a esta industria que me dio mucho, y lo haré junto a otras mujeres, Dolores Sylvester y Juliana Lamelza, con

quienes compartimos el empuje. Eso lo veo como un regalo”. 

Gabriela González Mercuri, dedicada a la comunicación, prensa y marketing de hoteles y restaurantes

El lado virtual y solidario

Para Araceli Pourcel, diseñadora textil y de indumentaria, buscar nuevos rumbos no es nuevo. Vestuarista, diseñadora para marcas masivas y de su propia línea, propulsora de la moda sustentable, investigadora de procesos textiles y asesora de otras firmas, son algunos de los roles que arman su recorrido. También, desde su estudio, brinda talleres de técnicas textiles artesanales para todo público. 

¿Su giro a partir de la cuarentena? No solo las clases pasaron únicamente a un formato online. Además, comenzó a fabricar barbijos con características aptas para el personal de salud. Algunos, lisos y otros, estampados y metalizados. “Los blancos los vendo por mayor y los que tienen diseños, en packs de tres o seis”, especifica. 

De los ingresos sobre esos pedidos, dona una parte. “Es un momento para ser creativos y solidarios”, argumenta. 

Sobre el futuro de la moda, adelanta “que la demanda y la forma de comprar todavía no la conocemos y que, por eso, harán falta producciones muy pensadas”.

Araceli Pourcel, diseñadora textil 

Más que delivery

Romina Cambiasso –manager general de Basa y Grand Café, dos espacios gastronónicos referentes en Buenos Aires- y su equipo buscaron la forma para evitar quedar parados.

“Abrimos en 2013 y hasta este 20 de marzo nunca habíamos cerrado”.

El delivery era la propuesta obligada. Pero pensaron junto a los integrantes de los otros dos restaurantes del mismo grupo empresario ir más allá y entonces sumaron en conjunto comida al vacío, mechandising -desde un perfume ambiental hasta mugs-, tragos y experiencias de tasting de vinos con un enólogo del otro lado de la pantalla.

“Esta situación terrible para todos nos obligó a adaptarnos, ser flexibles y así, medianamente trabajar. Aunque con la esperanza de reabrir para que puedan trabajar todos los empleados y volver a lo que sea la normalidad lo más pronto posible”, concluye a Boleo. 

Romina Cambiasso, manager general de los restaurantes Bassa y Grand Café

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La pandemia en la economía personal: finanzas personales y emprendimientos en la mira

Tips imprescindibles de Vale Laco, consultora en inteligencia emocional financiera, y Sheila Harkatz, magister en capacitación organizacional, para sobrellevar este momento.  

¿Y ahora…?, ¿Y después…

Si de economía y finanzas personales se trata -más aún para emprendedores, profesionales independientes con restricciones para ejercer o empleados de industrias en crisis– estas preguntas, adaptadas a la versión individual, resultan inevitables. 

Que esta cuarentena por coronavirus puso en stop muchos planes que parecían inamovibles es algo que reafirmamos cada día y que genera incertidumbre. 

Ante esto, en Boleo Magazine les pedimos tips y sugerencias a dos expertas enfocadas en la educación financiera y el análisis del vínculo emocional con el dinero

Una foto panorámica

“Todos estamos afectados por lo que vivimos. No es una situación personal, es a nivel mundial, como humanidad. Y creo que el primer paso es poner en perspectiva la realidad. Decir, esto es lo que toca atravesar y luego, concentrarnos en lo positivo y en lo que está a nuestro alcance hacer, sin exigirnos cosas innecesarias”, adelanta Vale Laco, consultora en inteligencia emocional financiera y a cargo de talleres y mentorías sobre las propias emociones acerca del dinero, personalidad financiera, planes fáciles para administrar los ingresos, entre otros.

La rueda de la economía 

Los reajustes de presupuesto son casi inevitables y obligados para quienes tienen una baja en sus ingresos. Aunque, “mientras se pueda, mantener servicios subcontratados a otros emprendedores contribuirá de alguna manera a que no se corte el ciclo económico”, sugiere Sheila Harkatz, licenciada en educación, magister en capacitación organizacional e e-learning, y creadora del proyecto Mujeres en carrera, para la educación e inclusión financiera de mujeres y niñas

Sheila Harkatz

Un ejemplo: tal vez no podemos afrontar un honorario acordado y en lugar de rescindir el acuerdo, lo mejor será llegar a un paquete momentáneo más accesible y que evite que la otra persona pierda ese ingreso. 

La clave estará en charlar las opciones y que ese ajuste sea lo más ecuánime posible.   

Números sin vueltas

Un presupuesto realista y detallado -y que conlleve la difícil precisión hasta de los gastos de comida- será fundamental para organizar los próximos meses. 

“Permitirá saber con cuánto se cuenta y cuánto hace falta pagar. De acuerdo a esa ecuación, es importante tener conversaciones con proveedores, locadores, los colegios de los chicos. Una comunicación franca explicando la realidad facilitará una solución. Todos estamos pasando un momento particular y es muy importante cuidar mucho las relaciones”, aconseja Laco.  

Más elasticidad

Priorizar, achicar, recalcular son palabras ineludibles en este contexto. Para ponerlas en práctica, la flexibilidad es una condición indispensable. “Se dará especialmente a partir de la conciencia acerca del contexto”, sostiene Harkatz.

Esto sí, esto no

“El consumo hoy pasa más por la necesidad que por el deseo”. Entonces, para activar posibles restricciones, un primero punto será identificar cuáles son “aquellos servicios que no usamos tanto y que no harán una diferencia en nuestro pasar”, dice Harkatz.

Puede ser el cable, un adicional por series y películas on demand -porque preferimos otra plataforma- o la cantidad de datos del celular. 

Por otro lado, a la hora de cargar el changuito del supermercado, la elección de productos frescos y de estación y para preparar harán una diferencia sobre los congelados o ya listos. “Hay que buscar la manera de maximizar las compras”, completa. 

El fin de los gastos hormiga

Los cafecitos, las latas de gaseosa, los taxis por pocas cuadras conforman habitualmente este casillero compuesto por consumos de montos pequeños que en el momento parecieran no mover la aguja y a fin de mes repercuten en el bolsillo.

Vale Laco

En tiempo de salidas restringidas, habrá quienes adviertan el peso de este ítem y recapaciten sobre la ventaja de eliminarlos definitivamente; y quienes los reemplacen por otros artículos superfluos -como las golosinas y elementos ubicados cerca de las cajas del supermercado o las cadenas de perfumerías. 

“Estos gastos deben estar en la mira, antes, durante y después del COVID”, marca Harkatz.

Buscar una vuelta

Las ventas con entrega a domicilio, la reformulación de consultas o clases a un formato online y otras alternativas a la medida de esta crisis permitirán a emprendedores o profesionales, al menos, mantenerse a flote. Tambien es una manera de estar presentes y “seguir en actividad y con lo que nos gusta”, Harkatz. 

Una pausa para reflexionar

Estas horas disponibles no programadas ni buscadas son también una oportunidad para “sentarse a ver los números. Pensar en los ingresos, la rentabilidad de cada producto o servicio, ponerse un sueldo -que sirva para ponerle valor a lo que ofrecemos- o ampliar los canales de venta”, sugiere Laco.

Así poder volver al ruedo lo más enteras y preparadas que podamos.   

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

“Encontrar tu don”, la clave para repensar tu emprendimiento

A partir del éxito de su marca “Vestí tu maleta”, Verónica Kolodesky se dedica a asesorar e impulsar emprendedores. Su recorrido y sugerencias para afrontar esta crisis tan particular. 

Que la vida emprendedora implica adaptación y flexibilidad para “barajar y dar de nuevo” es algo que Verónica Kolodesky conoce y también difunde. 

Psicóloga -con años transitados en las ramas de atención más duras y como perito judicial-, el nacimiento de su primer hijo -que ahora tiene 21 años- despertó en ella un deseo de tener algo propio y con chispa creativa. 

El resultado fue un salón de eventos para chicos, con una escenografía única y otros detalles originales. Llegó después el desafío renovado de un nuevo espacio, esta vez para cumpleañeros un poco más grandes. Aunque la crisis de 2001 -“que fue como una pandemia económica”, dice en la charla de Boleo Magazine– la obligó a recalcular.

Su hoja de ruta siguió con una década como productora de espectáculos -algo que colmó su alma, cuenta. Hasta un nuevo hito: la creación de “Vestí tu maleta”, su marca de fundas para equipaje con diseños de autor, personalizadas y reutilizables.  

“A partir de allí, me empezaron a llamar para dar charlas como emprendedora y después, me pedían tomar un cafecito para que los ayudara a desarrollar su idea”, agrega.

Así, hace tres años, nació el método de asesoramiento “Terapia emprendedora”, donde une su background como psicóloga y su ojo afilado para gestionar negocios de cero o darles una dirección distinta que pueda ser más rendidora. Aunque recalque que el éxito nunca está asegurado.

Hoy, con la cuarentena instalada, la pregunta que monopoliza las consultas es: cómo repensar la vida laboral. “Creo que no vamos a salir de esta crisis como entramos, esta situación no dejará a nadie sin modificación. Hasta la manera de ofrecer nuestros productos será distinta”, expresa muy convencida.

En este próximo escenario  -todavía poco posible de determinar- emprender, convertirse en el propio jefe, brindar un servicio o producto por cuenta propia se vislumbran como palabras clave y con aún más relevancia que en los últimos tiempos. 

“El home office implementado para un sector de clase media durante la cuarentena también está impulsando a un cambio en la ecuación laboral”.

¿Cuál es el puntapié que aconsejarías para repensarse?

Mi lema es “encontrá tu don“. A partir de allí surgirán las mejores iniciativas. 

Para dar con esa cualidad o habilidad única, Verónica propone un ejercicio muy práctico “en una hoja en blanco, escribir todas las actividades posibles de hacer, las que vengan a la cabeza. Luego, tomar otra hoja y dividirla en tres columnas. En una de ellas, incluir qué no harías o no imaginas para vos; en la siguiente qué actividades te gustaría hacer si le dieras una vuelta de tuerca; y en la última, aquellas que te encantaría llevar a cabo”. 

“Esto permite hacer un filtrado, situarte en la realidad. A mí, por ejemplo, me hubiera fascinado ser actriz. Eso me llevó a producir espectáculos. Pude crear eventos en los que me hubiera encantado actuar. Dentro de un determinado rubro hay muchas tareas afines, cercanas, que pueden resultar enriquecedoras. Mi consejo es no quedarse en la frustración, porque cuesta mucho salir de ese lugar. Está buenísimo seguir nuestros deseos, pero que esos deseos no tapen el bosque. Hay que tener una mirada realista”.

La fantasía para muchos es abandonar un trabajo en relación de dependencia y lanzarse a emprender, ¿qué les dirías a quienes están en esa disyuntiva?

Mi recomendación es que pongan en marcha la maquinaria de su proyecto personal y una vez que el tren funcione, dejen el trabajo anterior. Hay que empezar a andar. Total, uno se puede bajar en la próxima estación. Mejor ir paso a paso.

Al preguntarle sobre las satisfacciones que le brindó su tarea junto a emprendedoras, Verónica no duda en ejemplo de una mujer de Cipolletti -maestra y mamá de 10 hijos. “Vio que los guardapolvos tenían muy poca onda y creó la marca “Guardapolvos Locos”. Vende hasta en el exterior y le dieron un premio como emprendedora”. El aplauso, más que merecido. 

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Comunicación no verbal: qué decimos cuando no decimos

Las cuestiones recomendadas por expertos y los errores que conviene evitar para lograr un mensaje personal más potente y eficaz.

Siempre decimos, aunque sin decir y más allá de lo que decimos. Y esto no es un juego de palabras, si no a lo que se refiere la comunicación no verbal.

Porque antes del “Hola….”, de darle “play” a un discurso ensayado, durante los silencios espontáneos o las pausas que nos tomamos para pensar una respuesta; nuestro interlocutor arma un mensaje mucho más completo de que imaginamos.

Del ciento por ciento de nuestra comunicación, el 55% es corporal; el 38% tiene que ver con el tono, la velocidad y el ritmo de la voz; y el 7% restante está relacionado con las palabras propiamente, con lo que expresamos, con lo verbal. Además, la comunicación empieza desde el momento cero, desde el primer contacto con la otra u otras personas”, anticipa Marcelo Sola, coach ontológico y director de HCC Integral (Hablando con el cuerpo), especializado en comunicación no verbal y coaching profesional y corporal, entre otros temas.

Con lo cual, en esta era de comunicaciones efímeras e instantáneas y marcada por la necesidad de establecer contactos efectivos en tiempo récord, se vuelve casi imprescindible darle la jerarquía precisa a estos ítems a veces no tan tenidos en cuenta.

“Hay todo un quantum de información y comportamientos que podemos interpretar e inferir y que no remiten a las palabras”, amplía el licenciado lan Crawley, psicólogo, diplomado en comunicación no verbal, especialista en expresión facial y cargo de Sin Verba, un espacio dedicado a talleres y capacitaciones sobre el tema.

Tan es así que los políticos más atentos al poder inconmensurable de la imagen buscan sacarle el máximo provecho a estas cuestiones, y los análisis sobre los ítems que rodean a un discurso se convirtieron en elementos centrales de las campañas. Además, estos puntos tienen cada vez más relevancia para profesionales o ejecutivos con una alta exposición.     

En la misma línea, el psicólogo estadounidense y gurú de la inteligencia emocional, Daniel Goleman-, remarca que “para el establecimiento de una sensación positiva, losmensajes a través de otros medios que no son la palabra, resultarán en definitiva mucho más importantes que lo que podamos hablar”.

Los ítems que completan la comunicación

Si lo que hablamos no resulta tan definitorio como pensamos, ¿qué deberíamos tener en cuenta? Como respuesta, los especialistas consultados por Boleo Magazine dan una pantallazo de los llamados canales no verbales.

– Kinésico. “Está compuesto de gestos, posturas, movimientos y expresiones”, dice Sola.

– Paralingüístico. “Hace referencia a los elementos que acompañan a la palabra. Por ejemplo, el tono, el volumen o amplitud de la voz y también, la velocidad, el ritmo y las pausas. Estos atributos califican aquello que estamos diciendo”, explica Crawley.

– Cronémico. “Es el tiempo dado al discurso”, resume Sola. También, la forma de utilizar esos instantes. Es decir, si se realizan varias tareas al mismo tiempo o solo estamos abocados a la charla, o la puntualidad para el encuentro.

–  Proxémico. “Este punto se centra en el uso del espacio. Especialmente, si estamos muy cerca de otro o tomamos una distancia mayor. En América Latina, especialmente en Argentina, se interactúa a trechos más cercanos, en comparación con los norteamericanos, japoneses o alemanes, entre otras poblaciones”, amplía Crawley.

Fisiológico periférico. “Se trata de modificaciones internas  que no sepueden controlar de manera voluntaria -la sudoración, la frecuencia cardíaca o la dilatación de las pupilas. Al tener menor capacidad demanipular a conciencia, resultan señales muy fidedignas”, manifiesta Crawley.

El conjunto de estos signos permitirán armar una radiografía, en parte inconsciente, del otro. Aunque, un error muy común es interpretar que “un gesto tiene un único significado y con un sentido muy específico. Cuando en realidad esto es algo mucho más complejo. Puede cambiar según la persona, las circunstancias o el contexto”, aclara Crawley.

Los emisores que deseamos ser

Por otra parte, conocer estos conceptos también nos ayudará a enfocar con asertividad nuestra comunicación.

Un primer paso aconsejado es prestarnos atención a nosotros mismos. “Una forma devolvernos más eficaces es a través del incremento de la conciencia corporal. Esto implica fijar la mirada en los gestos, las muecas o costumbres más frecuentes cuando interactuamos o estamos en presencia de otros y en las situaciones de mayor ansiedad y tensión”,  sugiere Crawley.

Una vez ajustado nuestro propio registro, podrán implementarse algunas pautas simples y fáciles de seguir.  

  • El don del acompañamiento. En una comunicación de a dos, “acompasar, para que el tono de ambos sea parecido, puede ser efectivo”, dice Sola. Una manera es imitar, de forma sutil y  casi imperceptible, las características del otro.
  • Mirar a los ojos.  “A pesar de estar cableados  para observar y preferir los estímulos visuales,  muchas personas tienen dificultades para sostener la mirada en los demás. Esto se ve exacerbado en situaciones en que sentimos inseguros o amenazados por el contexto, como puede ser una reunión de trabajo. Ser conscientes de ese obstáculos y con el foco en que el cambio será de manera progresiva, permitirá superarlo”, recomienda Crawley.
  • Entrenar la voz. “Aprender a variar los tonos al hablar permitirá lograr un consenso o aumentar las probabilidades de que nuestro discurso resulte impactante ante nuestra audiencia”,  completa Crawley.
  • Dime cómo te vistes y…. El estilo de las prendas, las texturas y los colores son otros ítems para no pasar por alto cuando se busca dar una impresión personal a favor.

Por Luciana Fava

Crédito Fotos: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Cuarenta países realizan reformas legales para promover la participación económica de las mujeres

Según un estudio del Banco Mundial, el marco regulatorio para la participación económica de la mujer ha mejorado en los últimos años con 40 economías que implementaron 62 reformas, que ayudarán a las mujeres a alcanzar su potencial y contribuir al crecimiento y desarrollo económico. Aun así, los resultados son desiguales: las mujeres en muchos países tienen solo una fracción de los derechos legales de los hombres, lo cual frena su desarrollo económico y social.

El estudio, Mujer, Empresa y el Derecho de 2020, realizado por el Banco Mundial, analiza 190 economías haciendo un seguimiento de cómo las leyes afectan a la mujer en diferentes etapas de su vida laboral. El estudio cubre diferentes reformas realizadas desde junio de 2017 hasta septiembre de 2019 en ocho áreas asociadas con el empoderamiento económico de la mujer.

«Los derechos legales de la mujer son lo correcto y lo favorable desde una perspectiva económica. Cuando las mujeres logran movilizarse con mayor libertad, trabajar fuera del hogar y administrar activos, es más probable que se unan a la fuerza laboral y ayuden a fortalecer la economía de su país», manifestó el presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass. «Estamos dispuestos a ayudar hasta que logremos que cada mujer pueda avanzar en su vida para alcanzar el éxito sin tener que enfrentar obstáculos legales».

En las áreas de Trabajo y Matrimonio también se dieron varias reformas especialmente a través de la implementación de leyes que protegen a las mujeres contra la violencia. En los últimos dos años, ocho economías promulgaron por primera vez leyes en materia de violencia doméstica. Igualmente, siete economías adoptaron protecciones legales contra el acoso sexual en el trabajo.

En cuanto a la  remuneración que ellas perciben, 12 economías mejoraron sus leyes eliminando restricciones en las industrias, el tipo de empleo y las horas en que la mujer puede trabajar. A nivel mundial, las reformas más populares tuvieron lugar en las áreas relacionadas con Parentalidad; 16 economías promulgaron cambios positivos. Dichas reformas incluyeron: el aumento en la licencia de maternidad remunerada establecida para las madres; la introducción de la licencia de paternidad remunerada y la prohibición del despido de empleadas embarazadas

Para lograr la igualdad legal de género se requiere una enérgica voluntad política y un esfuerzo concertado entre los gobiernos, la sociedad civil y las organizaciones internacionales, entre otros. Sin embargo, las reformas legales y regulatorias pueden servir como un catalizador importante para mejorar la vida de las mujeres, así como la de sus familias y comunidades.

Este estudio contribuye a comprender cuándo las leyes facilitan o dificultan la participación de la mujer en la economía y, de algún modo, ha incentivado a los países a que se comprometan a iniciar reformas que eliminen las desigualdades entre los géneros.

El índice de WBL (Women, Business and the Law, por sus siglas en inglés) mide únicamente las leyes y regulaciones formales que rigen la capacidad de una mujer para trabajar o tener negocios propios – las costumbres sociales y prácticas no son consideradas. La puntuación promedio global fue de 75,2; el cual mejoró ligeramente en comparación al de hace dos años de 73,9. Sin duda, aún queda mucho trabajo por hacer ya que las mujeres en muchos países solo tienen una fracción de los derechos legales de los hombres, lo cual limita sus oportunidades de empleo y emprendimiento.

En cuanto a la Región América Latina y el Caribe, las economías han dado pasos importantes para eliminar restricciones impuestas a la mujer. Sin embargo, el ritmo de las reformas ha disminuido durante la última década, lo que denota cuanto queda por hacer en la materia.

Créditos Fotos: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Maximizar el guardarropa: muchos conjuntos con pocas prendas

Florencia Ducos, asesora de imagen y experta en marketing personal, comparte su técnica para lograr nuevas combinaciones y optimizar los conjuntos.

Reuniones de equipo, presentaciones, videoconferencias, desayunos o almuerzos, visitas a clientes, viajes, el día a día en la oficina.

Con una agenda a este ritmo, no hay guardarropa voluminoso que resista; y la necesidad muchas veces es estar vestidas acordes para el entorno corporativo y alineadas con el mensaje que se desee transmitir, a partir de una cantidad restringida de prendas.

¡A no desesperar! La clave estará en maximizar.

La fórmula para ello implica contar con un 80 por ciento de las prendas en colores neutros. Es decir, de aquellos tonos altamente combinables con otros. El negro y el blanco, los azules sin estridencias, los beige y marrones y los grises conforman este grupo.

La idea es que cada una busque la paleta básica y disparadora que la identifique, le resulte más cómoda y, cuando se trate de ítems para arriba (técnicamente, el tren superior), que realcen los rasgos. 

Los blazers, pantalones, camisas, faldas, vestidos o sacos en estos tonos serán, entonces, el punto de partida.

Una vez armado el llamado “fondo de placard” quedará incorporar prendas que funciones como foco de atención o acento. Estas pueden ser en colores vibrantes, estampados llamativos que estén dentro de las tendencias de temporada o que corresponda a opciones siempre vigentes y más personales.

Los accesorios cumplirán estos idénticos roles. Un collar o unos aros de un material reciclado o textil, un pañuelo de seda u otra textura sofisticada, un cinturón con diseño, entre otras alternativas, transformarán un equipo que lucía demasiado sobrio. 

Una regla a seguir: será mejor invertir en aquellas prendas de colores neutros y que tendrán más uso que en los elementos de tendencia y que se incorporen en cada temporada.

De esta manera, te verás actualiza con poco y de manera muy eficiente.

Flor Ducos

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email