Como animarme a nadar desnuda y no patinar en el intento

Bañarse desnuda debe proporcionar, sin duda, una de las sensaciones más cercanas a la libertad. Sentir cómo el cuerpo sin peso se desliza en el agua, cómo nuestras piernas pueden flotar y hacer que nos traslademos debe ser seguramente una experiencia sumamente agradable. El cuerpo flota, la espalda se relaja, una brazada, inhalar y exhalar, otra brazada, los pies que se mueven al unísono, en fin, quien pudiera!

Digo “quien pudiera” porque yo no puedo. Vivo en un país en el que las mujeres nadan completamente desnudas, pero yo no puedo.  Seguramente me preguntarás – ¿y por qué no lo hacés? Y yo te responderé “porque soy argentina”.

En Finlandia, tanto las mujeres como los hombres nadan desnudos, sólo que en diferentes días. Las piletas (que son varias) funcionan en toda la ciudad y son municipales, por lo que se paga una entrada mínima de 7 euros que te da acceso a una cabina donde cómodamente podés cambiarte y dejar tus cosas guardadas.

Pero existe una en particular, la Yrjonkadun Swimming Hall, que funciona desde 1928, donde mujeres y hombres pueden nadar totalmente desnudos, desprendidos de sus incómodos trajes de baño y a nadie le llama la atención. El lugar es precioso con un toque art noveau y totalmente equipado para pasar una jornada placentera, de sauna y pileta. En el primer piso cuenta con un café muy bonito. Las mujeres pueden usar las instalaciones los lunes, miércoles y viernes y los hombres martes, jueves y sábados. Pero lo más curioso es que los días femeninos el personal que atiende es masculino y viceversa. 

Ahora bien, la costumbre del sauna es una tradición ancestral en Finlandia. En la actualidad cualquier persona que quiera aproximarse y entender la cultura finlandesa deberá experimentar el placer de sudar intencionadamente.

Durante siglos meterse en el calor seco ha sido una forma de higiene, tanto física como espiritual y hoy en día no se entiende una vivienda sin sauna. Es una manera de vivir.

Pero además de esta rutina existe la costumbre de pasar las oscuras tardes de invierno nadando en la piscina, porque hay que destacar que al revés de otros países, en verano las piscinas cierran, sólo queda abierta una para que la conozcan los turistas.

La costumbre de nadar desnudas viene de la antigüedad cuando la única forma de acceder al baño era a través del sauna, por lo que luego de ese horno hiper caliente se tiraban al agua helada sumamente limpios.

Sinceramente cada vez que voy, dos o tres veces a la semana, hago el intento de quitar mi disimulado traje de baño rojo, (como para que nadie me vea) pero no puedo. ¿Por qué? Porque me da cierto pudor que Alonso, el joven ecuatoriano que trabaja allí vea que mis tetas no están en su lugar y que las marcas de mis embarazos y los kilos que aportó mi menopausia queden allí a la vista de todo el mundo. ¿A quién le importa? A nadie, sólo a mí, y cuando salgo de la cabina con mi mallita roja no hago más que comunicarles a todas las amigas finlandesas en bolas que “tengo un problema”.

Me intriga mucho saber cuáles son los requisitos que Alonso debió reunir para conquistar ese puesto. Alonso está sentado en una cabina en lo alto desde donde se puede ver toda la pileta pero mira como si no viera.

La primera vez que lo vi fue cuando se acercó a decirme en inglés que debía recogerme el pelo y me entregó una coleta. Allí me di cuenta de que me había visto y luego caí en la cuenta de que era imposible no verme si estaba de rojo.

No dejo de preguntarme qué pasaría si tuviéramos un lugar así en la Argentina. ¿Sería posible andar desnudas sin que alguna nos haga rayos x en los muslos o en las caderas?. Admitamos que nos gusta mirar, que solemos mirarnos con crueldad entre mujeres, a veces para criticarnos, a veces para elogiarnos y otras para compadecernos. 

Bueno, aquí eso no pasa. Flacas escuálidas, madres con hijas, tetonas, culonas, casadas, caderonas, lomazos, dúos de amigas, solteras, viudas y hasta trans se reúnen en dulce montón en el agua y se siguen entre ellas caminando en fila india durante horas. Y a nadie le importa el culito o el culazo de la que esté adelante. 

Hago un trabajo para no hacerlo pero admito que la primera vez que fui no podía parar de mirar. Ahora, con el tiempo ya estoy más adaptada y creo que cada vez estoy más cerca de revolear mi bañador cuando Alonso esté mirando para otro lado.

Sandra Votta

Créditos Fotos: myhelsinki.fi

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Recomendado: American Son

Es muy raro ver a Kerry Washington en la piel de una mujer que no es la mítica Olivia Pope de Scandal. En esta oportunidad, encarna a una madre que busca desesperadamente a su hijo de 18 años.

American Son” es la adaptación cinematográfica de la obra teatral del mismo nombre que se presentó en Broadway. Netflix la compró y la presenta como una producción propia pero en realidad la película se presentó en septiembre en el festival de Toronto.

Toda la trama transcurre durante una noche en la fría sala de espera de una comisaría donde Kendra (Kerry Washington) y todos los otros tres personajes desarrollarán la historia.

Por momentos es muy lenta, probablemente porque es una historia escrita para teatro y toda la acción transcurre en un mismo lugar. La película presenta una problemática que uno a simple vista creería que ya no existe, los prejuicios que aun sufren las personas de raza negra y el ensañamiento que hay de las fuerzas policiales hacia ellos, este drama es un sincero diálogo entre una madre afroamericana y un padre blanco, quienes buscan a su hijo.

Nunca para de llover, lo que vuelve más angustiante el momento y todo se tensa cuando ambos progenitores exponen los prejuicios de ambos, sus ambiciones y carencias a la hora de criar a su hijo y la aparición de los temores acerca de lo que ha podido sucederle, por su aspecto, sus amistades y sobre todo, por su color.

La película habla sobre el prejuicio todo el tiempo hasta que en un giro final el espectador queda abrumado cuando se resuelven todas las dudas.

Completan elenco Steven Pasquale como Scott, el padre del joven, Jeremy Jordan y Eugene Lee bajo la dirección de  Kenny León.

Crédito Fotos: Netflix

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

MUJERES BOLEO: SILVIA PONDAL RIOS

Ellas son mujeres BOLEO. Aman, piensan, disfrutan, sueñan, trabajan y viajan. Conocelas.

Un viaje: Venecia
Un Restaurante: Taillevent – Paris
Un fantasma: la soledad
Una virtud: la bondad
Una sueño pendiente: seguir viajando
Una línea aérea: Copa Airlines (tengo varias, pero en ésta mi
hijo es capitán)
Una marca de auto: Audi (no me interesan)
Un destino por conocer: Sicilia entre tantos otros
Una película: “Dolor y Gloria” de Almodóvar entre muchas
otras, es la última que vi que me gustó. “2001 Odisea del
espacio”, una de las primeras que vi y me gustó
Una canción: cualquiera de The Beatles
Un libro: “Casa Verde” (MarioVargas Llosa)
Un barrio: Notting Hill
Un perfume: Chanel entre otros
Un defecto: soy complicada
Un deseo: la alegría
Un día feliz: son muchos para elegir uno, elegir uno sería
traicionarme
Una debilidad: no haber sabido decir no durante muchos años.
La ropa y el make-up
Tu mejor amiga de la infancia: Tere
Perro o gato: ambos
Una ciudad dónde te gustaría vivir: London
Vino o champagne: vino

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Cómo evitar la locura de fin de año

¿Qué locura fin de año, no?. Volvemos a caer en el agotamiento y en un estado alterado un año más.

¿Por qué entramos una y otra vez en esta carrera?

Termina el año y el cansancio se siente, las presiones y exigencias parecerían ser miles, empieza el calor, las reuniones, los cierres, las entregas, los finales, las despedidas, los actos de fin de año y para terminar, navidad y año nuevo llevándonos luego a las esperadas vacaciones donde queremos vernos y sentirnos bien.

El cuerpo se manifiesta cuando no lo cuidamos como necesita.

Los primeros síntomas de estrés serán físicos como cansancio, alergias, dolores de cabeza, estreñimiento, alteraciones del sueño, dolores musculares, contracturas, problemas de piel, uñas y cabello. Además, se suma la irritabilidad, poca tolerancia, ansiedad, agobio y estados de ánimo cambiantes. Un combo peligroso.

Ante estos síntomas es clave reconocer que necesitamos ir más despacio y ocuparnos más de nuestra salud.

¿Qué hacer para no entrar en ese ritmo alocado que nos pone en un estado vulnerable y de extremo agotamiento como a quien le faltan los últimos cien metros para terminar un maratón?

Algunos tips pueden ayudarte a transitar estos últimos días del año mucho mejor que el año pasado.

  • Decir que NO a tiempo, muchas veces es sanador. Dejemos de sentir culpa por no hacer lo que nos piden. A veces priorizamos las necesidades de los demás sobre las nuestras. No sos mala, ni egoísta ni mala persona por priorizarte. No es necesario sacrificarse más de la cuenta o complicarse la vida por no decir que NO
  • Sé simple con los regalos, no es mejor lo que más cuesta, es mejor lo que más vale y a veces lo más simple es lo que más se necesita
  • Dale prioridad a tus compromisos, hace una lista. No te presiones por querer cumplir con todo. Reconoce aquello que escapa de tu control y por lo tanto no depende de vos solucionarlo. Debemos distinguir entre lo urgente y lo importante
  • Trata de hacer actividad física, sobre todo aquella que te distienda, relaje y distraiga. Hacer actividad física facilita el descanso como así también la segregación de endorfinas, las hormonas del bienestar, ayuda a bajar tu nivel de estrés, te oxigena, activa tu circulación y moviliza grupos musculares que se encuentren tensos y contracturados.
  • Mantenete hidratada y alimentate de manera saludable eso ayudara a reducir la fatiga y colabora a tu concentración y energía. Los alimentos que son aliados a la hora de reducir los niveles de estrés son:

Los frutos secos, aportan vitaminas y minerales ideales para reducir la fatiga y ácidos grasos que ayudan a reducir el colesterol.

La palta, contiene fibras, proteínas y minerales que colaboran a reducir los niveles de cortisol, la hormona que más influye en los síntomas del estrés.

Espinacas, una porción de espinacas aportan casi la mitad del magnesio que tu cuerpo necesita, evita que te sientas fatigado y previene dolores de cabeza.

Cítricos, tienen alto contenido en vitamina C, esto ayuda a potenciar tu sistema inmunológico y a su vez reducir los niveles de cortisol, también regulan tu presión arterial.

Chocolate negro (70% cacao o más), reduce los niveles de cortisol, estimula la liberación de endorfinas.

Infusiones, las propiedades relajantes de la manzanilla, la melisa, el tilo y la valeriana influyen en el control de la ansiedad y el insomnio. Es bueno tenerlas en cuenta y reemplazar el café por estas infusiones. Todo lo que contenga cafeína puede mantenerte en estado de alerta e irritable.

  • Organiza todo con tiempo, eso ayudará a sentirte más seguro y sin sorpresas ni imprevistos. Planifica.
  • Salí a caminar, hace ejercicios de respiración, meditación o yoga. Escucha música suave. Los baños de inmersión también ayudan a relajarte.
  • Hace actividades al aire libre, conéctate con la naturaleza. Disfrutar al aire libre genera buenas ideas, te despeja, te oxigena, cambia tu energía y te pone de mejor humor y si esto es acompañado por tu familia mucho mejor
  • Aprendé a delegar, no pretendas hacer todo de todo. Pedí ayuda, compartí tareas. Tendemos a la sobre implicación, nos hacemos responsables por el bien común de tareas que no tienen por qué ser responsabilidad nuestra.
  • Intenta cancelar momentáneamente aquellas actividades que puedas retomar luego. A fin de año siempre se agregan nuevos compromisos, entonces podemos postergar para más adelante aquellos que se puedan retomar, por ejemplo clases de idioma, pintura, etc
  • Y otro punto importante, NO discutas, nada bueno surge cuando los ánimos están efervescentes. Observa y detecta aquellas situaciones problemáticas y evitalas.
  • Se pueden cambiar pequeñas cosas que darán grandes resultados, solo necesitamos la decisión de poner en práctica ciertas acciones en pos de nuestro bienestar y el de nuestra familia.
    En esta recta final podemos ir sin prisa. El poder parar a tiempo y tener control sobre nuestras emociones es parte de la serenidad que necesitamos para ese ansiado bienestar.

Verónica Segreto
Coach en Salud y Bienestar

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Claves para terminar el año de manera exitosa y comenzar uno nuevo feliz

❤ Esperar menos 👉 de todo
❤ Se agradecido, siempre
❤ No juzgar, aceptar más
❤ Pensar menos y sentir más
❤ Hablar menos y ser más observador, escuchar más
❤ Vencer los miedos, animarse más
❤ Ayudar, nada hace sentirse mejor que poder ayudar
❤ Discutir sin pelear. 
❤ Todos los días aprender algo nuevo. 
❤ Amar, ser cariñoso, abrazar fuerte y mirar más a los ojos. 

¿Qué se necesita para tener éxito?

👉 Una meta clara, saber adónde querés ir, porque sólo así vas a llegar ahí. Siempre ver la meta frente a vos, siempre.

👉Conocer y estar bien informado sobre tu lugar, tu entorno tu territorio, tu realidad, lo que te rodea. 

👉 Pensar en grande porque de esa manera vas a ser grande. No se logran cosas grandes por accidente, “apunta a la luna🌙 si fallas por lo menos estarás entre las estrellas” Les Brown.

👉Si crees que vas a lograr tus objetivos, tus sueños, tus proyectos sin trabajar, estás cometiendo un grave error. Si no estás dispuesto a trabajar duro, olvídate. “no pagás el precio para el éxito, pagarás el precio para el fracaso” Zig Ziglar.

👉Trabaja duro, invertí el tiempo necesario y seguramente serás exitoso.

👉Hace lo mejor que puedas, con lo que puedas, mientras puedas. Y el éxito será inevitable.

👉Pregúntate varias veces al año ¿qué puedo mejorar? ¿Qué necesito cambiar? Porque si no haces nada o haces la misma cosa una y otra vez, seguramente te mantendrás igual. Y te aseguro que mantenerte igual es sinónimo de ir hacia atrás porque los demás están trabajando duro para mejorar.

Entonces ahora, pensá en tu salud, nada tarda tanto como algo que nunca empezaste.

¿Cuántas veces al año decís “no tengo tiempo”?

Cuando decimos nunca es cuestión de tiempo, siempre es cuestión de prioridad, ¿podrías cambiar el “no tengo tiempo” por “no es mi prioridad”?  y ¿qué se siente decirlo así?

Que tu salud no sea prioridad no está nada bueno, porque de ahí parte todo. Cuando querés cambiar generalmente te enfocás en la meta final y se ve lejos…eso nos desmotiva y muchas veces hace que estemos tentados en tomar otros caminos que prometen ser más cortos. Enfocate en cada paso, aunque sea pequeño, disfruta de ese logro y avanza uno más. Acordate que para llegar a la primavera hay que atravesar el resto de las estaciones con invierno incluído. Vos lo podés todo, podés, siempre que quieras, podés! Encendé tus motores que no te para nadie. 

Verónica Segreto
Coach en salud y bienestar

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Celebrar la Navidad

De las tradiciones religiosas del norte de Europa a la magia de la Casa Dior en París. 

Los calendarios de adviento, tienen su origen en Alemania, hacia mediados del Siglo XIX. Pensados como una línea de tiempo o cuenta regresiva de los 24 días previos a la Navidad, los primeros tuvieron mensajes y pequeños juguetes, luego se les incluyeron chocolates, y finalmente derivaron en pequeños objetos, muchos de ellos de lujo que conforman una forma pausada y divertida de ir contando los días.

Entre 1902 y 1908 la librería de Hamburgo Christian Bookshop, publicó la primera versión impresa a la que llamó Christmas clock, aunque fue otro alemán, el imprentero Gerhard Lang quien hacia ideó la versión con ventanitas y regalos.

Christian Dior, tomó esta popular idea y convirtió el Advent Calendar en una caja mágica, la de este año tiene una serie de tesoritos en miniatura, perfumes como Rose Kabuki, Ambré Nuit, Oud Ispahan o Jasmin de Anges, entre otros, pero también cremas, velas, jabón y un corazón de cerámica blanco para guardar de recuerdo…

Fue diseñado por el artista plástico, decorador e ilustrador Vincent Darré y representa la mítica tienda en el 30, rue Matignon, París.

Está disponible para ser enviado por correo, aunque la edición es limitada. Si no sabían que pedir para el arbolito…

Liliana Pagnotta
Perfumista

Foto: Dior

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Todo en un Carry on: la valija para viajes de trabajo

Las sugerencias de la asesora de imagen Florencia Ducos que te ayudarán a crear equipos con pocas prendas y adaptarlas a distintos eventos.

Los viajes de trabajo -por presentaciones, congresos, visitas a clientes o cualquier otro motivo- suelen implicar una seguidilla de reuniones, encuentros y comidas en un tiempo híper ajustado; y llevan a agudizar el ingenio para armar una valija eficiente, con la menor cantidad de prendas posibles y que conformen equipos que estén a la altura de las circunstancias.

El desafío puede ser no despachar el equipaje o, al menos, evitar cargar peso sin sentido (con ropa que regresará sin uso y arrugada). 

Entonces, el primer consejo es chequear el cronograma de eventos y los códigos de vestimenta esperados.

Con esa información, el siguiente paso será pensar los outfits de abajo hacia arriba.

Los zapatos serán el ítem que mande y para eso, deberán adaptarse a diferentes ocasiones. Una advertencia: esto no implica que la única opción es un calzado negro. Hay otros tonos neutros -como el gris o el suela- que pueden ser más versátiles.

Luego, será el turno de las faldas y pantalones. A partir de ahí, quedará incorporar blusas, camisas, remeras, blazers y suéters, que se adapten tanto para el día como para la noche, para un evento más formal o más informal, y también para imprevistos.

La clave: que estas prendas aporten color, estampados y diseño, para que se conviertan en el foco de atención. También pueden ser la oportunidad para incorporar las tendencias y presentarnos actualizadas.

Otros aliados serán los accesorios. Terminarán de definir un look y no ocuparán mucho lugar.

Para una ocasión más importante –como suele ser el cierre de una convención-, una monoprenda o vestido con buena textura y caída y de estilo neutro son apuestas seguras. Si no tenés una opción que siga este criterio, puede ser una inversión para tener en mente.

Así, con poquitas cosas, tendrás una valija maximizada y que no delate que estás repitiendo prendas.

Florencia Ducos es asesora de imagen, experta en marketing personal. Da cursos de capacitación y mentorías.

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El permiso de las canas: romper con el mandato de la tintura

Las sensaciones al dejar atrás la rutina de la coloración y los preconceptos que todavía existen con respecto a la feminidad.

¡Libertad! Esa es la sensación de las mujeres de entre 40 y 50 y pico al dejar atrás la rutina, constancia, hábito o esclavitud de las tinturas para cubrir las canas (porque para cada una esto implica un nivel de intensidad diferente); y redescubrir y vanagloriarse de la belleza natural y sin preconceptos del pelo gris, veteado, plateado o directamente blanco Ala impecable.

La tendencia tiene cada vez más fuerza y no solo está relacionada con un ciclo cumplido en la peluquería o haciendo malabares con el pomo del producto listo para usar y los guantes de nylon.

Para muchas, implica un guiño hacia un estilo natural; deshacerse de exigencias que son tomadas como naturales; reforzar una imagen más personal; y hasta una postura ideológica o política, en el sentido más amplio de la palabra, y acorde a los activismos propios de esta década.

Meryl Streep

Las mega estrellas son muchas veces las precursoras de este tipo tendencias y eso sucede en este caso. La maravillosa Meryl Streep, en 2006, deslumbró con una cabellera entre blanca y gris en la interpretación de una temible editora de una revista de moda de la película “El diablo se viste a la moda”. Y desde hace un tiempo, coquetea con mucho éxito con sus canas.

Otro ejemplo: la artista plástica Alexandra Grant, quien sorprendió en la gala Lacma Art + Film junto a Keanu Reeves. Está en la mitad de los 40 y luce con orgullo su pelo gris precoz.    

Las redes sociales también marcan un termómetro. Hay varios hashtags en Instagram que agrupan ejemplos de este fenómeno. #Grannyhair, con 349.000 publicaciones, y #greyhairmovement, con más de 23.000 y posts que alientan a seguir este estilo.

En Facebook, el grupo “Yo me atrevo a lucir mis canas” tiene cerca de 3.800 seguidoras y se convirtió en un espacio para buscar consejos en la transición anti tinturas -una etapa que, ellas cuentas, que genera más movilización de lo imaginado. “Bellas con pelo plateado”, sigue esta misma línea. Tiene más de 3.000 seguidoras e incentiva a las mujeres latinoamericanas a mostrar sus looks.

“Lo que quiero hacer”

“Me costó mucho lograr cada cana y las muestro. Son producto de la experiencia”, dice con satisfacción Teresa Garbesi, ex modelo, periodista y ahora, directora de un Parque Industrial en General Rodríguez.

Teresa Garbesi por Marite de Jesús

“Me teñía desde los 30 y a los 58 -nota: hace muy poco festejó los 59- dije basta. Todos los sábados de mi vida me hacía yo misma un retoque en la parte de arriba de la cabeza que me llevaba una hora y media, y una vez por mes iba a la peluquería. Soy muy estética y no me gustaba que se notara el crecimiento”, cuenta a Boleo Magazine y agrega que “llegar a la decisión no fue tan fácil”.

Su súper reconocido tono morocho -parte de su sello personal- varió hacia un platinado intenso para luego ir destiñéndolo y llegar a su pelo original, “que me da algo único, diferente”.

“Los ocho meses de transición me resultaron espantosos. Me bajoneé bastante. Hasta que vi el resultado, que es como un nacimiento, y dije: soy libre”, enumera, en un relato casi calcado al del resto de las mujeres consultadas.

Su ciclo interno, reforzado en su terapia, tuvo mucho que ver. La idea de “si no me libero ahora, ¿cuándo?”, en relación a seguir su propia voz y no una exterior- y con hijos grandes “que me enseñan muchísimo” tuvieron su peso específico.

Además, “yo quiero parecer de mi edad, no más joven. Tampoco tengo hechos retoques o cirugías en la cara ni me los haría. Nunca tomé sol, tengo buena piel y hago ejercicio”, cuenta.

“Pensamos que algunas cosas deben ser de determinada manera y si no nos convencen, está bien soltarlas”, concluye.

Con ideología estética

Sharon Haywood es la fundadora de la ONG AnyBody Argentina -parte de una asociación internacional que defiende la diversidad corporal y que a nivel local impulsó el proyecto de la Ley Nacional de Talles– e investigadora de temas de la apariencia en la Universidad del Oeste de Inglaterra.

Sharon Haywood

“Hace casi 10 años, tenía alrededor de 41, pensé en dejar de teñirme. No pude lograrlo en ese momento. Lo intenté varias veces y volvía. Ahora hace siete que no cubro mis canas”, detalla a BOLEO Magazine. La evaluación propia (que es la que cuenta): mucho más que satisfactoria.

En plena adolescencia y como herencia de una abuela irlandesa que a los 25 ya tenía el pelo blanco, empezaron a aparecer sus primeros mechones canosos y entonces, probó en Canadá, su país de origen, gran variedad de coloraciones fantasía y después, tintes vegetales.

A los 19, cuando notó pelos rebeldes de distintos tonos distribuidos en su cabellera, pensó que no tendría escapatoria a “teñirse de por vida”.

El tiempo y la reflexión sobre los mandatos de belleza la llevaron a advertir que eso de “para siempre” no encaja en una decisión estética.

Hoy: “Recibo muchos cumplidos no esperados sobre mi pelo. Muchos piensan que lo teñí de gris. Me da mucha gracia y respondo que estoy liberándome de estándares de belleza de mujeres grandes”.

“No teñirme es un acto político”, redondea.

Por un alisado mal hecho

“¿Y ahora?” Tal vez esa fue la primera frase que le vino a la cabeza en 2017 a Gabriela Delgado -técnica dental, de 47 años y una de las moderadoras del grupo “Yo me atrevo a lucir mis canas”- cuando, por un error, salió de la peluquería con su melena larguísima hecha una escoba.

“Tenía el pelo hasta la mitad de la espalda, morocho, divino. Me encantaba tenerlo impecable, cuidarlo. Soy muy detallista”, rememora.

Todos los días se lavaba la cabeza y al peinarlo, le daba la terminación final con la planchita.

Para recuperarlo de ese incidente con el alisado, se lo cortó ella misma, primero tipo Bob o Carré y después bien corto, siguiendo un video de YouTube, y decidió suspender los tratamientos químicos. “Siempre tenía un stock de 4 ó 5 tinturas. Me desesperaba la idea de no poder teñirme”.

Cuando se dio cuenta de que su cabellera tenía un 50 por ciento de canas y algunos de los tintes rojizos de su niñez, se entusiasmó. Además, advirtió que el pelo natural era más sedoso.

Las preguntas, opiniones -sin ser pedidas- y reacciones ajenas no tardaron en llegar. “¿Estás enferma?”, “parecés más vieja”, “qué dejada” o “¿por qué lo decidiste”, las más frecuentes. También, miradas sin disimulo.

Una situación que la divierte: quienes entran a su laboratorio de prótesis dentales miran sus herramientas y después, su pelo. 

“Dejarte las canas te lleva a cambiar el chip mental. Es una evolución. Es empezar a pensar que no necesitás tantos químicos para verte linda ni que estás abandonada. Me siento más segura de mí misma. El hombre con canas es seductor y la mujer es una bruja”, afirma. También la impulsó a usar ropa más colorida.

Un cambio extra: “Me importan mucho menos los comentarios de otros. Es mi cabeza y a mí me gusta. No hay una única forma de ser femenina”, completa.

Toda una transformación y a gracias a un producto mal aplicado. “Si no, no se me hubiera ocurrido”, concluye.

Por Luciana Fava

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Todo lo que tenés que saber antes de ir a San Petersburgo, la perla del Báltico

El ruso es un pueblo único. Lo podés amar o no, pero nunca te va a resultar indiferente. Viajar a Rusia es una experiencia que ningún viajero debe desestimar. Si bien todos los viajes abren la cabeza, viajar a San Petersburgo te va a sumergir en el mundo de los zares, de la riqueza imperial, porque en San Petersburgo, todo pero todo es un palacio.

Fundada en 1703 por Pedro el Grande, San Petersburgo se encuentra tan cerca del Círculo Polar que en verano (entre mayo y junio) casi nunca oscurece, sus cielos ofrecen colores maravillosos que cuando mirás al horizonte a través del río Neva, tenés que pellizcarte porque no lo podés creer.

Desafiando el rigor de la naturaleza, el emperador concibió crear en tierra de pantanos, de una atmosfera bordada de niebla, el “Versailles” ruso. La edificación de la nueva capital exigió de una labor equiparable a la de las pirámides egipcias, una concentración de esfuerzos titánicos. Millares de vidas humanas fueron inmoladas para tapar ese pantano inmenso en el que el atrevido Pedro levantó la ciudad.

Todo en ella te lleva al pasado, a la Rusia de los zares y sin querer mientras caminas por sus calles te encontrás con personajes que emulan a los emperadores Pedro I y Catalina la Grande y te lo creés! porque toda la ciudad está llena de historia.

Sus iglesias, sus palacios, su amplia avenida principal, sus restaurantes y cafés son el mayor indicio de una ciudad que vive plenamente el minuto a minuto todos los días del año, aunque siempre tengas que llevar un paraguas en la cartera porque en algún momento del día la lluvia te puede sorprender.

Si hay algo que seguramente te va a impactar es su idioma en cirílico, porque es imposible reconocer una letra pero ya al segundo día estarás tan impactada de todo lo que la ciudad te ofrece que no te va a importar nada, sólo caminarla, recorrerla y fundirte en ese paisaje de ensueño.

Si hay algo que aconsejamos es no instalarse lejos del centro porque la ciudad de noche es un espectáculo en sí mismo.

Nuestro consejo: estar lo más cerca posible de la avenida Nevsky, que junto con el río Neva son las dos arterias más importantes en la ciudad.

Recorrer el río Neva

Hay muchas cosas que no se pueden no hacer en San Petersburgo, una de ellas es el recorrido en barco por el Neva. Dura aproximadamente una hora y recorre el río y sus numerosos canales con vistas de los más antiguos palacios de la ciudad. Hay muchas empresas y los precios pueden oscilar entre los 10 y 15 euros. La mejor hora para este paseo es el atardecer porque obtendrás las mejores vistas, ver caer el sol sobre el río será una imagen que nunca olvidarás.

Qué ver en Nevsky

La avenida Nevsky es la más importante de la ciudad y es el eje central desde donde se parte para ver casi todo. Tiene cuatro kilómetros y medio de largo y une el Almirantazgo con la Estación Central de trenes.

En su cambiante faz se reflejan todas las épocas de tres siglos de San Petersburgo, diversos estilos arquitectónicos y la constante circulación de vehículos y vistosas vidrieras.

Caminando por Nevsky podrás ver casi todo lo que ofrece la ciudad, la Iglesia de San Isaac, la catedral de la Virgen de Kazán, a unos metros la iglesia de San Salvador y la Sangre Derramada.

Frente a la imponente catedral de la Virgen de Kazán se encuentra el mítico Café Singer, donde también funciona la Casa del libro, construido para la empresa fabricante de máquinas de coser, es un edificio que jamás pasa inadvertido y en su café del primer piso podés tomar preciosas fotos de la vista de la catedral de Kazán.

Qué iglesias visitar

Todo depende del tiempo del que dispongas pero las iglesias no sólo en San Petersburgo sino en toda Rusia son monumentos artísticos invaluables.

Casi todas las podés visitar el mismo día que te dediques a recorrer la avenida Nevsky porque están todas muy cerca.

La catedral de la Virgen de Kazán: es de una simplicidad imponente. Es un museo por la calidad de sus obras. Allí se encuentra el ícono de la Virgen de Kazán, que es de las más veneradas entre los rusos ortodoxos. Las misas en las iglesias ortodoxas duran tres horas y son de pie, no hay sillas ni bancos donde sentarse y las mujeres deben cubrir su cabeza durante la ceremonia. La entrada es gratuita.

Catedral de la Virgen de Kazán

La iglesia de la Resurrección de Cristo o el Salvador sobre la sangre derramada: Es la más parecida al templo de San Basilio en Moscú. Esta iglesia se construyó en el mismo lugar en que fue asesinado el zar Alejandro II. Dentro de ella hay un lugar donde señala el lugar de la tragedia. Está íntegramente decorada con mosaicos y cerámicas. La entrada cuesta 350 rublos y puede comprarse en la taquilla o por Internet. El horario es de 10 a 18 aunque en verano se amplía hasta las 22.30. Los miércoles está cerrada.

Catedral de San Issac: Es la más suntuosa y grandiosa de las iglesias de la ciudad. Se puede subir hasta lo alto de la cúpula, desde donde se puede contemplar una espectacular vista de San Petersburgo. En verano abre hasta las 22:30 horas. Además, en la época de las noches blancas (desde el 1 de junio hasta el 20 de agosto), se puede subir de noche hasta lo alto de la cúpula (de 22:30 a 4:30).

Vista de Iglesia de San Isaac

Palacios

Si en Moscú el sitio más céntrico de la ciudad es la Plaza Roja, en San Petersburgo es la Plaza del Palacio. Vale la pena dar una vuelta por los alrededores para familiarizarse con el centro de la ciudad.

Hermitage: es uno de los museos más famosos del mundo y contiene una de las mayores pinacotecas y museo de antigüedades del mundo. Además, los interiores y salas de este museo son ciertamente preciosas.

Como el museo es gigante y te llevaría días recorrerlo entero, lo ideal es fijar prioridades de lo que te gustaría ver. El tiempo dentro del museo dependerá de lo que te guste el arte pero es una visita que lleva unas tres horas aproximadamente.

Si disponés de todo el día para realizar la visita te recomendamos realizarla el miércoles o el viernes puesto que estos días el museo tiene un horario más amplio (de 10:30 a 21:00 horas). El resto de días (martes, jueves, sábado y domingo) el horario es más reducido (de 10:30 a 18:00 horas). El museo cierra los lunes (y también el 1 de enero y el 9 de mayo). Es gratis el primer jueves de cada mes pero las colas pueden ser muy largas.

Imperdible: la sala de los impresionistas que está ubicada enfrente, dentro del Museo del Ejército.

Vista del Hermitage de noche

Peterhof: Se encuentra sobre el golfo de Finlandia y está formado por un conjunto de palacios y jardines que hasta la revolución en 1917 fue residencia de los zares. Tiene una extensión de 1.000 héctareas y cuenta con más de 100 fuentes.

Si no tienes intención de visitar el Palacio Grande (los jardines y fuentes son mucho más interesantes de visitar que el Palacio Grande), entonces el lunes es un buen día para visitar Peterhof puesto que al estar el palacio cerrado pero los jardines y la mayoría de edificaciones abiertas, los grupos turísticos suelen evitar estos días. Encontrarás menos aglomeraciones.

Las fuentes de los jardines empiezan a funcionar desde el lanzamiento oficial en mayo, hasta su clausura que tiene lugar a mediados de septiembre con el festival de las fuentes. Por ello, el verano es la mejor época para realizar la visita.

A las 11 de la mañana se abren las puertas del predio y se puede apreciar el espectáculo de las fuentes con un antiguo himno ruso. Si la suerte te acompaña y te toca un día de sol, verás inolvidables arco iris que se funden con las imponentes fuentes.

Puedes ir por tu cuenta y hacer horas de cola o contratar una guía que te lleve (queda lejos de la ciudad) en auto y evitas la molesta cola.

Puedes acceder también por barco.

El palacio, si bien es impactante, y digno de ver, no es menos interesante la “casita de Pedro” que linda sobre el Báltico, donde Pedro el Grande pasaba sus veranos, a metros también podrás visitar las instalaciones en los que los zares y los cortesanos disponían de los típicos baños y cocinas.

Palacio de Catalina: Otra visita obligada si viajas a San Petersburgo es este espectacular palacio que fue residencia de verano de los zares. Se encuentra en la ciudad de Pushkin, a unos 25 kilómetros al sureste de San Petersburgo, por eso te recomendamos ir en taxi o Uber, ya que el acceso es en metro y colectivos y se complica bastante, la llegada (hemos probado los dos). Las colas son larguísimas por lo que te sugerimos ir con una guía. Lo más impactante del palacio es el Salón Ambar, todo revestido en ámbar que es realmente formidable. Todos estos palacios fueron bombardeados durante la Segunda Guerra Mundial así que también podrás apreciar el fabuloso trabajo de restauración de estos palacios.

Palacio de Catalina

San Petersburgo es una ciudad que podés recorrer por tu cuenta y tal vez te pierdas de algunas cosas. Es una ciudad enorme que necesita mínimo cuatro noches. Como no es un lugar al que tal vez uno no vuelva, aunque la pena porque siempre hay algo nuevo por descubrir, te sugerimos que lo hagas con guías. Hay mucha información que de otra manera se pierde. Nosotros probamos todo. Sin guía, con guías a la gorra, por nuestra cuenta y te aseguramos que es muy importante ir con una guía profesional, si no, tirás la plata.

Las guías además suelen ir a buscarte en vehículos cómodos, limpios y seguros, y además te brindan toda la información necesaria. Es una inversión que dada la distancia y la calidad de la ciudad vale la pena.

Nos permitimos recomendarte dos servicios de guías rusas con los que tuvimos la mejor de las experiencias. Un servicio VIP que dirige Nadia Zayaeva (nzayaeva@gmail.com) y que es de una calidad excelente. Y otra guía excelente, Ekaterina Peña Sánchez acreditada en SPB, (caterina24@yandex.ru).

En la próxima te contamos otras experiencias para descubrir San Petersburgo, coming soon.

Créditos Fotos: Salvo Herrera

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Trucos de belleza, la alquimia de las alacenas

Nuestras abuelas conocían muy bien las propiedades de belleza de esos productos que están al alcance de la mano. De generación en generación se fueron pasando la maravillosa alquimia de las alacenas: un puñado de avena, unas gotas de agua de rosas, una cucharada de miel y el todopoderoso jugo de limón.

Sin embargo, marketing mediante y góndolas tentadoras, hicieron que aquellas costumbres ancestrales y las recetas de la abuela quedaran sepultadas en el olvido. Pero un nuevo concepto de consumo que revaloriza lo natural, busca incorporar a la rutina diaria la magia de las alacenas abandonadas.

Hoy en BOLEO te compartimos, algunos tips de belleza naturales que además son muy económicos:

AGUA DE ARROZ

Las mujeres japonesas conocen muy bien las propiedades de limpieza del agua de arroz. Dejar en remojo por una hora un puñado de arroz, bastará para formar un agua lechosa que sirve para limpiar de impurezas y restos de maquillaje la piel.

ACEITE DE OLIVA

Antes de que llegara a estas latitudes el aceite de coco y que nacieran las instagramer, el producto estrella de nuestras abuelas era el aceite de oliva.

Sólo unas gotitas bastarán para ablandar cutículas, humectar rodillas, codos y talones. Además, resulta maravilloso para reparar puntas de cabello florecidas y un masaje en el cuero cabelludo, antes del lavado, promete eliminar el frizz y dar brillo.

MASCARILLA DE YOGURT Y RALLADURA DE PEPINO

Beautiful girl sitting on the couch in the room. Lady in a green towel and with cucumber on her face

Si lo que buscás es hidratar y refrescar la piel bronceada, esta mascarilla es ideal para vos. Solo hay que mezclar un par de cucharadas de yogurt natural con la ralladura de medio pepino, extender en el rostro, evitando la zona de los ojos. Dejar actuar veinte minutos y retirar con abundante agua tibia.

CAFÉ, SAL Y AZÚCAR

Coffee beans and coffee powder with tamper on dark background. Coffee concept. Coffee background. Flat Lay.

Cualquiera de estos productos resultan excelentes exfoliantes con solo mezclarlos con tu humectante habitual o infusionados con aceite de oliva. Dependiendo de la zona a exfoliar, será más conveniente uno u otro; el café o el azúcar resulta más abrasivo para zonas como talones, mientras que la sal con el aceite hace maravillas suavizando las manos.

VINAGRE DE MANZANA

Cuando descubras las virtudes del vinagre de manzana y el brillo que deja en tu cabello, no tenemos dudas, que pasará de la cocina a tu baño sin escalas. Después de lavar con tu habitual champú, utilizá para el último enjuague un chorrito generoso de vinagre. El resultado, un brillo increíble y además, favorece el desenredado.

TONICOS FACIALES CON PETALOS DE ROSAS Y MANZANILLA

Amamos las aguas termales y descubrimos las maravillas que hacen las brumas descongestivas en nuestra piel; pero te traemos una receta añeja que bien vale probar.

Infusioná los pétalos de una rosa en una cacerolita con agua durante unos minutos (si es de tu jardín mejor, para asegurarte que no tenga ningún tipo de pesticida), podes hacer lo mismo con un puñado de manzanilla. Colalo muy bien y reservalo en la heladera hasta el momento de usarlo; colocalo con una mota de algodón o si preferís aplicalo con un rociador sobre el rostro.

Crédito fotos: Freepik

Compartir esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email